Crítica de la séptima temporada de Juego de Tronos: la más espectacular y la peor de toda la serie.

11

Con la resaca que dejó la hora y veinte minutos que nos ofreció El dragón y el  lobo, séptimo y último capítulo de la penúltima temporada de Juego de Tronos, me dispongo a analizar esta tanda de siete episodios. Una temporada en la que Benioff y Weiss han apostado tanto por la espectacularidad que se han dejado por el camino buena parte de la esencia de la serie.

Análisis de todos los capítulos de la séptima temporada de Juego de Tronos.

Artículo sobre la maestría de Canción de Hielo y fuego, saga literaria en la que se inspira la serie.

SPOILERS DE LA SÉPTIMA TEMPORADA DE JUEGO DE TRONOS.NO SEGUIR SI NO SE HAN VISTO TODOS LOS CAPÍTULOS.

Cuando se anunció que HBO decidía acortar el número de capítulos de las dos últimas temporadas de Juego de Tronos por el aumento de presupuesto de estos, muchos esperábamos que con el Invierno llegaría la mayor superproducción fantástica de la historia de la televisión, sobre todo tras el final de la sexta temporada, probablemente la mejor que nos ha ofrecido la serie, con batallas dignas del mejor (y repito, el MEJOR) Hollywood y un último capítulo que te apretaba el corazón y no te soltaba hasta el final. El resultado, sin embargo, ha dejado que desear.

PISAR EL ACELERADOR NO SIEMPRE ES BUENO.

 Cuando Benioff y Weiss se quedaron sin el amparo del material original de George R.R. Martin, tomaron una decisión que la mayoría compartiríamos. Había que dar un final digno a la serie y tenían tres temporadas para ello. No era fácil, dado que, a fecha actual, los libros mantienen la mayor parte de las tramas abiertas y la posibilidad de una recta final es, todavía, remota.

Así, los guionistas de la serie quieren llegar al final deseado, no importa el medio. Podríamos comparar la deriva de la serie con un viaje en coche. Durante la mayor parte, hemos podido contemplar el paisaje con tranquilidad. Sin embargo, justo cuando vamos a llegar a destino, el conductor se impacienta y decide acelerar tanto que el paisaje que estábamos disfrutando se difumina y no nos deja contemplar los pequeños detalles que hacían de ese viaje algo especial.

En lugar de una trama bien desarrollada, encontramos importantes agujeros narrativos, que se hacen especialmente chirriantes en capítulos que debían ser espectaculares como Más allá del muro. La aparición (y desaparición en el último capítulo) de Gendry, la eterna salvación in extremis de Jon a cargo de un pobre deus ex machina como Benjen. Lo de los cuervos más veloces que el whatsapp y los caballos que ya querría Fernando Alonso para sí es algo que se vio en la sexta temporada, pero no afectaba a la narrativa como sí lo hace en esta. Sí, Más allá del muro culmina con la espectacular muerte del dragón de Daenerys pero el camino hasta la escena no ha sido, ni mucho menos, el mejor posible.

SOLTEMOS LASTRE

 En una serie en la que la gran cantidad de personajes y la riqueza de sus caracteres era una seña de identidad, toca eliminar roles por doquier para cerrar tramas y centrarnos en lo realmente importante. Sobran Martells, Tyrells o Tullys. Aquí solo importan Targaryens, Lannisters y Starks.

Juego de Tronos cuenta con unos protagonistas atractivos, pero los que sostenían gran parte de las tramas eran los personajes secundarios. Sam, Davos, Bronn, Jorah, Varys, Meñique, El perro… son personajes con más matices que los Jon, Jaime o Daenerys. Sin embargo, aquí se les destierra a meras conversaciones de relleno, que poco ayudan a avanzar la trama o a profundizar en su evolución. En su lugar, tenemos multitud de escenas con los mencionados protagonistas, mucho más planos que los roles que les secundan. Especialmente sangrante es el caso de Tyrion, el mejor personaje de la serie y el más vilipendiado en esta temporada.

Hay muchos momentos fan service pero, por desgracia, estos son tan forzados que no se disfrutan como debieran. El principal ejemplo es el romance entre Jon y Daenerys, un enamoramiento a trompicones que da la sensación que se ha escrito porque es lo que pide el espectador.

EL SEÑOR DE LOS ANILLOS PARA MAYORES DE 18 AÑOS.

 Este mismo fan service ha podido ser la causa de que el tono de la serie haya cambiado esta temporada. Los personajes que nadaban en las profundas aguas entre el bien y el mal apuestan por un lado o por otro. Es raro que miren por sí mismos. Todo el mundo perdona afrentas graves. Viene la gran amenaza y todos tenemos que unirnos. ¿Pero acaso es esto Juego de Tronos? ¿No era esta la serie en la que antiguos enemigos se aliaban pero cada uno miraba por el bien suyo y el de su familia? ¿Dónde las apariencias nos decían una cosa y los actos otras? ¿Dónde una conversación podía ser más dañina que el aliento de un dragón?

Si toda la serie se hubiera movido por el tono que ha presidido esta séptima temporada, probablemente Ned Stark estaría todavía vivo y la Boda roja hubiera ocurrido, pero sin la muerte de Robb o Catelyn Stark.

Esto no es algo necesariamente malo. Simplemente, no es Juego de Tronos. Todo en favor de la espectacularidad a cualquier precio.

Dicho esto, la tan mencionada espectacularidad no siempre ha ido acompañada de calidad cinematográfica. La batalla pirata de principios de temporada está rodada como cualquier película de acción tan veraniega como olvidable. El enfrentamiento contra Los caminantes blancos palidece ante lo que vimos en Casa Austera, con el Rey de la noche convirtiendo a todos los soldados en miembros de su ejército.

NO TODO ES MALO

 Aunque pueda parecerlo por lo leído hasta ahora, Juego de Tronos no se ha hecho el harakiri esta temporada. La batalla del Campo de Fuego es una de las mejores escenas de toda la serie. No solo vemos al dragón en todo su esplendor, si no que notamos el miedo de los personajes, la tensión cuando Bronn dispara el escorpión de Qyburn o la sorpresa ante la embestida suicida de Jaime.

Jaime, un caballero que se debate entre el amor que profesa a su hermana y el honor que se debe a sí mismo, y Cersei, el personaje que puede dar más juego en la última temporada. Ambos han sido los mejores personajes de esta temporada.

Con respecto al Norte, la trama ha circulado por caminos distintos a la principal, mucho más deudora con el espíritu de la serie. Sí, Bran, Arya y Sansa se han reunido de nuevo, pero no la de forma que esperaríamos. Una es una asesina con ciertos rasgos psicópatas. Otra es una conspiradora nata que ha sufrido torturas y violaciones y que se ve impotente a la inutilidad de su hermano bastardo (lo de Jon como líder da para una tesis doctoral). Por último, poco queda ya de humano en Bran. No me cabe duda de que será fundamental en la lucha contra el Rey de la Noche.

La tensión de los hermanos Stark con Meñique se podía rasgar con un cuchillo. Es cierto que el giro era algo previsible, pero eso no hace que fuera menos coherente. Invernalia ha salvaguardado gran parte de la esencia de la serie, aunque no toda. La escena del juicio a Arya/Meñique no queda a la altura de uno de los personajes más fascinantes que ha dado la serie. Te echaremos de menos, Aidan Gillen.

¿Pesimismo para la última temporada?

 Rotundamente no. Benioff y Weiss deben tomar nota y mejorar el guión de lo que nos espera en la última tanda de episodios de la serie. No valen las excusas de que ya no siguen a los libros. Al fin y al cabo, la sexta temporada ha sido la mejor de la serie y ya no contaban con las directrices de Martin.

No es cuestión de disminuir las batallas o la espectacularidad. Se trata más bien de que nos trasladen las dudas de cada personaje, que cada golpe duela, que cada conversación cuente y que la pelea final contra El rey de la noche no nos deje indiferentes. Esto no es Hollywood. Esto es HBO.

Un saludo y sed felices!



7.5 Notable

Probablemente, la temporada más espectacular de una serie de televisión. La más cara, con mejores efectos visuales, con una gran banda sonora...pero cojea en lo más importante: la narrativa y el desarrollo de personajes.

  • Dirección 7
  • Interpretaciones 8
  • Trama y guión 6
  • Efectos visuales y especiales 9
  • Música 8
  • Interés 7
  • User Ratings (11 Votes) 8.1

el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

11 comentarios

  1. Buenas. Discrepo. A estas alturas poco desarrollo de personaje tenemos ya por delante. Ya solo queda el cerrojo y poco más. Y el “cerrojo”, es caro, muy caro. Por eso será, corto y rápido. Por que nada es perfecto. No obstante no tengo nada más que aplausos y vítores para esta gran serie, y para esta gran séptima temporada. Tan veloz y directa, como épica y grandiosa. Ciertamente ya no quiero más narrativa. Para eso me he comprado el libro: “El mundo de hielo y fuego”. Ahora lo que quiero son imágenes y desenlaces impactantes.
    Un saludo compañero. Nos leemos.

    • Fernando Vílchez el

      Estoy de acuerdo en que deben tomar la directa por motivos espaciotemporales obvios: 13 capítulos desde el final de la sexta temporada para cerrar todas las tramas y de una forma convicente. Pero eso no quita que los agujeros y deus ex machina que han aparecido son lo suficientemente molesto como para no disfrutar con la serie del todo. En otras palabras, estoy de acuerdo con que tomen la directa, pero que lo hagan bien.
      Un saludo!

      • Creo que es una serie sobresaliente. En todos los aspectos. Y cada vez aplaudo más fuerte cuando termina uno de sus episodios. Es demasiado grande y costosa como para que sea redonda en su desarrollo. O así, o nada. Mejor nos quedamos así. ¿No crees? Saludos

        • Fernando Vílchez el

          Estoy de acuerdo, por algo mi valoración no es negativa, pero puestos a pedir… Que mejoren lo que ha afectado tanto a la narrativa esta temporada. Saludos!

    • Probad con las novelas y decidme que no habrías querido mayor o mejor narrativa en la serie. Sobretodo en las “casa menores” del show. Greyjoy, Martell, Tyrell, Tully o Arryn.

      Como serie es sublime, pero recordemos que esta es una adaptación. En sus ultimas temporadas han olvidado este hecho, a veces salió bien, otras regular. Pero en esta ultima los factores que caracterizaban a Juego de Tronos se han omitido. Jamás habría pensado que la serie podría haber sido tan sido predecible.

      Por no hablar de los errores en cuanto a las distancias recorridas y el tiempo transcurrido y no me vale alegar que es una serie no es real, no hay que ser tan exquisito. Pues no, el worldbuilding es un aspecto esencial en la creación de contenido y si las pautas se respetan desde el comienzo así a de ser hasta el final. No las cambio por gusto, por hacer mas fácil el rodaje o el desarrollo de las tramas/capítulos.

  2. Pues yo estoy de acuerdo, hasta en lo de que Jaime y Cercei han sido los mejores personajes y ell cuarto el mejor capitulo, la importancia de los personajes, el desprecio al personaje de Tyron y tb de Meñique que de repente se han vuelto tontos y que Jon no sabe nada de nada. La coherencia interna del relato se ha perdido. Esto ya no parece el juego de tronos que me engancho. Los agujeros de guion son enormes y si intentas buscarles explicacion aun encuentras más. No se trata de discrepancias con los libros, o falta de realismo (dentro del universo creado por Martin) sino de falta de coherencia dentro declo que la propia serie nos ha contado y falta de sentido comun en el desarrollo narrativo. El capitulo seis no solo esta propiciado por una idea absurda sino muy mal desarrollado, con un hecho absurdo tras otro, lo de que los tiempos no coincidan es casi lo de menos. A Gendry casi mejor que lo hubieran dejado remando. Al Perro lo han cagado pero bien. Los salvajes parece k no les gustan a los productores pk a pesar de haber nacido y crecido mas alla del muro no saben ni correr por el hielo, Gendry lo hace mejor… A mi me han dado un disgusto la verdad. Solo disfrute el capitulo 4 y algo del 5. Igual sera que soy demasiado exigente…

  3. Fantástico análisis,que comparto enteramente.Pero me pregunto una cuestión importante. La serie va por delante de los libros de Martin,¿Que hará el escritor, ceñirse a lo contado en la serie o hacer su propia narrativa ajena a ella?.

    • Fernando Vílchez el

      Muchas gracias por tu aportación, Diego. Al respecto de Martin, estoy convencido de que el escritor seguirá con su propia trama. Supongo que habrá coincidencia con la serie en muchas cosas y en otras no. Solo hay que ver tramas en los libros que están muy lejos de materializarse como se ha hecho en las novelas: Dorne, Sansa y Meñique, Daenerys, Jaime Lannister…

      • Gracias.Esta última temporada he echado de menos ese “toque” Martin que tan bien funciono en anteriores temporadas.En esta, como bien decís, parece que ha importado mas la forma que el contenido.De todas formas el resultado sigue siendo positivo y espero y deseo que la última temporada repare esos agujeros,se lo merece.

  4. Muy de acuerdo, Fernando. La serie ha tomado definitivanente otro camino y está por ver cómo sale. Para mi, ha sido un viraje algo decepcionante pero siempre puede estar bien que se separen de los libros si saben manejarse con lo que tienen, como en la sexta temporada. Aunque un final a lo Lord of the Rings es algo que Martin nunca quiso, puede funcionar en televisión y dejar el final más coherente para los libros, donde no es necesaria la espectacularidad. Creo que con el título de la entrada describes perfectamente lo que ha sido la temporada. Saludos

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Como el propio Rick grita al principio, en este capítulo tendremos una aventura entre Rick y Jerry. Sí, Jerry. El bonachón y lastimoso Jerry, el…