Reseña de El filo de la luz, de Daniel Covacho

0

El Filo de la Luz de Daniel Covacho es la primera apuesta por la fantasía del autor, un ilusionado escritor amante del género. En esta novela se recogen los clásicos elementos de espada y brujería y se combinan en torno a un grupo de muchachos que se ven envueltos en diferentes aventuras.

Según te llega un libro grande y de este género, los amantes de la fantasía nos solemos fijar en la portada, y hay que reconocer que no está nada mal, con cierto toque clásico que sentó las bases del género. Por lo tanto la edición de Leibros ayuda a ponerse en disposición si bien es verdad que la parte posterior, donde se redacta la sinopsis, contiene demasiado texto en pequeño tamaño y cuesta un poco leerlo. Posteriormente, y esto no lo tienen todas las ediciones, nos encontramos con una dedicatoria del autor, que se ha molestado en mandarnos en persona su manuscrito, por lo que ya sabéis que no podemos ser del todo objetivos y no podemos pasarnos ni en lo bueno ni centrarnos especialmente en lo malo.

El Filo de la Luz es una novela bienintencionada. Reúne los elementos que un aficionado de la fantasía quiere: magia, aventuras, peligros, refriegas y seres mágicos; y desarrolla una trama a lo largo de unas quinientas páginas que sirven para abrir una trilogía. Por lo tanto, podemos ver que el autor, Daniel Covacho, quiere mostrar ambición y deseo de desarrollar una trama extensa. Y eso es quizás su punto fuerte, las intenciones. Habiendo escrito tanto y habiendo llegado a publicar estamos seguros de que el que firma tiene intención de continuar escribiendo y progresando, pues un tomo así no llega a las tiendas sin pasión e interés; y en ese camino seguirá progresando y mejorando, logrando un estilo mejor y unas tramas más desarrolladas y complejas. De hecho, desde este mismo artículo instamos al autor a seguir esforzándose y luchar por su sueño, tratando de marcar la diferencia.

La trama es sencilla, sin grandes sorpresas ni personajes especialmente originales, como que todo lo hemos visto ya antes en libros de este estilo. Quizás podría servir para adentrarse en el género, pero no podemos obviar los puntos negativos: la redacción lastra la lectura. La excesiva repetición de términos en tan sólo unas líneas, el uso mejorable de las comas y las descripciones confusas despistan al lector, que tiene que hacer un esfuerzo para lograr crearse la imagen mental de lo que se trata de plasmar. Y esto pasa a lo largo de toda la novela. No podemos olvidar que es un libro publicado por una editorial, Leibros, por lo que no es posible entender qué ha fallado en la corrección, si es que ha habido, o si es que el propio autor ha repasado más de una vez su texto. De hecho, en la propia descripción de Goodreads encontramos faltas de ortografía y una sinópsis no muy alejada del estilo general.

Daniel Covacho debe redirigir su potencial ya que ambición tiene. Si asume tiempos más largos, relecturas suyas, de lectores cero y de editoriales, podrá presentar un manuscrito interesante en el que haya que preocuparse más por la trama y la mejora de personajes que por no poder llegar a ellos, quedándonos en una superficie imposible de superar.



el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Una de las grandes estrellas que fue anunciada en la E3 2018 en la conferencia de Microsoft y que llamó la atención sobretodo a los…