InicioSeriesAnálisis de Andor. Temporada 1. Episodio 12. Final de temporada

Análisis de Andor. Temporada 1. Episodio 12. Final de temporada

Bienvenidos a la rebelión. Bienvenidos al análisis del último episodio de esta primera temporada de Andor. Las piezas han convergido en Ferrix, donde se preparan para el funeral de Maarva Carassi Andor y donde se prenderá la chispa que desembocará en la Alianza Rebelde. Os dejo el enlace a los análisis anteriores y vamos al lío con un resumen del episodio, algunas curiosidades y la valoración final de la serie.

La calle Rix

Ese es el título del episodio, la calle donde van a parar los restos de los ciudadanos tras convertirse en ladrillo, la calle donde transcurre la mayor parte del episodio. A Ferrix ha llegado todo el mundo, desde Dedra Meero a Luthen Rael, desde Vel a Cinta y por supuesto Syril. Todos con un objetivo en mente: capturar o matar a Cassian Andor.

Este último episodio de Andor se inicia con la llegada de Dedra Meero a Ferrix, flanqueada por dos Death Troopers, un grupo de élite de soldados de asalto especializado en sigilo y espionaje. Se dice que estos soldados de la muerte fueron nombrados por el propio emperador Palpatine y trabajaron únicamente para la Inteligencia Imperial y el ISB, lo que explica por qué acompañan a Dedra en su misión a Ferrix.

Los Death Troopers del Imperio hicieron su primera aparición en Rogue One: Una historia de Star Wars, por lo que su inclusión en este episodio es una forma más de establecer la conexión con la película de la que parte esta serie.

Veta a Canto Bight

Mientras en Ferrix se masca la tragedia, Mon Mothma tiene una conversación totalmente intencionada con su marido, quien la servirá de chivo expiatorio para los huecos en sus cuentas. Resulta que el cónyuge de Mon Mothma es aficionado al juego y eso podría justificar los descuadres en las finanzas de la familia. Incluso Mon le dice que si tanto le gusta apostar, se vaya a Canto Bight.

Para los desmemoriados, Canto Bight es el planeta casino donde Fynn intenta reclutar a un hacker y acaba con Benicio del Toro en la injustamente denostada Star Wars: Los últimos Jedi.

Dejaremos a Mon Mothma y su familia a punto de dar el paso para que su hija de 13 años se comprometa.

Pese a que el principal aliciente para regresar a Ferrix era el funeral de su madre adoptiva, Cassian cambia su objetivo, que pasa a ser el rescate de Bix Caleen, muy machacada por las torturas del Imperio. En medio del tumulto y la rebelión contra los imperiales que propicia el funeral y discurso holográfico de Maarva, Cassian consigue rescatar a Bix, que abandona el planeta.

Matamé o reclutamé

(pero no me pidas que te crea más, nanana nanana). Con esta frase se dirige Cassian a Luthen, quien por supuesto desiste en su idea inicial. Ya sabemos cómo y por qué Cassian Andor pasa a formar parte de la Alianza Rebelde. Ese ha sido el principal let motiv de la serie, junto a los inicios de la rebelión y por qué surgen los héroes. También se incide en la delgada línea que separa a héroes de villanos, lo que queda de manifiesto en el discurso holográfico de Maarva Andor.

Si  en el episodio 10 de Andor el discurso de Luthen marcaba época pero se situaba muy cerca del reverso tenebroso de la Fuerza, en este tenemos otro que incide en el aspecto luminoso. Maarva Andor ha resistido, se ha enfrentado de forma silenciosa al Imperio viendo sus abusos e injusticias, pero decidió, ya en su lecho de muerte, que estaba harta. Maarva incita a la rebelión, a alzarse, a luchar y la gente le hace caso. Este es el camino.

Valoración final

Andor ha sido toda una sorpresa. Éramos muchos los que no esperábamos nada y nos hemos encontrado con la mejor serie de Star Wars, un producto más adulto que los precedentes, más maduro, más meditado. Sin abandonar el universo creado por George Lucas, el showrunner y creador Tony Gilroy se ha servido de la serie para construir una reflexión en torno al poder y sus abusos, y también a cómo puede uno convertirse en algo muy parecido a lo que se pretende derrocar.

A pesar de las alabanzas, se ha dado ha entender que Andor no ha triunfado entre el público, quizás precisamente por lo mismo que ha generado esas alabanzas. Su tono, su trama, su discurso, está muy alejado de la superficialidad que impregna al resto de la franquicia. Qué le vamos a hacer.

Este último episodio nos deja algunos personajes en el aire, como Dedra Meero y Syril, que suponemos sobreviven a los disturbios y regresan a lo suyo. También vemos a Bix alejarse, sin saber qué será de ella y del resto de colegas de Cassian. De igual forma, no sabemos qué pasa con Vel y Cinta. Lo que sí sabemos es que Diego Luna ha hecho suyo un personaje que ya apuntaba manera en Star Wars y que el gran descubrimiento de la serie ha sido Stellan Skarsgård y su personaje, actor todoterreno al que nunca valoramos lo suficiente.

Andor

Y hay que señalar que pese a que esta es una serie de Tony Gilroy (muy marcada por su creador) y además muy coral, al final es una serie sobre Cassian Andor, uno de los personajes más infravalorados de Star Wars y también uno de los más complejos. Tanto Gilroy al guion como Diego Luna en la interpretación, han conseguido realzar un personaje semi-olvidado por el gran público y los aficionados. Será imposible volver a Rogue One: una historia de Star Wars sin tener esta serie presente y, por supuesto, no volveremos a ver a Cassian Andor con los mimos ojos con los que lo vimos hace siete años.

Escena post-créditos

Siguiendo la tradición de Disney+, Andor muestra una escena post-créditos que incide en las ironías de la vida. Y es que descubrimos por fin qué narices fabricaban Cassian y sus colegas en la prisión de Narkina 5: ni más ni menos que componentes para el rayo destructor de la Estrella de la Muerte, aunque es verdad que unos doce años antes, en La venganza de los Sith, ya estaba a medio construir pero se perdona el desliz por lo que supone la ironía.

Personalmente y dado que esta serie se sitúa cinco años antes de Rogue One: una historia de Star Wars, estaría encantado de que fuesen a un año por temporada pero ya han dicho que no, que la segunda temporada dará un salto en el tiempo y su episodio final terminará justo donde empieza Rogue One. Es más, Diego Luna ha confirmado que la siguiente temporada se estructurará en bloques de tres episodios y cada bloque reflejará un año en la vida de los personajes, llegando así a la primera escena de Rogue One.

Se esfuma así la posibilidad de que Andor fuese el Juego de Tronos de Star Wars. Aun con eso, Andor ha sido una gran serie en esta primera temporada, de lo mejor del año para mí. Gracias a todos por estar ahí. Nos leemos en la temporada dos. Un saludo y que la fuerza os acompañe… siempre.

Pedro Pérez S.
Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS