Análisis de Arrow. Temporada 8. Episodio 2: Bienvenidos a Hong Kong

2

Bienvenidos a un nuevo análisis de Arrow. Bienvenidos a Hong Kong y a un episodio lleno de acción que recupera el espíritu de la tercera temporada de la serie. Os dejo con el enlace a temporadas anteriores y a otras series del Arrowverso y al lío.

Bienvenidos a Hong Kong, otra vez

Tras la destrucción de Tierra 2, Oliver aparece en Hong Kong, donde El Monitor le echa en cara que haya evitado el destino de la Laurel Lance de esa tierra. Ya le dijo él que no se metiera en esos saraos pero Oliver no sabe estarse quieto cuando hay vidas en juego. Por su parte, la desagradecida de Laurel le acusa de haber causado él esa destrucción, por lo que muy contenta no está. Laurel se larga por su cuenta a buscar a un tal David Chin, un informático al que conoció a través de Cayden James y que le dijo en una ocasión que podía llevarla de vuelta a su tierra. A partir de aquí, la trama del episodio se divide. Por un lado, Oliver y John deben buscar a un tal Dr. Robert Wong ya que esa es la misión que les ha encargado El Monitor; Laurel intentará regresar a su tierra con la ayuda de Lyla Michaels, cosa que evidentemente no conseguirá porque no hay tierra a la que regresar.

Para ayudar a Oliver y su misión, recuperamos de la tercera temporada de la serie a Tatsu Yamashida, alias Katana (la actriz Rila Fukushima), que ha abandonado la Orden Creciente y se ha convertido en la vigilante justiciera de Hong Kong. El Dr. Wong también tiene que ver con esa tercera temporada, ya que ha recreado el virus Alpha – Omega que tanto quebraderos de cabeza dio entonces y que causó la muerte del hijo de Tatsuo. Tras el doctor y el virus anda China White (la actriz Kelly Hu) que ha sido liberada por A.R.G.U.S. con la condición de que no revele el intento de reactivar al Escuadrón Suicida de la temporada anterior. ya de paso, nos enteramos de que a John lo han puesto de patitas en la calle precisamente por su relación con el programa del Escuadrón Suicida. El episodio acaba con el enfrentamiento final entre Tatsu y China White y la recuperación del virus y el Dr. Wong, gracias sobre todo a la intervención de último momento de Laurel, que ha decidido proteger a los vivos para honrar a los muertos y unirse a Oliver y su misión.

Rila Fukushima es Katana

Mientras tanto, en el futuro

La trama del futuro sigue adelante sin que a nadie le importe un huevo. Los herederos del Arrow Team tienen un cara a cara con J.J. que podemos resumir en un «hay que ver que malo eres, no si la culpa es mía porque papá y mamá me hicieron más caso que a ti – no, yo soy malo porque lo soy». El flashforward acaba con William en el búnker, sufriendo el ataque de los Deathstrokes. Ya tenemos claro que esto está aquí para servir de presentación a Green Arrow and the Canaries, el spin off de la serie que nadie había pedido y que llegará el año que viene, con Katherine McNamara (Mia Smoak/Flecha Verde), Katie Cassidy (Laurel Lance / Black Canary Tierra 2) y Juliana Harkavy (Dinah Drake / Black Canary Tierra 1) de protagonistas.

Flecha Verde y las Canarias

Harbinger

Iba a hablar de Katana pero como ya lo hice en este post, mejor nos centramos en lo que ha sido la sorpresa del episodio. O no. Lyla Michaels (Audrey Marie Anderson) se ha revelado como Harbinger, el nombre código que da John cuando intentan acceder a un chiringuito de A.R.G.U.S. en Hong Kong y que ha resultado ser la ayudante o cómplice de El Monitor. Y digo que quizás no ha sido una sorpresa porque, en los cómics, Harbinger es el personaje con la habilidad de dividirse y de viajar por las Tierras del Multiverso y que le sirve al Monitor para reclutar a los héroes. Lo que casi nadie sabe (u olvida, que ese es mi caso) es que el verdadero nombre de Harbinger en los cómics es Lyla Michaels. No es extraño porque tanto el Monitor como Harbinger fueron creados por Marv Wolfman y George Pérez como lo que parecían ser un simple traficante de armas y su secretaria y no fue hasta la maxi-serie Crisis en Tierras Infinitas cuando re reveló su verdadera naturaleza. La pregunta es: ¿desde cuándo nuestra Lyla trabaja para El Monitor?

Audrey Marie Anderson como Harbinger

No hay mucho más para rascar. El episodio tiene varias escenas de acción que lucen mejor que en temporadas anteriores. También se nota que ha cambiado (a mejor) la producción. Será que con eso de que son sólo 10 episodios han tenido más dinero, lo que les permite dejar los almacenes oscuros y pasar a escenarios más trabajados, como las calles o el puerto de Hong Kong. Incluso se permiten algunos planos aéreos y algún que otro alarde de saltimbanqui por parte de Oliver. También tiene mucho que ver la dirección del colombiano Antonio Negret, que aunque pueda parecer lo contrario, convierte este episodio en uno de los mejores que hemos visto: buenas escenas de acción, buenas interpretaciones (Stephen Amell mejora por momentos) y sobriedad y seriedad en la puesta en escena. De momento, están dando lo que prometían, esto es el regreso a momentos de la serie que merecían una revisión. Los flashbacks de la tercera temporada fueron de los mejores y eso es lo que han intentado recuperar aquí. Me sigue sobrando la trama del futuro y está por ver para qué quiere El Monitor al Dr. Wong y los fragmentos de estrella enana. De momento, a Oliver le han llenado de dudas acerca de las intenciones de su jefe y ha decidido intentar resolverlas en Nanda Parbat, a donde nos llevará el siguiente episodio y donde nos encontraremos con Thea. Un saludo y sed felices.



el autor

Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

2 comentarios

  1. Diego García el

    Buen análisis, en especial hablando de que Lyla Michaels será igual que en los comics y se transformara en Harbinger, que será importante para lo que viene. Los flashforward no aportan nada más que avanzar en lo que seria el spin off y se vuelven tediosos. Katana no se llama Tatsuo, sino Tatsu, y su hijo que muere por el virus no se llamaba Tatsuo, sino Akio.

    • Pedro Pérez S. el

      Gracias Diego. Ya lo he corregido. Lo de Akio quería escribir «el hijo de Tatsu» y fui más rápido con el teclado que con la cabeza. Está por ver la importancia de Harbinger, o más bien si va a ser como en los cómics. En la serie parece que su personalidad es más fuerte, más independiente. Que ahora Lyla esté al servicio de El Monitor tampoco acaba de cuadrar mucho. A ver que pasa. Un saludo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. Tras ver que Netflix iba a poner Neon Genesis Evangelion en su…