Crítica de DEVS: Fascina aunque Garland se toma su tiempo

2

La serie DEVS de Alex Garland tarda en arrancar pero una vez tiene todas sus cartas boca arriba es una serie de ciencia ficción fascinante.

Esta vez el londinense Alex Garland no nos ha cogido por sorpresa, pues sus proyectos ya no pasan desapercibidos. Si bien ya tenía un buen curriculum, en 2015 sorprendió a los aficionados a la ciencia ficción con Ex Machina, no solo por la historia en sí, sino por la forma de contarla.

Personalmente, me encanta todo cine de ciencia ficción y sus distintas formas y estilos de contarlo. Puede ser con un guion simple y plano y pasártelo pipa (La guerra de los mundos, 2005) o con un guion complejo y lento (Tales from the loop, 2020) e igualmente disfrutarlo de una manera excepcional.

Con Ex Machina, Garland consiguió un Óscar (entre muchos otros premios) y eso le dio crédito suficiente para hacer su obra magna en 2018. Como guionista-director y con el apoyo de Netflix presentó Aniquilación, que para mí, es una película notable y que expresa a la perfección su forma de hacer cine. Las escenas lentas y los planos paisajísticos amplios combinados con una música lenta es su modus operandis para dar esos segundos al espectador de pensar, asimilar y sacar conclusiones de todo lo que ha estado viendo hasta el momento.

En este 2020, Alex Garland ha estrenado la serie DEVS, esta vez con el apoyo económico de AppleTV, FX y Hulu (aunque en España se ha distribuido por HBO España), en un bloque de ocho capítulos y como cabía esperar, no es una obra que podamos dejar escapar.

La serie narra la historia de Lily, una chica que trabaja junto a su novio en una puntera empresa tecnológica de computación cuántica llamada Amaya.

A la trabajadora china Lily no sabe lo que le espera una vez investigue sobre la muerte de su novio Sergei

El dueño de Amaya es Forest, un hombre atormentado por la muerte de su hija pequeña y su mujer en un accidente de tráfico. La empresa Amaya y todo su entorno le debe el nombre a su hija fallecida y digo todo su entorno porque está plagada de monitores en todas las zonas comunes en las cuales se muestran leves vídeos de ella y además, hay una gigante estatua de la niña en el complejo. Con esta presentación ya se puede ir deduciendo que la obsesión de Forest por su hija Amaya es fundamental en la trama.

Las formas descuidadas de Forest denotan que no le importa el dinero, tiene solo un único objetivo. Además, la toma con el aro luminiscente no es casual.

La serie tiene un gran potencial escondido pero no lo muestra hasta el capitulo cinco, momento en el cual la serie pasa a ser del género drama al género ciencia ficción.

A partir de aquí voy a hablar del argumento de forma liviana y superficial, pues contar lo que pasa le quita su gracia al desenlace.

La protagonista, Lily, convive con su novio, un ruso llamado Sergei quien trabaja en la misma empresa que ella y está en un proyecto puntero, motivo por el cual Forest decide ascenderlo al proyecto DEVS.

El proyecto DEVS está en un edificio anexo al complejo, el cual es una maravilla arquitectónica y tecnológica y que explicado por el propio Forest es un gran ordenador cuántico al vacío con un revestimiento de oro.

El argumento es puro drama y thriller en los primeros capítulos y Sergei no va a durar mucho, pues desde el primer capítulo se verá que no es quien dice ser pero aún más notable es que Forest sabe por adelantado lo que va a hacer.

Tras la muerte de Sergei en su primer día de trabajo, vendido oficialmente como un suicidio, Lily empezará a dudar de esto y a investigar hasta que se topa con el jefe de seguridad de Amaya.

Entre los personajes importantes en la trama destacaremos a Jamie, ex novio de Lily, pues para mí es el desencadenante del principio y del fin y al jefe de seguridad de la empresa, que se toma muy en serio su trabajo (su papel en la serie es un calco de Mike Ehrmantraut de Better call Saul/Breaking Bads).

¿Qué pasa a partir del capítulo cinco? Pues que se ponen las cartas boca arriba y podremos ir sabiendo qué es el proyecto DEVS y cuál es su potencial: un sistema de computación cuántica capaz de todo. Todo el sistema se basa en la teoría de que nada pasa sin un motivo.

El ordenador cuántico que alberga el sistema DEVS. Este no lo encontramos en las tiendas de informática todavía.

Ellos lo reducen en que (cito textualmente) la vida solo es algo que vemos pasar como imágenes en una pantalla, y ahí es donde está el logro de su ordenador cuántico.

Solo voy a deciros una cosa: la idea es buena pero el desenlace más.

Si de algo peca Alex Garland es de estirar demasiado el final con las tomas lentas y reflexivas (es su estilo) pero el final es muy bueno.

¿Qué nota le pongo a DEVS? Un notable alto, sin dudarlo.

¿Recomendaré DEVS? Un sí rotundo pero NO es para todos los públicos, pues el estilo de Garland es complejo y lento. Se asemeja casi a la perfección a TALES FROM THE LOOP, otra maravilla que nos regaló Amazon Prime Video a principios de año.

¿Qué destaco de DEVS? El desenlace final roza casi la perfección.

¿Qué pegas le pongo a DEVS? La serie peca de lenta, se podría haber contado lo mismo con solo cinco capítulos, supongo que son cosas de la productora.



el autor

Administrador de Sistemas y Microinformática. Adicto al cine. Adicto al deporte. Adicto a la naturaleza. Adicto a la space sci-fi. Y sobre todo adicto a mis hijos!

2 comentarios

  1. Rodolfo Del Bene el

    Hola Emilio. Muchas gracias por el artículo; muy interesante y me hiciste entrar ganas de verla, así que lo haré a la primera oportunidad, sobre todo porque, en general, es una temática que me atrae y, encima, me gusta mucho Garland. Y hablando de ello, tu artículo además me sirvió para hacerme recordar la existencia de Aniquilación, que no puedo entender por qué aún no he visto si la tengo allí disponible en Netflix.
    Un saludo y que estés bien!

    • E·milio López el

      Gracias Rodolfo, no la dejes pasar pues una vez arranca, la trama engancha. Y por supuesto, Aniquilación dejará en tus retinas varias escenas únicas y muy buenas. El final es lento al estilo Garland, pero merece mucho la pena. Un abrazo!

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos al análisis del octavo episodio de esta nueva serie de Netflix. En este caso, los capítulos son semanales, algo poco convencional en la plataforma.…