InicioseriesAnálisis de Los Defensores. Temporada 1 (Parte 1 de 2)

Análisis de Los Defensores. Temporada 1 (Parte 1 de 2)

Amaba esta ciudad … y a sus habitantes … más que a si mismo“.

  Claire

Introducción

El pasado 18 de agosto tuvo lugar en Netflix el estreno de The Defenders, Los Defensores, la serie que os he ido anunciando desde que comencé a analizar la mayoría de las otras series de superhéroes de este canal estadounidense, haciéndome eco de lo dicho en la Convención Internacional de Cómics de San Diego de 2013, en la que se dio el primer avance de la misma, con la intención de ampliar el llamado Universo Cinematográfico de Marvel.

Dado que The Defenders es un grupo formado por DaredevilJessica JonesLuke Cage y Iron Fist, los cuales ya tuvieron serie propia en Netflix, se ha descrito esta  breve serie, de 8 capítulos, como un  crossover. Un crossover es un evento o saga que aglutina a diferentes grupos o personajes de un mismo o diferente universo de ficción. Por esta razón y para evitar repeticiones en la presentación de personajes y situaciones, ante de continuar leyendo, recomiendo los siguientes posts:

Así como también recomiendo ver la serie antes de leer este análisis para no reventaros ninguna sorpresa. Aunque, a decir verdad, no hay demasiadas. De todos modos, me gusta avisar. Pasamos entonces a este primer post de Los Defensores, centrado en Daredevil y Iron Fist, no si antes comentaros que podéis conocer los orígenes de este grupo en las viñetas a través de mi post  Los Defensores: De las viñetas a la pequeña pantalla.

Breve impresión inicial

A los que les haya gustado todas las series decir que la continuidad de las mismas en Los Defensores es impecable, tanto en las tramas como en los actores. Ya sean principales o secundarios, son los mismos, dando esa sensación de continuidad propia de los tebeos. Se agradece también que en los dos primeros episodios se dedique tiempo a presentar a cada uno de ellos y su entorno por si no se ha visto alguna o ninguna de sus series. A este respecto no hay ningún problema.

Pero si te gustan unas más que otras y tu favorita es Jessica Jones puedes saltarte Los Defensores sin problema y Luke Cage casi lo mismo, si no fuera porque la implicación de uno de los secundarios de este último tendrá consecuencias fatales para el mismo. De esto hablaremos más adelante.

Con Daredevil y Iron Fist es otra historia. De hecho esta serie podría haberse llamado Daredevil y Iron Fist contra La Mano porque la trama gira en torno a estos dos personajes. Una trama, en general, bastante tópica y, por tanto, predecible. Esa fue mi impresión inicial, la cual, conforme iba viendo la serie, se fue confirmando.

Asimismo, al igual que en la serie Iron Fist, da la impresión de que no se ha invertido demasiado en esta serie. Ya no sólo en la calidad de las batallas -por ejemplo, cuando se lanza por los aires a la gente se nota demasiado que tiran de ellos hacia atrás con un arnés. De esto no deberíamos percatarnos- sino también en que, para ser una aventura de superhéroes urbanos en New York, apenas se muestra la ciudad. La mayoría de las batallas tienen lugar en entornos cerrados. Así se ahorra en decorados y personal pero se pierde en credibilidad.

Daredevil y Elektra: Dos adictos reincidentes

Dado el éxito de las dos temporadas del Guardián Ciego de Hell’s Kitchen no es sorprendente que él sea uno de los personajes más implicados en la trama de esta serie. Pero no sólo volvemos a ver a Matt Murdock sino a algunos de sus principales personajes secundarios. Hablamos de Karen Page, ahora reportera, y Foggy Nelson, antiguo compañero de Matt, ahora abogado en el bufete de Jeri Hogarth.

Matt ha dejado de ser Daredevil pero continua ejerciendo de abogado para las personas más necesitadas y con menos recursos en un intento, al final infructuoso, de no ponerse el traje de nuevo. La muerte de Elektra le afecto tanto que decidió no poner a más de sus seres queridos en peligro. Y más ahora que Karen, al igual que Foggy, conocen su identidad secreta.

Paradójicamente Karen Foggy se han ido dando cuenta del bien que ha hecho Daredevil, así que, aunque, por un lado no quieren que su amigo corra más riesgos, por otro no dejan de alabar su labor. Al final, comprenden y respetan lo que hace como Daredevil, hasta el punto de que Foggy echará una mano a Matt en su faceta de justiciero y Karen se negará a escribir un reportaje sobre esta historia de Los Defensores, por miedo a que se relacione a Matt con Daredevil.

Si bien Karen es quien peor lo llevará por lo que siente hacia Matt. Algo que, como en los cómics, parece recíproco, aunque no llega a superar lo que Matt siente por Elektra. Tanto es así, que una vez que Matt descubre que Elektra ha vuelto a la vida, esta volverá a convertirse en su centro de atención.

Si bien la tensión entre estos dos, una de las tramas de la segunda temporada de Daredevil, cansa y se convierte en algo predecible para los que hemos estado viendo la serie del justiciero ciego. Todos sabemos ya que Matt tratará de hacer todo lo posible para redimir a Elektra, quien parece seguirle el juego a La Mano sólo para traicionarlos al final y enzarzarse en una pelea con Daredevil. Un Te amo/Te odio que me recuerda a los dos adictos reincidentes de la canción de Malú y que termina cuando se les cae encima el edificio sede de La Mano y se les da por muertos.

Aunque, al final del octavo y último episodio, se ve a Matt postrado en una cama y siendo curado por unas monjas. Una de ellas comenta que está despertando y que avisen a la hermana Maggie. Lo cual es un homenaje a uno de los momentos de la mejor y más famosa saga de Daredevil, Born Again, de Frank Miller y  David Mazzucchelli, en la que la madre de Matt, la monja Maggie, le salva la vida.

Elektra también tiene una especie de momento Born Again, cuando, al visitar el piso de Matt, rememora su relación con él acostándose en su cama, en una posición que recuerda a varias viñetas del Born Again que muestran a un Murdock cansado y hundido. De ella nos quedamos con la incógnita de si se ha redimido y ha sobrevivido, como leímos en la etapa de Daredevil de Frank Miller.

¿Qué pasa con ElektraStick?

¿Qué pasa con Elektra? Con la resurrección de Elektra parece que La Mano consigue lo que quería en la segunda temporada de Daredevil. A saber, hacerse con el Cielo Negro, la persona destina a ser su líder y guerrero supremo. Ya en los cómics se mostró que La Mano puede traer a una persona de la muerte y convertirla en su sirviente por medio de ritos mágicos. Precisamente lo intentaron con Elektra después de que fuera asesinada por Bullseye. 

El problema con Elektra en esta serie es que nunca queda del todo claro si, desde su resurrección, le está siguiendo el juego a La Mano o si, por pura fuerza de voluntad y disciplina, se impone a sus manipulaciones. En los cómics también hacia un doble juego pero las circunstancias eran otras. Era una estrategia para hacerse digna de La Casta destruyendo a La Mano desde dentro. Los guionistas de The Defenders nos muestran a una Elektra despiadada, capaz de matar a su mentor Stick o a Alexandra, la responsable de su resurrección, para luego refrenarse en las ocasiones que tiene de matar a Matt. Bien es cierto que Elektra, como ya comenté en Análisis sobre Daredevil (Netflix). Temporada 2. Episodio 12, es un personaje de naturaleza trágica, que siempre está a medio camino entre la luz y las tinieblas, pero sigue sin convencerme la forma en que se aborda esto en la serie.

Aparte habría que decirle a los guionistas que Elektra no tiene superfuerza y, por tanto, no puede tumbar a Luke Cage de una patada por mucho que este estuviera medio drogado en ese momento. Por no hablar de que se atribuye la muerte de todos los monjes de K’un Lun que vimos al final de la serie de Iron Fist. Pero a mi no me termina de quedar claro si era una escaramuza o se refería a todos ellos. ¡Tendría narices que Elektra se hubiera cargado, entre bastidores, a Lei-Kung, “el Tronador“! ¡Que poderosa es Elektra cuando interesa! Lo mismo le dijo eso a Iron Fist para sacarlo de quicio y conseguir de él lo que quería. Dada la estupidez del Iron Fist de Netflix no me sorprendería. En mi opinión, en las viñetas, Elektra Iron Fist estarían bastante igualados, al menos mientras este último no invocara el Puño de Hierro. Después ya no sabría deciros. En esta serie Elektra se ríe de Iron Fist con y sin el Puño de Hierro.

Elektra también debe haber adquirido resistencia sobrehumana después de su resurrección pues, en su primera batalla con Los Defensores, es atropellada por Jessica Jones y se levanta tal cual. ¡Que despropósito!

¿Qué pasa con Stick? La aparición del líder de La Casta y maestro, tanto de Elektra  como de Daredevil, no aporta esencialmente nada nuevo con respecto a lo que vimos en la segunda temporada de este último. Sólo algunos detalles para conectar más los entornos de Daredevil Iron Fist. En concreto que La Casta eran una especie de guerreros del K’un Lun unidos contra La Mano y que está dispuesto a todo para impedir que estos utilicen a Iron Fist para sus propósitos, hasta a matarlo. ¡Pues vaya unos aliados del K’un Lun!

Creo recordar que ya lo dije en mis valoraciones de la serie de Daredevil y lo digo ahora, en algunas ocasiones no parece haber diferencias entre La Mano y La Casta, pese a que, en los tebeos, daba la impresión de que estos últimos eran más honorables. Hasta el mismo Stick, pese a lo duro que era como sensei, no parecía el cabrón que retratan aquí, capaz de retener y matar a sangre fría a uno de sus aliados, en lugar de luchar codo con codo con él, para impedir que caiga en manos de sus enemigos. Lo gracioso es que, al final, termina facilitándoles el trabajo a La Mano.

Ni que decir tiene que, en los cómics, La Casta no tiene nada que ver con el K’un Lun. Así que el relacionarlos responde a simplificar la trama y atar cabos sueltos.

Así que ¿qué pasa con Elektra y Stick? Pues pasa que, a grandes rasgos, no aportan casi nada a lo que pudimos ver en Daredevil.

Colleen Wing y Iron Fist: Los Elektra Daredevil descafeinados

Si no os gustó esa serie que pretendía llamarse Iron Fist pero que de Iron Fist tiene bien poco, en Los Defensores os seguirá pasando igual, no os gustará el personaje. Daniel Rand sigue igual de imbécil. No se entera de nada y se deja influenciar por todos. ¿No eres capaz de pensar por ti mismo Danny? ¿Qué te enseñaron en  K’un-Lun? Esta pregunta viene al caso de que la supuesta arma suprema de K’un-Lun no sabe leer la lengua de la ciudad o desconocía la conexión de La Casta con K’un-Lun. Por poner sólo dos ejemplos. No voy a entrar en que su poco elaborado estilo de lucha no es el característico del personaje ni que apenas aguanta con el Puño de Hierro activado, porque me temo que eso responde a problemas de presupuesto. ¿Para que entonces hacer una serie con cuatro personas con superpoderes?

Sólo he visto dos momentos en que Iron Fist destaque. Uno cuando utiliza los recursos de su empresa para localizar a La Mano. ¡Ya estaba bien de tanto lamentarse y más utilizar todos los recursos característicos del personaje! Otro cuando se niega a esconderse para evitar que La Mano lo encuentre. Es obvio que la mejor manera de protegerle es que todos actúen juntos contra La Mano porque, dado los recursos de esta, al final los acabarían encontrando. ¿Para qué ponérselo fácil? ¡Pues no! Se pelean entre ellos y terminan atando a Rand. Entonces ocurre lo obvio, llega Elektra y se encuentra a Puño de Hierro en bandeja. El como Iron Fist acaba drogado cuando está tratando de invocar su chi –¿cuánto tiempo necesitas Danny?, el que interese a la trama ¿no?– es de un absurdo que tira de espaldas.

En el episodio siete de la segunda temporada de Daredevil vimos que La Mano estaba excavando un túnel en un almacén de Hell’s Kitchen. En The Defenders se muestra que, sobre ese túnel, han construido el edificio Midland Circle, una filial de Midland Circle Financial, empresa tapadera de las actividades ilícitas de La Mano.

El interés de ese túnel es que parece ser una puerta de entrada a K’un-Lun. De ahí que necesiten a Puño de Hierro para abrirlo. Al hacerlo y penetrar en él descubren el esqueleto de Shou-Lao, el dragón de K’un-Lun que Danny tuvo que derrotar para convertirse en Iron Fist. De sus huesos se obtiene la sustancia que otorga la inmortalidad a los líderes de La Mano. De ahí que Los Defensores decidan volar el edificio. Resulta gracioso que, cuando este explota, caiga absolutamente todo hacia abajo. Se entiende que al explotar un edificio tan alto, partes del mismo saldrían disparadas por todos sitios. ¡Pero no, todo hacia abajo, que ya hay agujero! ¡Esto no es creíble!

Daredevil, pensando que no va a sobrevivir a su encuentro con Elektra, le dice a Iron Fist al oído que protejan su ciudad mientras él se queda en la retaguardia. Al menos aquí Danny respeta su decisión y no trata de capturarlo o disuadirlo para que no lo haga. De los pocos momentos memorables del guerrero de K’un-Lun, que al final comprende que su lugar está en New York. Solo espero que no se le ocurra ocupar el puesto de Daredevil poniéndose su traje, como en cierta ocasión en los cómics, en la que se ofreció a sustituirlo mientras Matt Murdock estaba en prisión. ¡Tiemblo solo de pensarlo!

En Defensores continua apareciendo Colleen Wing en su rol de compañera, amante y soporte moral de Iron Fist en su cruzada contra La Mano. Hay pocos cambios a ese respecto en el personaje, salvo que terminará matando al payaso de Bakuto. Lo mismo así acaba de enterrar su pasado televisivo y evoluciona en posteriores temporadas.

Ya comenté en mis análisis de Iron Fist que, en los tebeos, la relación entre ambos no era la de chico inseguro con chica que le quiere y le anima a seguir adelante, sino algo menos tópico. Eran compañeros de batalla e iguales que, por circunstancias de algunos de los autores implicados en la colección de Iron Fist, no acabarían siendo pareja. Pero nada de esto se ve ni en Iron Fist ni en The Defenders, donde parecen una Elektra y un Daredevil descafeinados.

Lo mismo Iron Fist quiere acabar con Colleen Wing para liarse con Misty Knight, como en los cómics. Lo digo porque ninguna de las veces en que Colleen es herida Danny este utiliza su chi  para curarla. En fin, el tratamiento de estos dos personajes es patético.

En el siguiente post sobre Los Defensores me centraré más en la participación de Jessica JonesLuke Cage en esta serie. Sin olvidarme de su entorno y secundarios. Así como también hablaré de los integrantes de La Mano.

Nos leemos en otros posts de Las cosas que nos hacen felices.

Adrián De La Fuente Lucena
Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General. Colaborador de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural y en Filosofía Contemporánea. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

4 COMENTARIOS

  1. Hola Adrian. Buena reseña y bueno, en lo personal me ha sabido a poco. O sea, me ha gustado pero también me ha dejado con la sensación de que se podía haber pulido la cosa mucho mas. El problema radica, creo yo en que la 1 de Iron Fist fue un cacao de incoherencias y desmadres de guion que han acabado afectando a todo lo relacionado con la Mano y han sacado para adelante el entramado como han podido. A tenido momentos sobretodo en los cuatro primeros episodios muy buenos, Daredevil y Jessica Jones se roban el show, es cierto que Stick ya tiene poco que aportar a toda la absurda trama con la Mano pero ver a Scott Glenn en el papel es un placer, Sigourney no es mas que un reclamo publicitario seamos francos. Algunas coreografías eran espectaculares y se veian realmente bien pero otras puffff… costaba los cojones ver quien golpeaba a quien. De los miembros de la Mano mejor no hablar, son para darles de comer aparte. Pero bueno, aun con todo yo contento, eso si, esta primera fase a terminado y esperemos que vuelvan a la calidad de la 1 de DD o la 1 de Jessica, con enemigos y tramas a ras del suelo porque esta claro que el tema mistico no saben llevarlo, esperando con ansias Punisher, que le tengo mucha fe y tiene una pinta brutal y la 3 de DD no puedo con las ansias de verla, aunque me temo que aun tendremos que esperar mucho. Iron Fist me ha quedado claro que no tiene remedio, una lastima para un personaje con tanto potencial y tan mal adaptado. Jessica y Luke veamos con que nos sorprenden… a esperar y confiemos en Netflix, sabemos que pueden hacer mucho mas que esto. Saludos compa, disculpa el tocho…jeje.

    • Hola Solidus. ¡No hay nada que disculpar hombre! 🙂 Muchas Gracias por tu valoración positiva del post, la lectura del mismo y tu comentario.

      Poco más que añadir a lo que dices y que comparto con la diferencia de que a mi no me han gustado estos Defensores. En el siguiente post terminaré de argumentar por qué en mi valoración final, aunque ya se desprende de la lectura de este.

      Yo ya solo tengo esperanza en Daredevil y a Punisher le daré el beneficio de la duda.

      Un saludo colega 🙂

  2. Serie que, tendría que ser la punta de lanza de este mítico cuarteto. Sin embargo, queda muy por debajo de lo esperado. No es un fiasco porque entretiene, pero no pasa de ahí. No emociona y ni pizca de épica. Unas buena coreografías de artes marciales, que ya se veían en las películas de las tortugas ninja halla por 1990.
    En fin… todo al negro!digo a Punisher!

    • Gracias HYUGA por tu comentario. Estoy de acuerdo, entretiene. Aunque en más de un momento dices algo así como ¿qué me están contando?

      A mi las batallas me parecen muy genéricas.

      En fin, como tú dices, a ver que pasa con Punisher.

      Un abrazo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS