IniciocineCrítica de Tiempo (Old). Shyamalan ofrece un tenso thriller fantástico que se...

Crítica de Tiempo (Old). Shyamalan ofrece un tenso thriller fantástico que se desinfla al final

Llega a las pantallas españolas Tiempo, la nueva propuesta del siempre interesante M. Night Shyamalan. Tengo que reconocer que tengo debilidad por este director y guionista. A pesar de haber metido la pata varias veces (como la horrible After Earth y o la serie de animación The Last Airbender) Shyamalan es un cineasta que tiene el cielo ganado gracias a El Sexto Sentido, El Protegido o Múltiple. Ahora toca averiguar si con Tiempo ha vuelto a dar en el clavo o si por el contrario ha pegado un nuevo petardazo.

Lo primero que hay que saber que esta película es una adaptación de la de la novela gráfica Castillo de Arena, de Pierre Oscar Levy y Frederik Peeters (2010). Shyamalan parte de la premisa original de cómic para ir un poco más allá y nos presenta a una serie de familias que están pasando unas agradables vacaciones y acaban atrapados en una playa paradisíaca de la que no pueden salir. Los protagonistas se acaban dando cuenta de que el tiempo pasa allí mucho, pero que mucho, más rápido que en el exterior cuando descubren que los niños han crecido varios años en un corto período de tiempo. Para colmo, los móviles tampoco funcionan y no pueden pedir ayuda.

Con este argumento, la novela gráfica buscaba que el lector reflexionara sobre la naturaleza humana dejando sin explicación el fenómeno de la aceleración temporal. Shyamalan parte de la misma premisa para ofrecernos un angustioso thriller que tiene su mejor baza en los golpes de efecto que los personajes van sufriendo.

La familia protagonista de la cinta

Desde el principio de la cinta queda muy claro que el paso del tiempo va a ser el eje vertebral de la historia. Incluso antes de llegar a la playa maldita ya hay varios indicios que buscan que el espectador vaya entrando en el juego que propone el director.

El problema de esta cinta es algo que es común en el cine de hoy en día. Antes de entrar en la sala, habiendo visto el tráiler o cualquier contenido promocional, ya sabemos mucho del argumento, por lo que cuesta que cualquier película te sorprenda más allá de las que juegan con el truco de presentar una revelación inesperada al final.

A pesar de este hándicap, Shyamalan se las apaña bastante bien para ir presentado varias sorpresas y momentos impactantes, dosificándolos de tal manera que el espectador nunca se aburre mientras a la vez se hace las mismas preguntas que los protagonistas. ¿Qué diablos pasa en la playa? ¿Por qué? ¿Cómo se podría escapar de allí? La historia invita a pensar en el proceso de crecimiento, la madurez y el envejecimiento, pero casi no hay tiempo para ello debido a la estructura de thriller sobrenatural de la película y al ritmo al que avanza la historia, buscando unas respuestas y una solución que se antoja complicada, mientras se suceden un golpe de efecto tras otro.

Hay varios momentos muy angustiosos

Shyamalan es un gran maestro con la cámara que saca todo el partido posible de rodar en una única localización tan abierta como una playa. Además, se le da muy bien generar tensión, lo que consigue con el uso de los espacios fuera de campo y los desencuadres para que el público rellene los huecos con sus propias pesadillas. Lo mejor de la película es ver las reacciones de los personajes ante el horror que les rodea: sus ojos desorbitados, sus gritos, su pavor ante lo incomprensible de la situación; sentimos más miedo que cuando nos muestran lo que ven sus ojos.

Para todo esto es necesario contar con unos actores que sepan trasmitir sus emociones, algo que sin duda logran Gael García Bernal y Vicky Krieps en la piel de Guy y Prisca Cappa, Rufus Sewell, Abbey Lee como Charles y Chrystal, Ken Leung y Nikki Amuka-Bird encarnando a Jarin y Patricia Carmichael o Aaron Pierre como Mid-Sized Sedan; además de Alex Wolff, Thomasin McKenzie, Embeth Davidtz y Eliza Scanlen en sus roles de niños.

Gael García Bernal ofrece un trabajo muy completo

El problema de la película viene cuando el realizador se empeña en sobreexplicarlo todo a través de unos diálogos forzados que hacen un flaco favor al ritmo de la película. El guion tiene muchas de las trampas a las que Shyamalan nos tiene ya acostumbrados, pero lo más grave es que también presenta algunos agujeros que se podrían haber evitado con un poco más de trabajo o, tal vez, no buscando producir un momento de impacto cada poco tiempo.

Además, parece que Shyamalan está un poco cansado de que le acusen de que sus películas tienen finales raros o que no se entienden y aquí ofrece una conclusión que lo deja todo atado y bien atado. Creo que es un error: la explicación sobre el fenómeno de la aceleración temporal está muy pero que muy cogida con pinzas y el arco final, demasiado apresurado, no casa con el aire que trasmite toda la película.

En resumen, Tiempo no llega a ser una de las grandes películas de Shyamalan ya que a la trama se le acaban viendo las costuras por varios sitios. A pesar de ello, la cinta ofrece momentos muy interesantes y da que pensar sobre temas muy profundos que se derivan de cómo afecta el paso del tiempo al ser humano. La vida no es más que un frágil castillo de arena que se acaba desmoronando de manera inevitable. Es una pena que el final, tan explicado y tan atado, quite fuerza a una cinta que sí ofrece dos horas de entretenimiento y tensión, sobre todo si el espectador entra en el juego y se deja llevar por la historia.

Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

4 COMENTARIOS

  1. Shyamalan lleva desinflado desde “The village”y tampoco era redonda.El gran problema de este tipo es que se cree buen guionista y,como se ha comprobado de sobra en sus últimas películas,no lo es.Si confiara el guión en un guionista nato los resultados cambiarían enormemente porque en el aspecto visual si es muy bueno.

    • Que tal Diego? Gracias por comentar. Pues fijate tu que al The Village (El bosque) no es de mis peliculas favoritas de Shyamalan. Creo que después ha tenido varias mucho mejores, como la pequeña La Visita o Multiple. Sobre lo de que si es o no buen guionista… pues va en cuestión de gustos. A mi me parece que por lo menos es alguien que se atreve con cosas originales que despiertan siempre mi interes, el problema es que muchas veces no sabe como desarrollar esa idea tan buena (El Incidente) o como darle un buen cierre (Tiempo). Pero cuando tiene el dia inspirado, me parece un guionista de los mejores, la pena es que no sea siempre así.

  2. Muchas gracias Juanjo por el artículo. Estoy de acuerdo con Diego, tuvo una gran idea con “El Sexto Sentido”, pero su filmografia a ido a menos película a película.

    De todas maneras no puedo opinar de “El Tiempo” porque no la he visto todavía, ya lo comentaré en este hilo.

    Que sigamos contentos con las cosas que nos hacen felices, saludos!!

    • Gracias a ti por leerlo y comentar Jordi. Parece que ando en minoria en mi defensa a Shyamalan… El Sexo Sentido es sin duda su mejor película, pero en mi opinión tiene otras bastante buenas, por ejemplo El Protegido, Multiple o La Visita, cuestión de gustos de todas maneras. Ya nos contaras que te ha parecido la película.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS