IniciocineCrítica de Asesinato en el Orient Express.

Crítica de Asesinato en el Orient Express.

De la mano de la FOX se nos trae una película que los más fervientes amantes del misterio y de Agatha Christie disfrutarán mucho, la nueva adaptación de Asesinato en el Orient Express.

Para seros del todo sincera, lo cierto es que no esperaba nada de esta película, ni bueno ni malo. Pero cual fue mi sorpresa cuando al verla, me encontré con una película con fallos, sí, pero llena de cariño y entretenimiento por un tubo sumado a un rodaje en 65 mm que le da una magia difícil de conseguir de otra forma.

 

El principio de la película es infantil y fantasioso, pero tiene ese encanto que hace que puedas disfrutarlo igual que si fueses un adulto, como podría pasar con los cómics de Tintín. Con una maravillosa fotografía que no bajará el nivel en toda la película, se nos muestra un Jerusalén y un muro de las lamentaciones en 1934, donde Hercule Poirot, quizá el mejor detective del mundo, resuelve un caso que todos creían imposible. Así se nos presenta el personaje del magnífico Branagh, que en mi opinión se ha salido en el papel, mostrándonos la mejor adaptación de Poirot en el cine, con una carisma y una personalidad propias que se respiran en todo. En la manera en la que anda, se mueve, mira y entona.

Luego tenemos al resto de las actuaciones, que quizá con la excepción de Michelle Pfeiffer y su muy sentido personaje o de Willem Dafoe y su magnífico personaje nazi no destacan demasiado. Aun así, quería hacer especial mención a a la gran variedad de acentos y formas de hablar que presentan los personajes, aspecto cuidadísimo que tiene mucho que ver con la historia y que además podría ayudar a practicar el inglés, esta es una película que ver en VO. Hablando de los personajes en sí, esto sí que ha resultado un poco desastroso. Apenas se desarrollan superficialmente 2 además del genial Poirot, de forma que no conocemos ninguna de sus motivaciones o convicciones, cosa que me parece bastante grave teniendo en cuenta el mensaje de la película, un reclamo a la empatía. Además, éstos saltan de manera caótica uno después de otro, sin orden ni concierto, de forma que al final se enmarañan y se hacen bola.

En cuanto al guión, bueno, al fin y al cabo es una adaptación de un misterio de Agatha Christie, por lo que si te gustan los libros de la autora, lo normal es que la película en ese aspecto te guste. No es mi caso, en el que lo encuentro todo muy rebuscado y en el que al final te da un poco igual quién haya sido el culpable porque podría haber sido cualquiera. Aun así, está ese aura infantiloide de la que hablé antes y que me agrada enormemente, con lo que al relajarte y disfrutar de las excentricidades de Poirot la película acaba siendo un producto realmente entretenido con unos puntos fuertes muy claros.

Y estos puntos fuertes de los que hablo no son otros que todo lo referente a lo visual. Una ambientación y vestuario realmente cuidado y estéticamente bonito, agradable, que permite a los espectadores sumergirse en lo más posh de los años 30. Una nitidez que se deja notar en cada plano de la película y que permite notar todo pequeño detalle, cada expresión, cada mirada como si estuvieses allí mismo. Y lo que más me ha gustado con diferencia, toda la gama de colores y sus tonalidades. De los más cálidos a los más fríos, nítidos, con cada matiz perfectamente visible, como si todo lo vieses tú mismo y directamente pero encima en HD y con una composición que sólo ayudan a que se te salten las lágrimas de puro gusto. Una fotografía impresionante y exuberante presente en cada ciudad y en cada paisaje. Pero mientras que lo visual se sale, lo sonoro no destaca tanto, y me refiero a nada más y nada menos que la banda sonora, de la que para ser sincera, apenas me acuerdo.

Después del visionado de la película, los encargados de FOX tuvieron el detalle de llevarnos al Museo del Ferrocarril en Madrid en el que pudimos ver cómo era verdaderamente un tren de la época y algunos de los ejemplos más pijos y pudientes que se habían dado en España, junto a una exposición enfocada especialmente en esta película y su realización. La exposición está abierta y tenéis los horarios aquí , realmente os recomiendo ir si tenéis la oportunidad, porque merece la pena.

En conclusión, una película entretenida y sin pretensiones más allá de eso mismo, con la que reírse y estrujarse un poco la cabeza, y con un apartado técnico que de por sí solo, merece la pena ver a cualquier amante del mundo de la imagen.

Un saludo y sed felices.

 

Kitayuhttps://kitayuland.blogspot.com.es/
Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad