El cómic de la semana: Vida y Muerte de Federico García Lorca, de Ian Gibson y Quique Palomo

0

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic. Bienvenidos a El cómic de la semana. Hoy destacamos el cómic Vida y Muerte de Federico García Lorca.

Le he metido dos tiros en el culo, por maricón.

Tras las adaptaciones al cómic de dos obras de Paul Preston como son La Guerra Civil española y La muerte de Guernica, ambas dibujadas por José Pablo García, nos llega ahora la biografía de Federico García Lorca con guion de su biógrafo Ian Gibson y con el dibujo de Quique Palomo. Antes de empezar a hablar de la obra os animo si os interesa el poeta que os hagáis con el cómic, y es que se trata de una escrupulosa biografía sintetizada en 100 páginas donde recorreremos la trayectoria vital de Federico, con sus éxitos, sus inquietudes y por supuesto los últimos días de su vida que acabaron de manera trágica al ser vilmente asesinado por el bando nacional en el Barranco de Víznar.

El mejor binomio posible Gibson-Palomo.

Sin duda alguna el gran aliciente de la obra es la firma de Ian Gibson. Hispanista de origen irlandés y nacionalizado español desde 1984. Es el mayor experto en la vida de Federico García Lorca. Por su parte el ilustrador Quique Palomo admirador de la obra del granadino se mueve como pez en el agua, por lo que la simbiosis entre escritor e ilustrador se refleja desde la misma portada en la que una mano anónima sostiene un revólver frente a la sien del poeta que permanece de rodillas. Para la obra Quique Palomo ha elegido solamente meter dos colores en su paleta, el azul y el negro.

Gibson y Palomo en una foto realizada por eldiario.es

Una vida plena de tristezas y alegrías sesgada por el odio.

El cómic está estructurado en cinco capítulos, Infancia en la Vega de Granada, Granada, Madrid, Nueva York y Cuba y La República. Cada capítulo es un momento existencial en la vida de Lorca. Y es que aunque a Federico lo mataron con 38 años, su vida se caracterizó por ser intensa a la par que apasionada.

  • Infancia en la Vega de Granada. Aquí transcurren los primeros once años de su vida. La vida en el campo en su niñez le marcan de por vida como dice Gibson: “La infancia de Federico fue pueblo. Pastores, campos, cielo, soledad, sencillez en suma… Su recuerdo sería el del paraíso y su nostalgia aflorará durante toda su vida”.
  • Granada: Es el paso a la adolescencia y a las influencias. Muy influyentes fueron Antonio Segura Mesa, su profesor de piano, al igual que más tarde lo fue en la Universidad su profesor Martín Domínguez Berrueta o Fernando de los Ríos que le abrirá los ojos para irse a Madrid a la Residencia de Estudiantes. “Necesito crecer y Granada es un lugar culturalmente asfixiante. Don Fernando de los Ríos me anima a estudiar en Madrid, en la Residencia de Estudiantes, que me pondrá en contacto con la intelectualidad europea”.
  • Madrid: Vemos a un Lorca más maduro pese a su juventud. Coincide en esa Madrid cosmopolita con Juan Ramón Jiménez, Luis Buñuel, Manuel de Falla, Rafael Alberti y sobre todo Salvador Dalí, con quien tendría una apasionada y tormentosa relación. En este capítulo le vemos abrazar el éxito a la par de una depresión que lo acompañará desde entonces hasta el final de sus días.  Por todo ello acaba animándose a viajar a Nueva York. Carta de Buñuel tras el éxito de Romancero Gitano: ” Es una poesía que participa de lo fino y aproximadamente moderno que debe tener cualquier poesía de hoy para que guste a los Andrenios, a los Baezas y a los poetas maricones y Cernudos de Sevilla”.
  • Nueva York y Cuba: A fines de junio de 1929 llegaba al puerto de Nueva York, desde Southampton, el trasatlántico Olimpic, en el que viajaban Federico García Lorca y su amigo y maestro Fernando de Los Ríos. Su estancia es apesadumbrada, aunque tiene momentos de frenética actividad Nueva York, ciudad artificiosa, le ahoga. No obstante esta etapa se ha considerado decisiva en la posterior evolución de su obra, como él mismo dice: “la experiencia más útil de mi vida”.  En marzo de 1930 dejaba Nueva York por La Habana, y en Cuba pasó tres meses felices, sintiéndose como en tierra andaluza, muy agasajado por los jóvenes poetas cubanos de entonces. Daría multitud de conferencias y fue a todas las fiestas. Al abandonar Cuba, Federico afirmó a sus amigos: “Aquí he pasado los mejores días de mi vida”.
  • La República: Son días de vino y rosas. La exaltación por la victoria republicana, el éxito de La Barraca, Bodas de Sangre también triunfa en los teatros argentinos, son días de mucha felicidad para Federico. Tal es el éxito de Bodas de Sangre que Lorca marcha para tierras argentinas. De regreso a España el clima se ha enrarecido, se habla de Guerra Civil. Federico debe esconderse, en su ciudad hay mucho rencor. Intenta ocultarse en casa de su buen amigo Luis Rosales, poeta que aunque siendo una familia de falangistas lo esconden. Pero el chivatazo se ha dado y Lorca es capturado. Las 9 páginas finales del cómic son muy duras con ese blanco y negro. Es el final. La nueva España que se está forjando no quiere a intelectuales ni a maricones. Lorca como tantos otros fue victima del odio, otros muchos emprenderán el largo camino del exilio. El país se prepara para casi cuarenta años de Dictadura.

Valoración Final.

Este es un cómic necesario. Al igual que dije en mi anterior reseña, La Brigada Lincoln, es una obra que se debía hacer por los tiempos actuales que nos está tocando vivir con el auge de la extrema derecha. No olvidemos el principal motivo del vil asesinato de Lorca, su condición de homosexual. Eso fue lo que le condenó aquella madrugada del 18 de agosto de 1936. Abría la reseña con esa frase dura de leer pero según recuerda Quique Palomo, “en la biografía de Gibson se cuenta de que un fascista entró en un bar alardeando: “Le hemos metido dos tiros en el culo al poeta, por maricón”.

Junto a Federico fueron asesinados el maestro Dióscoro Galindo y los banderilleros anarquistas Francisco Galadí y Joaquín Arcollas.

Un saludo y sed felices.

 

 

 

 



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Konnichiwa minna-san! Muy buenas a todos. El año se va acabando y como no, siempre sienta bien echar una pequeña mirada atrás para recordar todo…