Inicio series Análisis de Riverdale. Temporada 5. Episodio 1

Análisis de Riverdale. Temporada 5. Episodio 1

Tras la postergación por pandemia, nos llega por fin a través de The CW la quinta temporada de Riverdale y aquí estamos para analizar el episodio 1 que lleva por título Climax.

Bienvenidos sean a este recorrido en el cual, semana a semana, iremos analizando sucesivamente los episodios de esta quinta temporada de Riverdale, serie creada por Roberto Aguirre – Sacasa sobre los cómics de Archie. Por lo pronto, ya hemos visto el primero (que en el listado integral es numerado como capítulo 77) y pasamos a desbrozarlo, no sin antes advertir, por si aún no lo han visto, que SE VIENEN SPOILERS DE LA TRAMA. Si desean recordar lo ocurrido en las temporadas anteriores, aquí les dejo mi reseña. Pueden, además, ver aquí nuestros análisis sobre la serie.

Lo primero para decir de este episodio es que, para ser arranque de temporada, pasaron demasiadas cosas al comparar con inicios anteriores. Tiene lógica: la pandemia hizo que quedaran tres episodios pendientes de la temporada anterior, con lo cual este debería haber sido el vigésimo de la cuarta: ello explica que se estén cerrando tramas en lugar de abrirse.

Canción a la Basura

Archie Andrews (KJ Apa) está decidido a ingresar a la Academia Naval, para lo cual debe ser admitido por un comandante que llega a Riverdale a tal fin. Además, tiene en conflicto, ya desde la temporada anterior, su relación sentimental con Veronica Lodge (Camila Mendes), pues la farsa de la relación con Betty Cooper (Lili Reinhart) reflotó inesperadamente la atracción mutua que habían sentido desde la infancia.

De hecho, Archie compone una canción para Betty, pero (ay) el manuscrito es encontrado por Veronica y cree que es para ella. Insiste en que Archie la cante pero este se niega argumentando que no es buena y la canción termina hecha un bollo en el fondo de un cesto, aunque la mirada de Veronica delata intención de rescatarla.

En casa de los Lodge, Hiram (Mark Consuelos) parece sentirse mejor de su enfermedad muscular degenerativa y ello no puede sino sorprender a Hermione (Marisol Nichols) y a Veronica, quien hasta llama a su médico para cerciorarse de que no miente. Madre e hija terminan por aceptar su palabra, pero queda flotando la sensación de que no dice toda la verdad.

Solo Uno

Archie se encuentra con el comandante que lo evaluará para su ingreso en la Academia Naval, quien, para su decepción, le informa que no es el único candidato sino que deberá competir con K.O. Kelly (Zane Holtz), nombre que Veronica reconoce por ser el del novio de su amiga Katy Keene. Si se preguntan en dónde encaja todo esto, es válido aclarar que durante 2020 tanto The CW como HBO Max pusieron en emisión una serie spin – off de Riverdale titulada, precisamente, Katy Keene, en la cual ese muchacho tenía un rol importante. ¿Y por qué digo “tenía”? Pues porque esa serie se canceló tras una única temporada pero, claro, al momento de filmarse este episodio, estaba en emisión y debía ser promocionada.

Hago una pregunta: ¿por qué el comandante no puede quedarse con dos aspirantes? ¿A qué se debe esa cuestión Highlander de que tenga que quedar solo uno? Desconozco cómo funcionan esas academias o si tienen cupos de uno por ciudad al estilo de la NBA con las universidades, pero mejor seguir con la trama: el problema será dirimido en una pelea de boxeo, actividad, según el comandante, muy promovida en la institución y que, como sabemos, Archie ha practicado en el pasado varias veces en diferentes contextos.

Conocer a su rival le provoca un cierto desaliento por la diferencia de contextura física, pero intenta darse ánimos y cuando Kelly le pregunta si es de su misma categoría, le responde, sin parecer muy convencido, que es más grande de lo que parece.

Pero entre las subtramas del episodio, hay una que se destaca y que tiene que ver con la última escena de la temporada anterior, en la cual, recordémoslo, una misteriosa filmación en VHS representaba a la banda de Archie matando a cuchilladas al ahora ex director Honey.

Con anterioridad, los vídeos enviados por el anónimo sujeto (al que comienzan a llamar, simplemente, Autor) recreaban asesinatos ocurridos o casi (como el de Jughead Jones), pero esta vez se trata de un crimen que no sucedió, lo cual abre el interrogante acerca de si es una metáfora (Archie y sus amigos han sido responsables del desplazamiento de Honey) o hay algo más, pues Jughead (Cole Sprouse) no deja de pensar que él mismo había imaginado ese asesinato en una de las historias que escribió. Cuando Charles (Wyatt Nash), a cargo de la investigación para el FBI, le pregunta quién más sabe de ello, responde que solo Betty.

Terciopelo Azul

Volvamos a la trama de misterio. Charles, junto a Jughead  y Betty (recordemos que es medio hermano de ambos), siguen a la caza del Autor. Uno a uno van pasando por interrogatorio los posibles sospechosos, pero no hay pistas certeras. Como último recurso le hacen una visita a Bret Wallis (Sean Depner), aquel aprendiz de psicópata de Francis DuPont que se halla en prisión por su hábito de rodar y difundir filmaciones de parejas teniendo sexo sin que lo sepan: quién mejor que él para conocer a pervertidos con cámaras.

De la charla surge un dato revelador: David (Graham Phillips), dueño del club de vídeo Blue Velvet (gran homenaje a David Lynch), maneja comercialización y difusión de películas snuff, es decir filmaciones de asesinatos reales. Para llevar tranquilidad, es bueno aclarar que a la fecha no se ha comprobado la existencia de tales filmes sino que parecen más bien leyenda urbana alimentada por el suceso de la película 8 MM (Joel Schumacher, 1999), a la cual, incluso, Jughead hace referencia.

El dato les da la idea de filmar una falsa película snuff y ofrecerla a David como señuelo. A tal fin, convocan a Cheryl Blossom (Madelaine Petsch), a quien sacan por un momento de su campaña para prom queen y le colocan una peluca negra para hacer de muchacha asesinada, mientras Reggie (Charles Melton) interpreta al psicópata encargado de acuchillarla.

El vídeo, claro, destila falso por todos lados y no convence a David, ante lo cual Betty juega una segunda carta que sorprende hasta al propio Jughead. Le enseña la filmación en la que se ve su padre Hal, de niño, siendo adoctrinado por su madre para convertirse en asesino: es decir, le muestra la gestación de un asesino serial, pues recordemos que el padre de Betty fue el Enmascarado en las dos temporadas anteriores.

Esta vez David se muestra no solo convencido sino entusiasmado, ante lo cual Betty le ofrece la posibilidad de comercializar y distribuir el vídeo a cambio de que permita tanto a ella como a Jughead estar en la fiesta de presentación. La esperanza, claro, es encontrar al asesino en la misma aun cuando, obviamente, no se lo digan a David, que acepta.

Hermanita

La fiesta está, obviamente, llena de freakies psicóticos. A esta altura cabe preguntarse por qué habrá tanto cerebro trastornado en esa pequeña ciudad: en Gotham, por lo menos, lo explicaban con el asilo Arkham. No terminé de entender el plan de Betty y Jughead para reconocer al asesino entre ese pandemónium de desquiciados con máscaras, pero hay que decir que la escena está muy lograda desde lo visual al alternar imágenes que muestran a Jughead tomándose a golpes de puño con uno de los asistentes a la vez que a Archie combatiendo contra K.O. Kelly.

A propósito, Archie hace una pelea digna a pesar de la diferencia física; su oponente no logra darle nocáut (paradójicamente la sigla de su nombre remite a eso), pero termina, de todos modos, derrotándolo por puntos en fallo dividido, siendo el dictamen definitorio emitido por el comandante. El desconsuelo no puede ser mayor: Archie no irá a la Academia Naval.

Jughead y Betty, mientras tanto, se dedican a seguir a un sujeto con máscara de búho por reconocer en una de sus filmaciones un patrón semejante a la del supuesto asesinato de Honey. Sin embargo, se ven obligados a abandonar la persecución cuando, para su sorpresa, Jughead encuentra allí a su hermana menor Jellybean (Trinity Likins, nombre que parece un chiste de Veronica), aquella que fuera abandonada por su madre en Riverdale.

Luego, en Pop´s, les cuenta que cayó en esa fiesta por una amiga suya que a su vez fue invitada por su novio o lo que sea. El asunto queda en nada y, de momento, no tiene más efecto que sacar a Jughead y Betty de la pesquisa, pero me da la impresión de que eso no fue mencionado al azar y, después de todo, nunca supimos demasiado sobre Jellybean, menos sobre sus amistades…

Parejas Rotas y Asesinos Psicópatas

Para compensar a Archie por su frustrado ingreso a la academia, Hiram le ofrece ser su “deputy mayor”: lo que en España sería un teniente de alcalde y en Latinoamérica un vicealcalde o primer concejal.

Se aproxima el baile de graduación y Cheryl sigue decidida a ser la prom queen y oficializar a Toni Topaz (Vanessa Morgan) como su pareja tras la elección pero, justamente, hay problemas porque la familia de Toni (específicamente su abuela) no aprueba la misma, no tanto por su carácter lésbico sino porque Cheryl es una Blossom y hay viejas disputas familiares. Cheryl intenta interceder ante la abuela, pero solo lleva más leña al fuego. La ruptura se avizora como inevitable y ya veremos que no es la única del episodio.

En La Bonne Nuit, el club regenteado por Veronica, esta da una recepción a amigos y familiares, teniendo la mala idea de interpretar la canción de Archie que rescató de la basura. Se respira tensión en el ambiente, sobre todo en el cruce de miradas entre Betty y Archie.

Y llega el baile. Las muchachas estrenan sus vestidos para la ocasión mientras el señor Weatherbee (Peter James Bryant), vuelto a su cargo (los directores de ese colegio tienen siempre apellidos relacionados con abejas), anuncia a Cheryl como la nueva reina de la promoción con la particularidad de que no es acompañada por un rey sino por otra reina: obviamente Toni.

En tanto y mientras bailan, Veronica pone al tanto a Archie de que postergará la universidad por un año para ir a Barnard y estar más cerca suyo. La noticia, desde luego, solo genera en él más culpa  y lo lleva a cometer su clásico “sincericidio”, pues no puede con su conciencia y así como alguna vez terminara diciendo la verdad sobre su presencia en el río aquella mañana de la desaparición de Jason Blossom, ahora admite lo que siente por Betty tras la ficción montada. Veronica, desde luego, recibe el impacto pero casi ni tiene tiempo de asimilarlo…

Las luces del lugar se apagan repentinamente y mientras suenan los acordes de Psycho Killer, de Talking Heads, la pantalla muestra imágenes que recrean a Archie y sus amigos matando a cuchilladas a David.

Lo curioso es que salvo los implicados en la escena, al resto se los ve felices y bailando como si nada: pareciera que los habitantes de Riverdale están curados de espanto ante tanta cosa rara. De hecho, recién se asustan cuando Betty vuelve a encender las luces.

Ella y Jughead salen presurosos hacia Blue Velvet para comprobar si David está vivo y, tal como temían, no lo encuentran allí: solo una máscara de búho (maldita Jellybean, pensar que ya lo tenían) y un cartelito que reza: “Sonríe, Dios te observa”.

Mientras tanto, se producen las separaciones de caminos. Topaz prometió volver a casa a las doce y se despide de Cheryl en una escena emotiva: la chica rebelde y pandillera termina siendo al final la que más acata los mandatos familiares en tanto que Cheryl, más tarde y entre lágrimas, llorará ante su abuela por lo que considera una maldición familiar a la cual no puede escapar.

Archie y Veronica, por su parte y también entre lágrimas, hablan igualmente su situación, se despiden y acuerdan seguir sus propios derroteros.  Extraña la forma en que ella naturalizó todo tan rápido al punto de llorar sobre su hombro.

También convienen en no decir palabra alguna a Jughead para no arruinar su relación. Difícil que no se entere de todos modos o que al propio Archie no lo traicione nuevamente su conciencia: él es honesto y bien sabemos que no se puede confiar en la gente honesta…

En la última escena y de regreso a su casa, Archie encuentra un nuevo VHS y, al reproducirlo, se encuentra con una recreación que lo muestra a él en Pop´s de rodillas y con el Enmascarado apuntándole a la cabeza, tal como alguna vez ocurriera.

Balance del Episodio

Hay que decir que la quinta temporada de Riverdale ha arrancado bien. Es cierto que, justamente, parece más un episodio de finales de temporada que de inicio pero ya hemos hablado al respecto. También lo es que hay algunas inverosimilitudes pero la gran virtud de la serie es saberse reír de eso: “¿Será posible que todos los bailes en Riverdale terminen como películas de Jamie Lee Curtis?” se queja Jughead como si nos advirtiera que la cosa no va del todo en serio.

Pero se condensaron aquí los elementos característicos de la serie: triángulo, ruptura, misterio… Precisamente en este último aspecto ha dejado varias puntas sueltas de frente a los dos próximos episodios (los que hubieran sido los últimos de la temporada anterior) y la trama del Autor no solo atrapa sino que además no ofrece aún signos evidentes para su resolución. El comentario de Jellybean acerca de su amiga y del novio pareció ser una señal al pasar: desde ya que suena descabellado que la hermana de Jughead sea el Autor, pero no tanto que lo conozca o que estén ligados de algún modo.

Tampoco parece lógico sospechar de Bret o de Chic, candidatos seguros de no ser porque están entre rejas, pero del segundo nos queda aún en la nebulosa su verdadero vínculo con Charles: recordemos que en una escena de la temporada anterior se vio fugazmente cierta intimidad entre ambos que Charles no evidencia ante los demás.

Y otro interrogante es Hiram, pues a nadie puede escapársele su mirada al rojo vivo tras enterarse que Archie ha traicionado a su hija y tiene algo con Betty.

Ya veremos qué respuestas puedan caernos en el próximo episodio en lo que se anuncia como tensión in crescendo hacia el tercero.

Hasta entonces y sean felices…

Rodolfo Del Bene
Soy profesor de historia graduado en la Universidad Nacional de La Plata. Entusiasta del cine, los cómics, la literatura, las series, la ciencia ficción y demás cosas que ayuden a mantener mi cerebro lo suficientemente alienado y trastornado.

2 COMENTARIOS

  1. Ya lo decían en el primer capítulo de la serie que decía algo así como; a primera vista, Riverdale podría parecer un lugar normal, pero si te adentras en su interior descubrirás oscuros secretos. Normal que no paren de salir psicópatas uno detrás de otro, y es como dices, en Gotham tenía una cierta justificación y un pase pero en Riverdale huele ya feo que cada dos por tres un habitante sea medio asesino en serie, pero oye, mientras sigan ofreciendo buenos musicales y la trama esté interesante, no nos vamos a quejar. Un saludo!

    • Hola silengamer: muchas gracias por leer y comentar! Coincido prácticamente en cada palabra y en el remate de tu comentario lo dices lo mejor posible. Riverdale es eso y así es como funciona, así que bienvenido sea! Gracias por tu aporte y espero que sigas los análisis semanales. Un saludo y que estés bien!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

El cómic de la semana: Superman El hombre de acero 1

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic. Bienvenidos a “El cómic de la semana”. Hoy destacamos Superman El hombre de acero...

Análisis de Falcon y El Soldado de Invierno. Temporada 1. Episodio 5: La verdad

Bienvenidos, true believers, al análisis del penúltimo episodio de Falcon y El Soldado de Invierno, donde todas las piezas se situan para el jaque...

Análisis de Invincible (Invencible). Temporada 1. Capítulo 6

[email protected] a este sexto capítulo de Invincible (Invencible), la serie de animación que nos tiene enganchados a todos y que no hace más que...

Análisis de Supergirl. Temporada 6. Episodio 2

[email protected] a este nuevo análisis de un episodio de la sexta temporada de Supergirl de CW. Este segundo capítulo que huele tanto a primero...

De amor y monstruos: un apocalipsis agradable y divertido

De amor y monstruos es una de esas películas distribuidas por Netflix que tuvieron un estreno limitado y muy discreto el año pasado, por...

Análisis de The Nevers. Temporada 1. Episodio 1

De la mano del prolífico Joss Whedon y a través de HBO nos llega The Nevers, interesante propuesta en formato steampunk que intriga e...

CW y su falta de respeto a SUPERGIRL y a DC [Vídeo de YOUTUBE]

Estrenadas ya las últimas temporadas de Batwoman, Supergirl y The Flash de CW me doy cuenta que el Arrowverso se está desmoronando y que...

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad