El Arte de Overwatch, el tomo definitivo para adentrarte en el proceso creativo del videojuego

0

No valen webs de curiosidades, foros o vídeos anunciado cosas. Lo que vale es una enciclopedia, un tomo tratado con cariño que explique bien el origen de todo lo que vemos en Overwatch, el famoso videojuego de Blizzard. Este tomo de Panini en colaboración con Blizzard va a hacer las delicias de los fans.

Por si acaso estás leyendo esto sin saber muy bien qué es eso de Overwatch te lo resumo rápidamente: es uno de los videojuegos más famosos del mundo, uno de esos títulos con millones de jugadores simultáneos. Y es obra de Blizzard, los responsables de clásicos como Diablo, Starcraft, Warcraft o World Of Warcraft. Casi nada. Y es que en su día decidieron apostar por los shooters rápidos de apariencia simple pero muy difíciles de manejar a nivel competitivo. Su “fácil de aprender difícil de dominar de toda la vida”. Y lo hicieron dejando atrás todo lo que les había encumbrado como empresa: sagas de estrategia basadas en rol, historias de fantasía y ciencia ficción. A los pocos meses de salir al mercado tenía millones de aficionados dedicando horas en ligas y campeonatos internacionales. Pero todo esto no se consigue sólo con márketing sino que hace falta un buen trasfondo, un equipo creativo que esté a la altura del reto. Y este tomo lo demuestra.

El proceso creativo de Overwatch

Supongamos por un momento que comienzas a jugar y ves un personaje que te encanta. Quizás por su papel en el juego –tanque, daño o apoyo-, quizás por su modelado que te parece original, único y diferente a lo que has visto en otros títulos; o quizás por su historia o el vídeo promocional en el que aparecía. ¡O incluso por las tres! En ese caso ¿no te gustaría saber el origen de eso? Saber qué pasaba por la cabeza del diseñador 3D cuando estaba creando el personaje, qué influencias culturales estaba percibiendo en ese momento. O bien qué peleas tuvo con el resto del equipo para poner tal o cual cosa. Pues este tomo te permite adentrarte en eso.

Pongamos por ejemplo Hanzo, un guerrero de japonés que es único con el manejo del arco, y que tiene una habilidad final que invoca un dragón que puede acabar con varios enemigos en línea. Es uno de los personajes más queridos del juego, y de los más enigmáticos. Pues este tomo te explica que en origen era también otro personaje muy conocido del juego: ¡Genji! El primer diseño que podemos ver es un híbrido entre los dos, un especie de ninja cibernético con un gran arsenal y muchas posibilidades. Pero el equipo creativo vio que el resultado final se alejaba de todo lo que busca Blizzard: simpleza y elegancia combinada con la dificultad del juego multijugador. Por lo tanto llegaron a la conclusión de que era algo muy recargado y que deberían ser dos cosas diferentes. Por eso resulta curioso ver una plantilla de uno… con las piernas del otro. Otro ejemplo podría ser Lucio –ahora con sus propios cereales según han anunciado en la Blizzcon 2018-, que tiene una paleta de colores verdes con algunos reflejos amarillos y azules porque acorde con la historia de este personaje es brasileño. ¿Y qué colores predominan en la bandera de Brasil? Son detalles, cositas que nos hacen sonreír diciendo “anda, pues no lo había pensado”. Pero es que en los videojuegos de repercusión internacional, como en el cine, nada está puesto por casualidad. Todo son detalles pensados. Y de otra compañía no sé, pero de Blizzard nos lo creemos, que son famosos de retrasar años sus títulos o cancelar proyectos muy avanzados hasta que no están seguros de todo.

Por otra parte no podemos centrarnos solo en los personajes: también hay entornos inspirados en todo el mundo. Y es que uno de los puntos clave de este juego es atrapar a jugadores de todo el mundo para que se sientan identificados con algo. Así crean escenarios con trasfondos japoneses, alemanes o egipcios. Nada que no se haya visto antes pero que aún así nos hace recrearnos en el apartado creativo y lo logrado de sus ambientes y contextos.

¿Y cuánto cuesta esta maravilla? 37 euros que no están nada mal si piensas que son 367 páginas enormes a todo color lo que nos ofrece Panini. Que sí, que es un producto para fans, pero si eres de esos que todas las semanas te echas unas partidas de Overwatch esto debería estar en tu estantería porque lo vas a disfrutar muchísimo.



el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos todos al análisis del quinto capítulo de la temporada 9 de The Walking Dead. Recordar que el artículo está repleto de spoiler así que…