Green Lantern: Tierra uno vol. 01

0

La línea Tierra uno de DC Comics surgió como una reimaginación de los personajes más míticos de la editorial actualizándolos a los tiempos actuales, en un intento de emular el éxito del universo Ultimate en Marvel, su competidora más directa. Esta iniciativa editorial dio comienzo en el 2010 con el álbum dedicado a Superman, que recibió críticas mixtas, al igual que su secuela y la primera aventura del Batman de este mundo. El origen de Wonder Woman narrado por Grant Morrison, sin embargo, obtuvo una valoración generalmente positiva. Tras el reboot de DC Comics en 2011, el problema de este tipo de sellos se hizo evidente: mientras que Marvel mantiene la misma continuidad desde 1939, la Distinguida Competencia hace reinicios periódicos que convierten este intento de actualización en una redundancia. Además, el hecho de que solo se publiquen como mucho un par de tomos al año impide establecer una continuidad atractiva que fidelice a la audiencia. Por lo tanto, ¿qué ofrece este sello para diferenciarse de las grapas que DC saca cada mes? Descubrámoslo con su última entrega, la actualización de Linterna Verde publicada por ECC en septiembre.

Cambio de aires

En este caso, el protagonista de la historia y primer Linterna Verde de la Tierra sigue siendo Hal Jordan, pero su profesión ha cambiado: en vez de ser piloto, es un astronauta. Se trata de una evolución interesante, que acerca al protagonista a los nuevos tiempos, y que resulta necesaria para darle comienzo a la trama. Este explorador espacial se dedica a recoger materiales en meteoritos, a pesar de sus sueños de visitar otros planetas. Se trata de un trabajo algo tedioso, y para nada acorde a sus expectativas. Por eso, su temeridad le hace alejarse de sus compañeros de expedición en el asteroide que están inspeccionando, y acabará encontrando una misteriosa batería y un anillo pertenecientes al cadáver de un alienígena. Descubrirá que estos artefactos le confieren un poder increíble… pero también le convierten en el objetivo de un terrible ejército de androides.

A lo largo de este tomo, el autor completo Gabriel Hardman, acompañado por Corinna Bechko en el argumento, nos muestra los restos de un antiguo cuerpo de Linternas Verdes, los protectores del universo, derrotados por estos monstruos mecánicos a los que nuestro protagonista se tendrá que enfrentar. Refleja de manera muy efectiva, con un dibujo algo más oscuro que el habitual en esta franquicia, cómo estos justicieros se han convertido en leyendas después de su desaparición, en una trama que nos recuerda de manera inevitable a la primera película de La guerra de las galaxias. Pero, en este caso, Jordan no cuenta con ningún mentor, sino que tendrá que habituarse al poder de su anillo gracias al alienígena Kilowog, un admirador del antiguo cuerpo al que pertenecía el extraterrestre muerto en el meteorito. Este entrañable secundario se convertirá en un vehículo para la exposición de puntos importantes de la trama, y en un alivio cómico que se agradece en esta historia de tintes distópicos.

Sin explayarse demasiado, porque tampoco tiene mucho espacio para ello, el autor crea un entorno atractivo para contar la historia, y una aventura autocontenida bastante llevadera, con sus elementos de épica y acción. El problema, de nuevo, es que resulta más que probable que no volvamos a saber nada de esta versión de Linterna Verde hasta dentro de dos años como poco, y que DC no está por la labor de juntar a sus personajes de Tierra uno en su particular Liga de la Justicia. Por eso, a pesar de que los secundarios más icónicos de este cómic se encuentran en el tebeo, solo unos pocos están realmente desarrollados. Esto no supondría ningún problema si de este tomo surgiera una colección regular que los tratase con más acierto, pero no es así.

Asimismo, algunos momentos icónicos del rico universo de Linterna Verde han sido sustituidos: algo comprensible, dado que esta es una nueva versión, mucho más oscura. A pesar de ello, existe un contraste notable e intencionado entre un comienzo más pesimista y un final esperanzador y edificante: justo lo que se espera en una historia de este personaje. Al margen de la fidelidad al concepto inicial, resulta una historieta muy entretenida y un origen superheroico más que adecuado para este nuevo personaje.

Conclusión

Este cómic no va a cambiar la vida de nadie ni se trata de ninguna obra maestra. Sin embargo, tal y como pretende DC con esta línea editorial, es un tomo que no exige ningún conocimiento previo sobre la historia de este superhéroe, con el arte de un dibujante al que tendremos que estar más atento en el futuro y una historia sólida e ideal para nuevos lectores. Sin embargo, sin nuevas entregas que desarrollen lo establecido por este tebeo, este esfuerzo será inútil para los propósitos de la casa editora. A pesar del cliffhanger final, teniendo en cuenta el historial de Tierra uno, no somos muy optimistas al respecto.



el autor

Periodista recién graduado. Redactor en esta página y en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales. He publicado siete libros de ciencia ficción y fantasía en formato ebook, y cuento con un blog donde expongo mis proyectos. Si pinchas en esta casita tan maja, podrás verlo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Con este tomo recopilatorio en tapa dura terminamos la colección de Darth Vader que trata al lord oscuro justo después del Episodio IV, por aquel…