InicioseriesAnálisis de Supergirl. Temporada 2. Capítulo 12

Análisis de Supergirl. Temporada 2. Capítulo 12

¡Vuelven los Luthor! Supergirl debe dar la cara por su amiga y ponerse en contra de los suyos. Hoy toca hablar de Luthors (2×12).

Para leer anteriores entregas pincha aquí.

El episodio comienza con Kara hablando con Mon-El de lo rápido que ha pasado pagina para dar un salto en el tiempo. Exactamente cuando los Luthor, hace 20 años, adoptaron una joven Lena.

De nuevo en el Alien Bar (Kara y Mon-El sólo hablan últimamente en ese garito o en casa de esta) todos los colegas beben reunidos y hablan de amor y desamor. De hecho, Alex aprovecha para presentar a Maggie a la tropa como su novia. Sorpresa de algunos, pues no tenían ni idea de que su pareja fuera una mujer.

El juicio contra Lillian Luthor comienza y Kara va a visitar a Lena. Su conversación con la kryptoniana la abre a reunirse con su madre en prisión, donde le revela que ella es fruto de la infidelidad de Lionel. También que el poco afecto que le mostró en su niñez se debía en a la vergüenza que hacía sentir a la familia por ser una bastarda. Eso sí, ahora quiere hacer las cosas bien y tener una relación madre-hija.

Ya en el juicio, Corben declara hasta que se le va la pinza con su rollo xenófobo y se pone a lanzar rayos con su pecho de kryptonita verde. Sí, alguien le llevó a su celda la noche anterior lo que a simple vista parece un paquetre de Amazon con kryptonita dentro. Metallo libera a Lillian y se la lleva pero en la sala está Alex y Kara, por lo que poco tarda Supergirl en entrar en escena. En la calle le plantean uno de esos escenarios cliché superheroicos: Corben dispara una grúa que impactará contra civiles, así que o los salva y deja que escapen o detiene a los malos y matarile a los viandantes.  Sobra decir que hace el rescate y los malosos escapan.

Las sospechas de quién le pasó la kryptonita a Corben dirigen a Lena. Hay un video y todo, por lo que Maggie irrumpe en su despacho y la detiene en presencia de una Kara que confía plenamente en la inocencia de su amiga. En CatCo sucede lo mismo: tanto Snapper como Jimmy Olsen la consideran culpable. En los pasillos de las oficinas se cruza con la exnovieta de Mon-El, que le dice que lo dejaron porque no paraba de hablar de Kara y era un plomazo.

Lena está entre rejas pero poco tarda en llegar Metallo para liberarla, Quien también se pasa a saludar en Guardian que recibe mandanga de la buena. En el DEO le cura Alex la herida, porque por mucho escudo que lleve ni es el Capi ni nada, esto es primera división y no está preparado. Nueva charla de Kara y Jimmy sobre Guardian sí/Guardian no y termina con Kara partiendo bloques de hormigón en el sótano para aliviar su estrés. Mon-El aplaude semejante espectáculo y la calma, preguntándole que porque le importaba tanto si el salía con otra cuando ella no siente nada por él. ¡Qué avispado el daxamita!

Madre e hija se dirigen a unas instalaciones de Lex Luthor con Corben. Lillian planea eliminar a Superman, a su prima y a todos los aliens, así que necesita abrir una cámara secreta de su hijo. Para ello debe conseguir ADN Luthor, por lo que Lena es la llave. Consciente de que su madre la está utilizando, la manda a paseo sólo para que CyborgSuperman y Metallo la fuercen y abra la cámara. Dentro tenemos de todo: la armadura de combate de Lex, una misericordia negra, un hacha atómica, etc.

Con sus habilidades de hacker, Winn descubre dos cosas: que fue CyborgSuperman quien manipulo las imágenes de los videos para simular que era Lena la que pasaba la roca a Corben y que la kryptonita de Metallo es sintética e inestable, por lo que en breve estallará y se llevará a todos al otro barrio.

Supergirl acude como el rayo pero Lillian la detiene fácilmente con un juguete de Lex bastante mierder. Un par de tortas, Kara se libera y Metallo se pone en modo bomba. Suerte que el Detective Marciano llega a escena para ayudarla y salen por patas. Los malosos ya habían abandonado el lugar hacia un rato. Son así de descorteses…

Ahora que Lena ha sido exculpada Kara puede restregárselo a todo el mundo y queda con su colega. Obviamente, cuando se despiden y eso, Lena se sienta en el sofá y se pone en modo “soy oscura e intensa y escondo algo…”. Chan, CHAAAAN.

Mon-El visita a Kara en su piso, donde la joven se pone melosa (comprende que el daxamita ha madurado) y cuando esta todo a punto de Karamelo (que chiste más malo…) y sus labios se acercan… PUMBA! Aparece Mr. Mxyzptlk para cortarles el rollo y le dice a Kara que la quiere. ¡Menudo sinvergüenza!

Un capítulo completamente teenager y con un regusto familiar. La fe ciega de Kara hacia Lena, la relación de ésta con su madre, y el villano de opereta huele mucho a Smallville. Al fin y al cabo, comparten cadena y familia heroica. El problema que le veo es que, telenovela aparte, cuando empezaba la acción y la aventura la serie de Tom Welling daba una de cal y otra de arena. Por lo menos aquí tenemos a Kara volando, en traje y a pleno rendimiento.

En esta temporada están jugando con el concepto de “la manzana nunca cae lejos del árbol”, o lo que es lo mismo, si los Luthor son unos villanos, Lena tiene que ser malvada. Insisten una y otra vez en demostrar que ella es la excepción de la familia, pero siempre dejando ver una chispa de lado oscuro que terminará por encenderse. Apostaría que camino a final de temporada le veremos las uñas al gato.

Han molado todos esos juguetes guays de Lex en pantalla, así como nombrar a Superman, ver a Lex de niño (y a Lionel de joven y calvo!). También los homenajes a Superman Returns y a BvS con la bajada de la grua (el plano es calcado). Y esa pieza del tablero de ajedrez que coge al final Lena… Un caballo, ehh. ¿Ya ha salido el proyecto Cadmus y ahora vamos a por Jaque Mate?

El CGI está justito esta vez. Algún plano ha cantado bastante, pero tenemos algún arranque de vuelo molón. A nivel de maquillaje, el apechusque del pecho de Metallo está bien, pero no es más que eso: maquillaje que a simple vista da la sensación de que te lo puedes hacer tu mismo con un tutorial de YouTube (vamos, que le falta chispa, originalidad, “molar”). Sea dicho que mejor este que el Metallo metrosexual con un motor en el pecho de Smallville. De CyborgSuperman ni hablamos.

La semana que viene veremos qué han hecho con un clásico del entorno de Superman: Mr. Mxyzptlk. Ya lo tocaron en Smallville y… bueno, parece que va a ser un copypaste de aquel… Crucemos los dedos y a ver si nos hace felices.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

1 COMENTARIO

  1. Saludos JM, gracias por el analisis, ya lo habia comentado antes esta serie se parece mucho pero mucho a Smallville, recuerdo que lo mismo pasaba con Lex quien siempre queria demostrar que era diferente y la final pues ya sabemos, estamos ante el mismo arco argumental, por eso digo que le faltan ideas frescas a los guionistas, sin embargo no por esta situación me gusta menos esta serie, me atrae mucho y espero siga mejorando, a ver este nuevo episodio!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS