InicioseriesColony (Análisis de los capítulos)Análisis de Colony. Temporada 2. Capítulo 7

Análisis de Colony. Temporada 2. Capítulo 7

Bienvenidos al análisis del séptimo episodio de la segunda temporada de Colony, con algunas escenas de acción y una revelación sobre lo que nos depara el futuro de la serie. Si quieres conocer mi opinión de la primer temporada y de los episodios anteriores, puedes leer los análisis aquí:

Por la libertad

Comenzamos el episodio con un nuevo atentado de un terrorista suicida de la Mano Roja, sólo que esta vez parece que éste no era completamente consciente de lo que iba a hacer. La única pista que tienen sobre la Mano Roja es Frankie Brun, una chica a quien vieron junto al terrorista suicida días antes del ataque en la Zona Verde. Will y Burke son los encargados de buscarla e interrogan a sus familiares. Aquí podemos ver más de la relación de Will y Burke, y pese a que no descubrimos nada nuevo (ya que podemos darnos cuenta desde el primer momento que no se llevan bien), sí que es interesante ver cómo chocan sus personalidades. Burke no titubea en utilizar todos los recursos a su alcance para llevar a cabo su trabajo, y si debe extorsionar y torturar a inocentes para capturar a quien buscan, lo hará. Will no está de acuerdo con sus métodos por su sentido de la moral (que de todos modos es muy cuestionable dado lo ocurrido en episodios anteriores), y por eso es mucho más blando, además de que él en realidad no quiere trabajar con la Autoridad, sólo es un medio para un fin.

Vemos cómo esto explota a mitad del episodio. Burke y Will llegan al lugar en donde Frankie y otros miembros de la Mano Roja se están ocultando, hay algunos disparos y Burke comienza a ejecutar uno por uno a los miembros de la resistencia hasta que le digan quién dirige su célula. Will no puede ver ese espectáculo macabro y se aleja. Vuelve a entrar en la casa y descubre que allí había otro miembro más, al cual deja ir por compasión. Más tarde, Will ve cómo torturan a Frankie para que les de información, casi hasta la muerte, pero ésta no cede. Will intenta razonar con ella, pero Frankie se suicida y Will ve cómo alguien muere en sus brazos nuevamente.

Cuenta regresiva hasta la extinción

¿Recuerdan el cliffhanger del episodio anterior, en el que parecía que Eckhart iba a ser capturado? Pues lamento decirles que fuimos timados, pero al menos podemos ver algunas escenas interesantes en las que Broussard contacta a un experto en audio para que descifre el archivo que había obtenido un par de capítulos atrás (el sonido dentro de la muralla). El experto le dice a Broussard que el archivo es casi idéntico a una muestra de sonido que se obtuvo durante la misión del Apolo 10, que resultó ser una cuenta regresiva hasta un momento específico: la Llegada. ¿Qué indicaría esta nueva cuenta regresiva? Descubrimos la respuesta al final del episodio: la Ocupación lleva cada vez más y más gente a la Fábrica, y lo seguirán haciendo hasta que no quede nadie. La cuenta regresiva termina cuando ya no haya más gente en el bloque de los Ángeles, y faltan dos años y tres meses para eso.

Pelea de hermanas

Maddie le miente a Nolan para proteger a su hermana y luego se dirige a casa de Kate para contarle que Nolan ya sabe que alguien descargó un archivo confidencial desde su oficina. Kate niega todo lo ocurrido, aunque no sabemos si es porque no confía en su hermana o porque hay cámaras en su casa registrándolo todo. Kate se ve obligada a pedirle a Lindsey que vuelva a casa para que la Autoridad no sospeche.

Bram se une a la Resistencia

Bram logra quitarle la tarjeta de acceso a Snyder sin que éste se de cuenta y la utiliza para llegar hasta el lugar en el que están las cápsulas que Nolan vio en el capítulo anterior. Descubrimos que la nueva novia de Bram es parte de la Mano Roja ya que hacen el mismo ritual antes de sus misiones suicidas. Mientras ella pone la bomba, Bram intenta encargarse del sargento Jenkins, que es asesinado por Edison (Krazy8 en Breaking Bad). Finalmente, la bomba explota y con ella la nave de la Ocupación que llevaba el “envío especial”. Por suerte, el suicida esta vez no es Bram, sino Maya, quien estaba dentro de la nave cuando ésta explotó.

Conclusión

Un capítulo que cumple pero no mucho más. Hay muchos misterios sin resolver, muchas subtramas que no son para nada interesantes y pese a que en este episodio ha muerto un personaje nuevo de esta temporada, no importa mucho ya que apenas recordábamos su nombre. Se echa en falta algo de desarrollo del personaje de Will, especialmente después de lo ocurrido en el episodio anterior, parece que hubiera olvidado todo. Lo más impactante es la noticia de que el bloque de los Ángeles no es una colonia sino un campo de muerte, pero enterarnos de que faltan dos años para la “extinción” resulta algo anticlimático ya que es demasiado tiempo. De seguro en los próximos capítulos veremos a Kate volviendo a trabajar con la resistencia para enfrentar a la Ocupación y probablemente la serie vaya a ponerse más interesante, aunque creo que deben mover un poco los cimientos de la serie pues ya se ha vuelto un tanto repetitiva. Los espero la próxima semana y sean felices.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS