InicioseriesAmerican Horror Story (Análisis)Análisis de American Horror Story: Apocalypse. Capítulo 1

Análisis de American Horror Story: Apocalypse. Capítulo 1

Por fin ha llegado a nosotros “The end” el primer capítulo de la octava temporada de American Horror Story, titulada Apocalypse. Después de varios meses de promociones y más… ¿realmente valió la pena tanta espera para este capítulo?

Bienvenidos al primer análisis de la temporada número ocho de una de las más populares series de Ryan Murphy, AHS. El capítulo se estrenó el día 12 de septiembre en Estados Unidos, para posteriormente llegar a otros países.

Como lo menciona el título, la serie se enfoca en el apocalipsis que podemos observar desde los primeros minutos.  La época no se menciona, sin embargo, con el pasar de los sucesos deducimos que la historia se sitúa en un futuro no muy lejano. Todo comienza en un salón de belleza donde se encuentra Coco (Leslie Grossman), una joven rica y pretenciosa manipulada fácilmente por las redes sociales, terminando con su cabello en las manos de Mr. Gallant (Evan Peters), considerado por ella como uno de los mejores estilistas. De pronto, una alarma suena por toda la ciudad y comienza a alterar a las personas, excepto a Coco, tan segura de que probablemente es otro error de alarmas, hasta que recibe una llamada de su familia, quienes se encuentran en Hong Kong. Estos le piden que salga inmediatamente de ahí y que se dirija al aeropuerto donde le espera su avión privado, debido a que en menos de una hora una serie de misiles caerán sobre la ciudad. La llamada se pierde y parece ser la última vez que oye su familia. Nerviosa sube al coche con su asistente (Bilie Lourd) y con inquietud llama a su pareja (que es interpretado por Billy Eichner), es aquí donde conocemos la noticia real “diversos territorios, incluyendo los Estados Unidos y China comenzaron a ser atacados por misiles: la tercer guerra mundial”, terminando la noticia con el presentador diciendo “lo hicimos”, seguido de un mensaje de despedida para su familia. Mr. Gallant va rápidamente a su hogar, a por quien parece ser su abuela, Evie Gallant (interpretada por la primera actriz, Joan Collins), le comenta la situación del lugar, a lo que Evie responde: debe ser otro error, deja que llame a Donald. El chico no se lo permite y se marchan directo al avión de Coco, que por cierto, sin ver a su novio decide irse al notar que la gente comienza a acercarse al avión. El piloto comienza a disparar al gentío y es aquí donde matan al novio entre la multitud. Con el avión por los aires todo parece tranquilo. Sólo hay cuatro pasajeros, Coco, Mallory (asistente), Evie y Mr, Gallant. Cuando Mallory decide preguntar hacia dónde se dirigían se percata de que el avión no lleva pilotos.

En este momento de la historia parecía ser Coco la protagonista de todo el capítulo, pero, además, quedaba claro el mensaje de Ryan Murphy, con las simples frases “lo hicimos”, se refería a que en efecto EE.UU. dió el primer paso para esta catástrofe y cuando Evie menciona “Donald” muy probablemente es una referencia al señor Trump y todos los acontecimientos pasados sobre la posible guerra que crearía.

Por otro lado, mostraron el caso de Timothy Campbell (actor Kyle Allen). A escaso tiempo del desastre, Timothy, se encontraba revisando unos posibles resultados de Universidad junto con su madre y hermano, después de alegrarse por el resultado, su padre llega muy nervioso avisando lo que pasaría, pasan escasos segundos cuando un grupo armado entra a la casa asegurando que Timothy es el elegido para sobrevivir según las pruebas de su ADN y obligatoriamente le llevan con ellos. Llegan a un espacio subterráneo que parece ser seguro y dejan al chico junto con una joven sin más detalle. Unos días después de la catástrofe llevan a ambos chicos con un grupo de los supervivientes, antes de entrar observamos sus trajes de protección y la inmensa cantidad de contaminación que rodea a todo el lugar. Al llegar todos los que estuvieron en el exterior pasan por una sección de lavado para evitar la contaminación y radioactividad dentro. Aquí conocemos a Wilhelmina Venable (interpretada por la ya conocida y querida de la serie, Sarah Paulson), la encargada del lugar.

Mientras hace un recorrido con los dos jóvenes, les habla de la división de colores y posiciones de las personas en ese espacio. Todos los púrpuras son aquellos supervivientes elegidos, unos por estudios de supervivencia o algunos otros por dinero, mientras los grises son personas encargadas de mantener el lugar. Cuando llega el momento de la cena, la historia se une, los pasajeros de aquel avión no murieron, cada uno de ellos se encuentran en ese lugar junto con dos nuevos personajes, todos de púrpura, excepto Mallory, quien viste de gris. La cena es sólo un cubo que no se sabe exactamente qué contiene, pero es consumido diariamente por los habitantes de aquel lugar. Wilhelmina menciona que con suerte ese alimentó bastará para sus próximos 18 meses. Todo marcha con cierta rutina para los púrpuras, mientras Wilhelmina junto con su compañera Miriam Meade (Kathy Bates) parecen ocultar algo, haciendo mención de no seguir las reglar de la cooperativa o equipo que creó esos grupos de supervivientes.

Después de un tiempo, un día como cualquiera, una de las grises del lugar le comenta a Miriam que se ha detectado contaminación entre los huéspedes, al hacer evaluaciones de cada uno, encuentran a Mr. Gallant y otro chico contaminados, por lo que son llevados al cuarto de baño, este baño es distinto. Se nota el sufrimiento en cada uno de los humanos y, al terminar la nueva evaluación de radioactividad, uno de ellos es asesinado por su aún alto porcentaje. Ese mismo día el alimento de los supervivientes no fue un cubo solamente, sino carne. Cuando se enteraron que estaban probando a su compañero fallecido sólo la señora Evie permaneció en la mesa.

Pasaron los meses y como final de este capítulo pudimos ser testigos de la llegada de un miembro más del grupo, Michael Langdon, que al sorprenderse de la situación exterior propone a Wilhelmina hacer una prueba a los púrpuras para llevarse a los mejores a un nuevo refugio.

Sin duda este primer capítulo atrapó a cualquiera que lo haya visto, incluso sin ver a la familia Harmon aún o a las brujas de Coven, incluso sin ver aún a los personajes que tanto esperamos y con tantas piezas que faltan. Es un apocalipsis con un toque de ficción y muchos de realidad. Es sólo el comienzo de una temporada llena de sorpresas, es sólo el comienzo de la historia, de los personajes, del crossover aún no visto… es el comienzo del apocalipsis.

Antiguo Colaboradorhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Antiguo colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad