Crítica de Doctor Strange: la magia llega a Marvel sin spoilers

11

Marvel lo ha vuelto a hacer. Por segunda vez este año ha llenado las pantallas de los cines con un espectáculo visual de primer orden, enganchando al espectador durante dos intensas horas que se pasan volando, sin tiempo para el aburrimiento.

Doctor Strange narra la historia de Stephen Strange, médico arrogante que pierde el uso de sus manos y que, buscando una cura, acaba por convertirse en el hechicero supremo del mundo. Es, como ya se ha dicho, una película de origen, seguramente la mejor que hayamos visto porque, por primera vez, Marvel va mas allá de los còmics.

El creador del Doctor Strange y su dialoguista, esto es Steve Ditko y Stan Lee respectivamente, tardaron cuatro números de cómic en querer contar la historia del origen del personaje. Marvel Studios tarda dos horas, siendo la primera vez que experimentamos la verdadera angustia del personaje en profundidad. Para eso se toman el tiempo que haga falta, tardando algo en llegar a su entrenamiento como hechicero pero cuando llegar es realmente espectacular. Por favor, pagad un poco mas para verla en Imax 3D porque vale la pena. Comentaba un compañero de la web que no le veía la similitud con Iron Man que habían establecido otros comentarios por Internet. La primera similitud está en que ambas, Doctor Strange y Iron Man, son películas que narran el origen del personaje y dedican buena parte del metraje a contar quien es el personaje, cuales son sus motivaciones y por qué acaba siendo un superhéroe. En mi opinión, en este punto Doctor Strange gana a Iron Man por goleada.

La segunda similitud la tenemos en el actor principal, donde Strange vuelve a ganar a Stark. Si sentimos la desgracia del personaje como nuestra es gracias a la gran baza de la película, o lo que es lo mismo el mejor actor del momento, el inmenso Benedict Cumberbatch. A Marvel ya le da igual si Robert Downey Jr. decide jubilarse porque han encontrado un sustituto mejor. Cumberbatch, aparte de un actor con mayúsculas, desprende carisma en cada escena y ya os digo que, a partir de ahora, lo tendremos en cada nueva película de Marvel de su nueva fase, o por lo menos es lo que se desprende de la primera escena post-créditos.

doctor-strange-benedict-cumberbatch

El resto del reparto no le hace sombra pero alguno se acerca, es especial Tilda Swinton y Chiweter Eijofor. Si alguno tenía manías acerca de los dos personajes, que recordemos que han cambiado de sexo y de raza con respecto a los cómics, ya las puede ir olvidando. Rachel McAdams no tiene muchas oportunidades de lucirse, tan sólo aparece para darle la réplica en los diálogos a Cumberbatch, donde sale bien librada. El problema para ella y para el resto del reparto es que Cumberbatch se come a cualquiera que tenga delante. Tan sólo consigue hacerle frente la capa de levitación (inciso: que alguien coja un objeto y consiga que parezca simpático no deja de sorprenderme).

El punto negativo es el de muchas de las películas Marvel: el villano. No hay duda de que Mads Mikkelsen es un gran actor pero el personaje ha quedado como quedan la mayoría de villanos Marvel, esto es desdibujado y dando la sensación de que sí, de que vale, de que es el malo y si no se le para el mundo se va a la mierda pero sin duda lo van a parar. Su Kaecilius está en la línea del villano del Obadiah Stane de Jeff Bridges (otra similitud con Iron Man) o del Darren Cross de Corey Stoll en Ant-Man. Al otro gran villano de la cinta no le da mucho tiempo de dar sensación de amenaza.

doctor-strange-kaecilius2

Destaca también, como el otro punto fuerte de la película, la creación de la magia en el Universo Cinematográfico Marvel, con esos edificios que se mueven, ciudades imposibles y sobre todo la recreación de los alucinantes y alucinógenos mundos que creo Steve Ditko en el cómic. Aunque parezca muy sencillo recrearlos con la tecnología que tenemos hoy en día, era algo muy difícil de llevar a la práctica e integrarlo en una película de forma que no resultase ridículo o absurdo. Aquí han conseguido que acompañemos a Strange en sus viajes alucinantes. Repito: en IMAX 3D no tiene precio. No creo que podamos volver a mirar a New York con los mismos ojos después de esta película. El único referente que teníamos, Origen de Christopher Nolan, ha quedado superado.

doctor-strange-ciudadjpg

Doctor Strange es una película Marvel, con todo lo bueno y lo malo. Hay personajes carismáticos, acción, humor marca de la casa y su finalidad es llenar los cines, vender palomitas y merchandising. No nos vamos a engañar. No veremos una narración arriesgada, ni profundidad en la historia, ni experimentación formal. No es cine de arte y ensayo. Eso queda para otras películas y desde luego para otros géneros. Marvel da lo que se espera de ella y esperar otra cosa tampoco tiene mucho sentido. Eso sí, como película Marvel es de las mejores, en mi opinión a la altura del otro estreno de la casa de las ideas de este año, Capitán América: Civil War. Ya se permiten el lujo de acabar las películas al estilo James Bond, con un Doctor Strange will return. Un saludo, sed felices y larga vida al Doctor Extraño.



el autor

Toda la vida leyendo cómics. Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

11 comentarios

  1. Pedro Pérez S. el

    Me dejáis un poco sorprendido. Decís que esperabais más pero no me queda claro que esperabais exactamente. Al nivel de Civil War? No tiene tantas escenas espectaculares pero para mi es mas redonda, mas equilibrada en sus partes. No tiene tantos personajes y el Doctor Extraño esta muy bien retratado. Es una película de origen de personaje y las películas de este tipo siempre pecan de lo mismo, de dedicar gran parte del metraje a presentar personajes. En este caso era inevitable porque al buen doctor lo conocíamos cuatro gatos que leíamos el cómic. A partir de ahora sera como Iron Man, lo conocerá todo Dios. Ese era el objetivo de Marvel y lo han cumplido. A la segunda parte habrá que exigirle más. Un saludo a los dos

  2. Buena reseña Pedro,concisa y al grano. Aun no he visto la pelicula,conozco poco sobre el personaje y aunque las peliculas recientes de Marvel me han gustado (unas mas,otras menos obviamente) este 2016 ha estado bastante saturado entre Pelis y series y ahora mismo voy a tomarme un respiro por lo menos en cuanto a las adaptaciones a la gran pantalla se refiere. Visualmente parece ser que a la gente le esta entusiasmando y si la trama da pie a cosas nuevas en el futuro bienvenida sea. Creo que caere en su visionado algo mas adelante,ahora mismo estoy reservando mis ganas cinefilas con Rogue One y Logan que si que me tienen Hypeado. De todas formas bien por Marvel,bien por el personaje y bien por el genero. Gracias por la critica. Me dejas como minimo con la curiosidad. Un saludo bien grande.

  3. Antes de nada he de aclarar que no soy fan de súper héroes ni del “nuevo” cine de Marvel. Aún así he intentado, con el mejor de los propósitos, participar de este género. Recuerdo, rebuscando en un pasado ya lejano, películas que cumplían con sus objetivos, como por ejemplo “Superman”, su primera secuela, o la siniestra e infravalorada “Darkman”, trabajadas en muchos aspectos por encima de la media, y que aún así es un género que no me lograron cautivar especialmente. Luego han ido sucediéndose normalmente productos, más que películas, que, con mayor o menor fidelidad, cuidan más sus aspectos técnicos que intentar renovar desde el punto de vista cinematográfico o narrativo.
    Ya sé que para ir a ver esta clase de películas no se deben pedir peras al olmo, no se deben analizar en exceso, simplemente hay dejarse arrastrarse por el espectáculo en sí. Pero me temo que son productos estrictamente para esta clase, más que de público, de “fans”, porque el público del género fantástico es más amplio y exige, como si se tratase de cualquier otro género, muchas más cosas, sin conformarse con una factura externa costosa, porque en dos horas de metraje y con 165 millones de dólares de presupuesto (que pueden que hayan sido más), se podían haber hecho muchas más cosas.
    Por ejemplo, y entrando en materia, se podían haber currado un guión que no se hubiera limitado a una mera sucesión de acontecimientos, en su mayoría esperables, que son más de lo mismo, y por ello previsible. Inútilmente se mezclan conceptos interesantes: el bien, el mal, la superación, apucuntura, chakras… que finalmente se convierten en un batiburrillo que olvida todo lo mencionado. Por ejemplo, en ese sentido, la serie de televisión “Kung- Fú”, la semidesconocida “El círculo de hierro” (rebautizada comercialmente con el título de “La flauta silenciosa”) y también protagonizada por David Carradine o “Matrix” al menos lo articulaban con mayor fortuna.
    Este “Dr. Strange (Doctor Extraño)” está dirigido como un ejercicio de coordinación de efectos especiales pero sin pasión de ningún tipo, no hay un director detrás, sobre todo esto se nota en las escenas íntimas, en las que son los actores la base y no el truco. Las escenas de peleas se limitan a cambiar de plano cada milésima de segundo, mucho jaleo audiovisual, pero sin haber sido capaz de haber realizado una planificación limpia, cosa que sí ocurría incluso en la más cutre de las películas con Bruce Lee.
    La elección de la mayoría de los actores secundarios, como los célebres Chiwetel Ejiofor, Mads Mikkelsen o, la mejor, con una gran presencia, Tilda Swinton, ha sido una elección acertada. Incluso Benedict Wong, no tan famoso como ellos, cumple. El caso de Rachel McAdams es penoso, ya que esta actriz, que ha sabido resolver en más de una ocasión, relegarla a un papel de mujer florero como Christine Palmer es de juzgado de guardia. Ya que ha estado desaprovechada al menos espero que lo haya cobrado bien. El caso de su protagonista, Benedict Cumberbatch, con una perilla a lo Ethan Hawke, es lo más desafortunado. Este actor está bien para personajes distantes, quizás con algo de misterio, pero carece del calor y del gancho para ejercer de héroe cercano que caiga bien o resulte atractivo, como era, por ejemplo y aunque nada tenga que ver, Harrison Ford como Indiana Jones.
    Sus efectos especiales a veces son muy sugestivos, siguiendo una línea psicodélica de la mítica “2001” en cuanto a colores y diseños, otras veces nos remiten al “Origen” de Nolan y a algún que otro anuncio de coches y otras veces cansan, entre tanta pantalla de croma o muñequito digital que rebota por los edificios. Se supone que es su plato fuerte, serán nominados a los futuros Oscars, pero me quedo con la capa del protagonista, el maquillaje, el colorido o sus efectos de sonido. Su fotografía es atrayente aunque vacua y su banda sonora original, si exceptuamos los temas que no lo son, es un cruce de sombras entre los coros a lo Goldsmith, salvando las distancias, o el tono habitual de John Williams. Es un trabajo resultón, pero nos suena a conocido, así como su dirección artística, que nos evoca a “El cuervo”, sobre todo con ese gran ventanal o a las aludidas anteriormente, sobre todo “Origen”.
    He pasado el tiempo, o mejor dicho, el tiempo ha pasado por mí mientras la veía encantado con su colorido, como las producciones de antaño esta compañía, la Disney, la cual por cierto me ha sorprendido, que con su rectitud moral tan estricta, incluya en sus diálogos palabrotas, como “joder”, llamando la atención de los más pequeños, cada vez más acostumbrados a la violencia y donde los protagonistas son incapaces de darse un beso o mostrar amor, aunque fuera empalagoso.
    Este “Doctor Strange”, que nada tiene que ver con el “Doctor Strangelove” de Kubrick, ni que decir tiene que no tiene final, es una nueva franquicia en la que se avecinan más títulos, ese es el motivo. De hecho, tras los créditos principales del final hay un final y tras los larguísimos créditos finales que le siguen hay una escenita sorpresa que supongo, cuando sea emitida, será cortada por las emisoras. Ambos finales se los perdieron los espectadores que no saben esperar a que termine una película, que son los mismos que al apagarse la luz en un teatro, huyen con prisas sin seguir con la tradición de aplaudir. Un público maleducado y con mucha prisa, la misma prisa que quieren que tengan los productos que consumen, confundiendo lo que es ritmo con aceleración, quizás por ser consumidores de videojuegos. Y que esto, que no pasa de ser un producto intrascendente e irregular, sea recomendado o justificado por algunos críticos serios, para mí es preocupante. O carecen realmente de formación o lo más probable que hayan sido sobornados u obligados por su editorial. Es como a estas alturas ensalzar la saga Harry Potter y considerarla imprescindible en el cine de aventuras.

    • Pedro Perez S. el

      Muy buena la contra-critica y aunque no me creas estoy de acuerdo en muchas cosas. Mas que una película para fans es una película para captar fans, para vender mas cómics, merchandising, etc. Es verdad que daría igual si la dirije Scott Derrickson que Perico de los palotes. Es una película de estudio: ellos ponen el dinero y ellos deciden lo que va a ser. Su objetivo: ganar dinero. Y en eso van sobrados.
      Es verdad que Rachel McAdams no va mas allá de florero pero no estoy de acuerdo con Cumberbatch. Su prestigio como actor es conocido y su caracterización del personaje es adecuada. No se me ocurre nadie mejor.
      La musica no es para tirar cohetes pero visto lo que Marvel ha ofrecido en sus otras películas destaca sobremanera. Y aquí llegamos al quid de la cuestión: Marvel hace películas Marvel. No busca hacer películas de genero, ni de ciencia ficción ni de nada. Ellos hacen otra cosa. Compararlas entre ellas es lo único que tiene sentido, como mucho con otras películas de superheroes. Así que permiteme un consejo: no vayas nunca más a ver una película de Marvel Studios porque te vas a encontrar con mas de lo mismo. No van a innovar. Ni siquiera lo van a intentar. La fórmula les funciona y ganan dinero y no van a cambiar.
      Que hay cosas mejores, con mayor calado artístico y mayor trascendencia? Por supuesto. Ahora bien: cada uno es libre de gastar su dinero en lo que quiera, de irse a toda prisa del cine o de comer nachos con queso si el dueño de la sala se lo permite (cosa que a mi me toca las narices pero ya se que si voy a ver esas películas me expongo a eso; si no quiero que pase me quedo en casa). No hay que infravalorar a ese tipo de publico porque, el que sostiene la industria (me refiero a la americana, por supuesto porque aquí en España no me atrevo a llamar industria a las escasas producciones que tenemos) es ese tipo de público. Scott Derrickson ha pasado por el aro a cambio de dirigir lo que le de la gana en el futuro. El igual no dirije pero asume que, si se la pega, no dirijira nada mas en un futuro cercano. Eso si, es muy difícil pegarsela con una película Marvel.
      Un saludo y gracias por comentar.

  4. tiburonblanco el

    La acabo de ver…..Visualmente es una delicia, realmente espectacular, más o menos la mayor parte de efectos visuales , sé como los hacen, pero hay alguno ( no lo diré por aquí, para los que no la hayan visto) de los efectos visuales, que sinceramente no sé como lo han logrado, porque el nivel de realismo es realmente increíble, quizás algo nunca visto hasta ahora en la historia del cine…
    Entretenida a más no poder, gran trabajo de Benedict, , los demás cumplen, no están mal, pero el bueno de Benedict realmente hace un gran trabajo, ha logrado plasmar el espíritu del comic de doctor extraño…
    Como estructura narrativa tiene sus errores o al menos a mi me lo parece, en ese aspecto flojea un poco, pero la película no pretende ser una obra maestra al estilo de EL ACORAZADO POTEMKIN, en cuanto a estructura narrativa, ..ES más, el propio Derrickson, dijo que si hubieran centrado mucho el aspecto del desarrollo de los personajes, etc, posiblemente hubieran restado espectacularidad a la película…
    Pero como película en general, a mi me parece la mejor hecha hasta ahora de Marvel.. La del capitán america, soldado de invierno para mi, sería 2 de las 14 hechas hasta ahora de Marvel…, pero la 1, para mi, es ésta de Doctor Extraño, que es una película que realmente merece la pena verse, algunos efectos són realmente increíbles..
    Posiblemente en una 2 entrega de doctor extraño, se ahonde mas en la estructura narrativa y en más poderes de doctor extraño, ya que es posiblemente el super héroe marvel con mayor número de poderes que tienen de todo el universo marvel, … En una película, es IMPOSIBLE, mostrar todos los poderes del doctor extraño, y eso que en la película se ven varios poderes realmente espectaculares, pero es que doctor extraño, es mucho doctor extraño..
    Una película recomendable totalmente, incluso para aquellos que no les guste el cine de super héroes,…
    Psd: Quedarse más allá de los títulos de crédito, hay escena final, …

  5. Unoquepasabaporaquí el

    Buenas Pedro. Muy buena crítica. Coincido en todo prácticamente. Me parece junto CA 2, los Guardianes y la primera de los Vengadores, lo mejor de Marvel hasta el momento. Por ponerle pegas, siempre hablamos de los famosos “chascarridos” en las películas de Marvel, pero en esta ocasión, los pocos que ahí, me han resultado mucho más forzados que en sus películas antecesoras (Civil War por ejemplo), y esto quizás se deba a que es poco más oscura que el resto. El contrapunto femenino, en este caso McAdams, tiene un papel justito en la primera mitad del film (ni mucho protagonismo ni poco, simplemente el que debe tener), y en la segunda parte de la película se nota que le quieren meter más protagonismo y lo hacen mal. Ya me dirás a mí para que llevan a la Gran Maestra a que le atienda ella cuando se ha caído desde un rascacielos. Cumberbatch es un gran actor, y tiene una caracterización excelente. Ya sabíamos que no iba a fallar, aunque hasta este momento, Marvel para sus personajes principales no estaba apostando por grandísimos actores. Recordemos que incluso Robert Downey Junior era un actor consagrado, pero no la superestrella que es ahora, después de convertirse en Ironman. Lo mismo pasa con los actores de Star Lord, Capitán América, Thor, Ant Man, etc. Todos relativamente conocidos, pero ninguno una superestrella como lo son ahora (quizás el único que si que lo era fue el primer Hulk de todos). En ese sentido no me quejo del trabajo de Cumberbatch, pero creo que Marvel debería seguir apostando por esta clase de actores.

  6. Una buena película, con un actor al que la película le viene pequeña. No grande, pequeña he dicho. En cualquier caso muy disfrutable y llena de imaginacion. Pero creo, sin conocer demasiado al personaje, que debería haber tenido otro tono. No me lo llevo a la guerra del Infinito Marvel-DC. Es un personaje a mi parecer más serio y más oscuro (lo siento por aquel que lea esas dos palabras y sienta escozor) pero no encuentro otras. Este es algo más Batman, no se si me explico.

  7. El siempre buen hacer de los actores, Mikkelsen y Cumberbatch, son un plus. Al igual que los efectos especiales, logrados y muy bizarros. Como el personaje. Todo lo demás… si, se sostiene, pero en el mero entretenimiento. En ningún momento tengo la sensación de estar ante algo épico o diferente. Una más para pasar dos horas.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos a un nuevo comentario de "Arrow". Aunque a criterio de opinión personal este se trata del episodio más flojo en lo que llevamos de…