El Vosque, un mundo fantástico como nunca lo habrías imaginado.

0

El Vosque, un reino fantástico habitado por hadas, elfos y otras tantas criaturas mágicas, dormía. Literalmente. Aquella noche todo parecía en calma. Nadie se podía esperar que estaba a punto de llevarse a cabo un asesinato. Pero no uno cualquiera. Si no EL asesinato. A la mañana siguiente todo el reino quedó impactado cuando se supo la noticia. Un asesino había acabado con la vida del Olmo viejo. El rey de los árboles.

Cirano, el consejero del rey (una monarca rechoncho y glotón que ignora todo lo que no tenga que ver con su desayuno, almuerzo o cena), deberá descubrir quién es el sujeto que ha cometido semejante atrocidad. Para ello contará con la ayuda de la Guardia Forestal del reino, también conocida como Los Maderos, la cual se compone de un alquimista pirómano y una pequeña hada aficionada a la bebida. Pero no estará solo en esta aventura. El consejero mantiene una relación en secreto con la semi-elfa Amanda, la traductora oficial del reino, capaz de hablar no solo con las otras razas, sino también con los animales. Todos estos y muchos más personajes increíbles serán los encargados de armar jaleo en el Vosque, y creedme, se lía una buena.

Este maravilloso cómic me pilló completamente por sorpresa. Un gran amigo, experimentado en estas bastas tierras del cómic me lo recomendó, y su inicio no pudo desconcertarme más. Al contemplar su extensión (450 páginas aproximadamente), y tras haber leído recientemente Leyendas de Erohdar de Cosmin F.Stircescu, supuse que lo que tenía entre mis manos era una historia similar, medianamente seria y compleja. Craso error. No por su complejidad, que la tiene, en el mejor de los sentidos, sino por la seriedad. Esta obra es comedia desde su primera página hasta su última viñeta. ¿Quiere decir esto que no se toma en serio a sí misma? Para nada.

Primera página de El Vosque

El Vosque es un proyecto que nace en internet. Sus autores, Morán y Laurille, ambos españoles, son a su vez personajes que forman parte de la obra. Morán, el guionista, está obsesionado con el asesinato, pero ha decido que la mejor forma de llevar a cabo sus sádicos deseos es a través del cómic. Debido al poco éxito de su primera obra ¡Eh, tío! ha decido secuestrar a Laurielle, una chica (no-muerta) con un enorme talento para el dibujo pero cuyas historias no terminaban de gustar a nadie. Así pues, con mucha ilusión y a golpe de látigo, ambos se lanzaron a crear un webcomic. En su página web, podéis encontrar el cómic completo, junto con otras historias del mismo universo como: ¡Arded, maderos, arded!, El elfo inhumano o Jaleo Real. Por si fuese poco, también tenéis viñetas extra protagonizadas por los autores e incluso un diccionario de fantasía, por si os resulta ajeno alguna criatura o cualquier otro término específico de su universo.

Una de tantas historietas sobre los autores

El éxito del sitio web ha sido rotundo, de hecho, no tardaron en sacar las primeras ediciones físicas de la obra. Los 6 primeros capítulos de El Vosque pueden comprarse en pequeños tomos por separado, o en una superedición conjunta, con tapa dura y contenidos adicionales, tales como historias alternativas escritas y dibujadas por otros grandes guionistas y dibujantes, o los primeros bocetos de los personajes. El precio de los tomos ronda los 5€ (y por 2’50€ más, viene firmado y con el dibujo de un personaje a tu elección) mientras que la tapa dura cuesta 30€.

Portada del tomo único de El Vosque

En lo que respecta al guion, El Vosque ha conseguido crear un universo fantástico cómico, propio y original. Destruye muchos tópicos de la fantasía clásica y de los que restan se mofa continuamente. Ambos autores se consideran fans de Terry Pratchet, de modo que podemos imaginarnos por dónde van los tiros. Aún así, la obra tiene la suficiente personalidad propia como para salir airosa a la hora de hacer comparativas. Su sistema de magia es ingenioso, funciona y da pie a varios conflictos interesantes. La naturaleza de sus razas es única, y sus personajes cuentan tanto con un arco personal como con uno conjunto que sumado al gran desarrollo del argumento principal, permite continuos saltos, y un buen ritmo a la hora de avanzar en la historia. Todo esto, queda envuelto en una serie de gags, chistes y situaciones cómicas que se repiten una y otra vez, manteniendo un humor progresivo que hace que cada coña sea mejor que la anterior.

El dibujo tampoco es que se quede atrás. El estilo de Laurielle se siente como un soplo de aire fresco. Apenas deja rastro de influencia japonesa ni europea. Cada trazo, cada pincelada y cada sombreado parecen tener su firma impresa por defecto. Como una marca de agua que se extiende hasta la última viñeta de la obra, la dibujante ha conseguido con aprobado alto llevar a cabo todo cuanto ha deseado. Desde las escenas más estáticas, pasando por las secuencias o los momentos de acción más trepidante, todo se siente natural y fluido. Por su parte, las expresiones son magníficas y transmiten lo que el personaje siente de forma clara y sin llegar a malentendidos. Casi quinientas páginas y se hace ligero. No es nada fácil.

Un universo mágico con mucho trabajo detrás que vale la pena explorar. La cantidad de sorpresas que os podéis llevar son proporcionales al número de carcajadas que genera. Literalmente.



9.1 Muy bueno
  • GUIÓN 9.5
  • DIBUJO 9
  • INTERÉS 8.75
  • User Ratings (0 Votes) 0

el autor

Filólogo y friki. Defensor a ultranza del videojuego como arte. Adoro Japón con todo lo que ello implica y mi nombre es una falta de ortografía con más sentido de lo que parece.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
¨ Si quieres saber cómo es blasillo dale un carguillo ¨. Este refrán ha perdurado en el tiempo incólume en ese manual que derrama sabiduría…