Análisis de The Walking Dead. Temporada 10. Episodio 16. Final de temporada

0

Bienvenidos fans de The Walking Dead (por fin) al análisis del decimosexto capítulo de la temporada 10, un episodio que cierra esta accidentada temporada después del parón que sufrió la serie (como tantas otras) por la crisis del coronavirus. 

Aquí puedes ver los análisis de los episodios anteriores

Si de algo se acusó a The Walking Dead en el pasado fue de que alargaba las tramas demasiado y que no sabía cerrarla. Pues bien, después de ver este capítulo podemos decir que ese problema está solucionado (al menos de momento). Se pone punto final al enfrentamiento con los Susurradores sin haberlo alargado hasta el infinito como pasó con el conflicto contra los Salvadores. Y se hace con una historia muy bien contada, con ritmo y muchos momentos de tensión, que además cierra algunas tramas abiertas y a la vez abre nuevos caminos de cara a futuro. Un cierre de temporada de manual. 

El episodio empieza mostrando a los supervivientes rodeados por la Horda de los Susurradores, que parece un mar embravecido que rodea la torre que es el refugio de nuestros protagonistas. Pero Gabriel anima a los niños diciendo que todos unidos podrán sobrevivir. ¿Y quiénes son esos todos? Pues Alejandría, Hilltop, Oceanside, la gente del Reino y otras personas (antiguos conocidos o no) que puedan llegar en su ayuda. Dentro de este último grupo destaca Maggie, que encuentra una carta en la que se informa de la muerte de Jesús y Tara. Nuestra añorada líder no duda en ponerse en camino para ayudar a sus antiguos amigos. 

The Walking dead

La Horda en todo su esplendor

La solución para salir del apuro parece estar en manos de Luke, que ha logrado montar un equipo de sonido con el que poder atraer a la Horda. El problema es que necesita salir al exterior para montar el aparato en una carreta que puedan conducir hacia un precipicio para librarse de los zombies. Afloran entonces las tensiones soterradas que hemos visto durante toda la temporada. Muchos no se fían de una Lydia que quiere ayudar y aunque Daryl quiera que Negan los acompañe, este se niega en rotundo. 

Hay una gran escena cuando Negan ofrece a Lydia una máscara de zombie para que pueda huir del desastre que se avecina. La pobre chica está atrapada entre lo que quiere ser, alguien útil para su nueva comunidad, y su pasado como Susurradora. Negan tiene claro ellos dos nunca serán aceptados, aunque Lydia quiere luchar por una vida mejor. 

Se preparan unos pequeños grupos, cada uno con un elemento vital del equipo de Luke, para salir al exterior. Los protagonistas se embadurnan de sangre y vísceras para pasar desapercibidos entre los zombies, con el peligro añadido de los Susurradores que hay entre ellos. La ayuda viene desde las ventanas, donde Lydia va localizando a los Susurradores para que otras personas los vayan eliminando con flechas (con una impecable puntería eso sí). Es una de las mejores secuencias de la temporada. Se respira el peligro y el agobio que supone caminar entre los muertos vivientes, mientras sus enemigos intentan acabar con ellos, todo rodado con ritmo alto, a pesar de que los personajes se tienen que mover muy despacio.  

Daryl rodeado de zombies intento escapar de la Horda

Casi todos consiguen llegar a buen puerto menos Carol y Beatriz. Esta acaba devorada por los zombies y Carol no puede hacerse con la mochila que llevaba. Menos mal que Lydia aparece con su máscara para recuperar el preciado equipo y hacerse valer dentro del grupo. 

El plan de Luke surge efecto y con la música a todo volumen a bordo de la carreta logran atraer a la Horda. Pero los Susurradores no se iban a quedar quietos y después de un ataque nocturno destrozan el medio de trasporte. Daryl opta por un plan casi suicida. Acabar con los Susurradores en un ataque quirúrgico y así dar tiempo a que los que se han quedado en la torre puedan ser evacuados. Y Lydia propone un añadido mejor, con sus enemigos muertos, ella podría conducir a la Horda al precipicio, aunque eso le costaría la vida. 

La carreta con música que logra mover a los zombies

Mientras, en la torre, los Susurradores están a punto de entrar y Gabriel decide sacrificarse para que los demás puedan escapar. Justo cuando parece que le van a matar recibe una ayuda inesperada. Maggie, que había salvado ante a Aaron y Elden, se presenta con estos y un misterioso acompañante enmascarado y que blande unas guadañas para salvar la situación. 

Gabriel a punto de pasar a mejor vida

El plan de Daryl sigue su curso y van acabando poco a poco con los Susurradores hasta que Negan decide hacer de héroe enfrentándose a Beta. Con la ayuda de Daryl matan al jefe de sus enemigos, mostrando lo perturbado que estaba cuando muere feliz y contento mientras los zombies le devoran. Para colmo Negan parece reconocerle (recordemos que se descubrió que era un cantante de country conocido), aunque a Daryl no parece importarle “no era nadie”. 

El final de Beta no puede ser mas truculento

En cuanto a la otra parte del plan, Carol ha decidido ser ella quien se sacrifique llevando a la Horda al precipicio, pero en el último momento Lydia la salva y le dice que ha decido seguir su consejo y descubrir quién es y quien va a ser a partir de ahora. Todo esto mientras Lydia tira su máscara que cae poéticamente con los muertos vivientes por el precipicio. 

Es hora de que en The Walking dead se cierren tramas y se abran nuevos caminos 

Hay un emotivo reencuentro de Maggie con sus viejos amigos mientras Negan y Lydia se abrazan cimentado aún más la relación que tienen. Daryl y Carol hablan y cierran viejas heridas recuperando el lazo que les une. Y por fin vemos que pasó con Connie después la explosión en la que la dieron por muerta. Despierta maltrecha en el bosque cubierta de sangre y barro para ser encontrada por Virgil, el hombre de la isla en la que vimos por última vez a Michonne. 

Carol a punto de saltar al abismo

Por su parte el grupo de Eugene sigue intentando llegar a tiempo a la cita con Stephanie, algo que acaba siendo imposible. Pero Eugene no se da por vencido y convence a sus amigos de quedarse por la zona para buscar otros grupos de supervivientes. Y justo al final de capítulo aparece un grupo de soldados fuertemente armados que los hace prisioneros. Los que hayan leído los cómics sabrán de sobra de donde salen y hacia donde parece dirigirse la serie para la próxima temporada. 

Valoración final 

Es una lástima no haber podido disfrutar de este episodio cuando tocaba ya que hubiera sido un gran colofón a una temporada que ha recuperado parte de la magia perdida. A pesar de todo es un magnifico punto y aparte que cierra de manera satisfactoria casi todas las tramas mientras que abre otras nuevas. 

Se acaba la historia de los Susurradores sin haberla alargado más de la cuenta. Y se hace con un enfrentamiento lleno de momentos memorables sin buscar un camino fácil. Tal vez se podría haber hecho algo más espectacular con el enfrentamiento de Daryl y Negan contra Beta, pero la secuencia en la que el villano muere con una sonrisa en el rostro es un final más que digno que queda como un guante con su trastornada personalidad. 

Hay un crecimiento enorme de algunos personajes y de las relaciones entre ellos. Como ejemplo están Negan y Lydia, dos “apestados” por su pasado pero que acaban ganándose su lugar en el grupo a la vez que se establece un vínculo muy atractivo entre ellos de cara al futuro.  

Negan y Lydia, dos personas que acaban muy unidos

Y los responsables de la serie han logrado que nos importe tanto la trama general de los Susurradores como las pequeñas historias de los personajes: la relación entre Daryl y Carol o el crecimiento de la pequeña Judith por ejemplo. Amén de la esperada vuelta de personajes tan queridos como Maggie. 

La añorada Maggie por fin vuelve a casa

También quiero señalar lo bien hecho que está este último episodio. Los efectos especiales y la producción brillan más que nunca en esas secuencias aéreas que nos muestra en todo su esplendor a la Horda o en los enfrentamientos que salpican todo el metraje. Un diez en un apartado que había quedado un poco de lado últimamente. 

De cara al futuro comentar que esta temporada va a tener seis episodios más centrados en personajes concretos. Luego tendremos una temporada once que será más larga de lo que estamos acostumbrados y que supondrá el final de la serie. Aunque ya se ha anunciado también que podremos ver a los personajes de Carol y Daryl viviendo nuevas aventuras en otra serie dedicada a ellos. 

el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad