Cómo empezar a leer…Wonder Woman

6

¿Por dónde recomendaría empezar a leer Wonder Woman a alguien que nunca se ha acercado a sus cómics? El personaje es uno de los tres pilares superheróicos del universo de DC (cuyos orígenes fueron comentados por aquí), alguien imprescindible para entenderlo y disfrutarlo. Adrián la definió como una aristócrata progresista, y siendo verdad hay que aclarar una cosa: Diana pertenece a un mundo anterior a la aparición de la Ilustración, los Derechos Humanos y la Convención de Ginebra. O dicho de otro modo: Diana sí ha matado cuando no quedaba otra. No es lo que quiere, no disfruta con ello y lo considera un fracaso, pero lo ha hecho con más naturalidad que otros superhéroes. Es del trío mítico de DC, Superman, Batman y ella, la que más miedo te debería dar si eres un supervillano. Y todo ello sin que ella pierda un ápice de luminosidad, heroísmo y capacidad de sacar lo mejor de todos los que la rodean.

Como se trata de empezar a leer de cero sobre el personaje vamos a recomendar cosas desde los años 80, tras el primer reinicio del universo DC. Es quizás cuando visual y argumentalmente es más fácil empezar: los cómics de los 70 y ya no digamos los 60 de DC pueden hacernos huir de primeras. No obstante, antes de entrar en materia no viene mal recordaros que en esta web hemos analizado a más personajes de Marvel o Dc, y si quieres introducirte en el mundo del cómic por medio de diferentes personajes, pincha aquí para saber cómo empezar a leer a algunos de los superhéroes más célebres.

Ahora sí, empezamos:

1.Etapa de George Perez (1987-1992)

Desde el primer reinicio del universo DC en 1985 las colecciones empezaron de cero. A todo el mundo le sonará el Batman de Frank Miller, a algunos el Superman de John Byrne y a otros la Wonder Woman de George Pérez. Los tres personajes más importantes de ese universo empezaron de cero sus historias con estos tres autores que hicieron un trabajo mítico en todos los casos. Tanto que puede que establecieran casi hasta hoy el carácter y la personalidad de los tres. En el caso de Wonder Woman es innegable que es esta etapa, la de George Perez, de la que hemos hablado más extensamente aquí, con la que se han comparado casi todas las posteriores. No es ningún secreto que la exitosísima película protagonizada por Gal Gadot bebe en muchas cosas de esta etapa: su supervillano, la vestimenta de éste, etc.

Hablamos de una etapa publicada no hace tanto por ECC cómics, de la que cualquiera se puede hacer una idea bastante buena con el primer tomo (aquí). ¿Qué te encontrarás, además de lo dicho? De un cómic dibujado con mil detalles por viñeta, de personajes anatómicamente creíbles, de proporcionalidad, de que cada personaje está diferenciado en sus rasgos de cara y complexión. De un dibujante que cuando más brilla es cuando tiene que meter más personajes, más detalles y más complejidad. Es el maestro de las páginas con mil detalles y personajes por excelencia. Es un prodigio del dibujo, del detallismo y la proporción. Por no olvidar que no sólo es un retratista: narra visualmente muy bien, no hay nada que sobre y nada que falte. El estilo clásico de Pérez no puede ser más adecuado para dibujar monstruos mitológicos, dioses, el Olimpo, a Heracles o a las amazonas. Es, vaya, una delicia visualmente hablando, que no ha envejecido nada mal y que es, personalmente, una de las cumbres de qué significa dibujar bien un cómic de superhéroes.

Además, es una reivindicación en plenos años 80 del carácter claramente feminista del personaje, dejando claro desde sus mismos orígenes de qué va la misión de la princesa Diana en el “mundo patriarcal”. Diana es la inspiración para un mundo mejor, de respeto a las diferencias, de amor y comprensión hacia los que más sufren pero también de pronto y diligente castigo para la crueldad, el fanatismo y el odio. Wonder Woman queda representada en esta etapa, como Superman y Batman en las suyas de esta época, como lo mejor moralmente de la Tierra, no sólo su defensora más poderosa, no sólo una mujer con armas mágicas y superpoderes semidivinos.

2. Etapa de Phil Jiménez (2001-2005)

Si la anterior etapa de George Pérez es la clásica moderna, la de Phil Jiménez es la continuación y superación de dicha etapa. Si George Pérez pone el canon del personaje, Phil Jiménez lo retoma y lo supera. Hemos hablado más extensamente de esta etapa aquí. En España nos la trajo ECC en tres tomos. Hablamos de una obra ya del siglo XXI, habiendo pasado ya mucho desde los años 80 de George Pérez. Pero pueden empezar a leerse los cómics de Phil Jiménez a continuación de los de George Pérez sin casi ningún problema.

En muchos sentidos es una continuación estética y argumental de la mitológica etapa de George Pérez, pero actualizando el dibujo, el argumento y la narración al siglo XXI. Y cuando decimos actualización decimos superación. Es, a niveles absolutos, la mejor etapa de Wonder Woman. No sólo el dibujo está a la altura de George Pérez: es que llega a superarlo a igualar la majestuosidad de las partes mitológicas y no bajar de nivel al dibujar escenas menos mágicas y fantásticas. El sentido de la maravilla, de lo inspiradora que es la protagonista, se lleva a un nivel maravilloso, reivindicando el sentido clásico de lo que son los superhéroes: seres luminosos, nobles, morales y bellos espiritualmente. Todo ello sin caer en ingenuidades de tiempos pasados.

Además se pone mucho el acento en que mucha de la fuerza de Wonder Woman viene de sus amistades y de su círculo familiar. Y que la desesperanza no existe con ella presente. Batman, Superman, el mundo: Phil Jimenez nos habla de lo fuertes que son sus vínculos y de lo fuerte que es ella. De lo apasionada, noble y piadosa que es. El autor tiene momentos memorables, de los que uno no olvida nunca, como la conversación que tienen a lo largo de todo un número Lois Lane con Wonder Woman sobre, claro, Superman. Es La Conversación sobre Superman, así, en mayúsculas. No sólo queda claro entre ambas qué representa cada una sino que es un acto de conciliación muy necesario y planteado de manera magistral para las dos.

Phil Jimenez hace la mejor etapa hasta hoy del personaje. Por la que habría que empezar si no existiera al menos la etapa de George Perez como prólogo. Podéis empezar por el inicio de la etapa en este tomo.

3.Etapa de Grant Morrison (2016)

La última de las recomendaciones de por dónde empezar en Wonder Woman es la etapa de Grant Morrison. En España la trajo ECC y se puede encontrar el inicio en éste tomo. Es otro reinicio del personaje desde cero, que en teoría es lo ideal para gente que viene de nuevas. En este caso Grant Morrison se aleja algo del canon de George Pérez o Phil Jiménez, abandonando el clasicismo y apostando por nuevas vías. Aquí Grant Morrison se mete de lleno a hablar de una Diana cuyo principal interés y principal tema es claramente feminista de segunda década del siglo XXI. Habiendo como hay mitología y aventuras el peso no es tanto como en las dos anteriores recomendaciones.

Puede que sea una etapa del personaje en la que un autor se mete en más jardines ideológicos, pero Grant Morrison plantea las tramas de manera inteligente y bien medida. Incluso es capaz de giros argumentales más o menos originales, lo cual tiene mérito con un personaje que lleva décadas existiendo. Siendo quizás varios escalones inferior a las otras dos recomendaciones tiene su interés en que como comienzo más o menos reciente es muy válido y está muy integrado en cuanto a contexto sociológico en nuestro mundo actual. Hay menos acción y más peso en otras cosas, la verdad, siendo una lectura mucho más reposada y quizás más heredera de las series de televisión actuales.

Saludos.

el autor

Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

6 comentarios

  1. Rodolfo Del Bene el

    Hola, Raúl:
    Genial artículo: debo decir que lo esperaba y por fin llegó, ja. Algún dato que puedo aportar como argentino (quizás lo sabías): allá por 2001 Phil Jimenez estuvo en una convención aquí en mi país y se hizo muy amigo de uno de los organizadores de apellido Ballesteros, el cual, durante muchos años estuvo escribiendo sobre cómics por las redes y firmaba como Wolverine Ballesteros. En aquella visita, Jimenez le preguntó si había aquí algún personaje al que se pudiera considerar el Lex Luthor argentino. Y Ballesteros le contó la historia del empresario Alfredo Yabrán, un magnate local dueño de todo tipo de empresas que se benefició mucho con sus conexiones políticas en los años noventa y que se terminó suicidando luego de quedar involucrado en el asesinato de un fotógrafo. En él se inspiró Jiménez para crear su tercera versión de Cheetah (de hecho, la única masculina) y le dio, justamente, el apellido Ballesteros, en homenaje a quien le había pasado la información.
    De hecho, en algún momento Diana lo persigue en Argentina, justamente durante el estallido social de diciembre de 2001, habiendo varias escenas en la Plaza de Mayo, donde el lugar está reproducido con una fidelidad sorprendente y maravillosa.
    Simplemente era por agregar algún aporte: otra recomendación que me gustaría hacer para quien le interese el mundo de Wonder Woman es la película “El Profesor Marston y las Mujeres Maravilla” (no sé cómo se habrá titulado en España) de hace un par de años, en la cual se ve toda la historia por detrás de la génesis del personaje y, creo, ilustra bastante como para entender el contexto y las características del mismo.
    Coincido en que la etapa de Jimenez es la mejor y, de hecho, una de mis historias favoritas es La Bruja y la Guerrera: Circe es una villana como pocas; es genial la idea de confrontarla; casi un duelo pendiente para la mitología. Y me gusta mucho también la etapa de George Perez, con esos dibujos que siempre me remiten mucho a Alex Raymond, a quien, claramente, homenajean: por momentos es como estar reviviendo Flash Gordon, pero, por supuesto, con un tratamiento de colores mucho más moderno.
    En fin, muchísimas gracias por el artículo, Raúl. Que estés bien, un abrazo!

  2. Creo que lo de Morrison no es una etapa de la continuidad, sino una tierra paralela de la línea Tierra 1. Yo también recomendaría la etapa de Rucka que está saliendo ahora en tomos de tapa dura, mezclando actualidad con el origen del personaje.
    Un saludo.

    • Raúl Sánchez el

      Hola, Manuel.

      Bueno, es un post sobre cómo empezar a leer al personaje. En principio que esté o no fuera de la continuidad no es tan importante.

      Saludos.

  3. Adrián De La Fuente Lucena el

    Hola Raúl. Como he hecho con todos los demás compañeros que han escrito para esta sección, te dejo un comentario a tu selección.

    En primer lugar agradecerte que hayas enlazado aquel artículo en el que analizaba la figura de Wonder Woman. Cuando la describía como una aristócrata progresista, apoyándome en las fuentes que consulté, me refería a la imagen actual del personaje. Obviamente, si uno se remonta tanto al mito como a la forma en que William Moulton Marston presentó a Wonder Woman y a su entorno en los comienzos de la cabecera pues claro que ha matado. Entonces no existía el Comics Code Authority y no había, por tanto, ningún reparo en mostrar a las amazonas en toda su crudeza. Pero se entiende, o al menos yo lo veo así, que el personaje ha ido cambiando conforme a las diferentes circunstancias editoriales hasta el punto de que, incluso libres ya del Comics Code, el personaje no aplica fuerza letal. Lo que es de agradecer cuando había tanto superhéroe remilitarizado. Aunque algunos autores parecen no enterarse y más de una vez se les va la olla con la amazona. Entiéndase, pues, que no había buenismo en la descripción que hacía de Wonder Woman.

    Una aclaración. Después de Crisis en Tierras Infinitas no todas las colecciones de DC empezaron de cero. Más bien se dio la posibilidad de que cada equipo creativo tomará el rumbo que quisiera. En el caso de Wonder Woman si hubo un reinicio. Pero otras cabeceras como Nuevos Titanes o Swamp Thing continuaron adelante con el enfoque y/o desarrollo seguido hasta ese momento.

    Estoy de acuerdo con las virtudes que señalas de la etapa Perez. Pero releída y comparada con cosas que vendrán después ha envejecido. Bien pero ha envejecido. Ya hay cosas que tienes que armarte de paciencia para leer. En todo caso yo habría recomendado el primer arco argumental no la etapa entera que, recordemos, no está toda dibujada por Perez, por lo que se hace más cuesta arriba todavía. No tanto porque los artistas que le sucedieran fueran malos, no todos lo eran, sino porque Perez, como guionista es competente pero no brillante. Sólo hay que leer su material con Marv Wolfman, como dibujante y co-guionista en Nuevos Titanes, para darse cuenta de que en solitario perdía bastante por muy bueno que sea su dibujo. Aclarar que a mi me gusta mucho Perez pero trato de huir de mitificaciones. Y no es un chiste. 🙂

    Totalmente de acuerdo con la valoración que haces de la etapa de Phil Jiménez. Merece la pena entera y es superior a la de Perez. Es algo que comento cuando hablo de cómic. No todo es Perez, Byrne o Miller 🙂 . Pero la veo más orientada a lectores ya curtidos que quieran probar Wonder Woman que a personas que sólo tengan de referencia la película y que pueden liarse con tantas referencias. Aún así sigue habiendo valientes y es absolutamente recomendable. Para mi es la mejor. Pero es para mi. No me atrevería a afirmar que es la mejor, al menos no hasta que haya hecho ciertas lecturas pendientes que tengo de la amazona.

    En lo que se refiere a la etapa de Grant Morrison, la crítica sostiene que el autor ha tendido a mostrar un enfoque más próximo al del creador del personaje, a William Moulton Marston. Así que lo mismo no ha abandonado el clasicismo sino que ha tratado de ser más papista que el papa 🙂 . No es un reinicio, sino una especie de otros mundos, como dice Manuel en un comentario anterior. Y, si bien puede ser recomendable para lectores noveles, lo veo demasiado sofisticada para quien tenga la imagen de la Wonder Woman cinematográfica. A este respecto, probablemente las etapas de Azzarello y/o la de Rucka, otra vez coincido con Manuel, serían más atractivas, tanto visual como conceptualmente para lectores novatos

    Si bien observo que te centras en recomendar etapas. Salvo Grant Morrison, que lo llamas etapa, pero es, o pretende ser, una trilogía de novelas gráficas. En mi opinión, para alguien que quiera acercarse al personaje por primera vez, sin saber nada más allá de la película, sería ideal la novela gráfica “Wonder Woman: El espíritu de la Verdad”, de Alex Ross y Paul Dini. Con un estilo de dibujo fotorealista, más próximo al cine, se muestra brillantemente lo que ha sido, es y trata de ser para el mundo la princesa amazona. En esta línea, aunque algo más vanguardista, podría recomendarse también tanto el cómic digital, nominado al Eisner y reconvertido en una especie de Serie Limitada, “La leyenda de Wonder Woman” de Renae de Liz o “Wonder Woman: La verdadera amazona”, de la gran Jill Thompson. Ambas autoras dan su particular versión de los orígenes de Wonder Woman en trabajos breves pero de gran calidad. Y ya de paso, se recomiendan cómics de autoras sobre Diana. No sé que opinarás al respecto.

    Un abrazo.

    • Raúl Sánchez el

      Hola Adrián. Gracias.

      Sí, “El espíritu de la verdad” es otra de esas cosas que deberían estar en las cosas por donde empezar. Al final casi me he quedado antes con Morrison por, quizás, desarrollar más argumentos más acordes al espíritu de los tiempos actuales: es más accesible culturalmente para alguien que entra de nuevas.

      Saludos.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad