InicioSeriesAnálisis de Mare of Easttown. Temporada 1. Capítulo 3.

Análisis de Mare of Easttown. Temporada 1. Capítulo 3.

Bienvenidos al tercer análisis de Mare of Easttown. A lo largo de siete semanas, nos sumergimos en la odisea de una hastiada detective de mediana edad con tantos problemas para resolver un caso como dificultades para acometer su vida privada. ¿Continuamos?

Análisis de los episodios de Mare of Easttown.

Si hay algo meridianamente claro en Mare of Easttown es que pasan cosas, muchas cosas. En este tercer episodio continuamos avanzando en el caso de Erin. Aparecen nuevos detalles de su asesinato y, obviamente, sospechosos en los que antes la detective no había pensado. También avanza su complicada vida personal. De hecho, si hay una trama que se frena totalmente es la de la desaparición de Katie Bailey, la chica cuya madre era amiga de Mare y que esta (ni la policía local) pudo encontrar. Y, claro, es muy probable que las dos investigaciones estén relacionadas.

INFLANDO LA LISTA SOSPECHOSOS

mare-of-easttown-las-cosas-que-nos-hacen-felices

El capítulo empieza con la práctica resolución del cliffhanger del final del segundo episodio. Dylan está vivo, aunque probablemente quede tetrapléjico tras el disparo de Kenny, el impulsivo padre de Erin, que es detenido por el intento de asesinato.

Tanto Dylan como Frank, el ex marido de Mare, se prestan a hacerse la prueba de paternidad del hijo de Erin. Frank aclara a nuestra protagonista que le compró utensilios para cuidar al bebé por pena. Fue un complicado momento personal porque aquel encuentro se produjo después de la muerte de Kevin, el hijo de ambos, el personaje que ocupa su espacio en la vida familiar de la protagonista pese a no estar entre ellos. Aunque claro, siempre puede ser una mentira. Al fin y al cabo, Frank podría haberle dicho la verdad desde el principio a Mare.

Por otro lado, Mare y Colin averiguan que Erin fue asesinada a 13 millas de donde su cuerpo fue arrojado al arroyo. No hay signos de violación, así que la desnudaron sin un claro objetivo sexual. El dedo que le falta fue arrancado por una bala.

De todos los sospechosos, el único que tiene una pistola registrada es Kenny, el padre de la víctima. Pero también aparece un nuevo sospechoso: el diácono Mark, el receptor de la última llamada de Erin antes de morir. Su actitud es sospechosa, sobre todo cuando vemos que tira la bicicleta de Erin. Aunque esto es algo que nuestros detectives desconocen.

UNA VIDA A PUNTO DE COLAPSAR

mare-of-easttown-las-cosas-que-nos-hacen-felices

La vida de Mare continúa como una montaña rusa. Tiene momentos buenos, como la segunda cita con Richard, en la que recibe un consejo que no quisiera haber recibido. O ese extraño coqueteo con Colin, un extraordinario Evan Peters que consigue mezclar el carisma, lo coqueto y lo ridículo con esa borrachera en la que se abre en canal y muestra a un ser tortuoso por sus problemas personales. Un personaje que supone un perfecto contrapunto a nuestra protagonista.

Una Kate Winslet que nos muestra a una mujer de mediana edad que encarna a la detective perfecta. Obsesiva en su trabajo, metódica a la hora de investigar y empática para lo bueno y para lo malo. No le tiembla el pulso para avergonzar a alguien en público.

Pero este carácter corre el riesgo de desbordarse por sus propios problemas. Su nuera pretende luchar por la custodia de Dru. Mare intenta convencerla de lo contrario apelando a su historial psiquiátrico, donde constan varios brotes psicóticos, consumo de tóxicos y una personalidad inestable que queda bastante reflejada en la irritabilidad hacia Mare.

Y al final, nueva revelación impactante: la acusación del jefe de la policía a Mare de pretender inculpar a su nuera por tenencia ilícita de drogas, lo que supondría el fin de la pelea por la custodia de Dru.

Esto tiene dos consecuencias. Por un lado, apartan a Mare del caso. Lo menos importante, que seguro que su recién adquirido amigo Colin requiere de sus servicios para continuar con la investigación. Por el otro, un nuevo golpe a su vida personal. Y una pregunta, ¿Ha sido su nuera para ganar puntos de cara a conseguir la custodia? Poco probable, dado que la droga había sido incautada de la comisaría de policía a raíz de un caso previo. Entonces, ¿Realmente Mare ha sido capaz de inculpar a una persona inocente para que no le quiten a su nieto? Sería la opción más interesante, la que mostraría de forma coherente el desbordamiento de una policía que es capaz de llevar al límite su sed de justicia.

Un saludo y sed felices!

Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Heels. Temporada 1. Capítulo 6

Damas y caballeros, ladies and gentlemen, bienvenidos al nuevo show de lucha libre. Esta flamante serie llamada Heels nos trae muchos músculos, llaves y...