Crítica de Noche de lobos: una bella persecución por la nieve

22

Jeremy Saulnier, director de películas tan interesantes como Green Room, maneja de forma magistral el lenguaje del thriller. Le queda todavía mucho para ser un Hitchcock, pero es capaz de crear escenarios tan opresivos que secuestran la mirada del espectador y hacen que no la despegue de la pantalla, por muy importante que sea el mensaje que les acaban de mandar. Si en la película que hemos mencionado lograba quitarnos la respiración en la sala de un club, su nuevo filme dispone de un escenario tan fascinante como Alaska para dejarnos sin aliento.

Distribuida por Netflix, Noche de lobos (Hold the Dark en el original) sigue los pasos de un experto en estos animales, contratado por una madre cuyo hijo ha desaparecido. Estos depredadores, según se comenta en ese pueblo perdido en mitad de la nieve, se han llevado ya a otros niños, y están aterrorizando a toda la población. El especialista, autor de un libro en el que cuenta sus peripecias contra estas bestias, tendrá que hacerle frente a este misterio mientras el padre de la criatura se encuentra destinado en Irak. A estas alturas, después de haber visto tantos productos similares, muchos estarán esperando una versión actualizada de Moby Dick o de Tiburón. Nada más lejos de la realidad: en esta película, las cosas no son lo que parecen.

Un paisaje peligroso

Lo primero que destacan son los paisajes: se nota el presupuesto que la productora ha destinado a este director en alza, mucho más elevado que en sus anteriores filmes. Saulnier aprovecha para recrearse en algunos planos alargados durante el tiempo suficiente para dejar claro lo inhóspito del escenario que nos presenta. Resulta curioso el contraste, intencionado o no, que crea entre las colinas nevadas de Estados Unidos y el desierto iraquí. Ambos escenarios sirven para introducir a los dos protagonistas absolutos de esta película: el investigador Russell Core y al padre del niño desaparecido, Vernon Slone. Interpretados respectivamente por Jeffrey Wright y Alexander Skarsgard, son dos hombres que han sufrido mucho, dos caras de una misma moneda cuyos destinos quedarán unidos por un firme apretón de manos.

Aunque el guión se tome su tiempo para crear la atmósfera malsana que no dejará de acompañarnos en toda la cinta, un giro de los acontecimientos al final del primer acto desencadenará la acción, que volverá a desatarse cuando menos nos lo esperemos. La historia, adaptada por Macon Blair de la novela de William Giraldi, siempre tiene un as en la manga, y los golpes de efecto aparecen cada cierto tiempo para que no nos acostumbremos a la tranquilidad de las necesarias escenas de transición. En este sentido, como comentábamos en la introducción, el director sabe cómo rodar estos momentos tensos, adentrándose en el terreno de las escenas de acción pura y dura, rodadas con una pulcritud que permite apreciar los detalles de la confrontación.

Unos intérpretes excepcionales

El diálogo es escaso pero está bien administrado: muchos personajes quedan retratados con un par de frases o una escena sencilla y contundente. Por ejemplo, la primera aparición del soldado refleja perfectamente lo mejor y lo peor de su personalidad, que veremos evolucionar a lo largo del filme. La madre del niño, interpretada por Riley Keough, supone un caso más complejo, ya que va adquiriendo matices antes insospechados a medida que vamos descubriendo lo que sucede.

Pero quien destaca por encima de sus compañeros de reparto es Jeffrey Wright, actor conocido por su papel de Bernard Lowe en Westworld, y que en esta ocasión encarna a un buen hombre con un pasado del que percibimos algunas pinceladas. Tampoco hace falta nada más: no se nos ofrece una explicación detallada de la relación con su familia, ni se hurga en sus traumas para hacer más satisfactorio un edificante clímax que aquí no existe. No es el personaje más original ni fascinante que hayamos visto, pero logra hacerse con el cariño del público en más de una ocasión.

Conclusión

Noche de lobos es una película de pasiones y, sobre todo, de pasiones violentas. No es un thriller al uso, y algunos estamos deseando leer la novela original para comprender mejor el significado que encierra el ambiguo final, pero se trata de una experiencia satisfactoria y, sobre todo, distinta. El filme desafía hasta cierto punto los convencionalismos con una historia oscura y en ocasiones desesperante que deja un agridulce sabor de boca. Un sabor raro, pero mucho mejor que el regusto prefabricado que dejan otras películas distribuidas por Netflix. Una apuesta vencedora por el talento de un director que todavía tiene mucho que decir.



el autor

Periodista en cuarto de carrera. Redactor en esta página y en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales. He publicado cuatro libros en ebook, y cuento con un blog donde expongo mis proyectos. Si pinchas en esta casita tan mona, podrás verlo.

22 comentarios

  1. Roberto Esteban Pintos Sánchez el

    Pésima película cuyo argumento errático con un final acorde al mamarracho aburrido que es de principio a fin. Lo único que se salva es Jeffrey Wright y los lobos bellísimos. El director me parece que estaba alcoholizado cuando filmó esta porquería.

  2. Es cierto que el final puede crear opiniones encontradas, pero en mi opinión se trata de una película bastante notable, quizás algo más como ejercicio de estilo, y creo sinceramente que un argumento más complejo quizás la habría perjudicado.
    Gracias por el comentario. Un saludo.

  3. Hola. Podrías explicar toda la película? La madre mato al hijo? Porque? El padre mato a todos menos a quien mato a su hijo? Ellos matoron a los hijos de los otros y dijeron que fueron los lobos?

    • Ante todo, aviso de SPOILERS para quien no haya visto la película, y también para quien no haya leído la novela, de la que me he informado.
      En el libro se insinúa más abiertamente que el padre y la madre eran hermanos, lo que explica por qué ella nunca conoció al padre, lo llevaba viendo toda su vida. En este caso, aunque es intencionadamente ambiguo, podríamos estar hablando de un sentimiento de culpabilidad, aunque eso no explica por qué mataron a los otros niños.
      La película es muy abierta y deja cosas a nuestra interpretación: en mi opinión, ambos se comportan así por haberse rendido ante sus instintos animales, simbolizados por los lobos que destrozan a la cría al comienzo. El soldado, en mi opinión, parece reconducir esos impulsos en una buena dirección (recordemos su primera escena en Irak), pero finalmente se rinde a ellos. El protagonista logra librarse de esta “oscuridad” (recordemos que el título original es “Hold the Dark”) por la relación con su hija, aunque también parece afectado por ella.
      En cualquier caso, coincido en que todo es muy ambiguo, y se ofrece a distintas interpretaciones.

  4. Henry Guerrero el

    Yo creo que eran hermanos, y hay pistas por todas partes, medora dice que conoce a su esposo de toda la vida y forma parte de todos sus recuerdos, aparte tenían un hijo enfermo (obvio por enfermedades derivadas del incesto), el cazador indio Jhon le dice a vernon que tenia los mismos ojos y cabello que medora, y que el papá le decía que era antinatural, hay una foto en la que ellos están sentados en un muelle y no hay mucha diferencia de edad, pienso que ella mata al niño por ser prueba de sus preversiones y para ahorrarle el sufrimiento por sus enfermedades sabiendo que viven lejos de la civilización, además de que vernon mata al cazador jhon xq se da cuenta de que él podría saber de su relación incestuosa con Medora y vernon no la mata y se va con ella arrastrando el ataúd de su hijo para irse lejos de la gente y no regresar nunca más

    • Sí, la película no deja las cosas muy claras, pero hay indicios suficientes. En cualquier caso, lo más importante es la experiencia que supone la película, y no la interpretación más literal.

  5. Película sin principio ni fin, solamente diálogos cortos y mucha atmósfera tensa, nunca se aclara por que la violencia del esposo, del amigo de este y de la esposa, lo único rescatable las actuaciones y la fotografía,

    • En mi opinión, la creación de esta atmósfera tiene mucho mérito, y se vez en cuando se agradece un producto más ambiguo, sin ser por ello una tomadura de pelo. Aun así, es cierto que quizás no habría llamado tanto la atención con un reparto más discreto.

  6. Una porqueria de pelicula, excepto por los paisajes y lobos.
    Hoy estoy muerto de sueño por haberme desvelado viendo este bodrio (me fui a la cama a las 2.15 am), y encima no podia dormir pensado que era un tarado por no haber entendido nada.
    Pensaba “quizas te dormiste justo en el instante en que una escena aclara todo”, ¿por que mataron a todos los policias?, quien esto, que lo otro esto, donde es, son hombres lobos, estan poseidos, la pelicula es de terror, es un thriller, es una joda????
    Parece que es solo lo que vi una pelicula rara sin pies ni cabeza

    • Parece que la película está resultando polémica, con solo un 5,2 en FilmAffinity y opiniones muy encontradas.
      En cualquier caso, sigo defendiendo que es una película notable, y una novedad bienvenida.

  7. A mí me ha gustado mucho, la pareja protagonista (el matrimonio) es verdad que es muy ambiguo. Hay mucha historia en ese pueblo que no nos han contado y es lo que frustra al espectador, que dan cosas por sobreentendidas, Pero pese a no haberme quedado claro el final (para que os voy a engañar) yo he quedado muy satisfecho con la película. Saludos.

    • Sí, la película parece plantear unos misterios, pero en realidad está jugando a otro juego. No sé si la cinta habría sido mejor o peor si hubiera dejado las cosas claras, pero coincido en que no me arrepiento de haberla visto.

  8. Que buen análisis hombre, sin duda aclaró varios puntos que tenia inconclusos.
    Buenísima película, para quienes gustan de diálogos precisos que generan un ambiente de tensión y suspenso, sin mencionar los maravillosos paisajes e historias que dejan mucho que descubrir e inferir sobre los personajes.
    Saludos.

  9. No entiendo las críticas tan negativas en una película tan redonda.La vi esta mañana y el final me dejo ko,gracias por haber expricado algunos aspectos que no lograba entender.De todas formas buscare el libro,espero que este editado en España.Para terminar dire que este director promete mucho,he visto todo lo que ha echo y esta a un nivel magnífico y estoy seguro que irá a mas.Un saludo.

    • De nada. También siento curiosidad por la novela.
      En cuanto al director, aunque no he visto toda su filmografía, tiene una carrera a seguir. Esperemos que no se tuerza en el camino, porque todavía le queda mucho que aportar.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
El Filo de la Luz de Daniel Covacho es la primera apuesta por la fantasía del autor, un ilusionado escritor amante del género. En esta…