Iniciosci-fiAnálisis de The Expanse. Temporada 1. Capítulos 3 y 4

Análisis de The Expanse. Temporada 1. Capítulos 3 y 4

La última vez que los vimos Holden y su tripulación estaban en problemas. Tras transmitir un mensaje hacia el sistema solar, los supervivientes del Canterbury eran tomados prisioneros por un destacamento de marines y transportados al interior del acorazado marciano Donnager. Los tercer y cuarto capítulos de la temporada titulados “Remember the Cant” y “CQB” continúan avanzando la historia a un ritmo trepidante. El mensaje de Holden se ha extendido como la pólvora y en Ceres la tensión entre el Cinturón y Marte es palpable, pronto habrá sangre en las calles. Mientras tanto Miller sigue investigando la desaparición de Julie y se acerca a la OPA en busca de respuestas. En la tierra Avasarala intenta descubrir de una vez por todas si Marte ha proporcionado tecnología de camuflaje a los terroristas.

Si quieres leer una introducción a la serie y un análisis de los dos primeros episodios, no dudes en visitar:

06
El mensaje de Holden se expande por todo el sistema solar. Pronto, las consecuencias serán palpables.

La situación en las Calles de Ceres se acerca minuto tras minuto al punto de no retorno. No es el mejor momento para ser un habitante de los planetas interiores en el cinturón. Havelock, el compañero terrestre de Miller acude a Gia (Sara Mitich), una prostituta que conoció en un caso anterior, para familiarizarse con el idioma Belter y así poder rebajar tensiones si la cosa se pone fea. Por su parte Miller sigue atando cabos tras los paso de Julie, incluso cuando su superior, la capitana Shaddid (Lola Glaudini), le ordena abandonar la investigación.

Mientras tanto en el Donnager los supervivientes del Canterbury se encuentran bajo interrogación. Los marines separan a Alex del resto e interrogan a Holden y a Naomi por separado. El lugarteniente Lopez (Greg Bryk) emplea drogas de última tecnología que le convierten en un detector de mentiras humano junto a una serie de técnicas intimidatorias para separar al grupo. Infiere que Naomi podría ser una agente encubierta de la OPA cuya misión era la destrucción del Canterbury. Tras su interrogatorio Holden descubre que Alex sirvió durante 20 años en la marina marciana, por lo que ha recibido trato preferente. Alex remarca un punto importante: nadie del grupo conoce el pasado de los demás.

07
Lopez intenta sembrar la disensión en el grupo de Holden. Su principal argumento es que cree que Naomi trabaja para la OPA.

Avasarala por su parte decide manipular a su amigo Franklin DeGraff (Kenneth Welsh), el embajador de las Naciones Unidas en Marte, para conseguir la información que necesita. Haciéndole creer que la nave que destruyo el Canterbury es de origen marciano y que Marte intenta tomar control de Ceres, DeGraff provoca que el ejército marciano revise sus almacenes, indicación que ellos no fueron los responsables. La maniobra le cuesta su puesto al embajador que declara con consternación que Avasarala “hará cualquier cosa por ganar” antes de despedirse de ella para siempre.

Marte no está colaborando con la OPA pero alguien está intentando provocar una guerra. La pregunta es ¿Quién?

De vuelta en Ceres, Miller localiza a Anderson Dawes (un inmenso Jared Harris) el líder de la OPA en la estación y le interroga sobre el paradero de Julie Mao. Dawes niega todo conocimiento sobre su localización o su pasaje a bordo del Scopuli y recuerda a Miller que aunque trabaje para Star Helix, una compañía terrestre, como Belter su lealtad se debe al cinturón. Según Dawes hombres como Miller serán necesarios en los tiempos que están por llegar. Cuando los disturbios explotan finalmente, Havelock se lleva la peor parte cuando un grupo de Belters le atraviesan el pecho con un arpón hidráulico, clavándole a la pared mientras la multitud enloquecida vitorea al unisono “¡Recordad el Cant!”.

08
Avasarala manipula a DeGraff para averiguar la verdad.

A bordo del Donnager, Holden pide audiencia con la capitana Theresa Yao (Jean Yoon) que le revela que una nave desconocida se acerca a interceptar al acorazado, posiblemente para rescatar a Naomi. Yao insiste en que Holden debe rectificar su mensaje y Lopez le pide que culpe a la posible agente de la OPA de la destrucción del Canterbury, Holden rechaza firmemente. La nave misteriosa, o mejor dicho, naves, atacan al Donnager al unísono lanzando sus torpedos contra la gigantesca nave fortaleza. Naomi, Alex y el resto del grupo de prisioneros se preparan para la situación de combate. Cuando el motor de la nave es dañado y la gravedad desaparece, una ráfaga de fuego enemigo atraviesa el casco del Donnager, decapitando a Shed ante la mirada atónita de todos.

A cientos de miles de kilómetros, en la estación Tycho Fred Johnson (Chad L. Coleman) supervisa la construcción del Nauvoo, una nave generacional mormona que pretende llevar a toda una población humana hacia otra estrella en un viaje centenario. El representante de los mormones comunica a Johnson que la junta del proyecto ha decidido reemplazarle por causa de sus conocidos lazos con la OPA. Tras una par de amenazas no demasiado sutiles, Johnson consigue conservar su puesto y comunica a su invitado que debe desalojar la Nauvoo por razones técnicas. Su verdadero objetivo es utilizar los sensores del titánico navío para ver qué ocurre con el Donnager.

09
Fred Johnson le demuestra a su invitado que no es alguien al que se pueda intimidar.

Miller, que sigue investigando la desaparición de Julie, identifica durante los disturbios el cadáver de Bizi Betiko, un conocido de la chica. El apartamento de Betiko se encuentra hasta arriba de integrantes del “club de la catapulta” un deporte ilegal en el que participantes a bordo de lanzaderas caseras se “catalputan” en rutas fijas alrededor de diferentes cuerpos celestes con resultados, en ocasiones, mortales. Miller se sorprende al descubrir que Betiko está vivo y coleando (aunque no por mucho tiempo) a bordo de su lanzadera, por lo tanto, ¿Cuál es la verdadera identidad del cadáver?

De vuelta a la morgue, Miller pide ayuda a su ex-compañera Octavia Muss (Athena Karkanis) para identificar al cadáver. Muss le indica que el cuerpo de “Betiko” cuenta con una variedad de implantes ilegales, uno de ellos hace que cada intento de identificación produzca un resultado distinto, haciendo casi imposible descubrir su autentica identidad. Otro de los implantes resulta ser un chip con información, parece ser que el cadáver solía ser un contrabandista de información y lo que quiera que llevase encima era suficientemente valioso como para costarle la vida. En las calles de Ceres, una mujer encuentra a Havelock, que resulta haber sobrevivido.

010
Miller y Muss investigan el misterioso cuerpo de Bizo Betiko.

En el Donnager la batalla es encarnizada. Las naves asaltantes tienen el control de la batalla, a pesar de que el acorzado está a la vanguardia de la tecnología militar marciana. Holden reconoce a una de las naves asaltantes como el mismo modelo que destruyó el Canterbury. Cuando en enemigo aborda el Donnager, Yao ordena a Lopez la evacuación de Holden para que este pueda testificar sobre la inocencia de Marte en el conflicto. La capitana decide auto-destruir la nave para acabar con el enemigo, pero no antes de que Holden se encuentre sano y salvo.

Mientras tanto, un grupo de marines lleva a Holden hacia el puerto para le evacuación, pero el encontronazo con fuerzas enemigas provoca un enfrentamiento. Aprovechando la batalla, Holden se dirige a la celda de contención donde se encuentran sus compañeros de tripulación. Lopez accede a evacuar a todo el mundo siempre y cuanto accedan a testificar sobre la inocencia marciana en el conflicto. El grupo llega al puerto en busca de la Corbeta Tachi, una nave ligera y bien armada que les proporcionara la velocidad necesaria para huir del enemigo, el problema es que el lugar es un hervidero de fuerzas de asalto hostiles. Tras una frenética carrera por llegar al Tachi, Alex toma el control y utiliza las devastadoras capacidades ofensivas de la nave para abrirse paso hacia es espacio exterior. Con Lopez y Amos heridos, Alex comienza la aceleración gravitacional hacia un lugar seguro, mientras Holden pierde la conciencia…

CONCLUSIONES

Remember the Cant y CQB son, bajo el punto de vista de un servidor, dos magníficos episodios. Detalle tras detalle podemos ver los ricos matices que componen las sociedades de este mundo. El frágil equilibrio político (especialmente en el cinturón) queda patente, con todas las facciones intentando evitar un conflicto que parece inexorable. Mientras tanto, las historias personales de los personajes van encontrando un nexo en común y parece que todos los hilos acabarán conectando cuando sepamos que ocurrió con Julie Mao, el Scopuli y quien quiere provocar una guerra en el sistema solar. El ritmo de la serie es casi perfecto y nunca tenemos la sensación de que ninguna escena sirva simplemente como relleno o para pasar el tiempo.

Desde el punto de vista técnico, un amplio presupuesto nos regala gran cantidad de sets y escenarios diferentes, que ayudan a transmitir la gran escala que nos propone la serie. Las escenas en gravedad cero (como la impresionante muerte de Shed) siguen manteniendo un nivel muy alto y las naves, uniformes y trajes de combate marcianos brillan con luz propia. Las escenas de acción no son muy frecuentes pero están bien trabajadas, momentos como la huida del Tachi abriéndose paso a través del hangar del Donnager son, desde mi punto de vista, de lo más memorable que se ha visto en una serie de sci-fi en los últimos tiempos, comprobadlo por vosotros mismos haciendo click en el video de arriba.

Si The Expanse sigue sin perder el pulso, tiene visos de convertirse en una de las mejores series de los últimos tiempos.

Álvaro Pachehttps://www.clippings.me/kreidart
Graduado en Estudios Ingleses por la Universidad Autónoma de Madrid. Aficionado a la literatura, el arte, el cine y el mundo de los videojuegos, con una especial predilección por el género de ciencia ficción en todos los medios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS