Inicio comics El Héroe, de David Rubín: un mito muy moderno

El Héroe, de David Rubín: un mito muy moderno

El concepto de heroísmo que manejamos hoy en día está sin duda ligado al género superheroico que lleva décadas dominando el cómic estadounidense y que ahora deleita a espectadores de todo el mundo en nuestras pantallas: solo la palabra “héroe” ya nos hace pensar en una capa (en los últimos años, una armadura robótica), unos calzoncillos por fuera y una ficción con unos códigos instantáneamente reconocibles. A pesar de ello, los héroes llevan entre nosotros desde los comienzos de la civilización, y pueblan las historias de distintas religiones bajo la forma de semidioses o mártires. Sin embargo, la base del superhéroe moderno era bien distinta a las aventuras de Superman o Spiderman: las historias de los grandes personajes de la Antigüedad grecorromana solían estar teñidas de un tono trágico que iba más allá de su origen y, en muchos casos, los defectos o descuidos de estos personajes ocasionaban su inevitable caída. Solo tenemos que pensar en Jasón y su mujer, en Teseo y su padre… o en Heracles.

David Rubín, uno de los autores españoles más interesantes de los últimos tiempos, se inspiró en el mito de este semidiós para escribir y dibujar El Héroe, una nueva interpretación de los doce trabajos de Hércules. ¿Se puede decir algo nuevo con este legendario personaje? Tras numerosas películas y cómics basados en sus hazañas, esto parece una tarea hercúlea, pero el gallego consigue crear un tebeo con un estilo propio e inconfundible que, a su vez, rinde tributo a los mitos antiguos y a los contemporáneos, brindándonos una historia de superhéroes posmoderna que merece mucho la pena conocer.

Hércules: Año Uno

Como sucedió incontables veces en el universo compartido de los mitos griegos, Zeus fecunda a una mortal, en este caso a Alcmena, de la realeza micénica. Esto despierta la ira de Hera, la mujer del rey de los dioses, que decide castigar al fruto de esta infidelidad impidiendo que llegue a ocupar el trono. Por ello, hará nacer antes a su hermano mortal Euristeo, un alfeñique envidioso que, a pesar de su posición privilegiada como monarca, abomina del hijo del dios del rayo: Heracles. Este, gracias a su fuerza sobrehumana, consigue convertirse en un héroe admirado en todo el mundo que combate a toda clase de engendros de origen natural o mecánico mientras las televisiones debaten sobre lo conveniente de sus acciones.

A lo largo de esta historia, cuya estética se encuentra a medio camino entre el clásico péplum y el cyberpunk más alocado, el lector conoce a un justiciero que comienza saliendo airoso de las más peligrosas situaciones pero que quizás sobreestime sus posibilidades de cambiar el mundo y enfrentarse a los designios de unos dioses que, cuando no son lejanos e intocables, resultan ser rencorosos y traicioneros. Y, sin embargo, ¿no consiste el heroísmo en luchar contra algo invencible?

Mucho más que un homenaje

Se podría pensar que aplicar el lenguaje de los superhéroes a este mito clásico acabaría resultando en un cómic muy similar a los protagonizados por el Thor marvelita y, en un principio, ese parece ser el caso: Rubín se declara un admirador absoluto del Jack Kirby que consiguió aunar la estética nórdica y el futurismo de la ciencia ficción, y aquí se alcanza un logro similar. La brillante estética de este tebeo está claramente influenciada por el estilo del Rey, como demuestra el diseño de un perverso Euristeo que recuerda poderosamente a su Loki. Y, sin embargo, el autor consigue desmarcarse de sus predecesores al no estar restringido por la cadencia mensual y constante que exige una industria cultural como la de Estados Unidos.

Por el contrario, en El Héroe se puede adaptar el mito con una fidelidad que pocas veces se ha visto, plasmando también los aspectos más escabrosos y polémicos del mismo, pero con una modernidad que no nos traslada a la Nueva York de los sesenta como hacían Kirby y Lee, sino a una época mítica e indeterminada con sus propias normas y en la que la magia y la tecnología se dan de la mano para crear un entorno muy distinto pero preocupantemente similar a nuestro universo. Aunque centrado en la aventura, este tebeo también habla de las desigualdades sociales, de los medios de comunicación, de temas de gran calado que siguen muy presentes en la actualidad. Cada dios, criatura y personaje ha recibido una renovadora capa de pintura… nunca mejor dicho, ya que el buen uso del color contribuye a crear esta atmósfera alienígena pero también atractiva en la que estas reinterpretaciones de los mitos griegos brillan con luz propia.

Y, en su afán por crear un cómic de superhéroes moderno, el autor de esta obra realiza un cómic de superhéroes que termina: su final, terrible y edificante al mismo tiempo, es el broche perfecto a uno de los exponentes del cómic superheroico más interesantes de la última década, demostrando un sentido de la épica que no tiene nada que envidiar a pilares del género como el Thor de Simonson.

Conclusión

Se le pueden achacar unos pocos fallos menores a esta historieta, como algunas elipsis que restan protagonismo a personajes importantes, pero su acabado es excelente: aprovechando el lenguaje gráfico del cómic, sin diálogos innecesarios, Rubín cuenta una tragedia de caída y redención que se hace mucho más evidente en el segundo volumen y a la que no le faltan momentos de agradecida ligereza para aliviar el tono más grave del resto de la obra. Da igual que se busque una aventura frenética o una cuidada deconstrucción: El Héroe funciona a muchos niveles y nos recuerda por qué, desde los albores de nuestra civilización, hemos buscado modelos que nos inspiren para ser mejores.

La editorial Astiberri ofrece el primer tomo de manera gratuita para hacer más llevadero el confinamiento provocado por el COVID-19.

Máximo Simancashttps://laautopistadepalabras.wordpress.com/
Periodista recién graduado. Redactor en esta página y en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de The Nevers. Temporada 1. Episodio 4

The Nevers, serie steampunk creada por Joss Whedon y que emite HBO, nos ha entregado su cuarto episodio y, como cada semana, nos sumergimos...

Nezha: El renacer de un dios (2021)

Nezha: El renacer de un dios es una de las últimas películas de animación que ha llegado al catálogo de Netflix. Por el momento...

Crítica de Invasión de Altura. Acción sin freno con un guión demasiado acelerado

Netflix sigue con su decidida apuesta por el anime (Castlevania, Sangre de Zeus o Dota Sangre de Dragones) y nos trae Invasión de altura...

Análisis de El cuento de la criada. Temporada 4. Episodios 1, 2 y 3.

Bienvenidos por cuarta vez a Gilead. La revolución que tanto tiempo se ha estado gestando ha comenzado. Ochenta y seis niños han sido liberados...

La Liga de la justicia. Todo lo que necesitas saber de este legendario grupo (con vídeo de Youtube)

La Liga de la justicia es el grupo por antonomasia, el grupo más grande de la historia del cómic. Un grupo del cual se...

Cómics. La lista de la compra del mes de mayo de 2021

Te saludo, un mes más, en esta tu sección. Como siempre desear que estés bien de salud y que esta sección te ayude a...

Fanboys (2009): Un viaje al corazón de los fans de Star Wars

Feliz día de Star Wars! Este 4 de mayo queremos celebrarlo con Fanboys, desde el punto de vista de un amante de esta franquicia...

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad