InicioSeriesCommunity: la otra serie del creador de Rick y Morty

Community: la otra serie del creador de Rick y Morty

Community no es tan conocida como Rick y Morty, la serie de Dan Harmon y Justin Roiland que vuelve para su sexta temporada. Este producto de animación protagonizado por el científico loco y su nieto ha alcanzado un éxito arrollador de crítica y público, granjeándose unos fans muy apasionados que analizan hasta el hartazgo cada detalle de cada episodio para elaborar teorías muy complejas.

Sin embargo, muchos de estos seguidores harían bien en echarle un vistazo a Community, una comedia de situación emitida de 2009 a 2015 con Dan Harmon como showrunner. Esta serie no solo merece un visionado por su enorme calidad, sino que ya introduce muchos de los temas que el creador vertería en su obra más popular. Con la posibilidad tangible de que se emita una película basada en esta sitcom, es el momento perfecto para coger las maletas y volver a Greendale.

Community college

Los colegios universitarios de los Estados Unidos son unos centros donde se imparten distintos títulos que sirven para ejercer diversas profesiones, de manera más económica pero sin el prestigio que allí tienen las titulaciones universitarias. Cuando se destapa que el arrogante abogado Jeff Winger ha estado ejerciendo su profesión sin su título correspondiente, aprovechará un viejo contacto para entrar en el colegio universitario Greendale, donde espera graduarse con el menor esfuerzo posible.

Community

Allí conocerá a Britta, una estudiante a la que intentará seducir. Para ello, se unirá a un grupo de estudio que ella está formando para practicar español. Al principio desconfiará de sus excéntricos compañeros, a los que ve como un obstáculo, pero a lo largo del curso se irá encariñando del grupo de inadaptados con el que comparte sala de estudio, mientras vive junto a ellos una gran cantidad de situaciones absurdas.

Una serie sobre las series

Community tiene mucho en común con las comedias de situación de toda la vida: unos escenarios fijos, un elenco de personajes cómicos con sus defectos y virtudes, una lección al final de cada episodio… y, sin embargo, todo el que la haya visto podrá coincidir en que por momentos llega a trascender el género y a revitalizarlo.

Si por algo se conoce a este producto es por sus elementos metarreferenciales, que los guiones utilizan para ironizar sobre el propio formato en el que suceden los episodios, sobre distintos géneros cinematográficos o televisivos y sobre las propias inconsistencias de la serie. A partir de la segunda mitad de la primera temporada, aproximadamente, empezaremos a ver parodias de distintas películas y clichés: los zombis, las cintas de mafiosos, las distopías… y entre todas ellas destacan, sin duda, los episodios dedicados a las disparatadas competiciones de paintball de la escuela, con valor por sí mismos como cortos del género de acción.

Community

La sátira, a diferencia de lo que sucede en otras ocasiones, no suele limitarse a referenciar un par de escenas, sino que parodia con maestría el género en cuestión y puede llegar a deconstruirlo. Esto se debe al frikismo irredento de Dan Harmon, que se manifiesta a través del personaje de Abed Nadir, un estudiante con Asperger que aspira a ser director y que utiliza los clichés del cine y la televisión para darle sentido a su propia vida. Este protagonista, el reverso luminoso del insoportable Sheldon Cooper, es sin duda la atracción principal de Community.

A lo largo de las seis temporadas, la experimentación formal de sus creadores nos dará un episodio en stop-motion, otro contado a través de títeres… y, mi favorito, uno en el que veremos siete universos paralelos distintos que resultan de la tirada de un dado. Este cuidado por el formato acabará traduciéndose en una ruptura constante de la cuarta pared y en una filosofía casi existencialista por la que los personajes comenzarán a darse cuenta de que las situaciones que viven son extremadamente extrañas, como si un escritor las estuviera guionizando. La ultimísima escena de la serie, que no revelaré, recuerda a Niebla de Unamuno o al Animal Man de Grant Morrison.

Los siete de Greendale

Community es buena por sus cualidades metarreferenciales, pero es brillante porque tiene personajes brillantes. Tenemos a la perfeccionista Annie, a la maternal Shirley, al adorable Troy, al repulsivo Pierce… una colección de protagonistas que se complementa a la perfección, y cuyo choque de personalidades da sabor a la serie. Los secundarios de Greendale también son memorables, desde un decano obsesionado con Jeff y con un extraño fetichismo por los disfraces hasta el señor Chang, un auténtico demente que dará español al grupo.

El cuidado por la continuidad en Community hace que hasta los personajes más menores acaben resultando familiares para el público, con una serie de gags recurrentes que nunca llegan a ser cansinos. Greendale, el colegio universitario más chapucero del mundo, se convierte a lo largo de la serie en un microclima con sus propias costumbres y eventos históricos, un espacio de locura permanente siempre al borde de la quiebra. En un capítulo, un personaje intenta convencer a los protagonistas de que Greendale es el purgatorio, y tiene su parte de razón: después de todo, los personajes principales encontraron en este lugar una vía de redención.

Community

Cuando empieza la serie, cada uno de los protagonistas está dañado de algún modo, o ha sufrido algún acontecimiento traumático que le ha llevado a Greendale. Pero, aunque Community es más cínica que la sitcom promedio, no es tan cínica como Rick y Morty: pese a sus defectos, todos los personajes tienen su lado bueno, que acabará saliendo a la luz durante las seis temporadas. Esto es más que patente en Jeff Winger, un abogado completamente amoral que va haciendo frente a sus demonios paulatinamente hasta convertirse en un tipo más o menos decente. La evolución de los personajes es un buen motivo para ver y revisitar la serie.

¿Seis temporadas y una película?

Community ha tenido una existencia accidentada: debido a los datos modestos de cuota de pantalla, que Dan Harmon achaca en parte a la obsolescencia del modelo de medición de audiencias, estuvo al borde de la cancelación por parte de la NBC durante la práctica totalidad de su paso por la pequeña pantalla. La cuarta temporada, en la que se sustituyó al showrunner, está considerada de una calidad inferior, y la sexta solo pudo producirse gracias a Yahoo, que estaba experimentando con su fallida plataforma de vídeo bajo demanda. Community, como vemos, siempre ha estado en la cuerda floja.

Y, sin embargo, también ha contado siempre con una dedicada comunidad de fans a través de Internet. Fue allí donde se popularizó el lema “seis temporadas y una película”, en referencia a un gag donde Abed deseaba esta duración para la serie The Cape, y se ha cumplido… en parte. Community ha tenido seis temporadas pero, aunque su episodio final prometía “…y una película”, todavía falta el broche de oro.

Dan Harmon confirmó recientemente que ya ha presentado el proyecto de una película de Community, y que está a la espera de una confirmación. Aunque puede ser complicado cuadrar las agendas de todos los actores, estos han declarado a lo largo de los años estar dispuestos a formar parte de este epílogo. Solo queda cruzar los dedos y tener esperanza, aunque uno de los famosos diálogos de la serie nos dejó claro que esto sirve de poco.

Conclusión

Con película o sin película, Community se merece un lugar destacado en el Olimpo de las series cómicas. Sin risas enlatadas o chistes facilones, guiada por el perfeccionismo obsesivo de Dan Harmon y el carisma de actores como John Oliver o Jim Rash, esta sitcom proporciona una gran cantidad de carcajadas y alguna que otra lagrimilla, respetando la inteligencia de sus espectadores. Quienes quieran conocer los orígenes del humor de Rick y Morty tienen una cita ineludible con los siete de Greendale.

Máximo Simancas
Máximo Simancashttps://laautopistadepalabras.wordpress.com/
Periodista. Redactor en esta página y, antes, en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS