InicioseriesUna serie de catastróficas desdichas. Temporada 1. Capítulo 4

Una serie de catastróficas desdichas. Temporada 1. Capítulo 4

¡Buenas noches a todos! En el anterior capítulo de Una serie de catastróficas desdichas nos quedamos con las ganas de saber el final que deparó la serie al doctor Montgomery, quien al final del capitulo anterior nos dejó la duda de cual era su estado.

Para visionar los anterior capítulos haga click aquí y le recuerdo que a partir de aquí haré un análisis de la serie con spoilers.

 La habitación de los reptiles: 2º parte

Los hermanos Baudalaire se despiertan con la terrible escena que nos temíamos, el doctor Montgomery muerto en el laboratorio de reptiles. Por fin, cuando habían encontrado a un tutor al que llamar familia y cuando se disponían a viajar hacía Perú para encontrar respuestas a sus preguntas, la catástrofe llega de nuevo a sus vidas. Al poco de descubrir el cadáver, supuestamente mordido por una mordedura de serpiente, entra en escena el principal sospechoso del crimen: el conde Olaf disfrazado de su personaje Stephano, el falso ayudante del profesor Montgomery.

Cuando el conde Olaf se dispone a viajar con los hermanos hacia Perú amenazando con hacer daño a Sunny si no lo hacen, entra en escena el siempre avispado Señor Poe que recibe la noticia de la muerte de Montgomery, creyendo totalmente el disfraz y nueva identidad del conde Olaf.

A continuación entran todos en la mansión para esperar a las autoridades y  se hagan cargo del cuerpo sin vida de Montgomery, pero el conde Olaf rápidamente llama a sus secuaces que se hagan pasar por una enfermera para analizar el cadáver de que yace en el laboratorio de los reptiles.La enfermera falsa da su veredicto sobre el supuesto análisis de sangre que ha hecho y estima que la muerte del profesor Montgomery ha sido producido por la mordedura de una serpiente, pero no una cualquiera, sino de la cobra increíblemente mortal, nombre que le puso el doctor en tono humorístico al tratarse de un animal totalmente inofensivo, pero esto solo lo saben los hermanos, por lo que el Señor Poe cree que la serpiente ha sido la causante de la muerte, y además la serpiente ha desaparecido por lo que no pueden demostrar su inocencia.

Una vez más, el conde Olaf intenta llevarse a los Baudelaires al viaje de Perú, pero el señor Poe lo impide porque no tienen los papeles en regla para poder hacer el viaje, pero cuando se dispone a llevarse a los hermanos, Olaf les avisa que no pueden salir de la mansión al estar en cuarentena por la fuga de la serpiente. Para apoyar esto, llama al resto de sus secuaces para que entren disfrazados en la mansión y la pongan en cuarentena, evitando que salgan. Como de costumbre, y ya no nos sorprende, esta nueva artimaña del conde Olaf logra engañar al señor Poe a pesar de las advertencias de los Baudelaires, que son obligados a subir al piso de arriba por el señor Poe al acusar a los “forenses” disfrazados de formar parte del grupo de Olaf, estos aprovecharan para idear un plan para desenmascararlos.Violet busca pruebas en el maletín del conde Olaf para incriminarle en el asesinato de Montgomery, pero Olaf la descubre, aunque logra escapar hacia la mansión, donde se encuentra Sunny con la inofensiva cobra increíblemente mortal, que con la ayuda del diario de notas sobre el animal del doctor Montgonery que descubre Klaus hacen ver al señor Poe que es una animal que no hace ningún daño, y que no pudo ser causante de la muerte del doctor. Además Violet enseña las pruebs discriminatorias que encontró en el maletín de Stephano/Olaf, objetos como un frasco de veneno de serpiente y una jeringuilla de doble cañón que simula las marcas de la mordedura de una serpiente. Con todas estas pruebas y al descubrir el tatuaje de Olaf en el tobillo de Stephano, el señor Poe descubre finalmente la verdadera identidad de Stephano. Si bien esto no es suficiente para detener al conde Olaf, quien cuenta con la ayuda de sus compinches, pero para sorpresa de todos, los reptiles del laboratorio ayudan a los hermanos y hacen que Olaf y sus camaradas tengan que huir. Los Baudelaires siguen a Olaf, pero este logra huir gracias al laberinto, y cuando todo parecía perdido descubren que la estatua es en realidad es Jacqueline disfrazada, que explica a los hermanos que tienen que encontrar a su valiente tía Josephine, quien los protegerá y resolverá todas sus dudas.

Al final del capítulo vemos como los padres Baudelaires se encuentran en Perú llamando por teléfono a la casa de Montgomery, todo en vano ya que los pequeños se encuentran de camino a encontrar su nueva tutora, la tía Josephine. No sé vosotros, pero tengo muchas ganas de conocerla.

Conclusión

Con este capítulo terminamos el arco de “La habitación de los reptiles“. La serie sigue siendo muy entretenida y con algunos momentos y personajes geniales. Si bien visualmente no llega al nivel del capítulo piloto, en parte debido a que se ha rodado sobre todo en interiores, la fotografía y escenografía sigue rayando a un alto nivel. Espero que en los siguientes capítulos veamos más sobre el trasfondo misterioso que tiene la serie, el reencuentro con sus padres y que perdamos de vista al señor Poe, un personaje que aunque quizás alguno le haya cogido cariño yo encuentro irritante. Espero que os haya gustado y hasta la semana que viene.

Toni CE
Economista frustrado. Cinéfilo de videoclub, seriéfilo de sofá, amante de los videojuegos y coleccionista de todo lo que se pueda poner en mi estantería. Crecí con una Game Boy verde pistacho y un reproductor VHS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad