InicioSeriesAnálisis de Andor. Temporada 1. Episodio 4

Análisis de Andor. Temporada 1. Episodio 4

Me imagino tu odio. Me imagino que pese a lo que me digas o te digas a ti mismo, morirás luchando contra esos bastardos.

Luthen Rael a Cassian Andor

Bienvenidos a la rebelión. Bienvenidos al análisis del episodio 4 de Andor, serie que se desmarca del resto de series de Star Wars y que apunta a serión, a una de las series del año. Os dejo con el enlace al análisis anterior y vamos al lio.

Aldhani

Ese es el planeta al que se dirigen Cassian Andor (Diego Luna) y Luthen Rael (Stellan Skarsgard). Empezamos a intuir que hace exactamente Luthen: equipar una rebelión. La misión para la que ha fichado a Cassian es la de robar el arsenal y las nóminas en un enclave del Imperio. Para eso Luthen ya cuenta con un pequeño comando que no recibe a Cassian con los brazos abiertos.

El diálogo entre Luthen y Cassian, en el que el primero demuestra que lo tiene calado y vaticina su destino, es significativo por cuanto estamos ante un personaje, el de Andor, en construcción. Sabemos bien que Cassian Andor morirá por lo rebelión, que lo dará todo por ella y que es aquí, en este punto, cuando el personaje empieza a construirse.

Por cierto que en ese diálogo nos enteramos que Cassian luchó en Mimban, que a más de uno y de dos no le sonará de nada pero fue en Mimban donde un tal Han Solo desertó de la infantería imperial y terminó encarcelado con un wookie al que salvó la vida. Por otro lado, tenemos una mención a los partisanos, el grupo radical liderado por Saw Gerrera, encarnado por Forest Whitaker en Rogue One: Una historia de Star Wars. Gerrera también es mencionado por miembros del comando al que se une Cassian.

Andor

Para los más frikis, hay que mencionar que Luthen le entrega a Cassian un colgante como anticipo por sus servicios, un “sello kuati” hecho de kyber azul, “la piedra del cielo”, del mundo antiguo, diciéndole que celebra el insurrección contra los invasores rakata. ¿Y quienes son esos? Pues ni más ni menos que una raza sensible a la Fuerza que invadió la galaxia y solo fue detenida cuando se encontraron con los primeros Jedi (o Je’daii) en el planeta Tython, mucho antes de la Antigua República. Para más detalles hay que leer los cómics Star Wars: Amanecer de los Jedi.

Coruscant

En Coruscant descubrimos que Luthen Rael es un auténtico Lupin, un maestro del disfraz que aparenta ser un vendedor de antigüedades mientras conspira con la senadora Mon Mothma (Genevieve O’Reilly ), futura lider de la Alianza Rebelde. Es interesante la relación de Mon Mothma con su marido, invirtiendo los roles tradicionales entre marido y mujer. ¿Es algo inherente a la sociedad de su planeta? Mon Mothma es originaria de Chandrila, planeta que se convertirá en la capital de la Nueva República y planeta de origen (por nacimiento) de Ben Solo, alias Kylo Ren.

En Coruscant conocemos a un nuevo personaje, Dedra Meero (Denise Gough), teniente del Imperio que trabaja en la Oficina de Seguridad Imperial. Está por ver como encaja el personaje en las aventuras de Andor pero estamos ante una trepa más inteligente que el subinspector Karn.

Dentro de la Oficina de Seguridad Imperial tenemos un par de conversaciones interesante. La que expone el jefazo de la oficina acerca de cuáles son sus auténticos objetivos es de esas no aptas para menores y que seguro levantará más de un bostezo pero es lo que marca el tono de esta serie.

Antes de eso, en la reunión se menciona un problemilla en Arvala-Seis. No sabemos bien donde está pero si sabemos que en Arvala-Siete, que suponemos estará cerca, es donde un tal Din Djarin se encontrará con un tal Grogu dentro de varios años.

Al final de la reunión, se menciona un aumento de medidas de seguridad por el aumento de envios a Scarif de materiales de construcción. También es posible que más de uno no se acuerde pero es allí dónde morirá Cassian Andor y todo el comando Rogue One. Fue en Scarif donde se construyó la primera Estrella de la Muerte y donde se guardaban sus planos.

También hemos visto en este episodio las consecuencias de ser un imbécil, que es lo que el subinspector Syril Karn, al que el Imperio ha puesto de patitas en la calle, junto al sargento chusquero que le acompañó en su misión y al pobre inspector en jefe, que no tenía culpa de nada. Como buen milenial sin trabajo, Syril regresa a casa de su madre, quien le recibe con una buena bofetada.

Valoración final

¿Qué queréis que os diga? A mi me ha encantado el episodio, su tono de thriller, la tensión construida sin que sepamos qué va a pasar. A destacar el comando en el que se integra Cassian y sus planes para el robo, augurando lo que puede pasar en próximos episodios.

También hay que destacar el personaje de Stellan Skarsgard. Ya leí por ahí que era el auténtico arquitecto de la rebelión, el tiriritero tras la cortina y eso parece confirmarse.

En este episodio, Andor sigue destacándose como la serie más interesante de la hornada de series Star Wars. Parece que la trama irá llenándose de intrigas políticas y conspiratorias y personajes con varias aristas. Es cierto que acción desenfrenada no hemos tenido pero, francamente, ¿es necesario que cada episodio de una serie, la que sea, sea una montaña rusa de emociones? Ya me respondo: no. Estamos mal acostumbrados. Hay un momento para cada cosa y Andor parece que lo ha entendido.

Acabamos con mención especial a la música, escrita por Nicholas Britell. Britell se aleja radicalmente de la fanfarria de John Williams pero es innegable que ha captado lo quiere la serie. Atención a la escena en la que Dedra entra en la Oficina de Seguridad Imperial, con la música acompañándola. Lo dejamos aquí y nos leemos la semana que viene. Un saludo, sed felices y que la fuerza os acompañe.

Pedro Pérez S.
Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS