InicioseriesUna serie de catastróficas desdichas. Temporada 1. Capítulo 8

Una serie de catastróficas desdichas. Temporada 1. Capítulo 8

¡Hola y buenas noches! Por fín llegamos al último capítulo de la primera temporada de esta serie que narra las catastróficas desdichas de los hermanos Baudelaire. Podéis ver el resto de enlaces aquí

El aserradero lúgubre parte 2

El capítulo comienza con el despido temporal del señor Poe hasta que encuentre a los hermanos Baudelaire. Mientras ellos se encuentran con la doctora Orwell y Olaf travestido haciéndose pasar por la secretaria de la doctora y por primera vez logran engañar a Klaus gracias a la hipnosis que le efectuó la doctora Orwell en su clínica.

A la vuelta del trabajo y aún con Klaus bajo los efectos de la hipnosis provoca un accidente con una máquina pesada que termina aplastando la pierna de Phil y rompiendo parte del taller, pero logra volver a la normalidad cuando el jefe del aserradero pronuncia la palabra “exorbitante” aunque no recuerda nada del accidente.

Violet le hace ver a Klaus el problema que tiene de hipnosis y este antes de que pueda hacer daño a alguien más decide a la doctora Orwell, principal sospechosa de lo que le está ocurriendo. Cuando lleguen a la consulta ven como la doctora Orwell está hipnotizando a Charles del mismo método que hizo con Klaus y le hace ver que los huérfanos Baudelaire son peligrosos.

El jefe de los aserradero advierte a los hermanos Baudelaire que está estudiando la posibilidad de que la secretaria de la doctora Orwell, quien es en realidad el conde Olaf, les adopte. Los hermanos necesitan encontrar la palabra que deja sin efecto la hipnosis de los trabajadores del aserradero y del mismo Klaus.

El conde Olaf logra traer a la hinopsis a Klaus y le engaña para que utilice la maquina cortadora contra Charles, quien se encuentra atrapado también en la hipnosis de la doctora Orwell, lo que hace que no comprenda en la grave situación en la que se encuentra. Si los hermanos Baudelaire cometen otro desastre el jefe del aserradero los mandará con Olaf, por lo que no pueden quedarse de brazos cruzados. 

Al producirse un fuego en el aserradero y al gritar fuego vemos que es la palabra para despertar a los trabajadores del aserradero, lo que hace que se despierten de la hipnosis. Mientras tanto entra en escena la doctora Orwell para arreglar el desastre que está cometiendo Olaf, y en mientras ellos discuten Violet recuerda la palabra para parar a Klaus de la hipnosis, que no es otra que exorbitante y le salva la vida a Charles. Pero la catástrofe no ha terminado para los Baudelaire, ya que la doctora Orwell atrapa a Sunny y amenaza con tirarla al horno, pero por suerte los trabajadores del aserradero entran y debido a esto la doctora Orwell termina dentro del Honor sin que Sunny sufra ningún daño.

Y la primera termina así, con el jefe del aserradero siendo atacado por sus trabajadores ya despiertos y conscientes después de que despertaran de la hipnosis, el conde Olaf huyendo del lugar con sus esbirros. Mientras tanto los niños se reúnen con el señor Poe, quien no cree ninguna de sus historias y lleva a los hermanos Baudelaire a su próximo destino: La academia preparatoria Prufrock.

Conclusión

La primera temporada de Una serie de catastróficas desdichas termina con buen sabor de boca pero quizás dejando demasiadas dudas. Aún así ha sido una primera temporada muy recomendable por la estética y los personajes, además de un humor un tanto negro a veces y particular. La segunda temporada ya está en marcha y tendrá 10 episodios abordando los siguientes cinco libros, por lo que terminará con El carnaval carnívoro, y la tercera temporada será el resto.

 

Toni CE
Economista frustrado. Cinéfilo de videoclub, seriéfilo de sofá, amante de los videojuegos y coleccionista de todo lo que se pueda poner en mi estantería. Crecí con una Game Boy verde pistacho y un reproductor VHS.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad