InicioSeriesReseña de Star Trek: Lower Decks. De lo mejor de la franquicia

Reseña de Star Trek: Lower Decks. De lo mejor de la franquicia

Bienvenidos, amantes de las estrellas, a los más bajos fondos de la Flota Estelar. Dejadme deciros, antes de nada, lo sorprendido que me encuentro ante el rotundo rechazo de cierta parte del fandom ante esta serie. Y es que, spoiler de la crítica, Star Trek: Lower Decks es muchísimo más cuidada, cariñosa y apegada a la franquicia original que el 80% del material “serio” que ha surgido de la serie. Creada por Mike McMahan y lanzada en agosto de 2020, la serie ha llegado a Amazon Prime el 22 de enero, la serie ya cuenta con una segunda temporada en producción, que se espera para este mismo año. Ahora si, vamos a hablar de porqué esta serie es maravillosa.

Lower Decks
Los que se creen los protagonistas

¿Qué pasa en las cubiertas inferiores?

Todo lo que hemos visto de Star Trek ocurre en el puente de mando. Hemos visto la serie original, sus (muchas películas), sus spin offs, sus TERRIBLES películas de reinicio, su serie sobre Piccard, o Discovery (uno de sus mejores productos, a nuestro entender). En definitiva, nadie diría que Star Trek es una franquicia pequeña, pero siempre hemos visto a la tripulación al mando: capitanes, el puente, los oficiales superiores. Hemos visto la valentía en las misiones, las políticas en los grandes despachos… Pero ¿Qué ocurría en el resto de las descomunales naves de la Flota Estelar? Lo cierto es que es una pregunta que era más fácil responder en formato animado. No es que sea algo nuevo, Star Trek ya tuvo su serie animada, pero… Esta es mejor.

La serie sigue a Beckett Mariner y Brad Boimler, dos alférez humano de operaciones; D’Vana Tendi una oficial médica de Orion y Sam Rutherford, un alférez de ingniería con un implante cibernético vulcaniano. Los cuatro son oficiales sin rango, curritos de la parte baja de la nave, que tienen sus propias aventuras y problemas en la USS Cerritos (Ya el nombre es brillante). Si bien, en la serie también conocemos al puente de mando de la peor nave de la flota estelar, no importan tanto como estos currantes.

Cosas Felices Star Trek Lower Decks 1
Los verdaderos protagonistas

La serie pretende dar voz a los no escuchados hasta ahora, incluyendo diferentes puntos de vista. Podemos ver a los curritos que disfrutan siéndolo, sin más, aprendiendo y mejorando como Tendi y Rutherford. Podemos ver los que se toman demasiado en serio a si mismos y viven esperando reconocimiento, como Boimier; o a los pasotas que disfrutan del ostracismo como a Mariner. También vemos las reacciones de la gente del puente de mando a todos estos curritos (que es casi nula).

¿Por qué es de lo mejor de Star Trek?

Sencillamente, porque parece conocer el universo mucho mejor que sus versiones “serias”, y parece tenerle mucho más cariño. No se trata de una simple parodia de los tropos más comunes de la serie (que también) sino de una declaración de amor a la serie. Demuestra un conocimiento extenso y detallado de la franquicia, y tiene continuas referencias a la serie. La USS Cerritos realiza sus misiones en el 2380, entre las series ‘Voyager’ y ‘Picard’ y las menciones a los acontecimientos en ambas; así como a la serie original, y algunos guiños muy interesantes a “Discovery”.

Cosas Felices Star Trek Lower Decks 5
Ni tanto ni tan calvo

Los personajes, lejos de ser meros tópicos paródicos, son personajes bien construidos, en constante evolución, incapaces de encasillarse. Incluso los secundarios (o teciarios, o los del fondo de salón) que pueden parecer menos desarrollados, tienen sus arcos que se van poco a poco explorando. No solo eso, si no que el trabajo de desarrollo de personajes es digno de la franquicia. Cualquiera de ellos podría caber en cualquiera de las series o películas de la franquicia.

Por otro lado, es maravillosa la decisión de centrarse en los “segundos encuentros”. Y es que, si bien la exploración del espacio o el primer encuentro con otras razas es la tónica general de la serie, la USS Cerritos no es ese tipo de nave. Sus misiones tienen más que ver con lo que ocurre cuando aparecen los títulos de crédito. ¿Cuál es el segundo contacto con una especie? ¿Qué pasa cuando hay que intercambiar tecnologías o hacer “visitas de rigor”? Pues que llega la Cerritos. Y es perfecto para el toque de humor y el completo disfrute del lore de la serie.

Las cosas menos buenas

Esto va a ser corto. Partiendo de la base de que en todas partes cuecen habas, y que es difícil encontrar el producto perfecto, Star Trek: Lower Decks tiene sus fallitos. Las cosas que me fallan a mi son pocas, y depurables, más que imperdonables. Por ejemplo, lo poco que funcionan las escenas más de pura acción para tratarse de una animación. Es evidente que la serie está pensada para ser más una comedia de situación, que una serie más al estilo Rick y Morty, pero lo cierto es que en Star Trek la acción es parte del ADN de la serie, y se echa un poco de menos algo más de cariño en este aspecto.

Cosas Felices Star Trek Lower Decks 3
Mariner, uno de los puntos fuertes

Por otro lado, en cuanto al sentido del humor, la serie no sabe muy bien donde posicionarse. Es imposible evitar comparaciones con producciones de la talla de Rick y Morty, o (para mi insuperable y mucho más cercana) Final Space; pero lo cierto es que no acaba de ubicarse entre ellas. A veces parece que todavía esta encontrando su tono en cuanto a su nivel de bestialidad, o el tipo de humor referencial al que quiere acercarse. Pero, como ya he dicho, esto no es necesariamente malo, solo mejorable de cara a la segunda temporada, que ya ha confirmado Amazon.

La Opinión de Sofía

No me extiendo, porque ya he dicho todo lo que podía decir de esta serie. Lo cierto es que a mi me ha encantado, me he terminado en apenas una tarde los diez capítulos que componen la primera temporada, y me he quedado con ganas de más. He cogido cariño a la tripulación, me he reído como hacía tiempo que no lo hacia, y, para que mentir, me he vuelto a enamorar de la Flota Estelar.

Cosas Felices Star Trek Lower Decks 4
Todos esperando la segunda temporada

Sus poco fallos son minucias, en comparación con la fluidez de su trama, y lo característico de sus personajes. Yo estoy deseando que llegue la segunda temporada para seguir disfrutando de la tripulación de la Cerritos. Pero, ya sabéis, hasta que ese momento llegue… sed felices.

Sofia Ricarte
Sofia Ricarte
En mis ratos libres soy la Chica Ardilla
ARTICULOS RELACIONADOS

5 COMENTARIOS

  1. También me la he tragado en una tarde, aunque yo solo he visto la trilogía de Abrams y conozco algunos tópicos de la franquicia por otras series como The Big Bang Theory o Los Simpson, y me ha gustado mucho; es verdad que no llega al nivel de Final Space, pero me ha servido como metadona hasta que llegue la siguiente temporada de ésta o de Rock and Morty jaja
    Un saludo

    • Muchas gracias por tu comentario, Manuel!

      A nosotros también nos encanta Final Space, y he visto muchos paralelismos con esta serie, incluso la animación se da un aire. A ver si llega pronto la próxima temporada, tanto de Final Space, como de esta de Star Trek, que nos ha fascinado.

      Un saludo

  2. Igual que con The Orville, Lower Decks es de lo mejor que le ha pasado a Star Trek. Mike Mc Maham demuestra de sobra que juega en la liga de Tartakowsky, Groening y McFarlane.
    Es una serie que transmite cariño y respeto socarrón por la franquicia. La reivindicación del Working Class Space Hero la hace muy atractiva. No puedo esperar para un Segundo Contacto.
    Me ha encantado su reseña.
    P.D. Cambiando de serie . Bunham será capitana. ¿Instalarán dispensadores de kleenex en los sillones de mando?.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Comentarios recientes