8 películas diferentes para ver en verano

0

Tras el tedio constante que suele suponer nuestro día a día, necesitamos un descanso. Es por eso que cuando llega el verano, época de relax por antonomasia, podemos dar rienda suelta a nuestras aficiones, desconectar y, lo más importante, ver películas.

Precisamente por esta costumbre, surgió la subcategoría de cine veraniego. Pero ese tipo de películas suelen estar anquilosadas en un estilo, en ocasiones, demasiado simplón o superficial que rara vez arriesga o innova. Es por eso por lo que aprovecho el asfixiante calor que nos rodea para recomendar 8 películas de verano que aportan algo diferente al panorama cinematográfico.

1.- Call me by your name

Call me by your name, a pesar de ser ya bastante conocida, supuso un soplo de aire fresco para el cine lgtbiq+. Alejándose del dramatismo característico que, aunque real y necesario, impregna a este tipo de historias, Luca Guadagnino plantea un conflicto amoroso desde la normalidad, en la que la preferencia sexual es tan solo el telón de fondo de un relato más ambicioso. Una propuesta muy humana y diferente que brilla por su elegante simplicidad en la que los personajes consiguen trascender las expectativas.

Disponible en Amazon.

2.- Dos en la carretera

A parte de ser un clásico injustamente desconocido, Dos en la carretera plantea una masterclass de montaje y juegos temporales que nos sumergen en las idas y venidas de una alocada y turbulenta relación. Alejándose del tratamiento habitual que obtienen las parejas en el producto medio veraniego, la película ahonda en la eterna pugna entre lo emocional y lo racional que caracteriza toda interacción humana, creando un relato convulso y emotivo que, ante todo, se siente honesto.

Disponible en Filmin.

3.- Estiu 1993

Estiu 1993 (o Verano 1993) probablemente sea una de las joyas del cine español de los últimos años. Narrada desde la perspectiva de una niña, la película nos plasma la frustración y angustia que supone para alguien tan joven ver su hogar y su mundo desmoronarse por completo. Una vuelta de tuerca a una historia contada ya muchas veces, que le da un nuevo punto de vista al sentirse desplazado.

Disponible en Filmin.

4.- The Florida Project

Siguiendo el hilo de historias con niños, The Florida Project contrapone el vívido y alocado universo de una niña, con el disfuncional estilo de vida de su madre y de donde viven. Ambientada en un universo de decadencia y drogadicción, la película nos sume en el imaginario de la inocencia de su protagonista, consiguiendo un aire de fantasía en lo decrépito. Gamberra, tierna y desgarradora, The Florida Project crea una perspectiva única y auténtica. 

Disponible en Amazon.

5.- Midsommar

En el verano abunda la fiesta. Y si en las fiestas ya suelen pasar cosas extrañas, cuando metemos a las sectas suecas y a sus tradiciones en la ecuación, os puedo asegurar que tenemos entretenimiento para rato. Rodada de día casi en su totalidad, Midsommar es una de las propuestas de terror más interesantes de los últimos tiempos, que consolida a Ari Aster como un director emergente a seguir. Una película que te hace pensar dos veces dónde ir en verano.

6.- El Nadador

En 1968, El nadador salió del agua llena de cloro en un panorama cinematográfico en el que no terminaba de encajar. A pesar de su problemático rodaje, nos encontramos ante una joya desconocida y sin duda una película adelantada a su tiempo. Con la absurda premisa de un hombre que pretende atravesar el condado de piscina en piscina, nos sumergimos en un viaje de autodescubrimiento que no cesa de sorprender por su crudeza y autenticidad.  Un extraño estudio acerca de nuestros recuerdos que, a pesar de su rimbombante y alegre aspecto, nos adentra en un mundo surreal de emociones reprimidas y traumas ocultos. Una película difícil de catalogar que nos invita a darnos un chapuzón más allá del subconsciente…

Disponible en Filmin y Sky.

7.- Septiembre

El verano es tiempo de desconectar, de disfrutar y dar rienda suelta a nuestras pasiones y ambiciones. Pero tras tanto jolgorio, tarde o temprano, el descanso llega a su fin. En Septiembre, Woody Allen da rienda suelta a su fetiche más bergmaniano y junta a un grupo de personajes en una casa a finales de verano. Un verano que, con su fin, parece ponerles entre la espada y la pared, dándose cuenta de que las frustraciones y penurias que habían dejado a un lado, no se van con el cambio de estación.

Disponible en Filmin.

8.- Un verano con Mónica

Pasando de aprendiz a maestro, terminamos este viaje veraniego con la que para muchos fue la primera obra maestra de Ingmar Bergman. Con Un verano con Mónica, el director hizo hincapié en lo que más tarde serían sus marcas identitarias. Emociones contenidas, sueños frustrados, crisis existenciales… A través de una joven pareja impulsiva y alocada, Bergman nos habla acerca de la ruptura con el idealismo y la confrontación con lo que esperan de nosotros. Un liviano pero potente proyecto en el que habló de lo que pocos hablaban en aquel entonces.

Disponible en Filmin.



el autor

Proyecto de todo sin llegar a nada. Intento de guionista y en ocasiones me creo crítico. Vivo en una divagación constante y no me arrepiento de ello.

Deja tu comentario