InicioSeriesFrequency (Análisis de los capítulos)Análisis de Frequency. Temporada 1. Capítulo 12

Análisis de Frequency. Temporada 1. Capítulo 12

Bienvenidos al análisis del (esta vez sí) penúltimo episodio de Frequency, con un giro inesperado. Si es tu primera vez aquí, te recomiendo leer mis análisis de los episodios anteriores:

Resulta que este episodio no es el último de la temporada como yo pensaba por lo que decían IMDb y otras webs, sino que la temporada tendrá un capítulo más, es decir, 13. Me disculpo desde ya por el malentendido.

El hermano de Meghan sigue vivo

Mientras Frank juega al policía malo en 1996 intentando que Joe escupa algo de información (sin éxito, por cierto, aunque la actuación se le da bastante bien), Raimy lleva al hermano de Meghan al hospital no sin antes volver a demostrar que su sentido de la moral es bastante cuestionable: detiene el auto en medio de la autopista, con un sujeto desangrándose e intenta sacarle información sobre cómo murió su madre. Por suerte, nuestra protagonista entra en razón y espera a comenzar el interrogatorio hasta que la vida del testigo ya no corre riesgo. Robbie, quien se había estado escondiendo desde su adolescencia, le cuenta a Raimy más de su infancia y del día en que murió su madre; él vio cómo su padre la asesinaba e incluso lo ayudó a ocultar el cuerpo después del “ritual de salvación” por miedo a que lo matara a él también. Vemos un flashback un poco largo en el que se nos revela el momento en que Joe ocultó el cadáver de su esposa en el armario.

La cuestionable moral de Raimy

Volvemos a tener una conversación entre Raimy y Joe a través del tiempo en la cual se nos muestra que a Raimy le importa poco y nada la forma en que hagan las cosas con tal de que obtengan resultados, es la encarnación de que el fin justifica los medios. Siempre intentan suavizar esto después mostrándonos a Raimy triste o con escenas familiares, pero cada vez que escuchamos su opinión, ella habla sobre matar a alguien, torturar a alguien o arriesgar las vidas de inocentes con tal de atrapar al Nightingale. Por suerte, Frank sigue teniendo algo de sentido común y aunque sea él quien tenga que actuar de policía malo, es quien no ha perdido la cabeza y su sentido de la moral permanece intacto pese a que se ha ensuciado las manos mucho más que Raimy, porque él sigue preguntándose si lo que hacen está bien o no y no quiere cruzar la línea (aunque haber secuestrado al Nightingale podría considerarse como haberla cruzado). Después tenemos dos escenas completamente irrelevantes en las cuales aparece Gordo diciendo que se disculpa por lo de antes, de forma tal que casi parece que se está disculpando por la audiencia por ser tan insoportable.

El Nightingale es arrestado (de nuevo)

Meghan le da información a Raimy sobre la cabaña en la cual Joe los azotaba cuando eran niños y ella va a investigar con Satch para ver qué encuentran. Por supuesto, en dicha cabaña hay una orgía de evidencia con las identificaciones y objetos personales de las víctimas del Nightingale. Tenemos un pequeño deja-vu, con Joe yendo a comprar a una gasolinera y un policía pasando justo a su lado, pero por suerte esta vez el oficial no es tan inútil; lo reconoce y cuando Joe sale de la gasolinera es arrestado.

Mientras tanto, en 1996 Joe es liberado ya que se golpea a sí mismo para hacer de cuenta que Frank lo golpeó cuando hizo su acto de policía malo. Frank intenta encontrar pruebas para acusar a Joe en el pasado (ya que en 1996 no tienen ninguna) y por eso va a buscar a Robbie, el hermano de Meghan (a quien hasta entonces creían muerto), pero éste se asusta al verlo y logra escapar porque a Frank lo detiene un tren hecho con After Effects. Joe toma precauciones y mueve la caja con souvenirs de sus víctimas, de modo que cuando Satch va a investigar la cabaña en 1996, ésta ya no se encuentra allí.

¿Todos felices?

Inesperadamente, Joe se deja capturar en 1996 y la policía encuentra el cuerpo de su esposa al tiempo que el Nightingale tiene una conversación un tanto rara con Raimy en 2016, en la cual confiesa todos sus pecados (en el baño, por cierto, y nadie graba la conversación de modo que legalmente no cuenta como confesión, nadie aparte de Raimy se entera de lo sucedido), y dice también que lo que quiere es morir. Raimy le da los cordones de sus botas de modo que el Nightingale los utiliza después para ahorcarse en su celda. Hasta aquí iría todo bien (menos para el pobre de Joe), pero en 2016 nada cambia, la historia sigue igual.

El giro del final, ¿y si Joe no era el asesino?

En el final del episodio, Raimy llora sólo para demostrarnos que aún es humana y tenemos uno de estos pésimos montajes típicos de CW con música de fondo. Y, cuando Raimy baja las escaleras, su madre está ahí, porque ahora la serie ha decidido utilizar conceptos de Volver al Futuro y resulta que el tiempo cambia “por ondas” pese a que en capítulos anteriores se notaba claramente que todos los cambios eran instantáneos. Jules está viva, Robbie está vivo, Meghan está viva, Raimy ha vuelto a estar comprometida (aunque no sabemos con quién pese a que seguramente sea Daniel), y no sabemos qué ha pasado con Frank en 2016. Pero cuando pensamos que todos son felices y comen perdices, en la última escena se nos revela que Robbie ha estado sacando fotografías de Jules en 1996 y las tiene pegadas dentro de un pequeño cuarto. Ese es el giro más importante de este episodio: no la muerte de Joe ni que haya vuelto a cambiar la línea temporal sino que Robbie es el verdadero Nightingale. Este giro se podía ver venir desde mitad del episodio ya que nos lanzaron varias pistas, y pese a que me agradan los giros y que la historia no sea tan predecible, creo que en esta ocasión se equivocaron. La revelación de que Robbie es el verdadero Nightingale puede causar shock en esa última escena pero la realidad es que ahora el Nightingale es sólo una cara y un nombre. Joe no era el mejor personaje de la serie pero era un villano convincente que ya había sido establecido como el Nightingale desde hacía varios episodios, ¿por qué tirarlo todo por la borda ahora? Probablemente para presentar un último giro y enganchar a la audiencia para el último capítulo, pero se siente forzado y el hecho de que Robbie sea el asesino le quita fuerza al personaje del Nightingale. Conocíamos a Joe, invertimos muchos episodios aprendiendo más sobre él tanto en el pasado como en el presente y resulta que en realidad el antagonista es su hijo, quien no había aparecido como adulto hasta el día de hoy y sus escenas como niño fueron mas bien pocas.

Conclusión

Un episodio lento con lo que parecía ser una conclusión poco satisfactoria por lo fácil que Joe se dejó capturar en este episodio pero que acabó con un giro impactante que no acaba de tener mucho sentido una vez que lo pensamos. Si Robbie era el Nightingale y dejó de asesinar cuando su padre acabó preso en 1996, ¿no están todos a salvo, al menos hasta 2016? Plantearía más preguntas pero sería en vano sin haber visto el próximo episodio, el cual promete cerrar la serie (no sólo la temporada) ya que todo indica a que no habrá segunda temporada (y realmente no creo que esta serie necesite una segunda temporada ya que no hay nada más que contar). Ha quedado casi en el olvido la trama de Stan y aún no tengo idea de cómo piensan entrelazar la trama del Nightingale con la de Stan y Frank. Esperemos que nos sorprendan en la conclusión de la serie, hasta la semana que viene y sean felices!

Ex colaborador de la web
Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS