InicioSeriesAnálisis de She-Hulk: Abogada Hulka. Episodio 3. El pueblo contra Emil Blonsky

Análisis de She-Hulk: Abogada Hulka. Episodio 3. El pueblo contra Emil Blonsky

Bienvenidos al análisis del tercer episodio She-Hulk: Abogada Hulka, titulado “El pueblo contra Emil Blonsky”, un capítulo en el que la serie reafirma su tono de comedia legal y que vuelve a contar con un invitado especial de lujo (o bueno, dos).

Aquí puedes ver los análisis de los episodios anteriores de la serie

Como nos habían prometido, después de la presentación del personaje y su entorno, la serie se convierte en una comedia legal al más puro estilo Ally McBeal. Esto no quiere decir que se deje de lado el entramado del UCM, todo lo contrario. Los guionistas demuestran ser muy hábiles para usar todos los elementos de Marvel a su disposición y usarlos como elementos principales dentro de los juicios que nos muestra este episodio. Porque si amigos, vamos a ver dos procesos judiciales en los que nuestra protagonista y sus compañeros del Departamento de Derecho Superhumano van a dar cuenta de lo loco y divertido que puede llegar a ser el UCM.

Hulka ya está plenamente asentada en su nuevo trabajo

Para empezar, tenemos a Jennifer rompiendo la cuarta pared para avisarnos de que esta no va a ser una serie en la que los invitados especiales lleven el peso de la trama… para justo después ver que Wong, el Hechicero Supremo, será un personaje muy importante. Hulka sabe que vive en una serie, algo que de momento da lugar a comentarios meta que le dan mucha vida y hace que los chistes funcionen (“Tramas A y B unidas”).

El hilo conductor de este capítulo es el esfuerzo de Jennifer Walters / Hulka por convencer a un jurado de que Emil Blönsky / Abominación merece reinsertarse en la sociedad. Recordemos que Emil se había fugado y había sido visto peleando en un “Club de la Lucha”, pero se entregó a las autoridades en cuanto pudo. Le cuenta a nuestra protagonista que no se fugó, sino que fue Wong quien le saco a la fuerza de su celda. Esto abre una nueva vía de defensa legal, para la que es indispensable localizar al Hechicero Supremo y que confirme si esto es cierto ante la comisión de libertad condicional.

Jennifer y su cliente discuten la estrategia legal

El otro juicio al que vamos a asistir tiene mucha más gracia. Dennis Bukowski, el amargado rival de Jennifer que conocimos en los episodios anteriores, demanda a una elfa cambiaformas asgardiana por daños y perjuicios después de que tomase la forma de Megan Thee Stallion para comenzar una relación amorosa que usó para estafarle 170 mil dólares. El encargado de llevar el caso será Pug, compañero de Jennifer en el Departamento de Derecho Superhumano. La clave para ganar será poder demostrar que Dennis es tan tonto y tan engreído que realmente se creía que Megan Thee Stallion tenía una relación con él, algo que consiguen gracias al testimonio de nuestra protagonista, que da su opinión sobre su antiguo compañero dejándolo en ridículo, pero haciendo que gane el caso.

La elfa cambiaformas que estafó a Dennis Bukowski

En cuanto al asunto de Emil, al final consiguen localizar a Wong que confirma lo que había dicho el prisionero y acepta testificar ante la comisión, aunque llegue un poco tarde y ponga de los nervios a Jennifer. Ese testimonio es definitivo y Emil logra salir en libertad condicional para irse a vivir con sus siete novias y dar la primera victoria a Jennifer en su nuevo trabajo.

El capítulo acaba con el asalto de un grupo de sicarios a Jennifer que no tiene demasiadas dificultades en acabar con ellos una vez trasformada en su alter ego de color verde. Los fans del Universo Marvel no habrán tenido dificultades en ver en estos asaltantes una nueva versión de la Brigada de Demolición de los cómics, unos villanos de serie B que logran sus poderes gracias a la magía asgardiana y que aquí portan unas armas de ese mismo reino.

La Brigada Demolición versión UCM

El objetivo del asalto era hacerse con una muestra de sangre de nuestra protagonista para llevársela a un misterioso personaje. Menos mal que la dura piel verde de Hulka lo hace imposible, aunque nos deja la duda de quien será el jefe de la Brigada de Demolición.

Valoración del capítulo

La serie alcanza su madurez en este episodio. Ya con los todos los elementos asentados los guionistas se pueden dedicar a desarrollar lo que tenían en mente para el personaje y hacer funcionar esta comedia legal a pleno rendimiento.

Wong, el invitado especial de la semana

Además, se permite usar ese carácter especial de comedia para hacer una velada crítica al fandom más tóxico, ese que despotrica constantemente con el carácter feminista de la serie. Un mensaje por cierto que está mucho más logrado en este capítulo que en los anteriores, donde era bastante más forzado.

En cuanto al tema de los cameos, hay variedad de opiniones. Personalmente me parece que enriquecen la serie y que permiten jugar con el carácter cómico de ciertos personajes. Es impagable ver a Wong hacer referencia la hechizo de borrar la mente de la última película de Spiderman. En cuanto al otro cameo de este capítulo, poco os puedo decir. Megan Thee Stallion es una rapera muy famosa en EEUU, pero como suele pasar en estos casos, fuera de su país es muy poco conocida, así que el impacto que pueda tener en España es realmente mínimo, más allá de la divertida escena postcréditos del capítulo, donde por fin vemos a Hulka soltarse un poco.

Hulka pasándolo bien con la rapera Megan Thee Stallion

A pesar de una comedia desinhibida, la serie se permite tratar ciertos temas más serios desde su prisma particular. El destino de Emil Blosky es uno de ellos. Normalmente el destino de los villanos Marvel es la muerte y la más dura derrota, pero aquí vemos que pueden ir más allá de eso, logrando incluso poder llegar a reformarse (al menos de momento). También vemos una crítica a trabajo de los medios de comunicación y como más que preocuparse por informar lo hacen por hacer un circo mediático que sirva para atraer al público. Solo hay que ver como tratan a la figura de Jennifer por defender a Emil, llegando a insinuar incluso que van a tener un hijo juntos.

En el apartado negativo hay que mencionar el deficiente CGI que tiene la serie en algunas secuencias. Hay situaciones, como la trasformación de La Abominación que funciona muy bien, pero hay otras que canta muchísimo. Por ejemplo, el principio del capítulo, con Hulka andando por el bufete, es realmente horrible, parece que el personaje esta sacado de un videojuego de hace años y está flotando por allí…

Una reunión de abogados en una mesa de bar

En resumidas cuentas, esta serie ofrece una nueva visión sobre el UCM alejada de la acción y las grandes batallas. Si buscáis pasar un rato divertido y algo de sátira e ironía, Hulka es vuestra chica, si no, siempre habrá otras producciones Marvel en las que las tortas y las explosiones estarán a vuestro servicio.

Juanjo Avilés
Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

2 COMENTARIOS

  1. ¡Hola! Vistos los tres primeros episodios decir que la serie está bastante entretenida y se hace muy amena, que ya es mucho, visto lo sucedido en otras series Marvel, de cuyo nombre no quiero acordarme… Tiene un tono de humor que le va muy bien y ofrece datos y cameos interesantes del universo Marvel, como que Hulk se va en una nave Skaar, lo que le pasó a Abominación, etc. Lo único negativo hasta ahora es el CGI, hay varios momentos de Hulka que se le ve la cara un poco raruna; para primeros planos, lo mismo hubiera sido más “práctico” maquillaje verde y peluca. El otro “pero” es que el segundo episodio apenas dura 20 minutos y se pasa tan rápido que te deja un poco a medias. El resto, sin ser largos, les da tiempo a contar más cosas. Ah, y con ganas de ver a Daredevil y sobre todo a Matt, espero que algo más que un cameo. ¡Saludos!

    • Que tal Jama_Wan? Gracias por comentar. De momento la serie promete, es amena y divertida y es lo que le pega al personaje y lo que nos habían prometido, así que pocas quejas en ese sentido. También me gusta mucho esa relación constante con otros elementos del UCM, aunque en el lado negativo este ese CGI que hace daño a los ojos jajajaaaja. Sobre la duración, creo que le queda bien ya que al ser una serie de comedia tampoco le podemos pedir que tenga una trama muy elaborada. En cuanto a lo de Daredevil, bufff, yo también me muero de ganar de verlo jajaja.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS