Análisis de Treadstone, una serie para paladares poco exigentes

2

Bienvenidos al análisis de Treadstone, serie que podemos encontrar en Amazon Prime y que se centra en la organización de la CIA que dio origen a Jason Bourne y al resto de agentes letales que le acompañaban en su saga, Aaron Cross incluido. ¿Qué podemos encontrar en esta serie? ¿Está a la altura de las películas protagonizadas por Matt Damon? Vamos al lío.

Las cigarras

Por lo que se refiere a la trama, la serie se divide en dos escenarios temporales. Por un lado, en 1973 tenemos al agente John Randolph Bentley (Jeremy Irvine), capturado por Petra Andropov, sargento de la KGB a cargo del programa «Cigarra». Dicho programa trata de lavar el cerebro de agentes enemigos para convertirlos en letales asesinos. Se supone que Bentley y el programa «Cigarra» son el germen de Treadstone, el origen de los métodos usados para crear a Jason Bourne.

Por otro lado, mientras se desarrolla la trama centrada en Bentley y Petra, en el presente vemos cómo una serie de agentes encubiertos (las cigarras), que ni siquiera saben que lo son, son despertados y vueltos a poner circulación por una nueva Treadstone que se ha aliado con oscuros intereses empresariales, justificando con ello un supuesto patriotismo made in Trump. Dichos agentes se ven envueltos en una historia en la que el jefe de Petra, un antiguo miembro de la KGB, pretende vender una ojiva nuclear a militares de Corea del Norte.

Jeremy Irvine es John Randolph Bentley.

Una serie made in Tim Kring

Tim Kring es el showrunner de Treadstone y eso se nota. Para los que no lo sepan, Kring es el creador de Héroes y si conocéis la serie ya os podéis hacer una idea de cómo se desarrolla Treadstone: diferentes personajes, cada uno con su propia historia, en diferentes partes del mundo, que se irán cruzando entre ellos hasta llegar al episodio final, donde todas las piezas encajan (o por lo menos eso pretenden), con alguna que otra sorpresa de por medio. El resultado es algo engañoso porque, si bien la estructura de la serie facilita que sea muy dinámica e incluso a ratos entretenida, hay algunos personajes que son más interesantes que otros y al final acabas por tragártelos todos aunque no te interesen.

Dentro de los más interesantes podemos situar a Bentley y la trama ambientada en 1973; también a SoYun Pak, una agente cigarra de Corea del Norte interpretada por la actriz Han Hyo-joo; igualmente deviene interesante Tara Coleman, la periodista que investiga la ojiva nuclear y que guarda una sorpresa final, aunque también es cierto que su trama es la más rocambolesca de todas. Coleman (Tracy Ifeachor, la Vixen de Legends of Tomorrow) viaja por medio mundo, de acá para allá, conduciendo coches en persecuciones imposibles, contactando con hackers que la introducen en archivos rusos, con un viaje a Ghana que no se lo cree nadie.

Han Hyo-joo como la agente SoYun Pak.

Por el contrario, las aventuras de Doug McKenna (Brian J. Smith) y su mujer van de menos a más, al igual que todo lo centrado en los personajes del nuevo Treadstone, esos agentes de la CIA que acaban por ser muy ramplones. Cuando, en los último episodios, entramos en la sala de control de este Treadstone televisivo y recordamos cómo perseguían a Bourne por la estación de Waterloo, es cuando caemos en la cuenta de que esto es un quiero y no puedo. O peor, un no puedo y ni siquiera lo intento.

El problema de las expectativas

Seamos claros: Treadstone es entretenida siempre que el nivel de exigencia no esté por las nubes (no son días de ponernos exquisitos, la verdad) pero también algo ramplona y simple. Su principal problema es que la venden como parte del universo de Jason Bourne y quien más quien menos se acerca a la serie esperando ver algo cercano a la saga cinematográfica y es entonces cuando llega el bajón. Las escenas de acción están bien coreografiadas (eso no se lo niega nadie) y la sangre salpica la pantalla las veces que haga falta pero olvidaos de esa cámara que todo el tiempo se mueve, de esos montajes de mil fotogramas por segundo y del estilo de Doug Liman y Paul Greengrass. Ya no es solo la lógica falta de presupuesto sino que la realización no puede ser más plana y los interpretes tienen el mismo carisma que la uña del meñique de mi pie derecho. El mayor mérito de Treadstone está en ese envoltorio made in Kring que antes comentábamos que en lo que cuenta, y en el resto de recursos usados para contarlo. Es una pena porque el concepto no es malo pero el desarrollo deja que desear. En manos de HBO, por ejemplo, podría haber sido un bombazo (Amazon no la produce, tan solo la distribuye) pero es lo que hay. Un saludo, sed felices y mucho ánimo en estos días.



el autor

Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

2 comentarios

  1. Yo soy un gran fan de la saga y solo considero floja la de el legado de bourne, jason bourne, la última, me gustó bastante, aunque no llega al nivel de la 1 o la 3, si me parece tan buena o mejor que la 2. En lo que la serie respecta, lo de la periodista al menos yo si me lo vi venir, así como otras cosas que pasan, otras no me las esperaba, coincido contigo en que las escenas de lucha están muy bien y que la serie va ganando interés según avanza, así como que en general es entretenida y está bien para pasar el rato, pero que nadie espere que llegue al nivel de la saga, porque no es así, si no esperas mucho la disfrutarás más. Por cierto, touch, de kiefer sutherland también tenía el mismo desarrollo, por citar otra serie de su creador.

    • Pedro Pérez S. el

      Hola Sergio. A mi me gustó mucho El legado de Bourne pero al estar algo desconectada del resto de la saga por no salir Matt Damon siempre se la ha considerado como un intento algo estéril de prolongar la franquicia. Touch no despertó mi interés. La seguí algunos episodios, más por Sutherland que por otra cosa, y me pareció demasiado lenta, tirando a aburridilla. Un saludo y gracias por por leernos y comentar.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. Desde este vuestro sitio, amado lector, queremos recordarte que no estás solo.…