Fase Extra: ¿Están desapareciendo los juegos de un jugador?

0

Bienvenidos amigos y amigas a Fase Extra la sección de esta, vuestra web, en la que comentamos semana a semana las noticias más interesantes del mundo de los videojuegos. Esta vez os traemos una noticia que se ha hecho eco a lo largo y ancho de la red y que tiene que ver con Electronic Arts cerrando otro de sus estudios, en este caso Visceral Games y cancelando o redirigiendo -según se quiera entender- ese juego de Star Wars que llevaban preparando ya varios años.

¿Estáis preparados? Pues comenzamos enseguida pero antes podéis pinchar aquí y echarle un ojo las entradas anteriores.

No es una sorpresa para nadie que estamos viviendo tiempos duros para los aficionados a los juegos tradicionales de un jugador. La noticia estrella de esta semana ha sido el cierre del estudio Visceral Games, famoso por ser el responsable de la saga Dead Space y que con Amy Hennig a la cabeza, directora creativa de sagas como Legacy of Kain o Uncharted, llevaban varios años desarrollando un proyecto de acción y aventuras situado en el universo de Star Wars. Y es que la noticia, más allá de ser un duro golpe para los aficionados a los juegos de un jugador con alto presupuesto y de naturaleza narrativa, ha propiciado una suerte de crisis existencial dentro de una industria sumergida dentro de un convulso periodo de cambio que ve como los games-as-a-service, el contenido descargable y los micro-pagos se imponen cada vez más al aparentemente caduco modelo tradicional, cambiando la típica aventura cinemática auto-conclusiva por nuevos mundos semi-permanentes de perfil multijugador .

¿Y de dónde viene esta crisis? Bueno, pues la mecha ha sido prendida esta semana de manos de Patrick Söderlund el CEO de Electronic Arts qué hacía las declaraciones que podéis leer más abajo en su anuncio del cierre de la compañía:

Nuestra industria está evolucionando más rápida y dramáticamente que nunca […] En este espacio que evoluciona tan rápidamente, nos esforzamos en crear experiencias que nuestros jugadores quieran disfrutar […] Nuestro estudio Visceral ha estado desarrollando un juego de acción y aventura basado en el universo de Star Wars. En su estado actual era un juego lineal de aventuras con un gran énfasis narrativo […] hemos estado probando este concepto con jugadores, atentos a su feedback sobre a qué y cómo quieren jugar, y vigilando atentamente los cambios del mercado […] estamos convirtiendo el juego en una experiencia más amplia que nos permita hacerlo más variado y darle más control a los jugadores, aprovechando la capacidad de nuestro motor Frostbite y re-imaginando elementos centrales del juego para darle a nuestros jugadores una aventura de Star Wars con más profundidad y libertad de exploración.

Cómo podéis comprobar lo que Söderlund parece estar diciéndonos entre líneas es muy simple, la intención de EA era crear la versión Star Wars de Uncharted pero tras pensárselo mejor parece que les interesa más un modelo parecido al Destiny de Bungie. No creo que esto sorprenda nadie la verdad, hoy en día sabemos que el modelo de games-as-a-service, o lo que es lo mismo, juegos que continúan dando beneficios mucho más allá de un periodo de lo que lo hacían los juegos tradicionales, son lo que los grandes editores de la industria buscan. Hoy por hoy son productos como Overwatch, Star Wars Battlefront o FIFA los que generan grandes márgenes de beneficio mientras que son los juegos de un jugador los que lo tienen mucho más difícil. Por ejemplo hemos sabido a raíz del cierre de Visceral que un juego laureado por la critica y el publico como Dead Space 2 costó 60 millones de dólares, vendió cuatro millones de unidades y aun así no reportó beneficios.

Así que volviendo a nuestra pregunta inicial ¿Están desapareciendo los juegos de un jugador? Bueno, la situación es complicada. Sí bien es verdad que hemos visto varios juegos en los últimos tiempos cómo la saga Resident Evil, Deus Ex o juegos como Prey o Dishonored en horas bajas también es verdad que este mismo año no solo hemos tenido grandes experiencias de un jugador como Nier: Autómata, Hellblade o el nuevo Zelda: Breath of the Wild, sino que el panorama que se nos viene encima nos trae otra nueva hornada de juegos como Wolfenstein 2 o Assassin’s Creed Origins.

¿Qué nos dice esto? Pues que hay grandes editoras que siguen apostando por el juego tradicional, y que algunos de los estudios “medianos” como Ninja Theory además de una gran mayoría de desarrolladores Indies están más que dispuestos a ocupar el hueco que puedan dejar los juegos triple-A de un jugador.  Lo que sí que me aventuraría a decir es que lo que está en peligro es el tradicional juego lineal, el típico juego “pasillero” de aventuras que parece estar desapareciendo mientras que las experiencias que gustan a la crítica, al público y dan dinero son aquellas que hacen gala de un detallado mundo abierto.

Por lo tanto, la pura realidad es que el cierre de Visceral puede deberse a varias razones, EA intentado introducirse en un nuevo modelo de mercado, una reacción ante el bajo rendimiento de juegos como Mass Effect: Andrómeda con un largo periodo de producción y un bajo margen de beneficios o una combinación de ambas, pero es difícil pensar que el juego de un jugador se vaya a extinguir de momento.

Así que, en definitiva, sí bien es cierto que el modelo de games-as-a-service está pegando con fuerza ahora mismo y está claro que no se va a ir a ninguna parte, también es verdad que las experiencias de un jugador no dan visos de estar en peligro de desaparecer, al menos en opinión de un servidor y en especial si tenemos en cuenta el mercado Indie. Si tuviera que hacer una predicción de futuro probablemente sería la siguiente: Los juegos de un jugador se convertirán en experiencias de prestigio dentro de un marco dominado por el multijugador y será así como compañías centradas en consola cómo por ejemplo Sony seguirán entregándonos sus Uncharteds, Horizons, Spider-Mans y God of Wars mientras que third parties como Ubisoft, EA y Activision apostarán más bien por modelos parecidos a los que podemos ver en juegos como The División, Overwatch o Destiny.

Sin duda un futuro así no es del gusto de todos, pero a fin de cuentas como pasa en el cine y en otros medios los videojuegos son un negocio y toda industria está sujeta a cambios y a una constante evolución. Ahora les toca el turno a los mundos permanentes on-line, pero quien sabe que nos deparará el futuro. En fin, hasta aquí la Fase Extra de esta semana, espero que os haya gustado y ya sabéis, dejadnos un comentario si queréis y nos leemos la semana que viene con más noticias.

Hasta entonces, y como siempre, sed muy felices.



el autor

Graduado en Estudios Ingleses por la Universidad Autónoma de Madrid. Aficionado a la literatura, el arte, el cine y el mundo de los videojuegos, con una especial predilección por el género de ciencia ficción en todos los medios.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos una semana más al repaso de lo que ha dado lo mejor de la semana en cine y televisión. Se nos ha ido uno…