InicioSeriesLegion (Análisis de los capítulos)Análisis de Legión. Temporada 1. Capítulo 7

Análisis de Legión. Temporada 1. Capítulo 7

Los guionistas de Legión tienen poderes, estoy seguro. Cuando aún muchos estaban maldiciendo a la serie tras el capítulo anterior y todo lo que se ha contado, nos han brindado el que tal vez sea el mejor capítulo de la serie, y con diferencia. Para todos aquellos que estaban esperando respuestas, acción, evolución y soluciones, este es su capítulo. Legión se acerca al final de su primera temporada, y va sin freno de mano. Un ritmo endiablado y avances tremedos en la historia es lo que condensa la séptima entrega en apenas 45 minutos que se hacen cortos. Seguimos de la mano de Las cosas que nos hacen felices -y los SPOILERS a partir de aquí- desgranando este excelente capítulo.

El arranque del episodio no podría ser más esclarecedor. Si aún te quedaron dudas de lo que sucedió en el tramo final del episodio 6, en el momento en que Cary se encuentra con Oliver en el plano astral, hasta acabar con el propio Cary sacando a Melanie de la ilusión que había creado Lenny para tenerlos controlados, aquí te lo cuentan del tirón. Oliver llevó a Cary hasta su cubito de hielo particular y le contó la verdad acerca del parásito mental que tiene David en la cabeza: se trata de Ahmal Farouk, alias el Rey Sombra. Al parecer es un mutante que fue derrotado y que regresó para ocupar la mente de David tomando la forma de un perro durante su infancia, del tal Benny en su juventud y ahora de Lenny.

Oliver Bird y Cary en el cubo de hielo
Oliver Bird y Cary en el cubo de hielo

Descubrimos también que gracias al traje de buzo que posee Oliver en su rincón helado, puede viajar entre realidades. De esta guisa con el traje puesto, Cary libera primero a Melanie para que intente detener los disparos que en la realidad -temporalmente congelada al encontrarse todos en la ilusión mental que los tiene atrapados- están a punto de matar a David y Sid. Y por otro lado, despierta a Sid del sueño inducido al que Lenny la tenía sometida. ¿El plan? Sid debe encontrar a los demás y liberarlos del control mental de Lenny, mientras Cary y Melanie en la realidad evitan su muerte e intentan poner el halo que creó el propio Cary para aislar la personalidad del Rey Sombra de la mente de David.

Para cumplir su cometido, Sid cuenta con unas gafas que le entrega Cary que logran ver la realidad sin las ilusiones creadas por Lenny en el Centro psiquiátrico Clockworks, donde se encuentran el resto, como por ejemplo Kerry. La chica está siendo perseguida por el Ojo, empeñado en matarla o volverla loca, como malo que es, aunque sus intenciones no terminan de quedar del todo claras, parece que se lo está haciendo pasar realmente mal a Kerry, que sin Cary se siente pérdida.

Y finalmente tenemos a David, atrapado en un ataúd mental, gritando desesperado por liberarse y escapar. En un juego muy típico de Legión, asistimos a un desdoblamiento de personalidad de David en su propia mente: su parte racional hace acto de presencia y con un gracioso acento británico logra hacerle ver a la parte emocional de David, que en realidad no está en un ataúd ni está atrapado, que todo está en su mente. De esta manera, los dos David se imaginan una clase con pizarras, y la parte racional intenta ponerle en situación con lo que saben hasta ahora:

  • David es adoptado
  • Tiene un parásito en la cabeza
  • Su padre y el Rey Sombra ya se conocían

Con unos dibujos animados a tiza, resolvemos gran parte de los misterios entorno al pasado de David, y además, con un revelador detalle que puede ser un guiño a los fans o bien algo que realmente tendrá peso en la trama. En medio de los flasbacks en los que se cuenta como el padre biológico de David derrotó en el pasado al Rey Sombra en una batalla psíquica, aparece la mítica silla de ruedas que usa Charles Xavier en las películas de X-Men, o al menos un plano detalle de una de las ruedas totalmente reconocible. Según se da a entender, el Rey Sombra fue destruido, pero de alguna manera su conciencia logró sobrevivir y encontrar a David. También se explica que para proteger a David cuando nació, sus padres biológicos lo dieron en adopción. A pesar de ello, el Rey Sombra acabó encontrándolo y poseyéndolo desde pequeño, haciéndole enfermar mientras iba creciendo.
Tras todas estas revelaciones traen a un único David de vuelta al ataúd, logra hacer uso de su poder y abrirlo, transportándolo a Clockworks.

La pizarra con la que David resume toda su vida
La pizarra con la que David resume toda su vida

Por su parte, Melanie y Cary intentan sin éxito desviar las balas congeladas en la trayectoría que están a punto de impactar en Sid y David. Cuando no parece haber solución para cambiarlo, aparece Oliver en la realidad para ayudarles. Melanie se da cuenta de que su marido no logra recordarla y sale de la habitación, solo para darse cuenta de que Ben -el mutante que fue herido de muerte por el Ojo cuando llegaron a la casa de la infancia de David– está desangrándose, se acerca a él y le empieza a susurrar cosas al oído. Como nexo de unión, vemos a Ben en estado casi vegetal y en silla de ruedas en Clockworks,  rescatado por Sid encuentran ambos a Kerry y la ayuda a escapar del Ojo con las gafas que le dio Cary, que por cierto, hacen que se vea todo en blanco y negro, y los diálogos aparecen con carteles entre plano y plano, como en una película muda, una jugada visual muy Legión.

A todo esto, Lenny parece tenerlo todo bajo control, hasta que se da cuenta que en la realidad están intentando evitar que Sid y David mueran. En este rato Oliver ha empezado a crear un escudo para protegerles de las balas, pero el Rey Sombra aparece y destroza el escudo y aleja a Cary para que no coloque el halo en la cabeza de David. Por otro lado, encuentra también a Kerry y Sid, perseguidas por el Ojo. En una acción sorprendente, mata al Ojo haciendo que muera también en la realidad, puesto que ya no lo necesita.

Melanie encuentra a un Ben casi moribundo
Melanie encuentra a un Ben casi moribundo

David se encuentra en un laberinto dentro del propio centro, no importa por la puerta que salga, que siempre termina llegando al mismo sitio. Empieza a hacer uso de sus poderes para ir abriendo todas las puertas y destrozando el laberinto. Lenny está a punto de matar a Kerry y Sid, hasta que Ben se levanta de su silla de ruedas, atrapa a Lenny y se aleja con ella de las chicas, liberándolas. Poco a poco todos van volviendo a la realidad, y Cary logra ponerle el halo en la cabeza a David, que reacciona y se da la vuelta para parar las balas que iban en dirección a la espalda de Sid. Parece que han impactado en David, que sin embargo abre la mano y se ven las balas retenidas en su mano, sin ninguna herida. En ese momento, con todos sanos y salvos, David los teletransporta fuera de allí.

Amy -la hermana de David– es rescatada también y se llevan a un malherido Ben en camilla. De vuelta en Summerland, Melanie encuentra a Oliver todavía en el mundo real, ya que no está dentro del traje de buzo que se hallaba en la sala/congelador. Es como si se hubiera materializado de nuevo, con la salvedad de que no recuerda mucho de su pasado, y por tanto, tampoco recuerda haber estado casado con Melanie. Amy se acerca a David e intenta pedirle disculpas por no haberle contado antes que era adoptado, a lo que él se sincera reconociendo que es un mutante, alguien con poderes. Aunque ahora el Rey Sombra parece retenido en algún recóndito lugar de la mente de David, Cary le reconoce que no debería quitarse el halo de la cabeza, porque si no podría volver a liberarse.

Al final del capítulo, todos salen de Summerland menos Melanie y Oliver, y son detenidos por la División 3, que ha invadido el recinto y los apuntan con armas. Aparece el interrogador del primer episodio, que murió supuestamente abrasado cuando liberaron a David, con el rostro medio quemado y lleno de cicatrices, resulta que quieren secuestrar a David y matar al resto. De repente, viajamos al interior de la mente de David para ver a Lenny atrapada en el mismo ataúd en el que él ya estuvo, gritando y golpeándolo, hasta que logra resquebrajarlo.

Un capítulo muy intenso, con mucha acción y revelaciones, que evidentemente, tiene mayor impacto viniendo del extraño episodio anterior. Hemos tenido menos Aubrey Plaza que de costumbre para mi desgracia, aunque me parece que dará mucha guerra en el último capítulo de la temporada. ¿Preparados?

Ex colaborador de la web
Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

1 COMENTARIO

  1. de las mejores series que he visto y de las pocas que tengo que leer resumenes para acabar de entender detalles que se me escapan!!! gracias lascosasquenoshacenfelices!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Locust. Leviathan Labs nos lo traerá en abril de 2023.

Bienvenidos a Las cosas que nos hacen felices. En pocos meses, en abril de 2023, Leviathan Labs nos traerá ... Locust. Atentos al equipazo creativo que lo ha realizado. Mi amigo Massimo Rosi a los guiones y el dibujante español Alex Nieto.