Análisis de Outcast. Temporada 1. Episodio 5

0

Hemos llegado al quinto episodio de Outcast, donde hemos descubierto que nuestro reverendo no hacía tan bien su trabajo de exorcista como creíamos. Pero no nos precipitemos, recapitulamos y al lío.

Análisis de Outcast. Temporada 1

Esta semana Outcast ha ahondado un poco más en la mujer de Kyle, Allison y en la hija de ambos, Amber.  Todo debido a que Allison descubre a nuestro protagonista  y al reverendo espiarles en la noche. ¿El motivo? Ya la realidad se tambalea y no todo parece tan claro. Mildred, nuestra particular vecina del capítulo anterior, sigue con el demomio dentro del cuerpo al parecer, por lo que a Kyle le preocupa que le ocurra lo mismo a Allison, de ahí a que la vigilen. A lo largo del capítulo y partiendo de esta premisa el reverendo y Kyle cogen el coche y comienzan un viaje para ver todos los casos de exorcismo que realizó en el pasado. La primera parada es con Roy y su hija Cherry a quien años atrás le realizaron un exorcismo. Ella desapareció al parecer hace un tiempo y según palabras del padre se dedica a hacer la calle. Otra parada en el camino va a ser más esclarecedora; se trata de Brian, que fue también exorcizado. En esta ocasión descubrimos que el diablo sigue dentro, durmiente. ¿Esperan a algo?

Brian tocado por las manos mágicas de Kyle

Brian tocado por las manos mágicas de Kyle

Por otro lado tenemos el ansiado encuentro entre Kyle y su mujer e hija aunque en un primer momento no ha sido tan idílico. Amber se muestra violenta con su madre. Eso y que Allison hace un gesto de dolor cuando Kyle le roza el brazo hace que sospechemos algo. La verdad es que ya hay que tener ganas de abrirle la puerta a Kyle tras ver el flashback de la semana. La cara de Allison todo un poema. Recordemos que en el pasado fue poseída y ya sabemos como se las gasta Kyle para sacar  los demonios, a puñetazo limpio. Cuando la policía llegó, él no tuvo más remedio que declararse culpable de la paliza. En gran parte, todo cierto…

Allison…

 Y finalmente dan con Cherry, descubriendo que sigue poseída. Ella pronuncia frases enigmaticas, como que Kyle es la “llave” y también habla de los “anónimos”, los “incontables”. La pobre tras serle expulsada el demonio, parece quedar en estado vegetativo.

Levitación demoniaca

Levitación demoniaca

Esta semana hemos tenido nuestra ración de investigación con el sheriff, que sigue dando el coñazo a su amigo bombero, de nombre Ogden, el del reloj, se le cuela en el trabajo, en la casa, etc. Ogden desde luego es un campeón por aguantar tanto. Esta parte ya me está cansando, cuando semanas atrás aplaudía la información a cuentagotas….

Y seguimos también con la trama de Sidney, ese enigmático personaje que parece ser un líder de los poseídos. Se reúne con Mildred y ella le habla preocupada de no llegar viva a la “fusión” por estar metida en ese cuerpo tan frágil.

Terminamos el episodio con la visita de Allison a la casa de Kyle. Ella está muy preocupada por Amber que hace cosas muy extrañas como pintar la habitación de color rojo. La visita no saldrá para Allison como pensaba y es que no recibe respuestas ninguna sobre lo que pasó aquel día cuando fue apalizada.

Un episodio en el que más que aclararnos cosas, nos sigue abriendo nuevos interrogantes. ¿A qué se refiere Mildred con la fusión? ¿Y Kyle, de qué es llave? ¿Quienes son los anónimos, los incontables? Ya hemos llegado al ecuador de la temporada y, con la serie renovada para una segunda temporada incluso antes de su estreno, pueden tomarse los guionistas las tramas con tranquilidad pero ya sabemos que no es precisamente el fuerte de Kirkman, así que esperemos una resolución para esta misma temporada de tantas incógnitas. Y a vosotros ¿Os está gustando?

Nos vemos dentro de dos semanas que Outcast se toma un respiro entre tanto demonio.



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario