IniciolibrosHarry Potter y el niño maldito: De cómo el dinero destrozó mi...

Harry Potter y el niño maldito: De cómo el dinero destrozó mi infancia

Aviso: esta entrada puede contener SPOILERS de todos y cada uno de los libros de Harry Potter, incluido este último engendro, lee bajo tu propia responsabilidad. Esta es una opinión personal, si no te gusta, te animo a comentar de forma educada tu punto de vista. Maldiciones y Vociferadores serán castigados con una semana en Azkaban.

Prefacio a la desgracia

“La cicatriz no le había dolido a Harry en diecinueve años. Todo iba bien” Este escueto y maravilloso final fue el regalo que Joan Rowling quiso hacerle al niño que vivió y que la llevo a ser una de las escritoras más importantes de su época. De esta manera, la autora agradecía a su personaje los 17 años de desdichas, problemas, pérdidas y experiencias cercanas a la muerte que los libros de Harry Potter depararon a su protagonista.

Resultado de imagen de harry potter gifs final

Y es que, desde el día en que nació, Harry vivió una continua angustia. La muerte de sus padres, los años de maltrato por parte de sus familiares, la presión constante de llegar a donde se esperaba que estuviese, las constantes batallas por su vida desde que entró a Howgarts… Son muchos los apuros que el joven Potter tuvo que pasar, y su “madre” literaria quiso, con estas dos frases, darle la recompensa que se merecía: una familia y una vida de tranquilidad.

Desde que Harry Potter se despidiera de nosotros con aquella situación familiar, han sido muchos los que han querido saber que fue de el niño que vivió. Cuando la obra de teatro se dio a conocer (y el consecuente libro), muchos nos alegramos. Saber de las peripecias de los Potter, volver a ver a Harry, Ron y Hermione, saber de sus vidas y vivir nuevas aventuras, esta vez de la mano de sus hijos, sonaba casi como un sueño. Pero el sueño se convirtió en pesadilla.

Capítulo 1: La falta de respeto por los personajes

La obra empezó con aquella innecesaria polémica sobre el tono de piel de Hermione. Hermione podría ser negra, china o un maldito perro si hubiera seguido siendo Hermione. Pero no era Hermione.

Partamos de la base de que los personajes han cambiado. Y eso está bien. Ya no tienen 14 años, ya son adultos y su evolución debe verse. Evidentemente, no esperábamos a unos personajes calcados. Pero si esperábamos que fueran los mismos personajes. El autor del engendro ha usado los nombres que Rowling parió y ha creado bajo ellos la más patética colección de despojos humanos jamás vista.

Harry Potter Las Cosas Felices
Les han asesinado cruelmente

Una Hermione estúpida, a la que su sobrino de 14 años puede engañar con facilidad; un Ron que parece más un muñeco de concesionario (Muñecos hinchables que bailan y saludan como idiotas), que el gran mago que estaba destinado a ser y un Harry Potter irreconocible, que ha hecho de la vanidad un arte. Y no es solo el trio dorado.

Uno de los momentos más estúpidos y de vergüenza ajena (y os juro que sentí mucha leyendo esto) es la absurda conversación de un llorón y patético Dumbledore con un Harry despótico y robótico. Y no solo eso. Dos de mis personajes favoritos han sido destripados: McGonagall, la mujer más maravillosa del mundo, creada para ser recta, disciplinada y capaz, aparece como una inútil mujer llorona (en este libro todos lloran por tonterías) incapaz de controlar a dos alumnos. Y Snape, uno de los personajes mejor tratados por Rowling, que siempre se ha movido en la dualidad, entre el mal y el bien, entre su odio a James y su amor a Lily que se unen en una sola persona… un personaje tan maravillosamente complejo reducido a dos frases heroicas que ni siquiera tienen coherencia con el personaje… Es tan deprimente.

Capítulo 2: Incoherencia, tienes nombre de Harry Potter

Si bien Rowling no es Tolkien, ni el universo de Harry Potter tiene comparación con la trabajada Tierra Media; la escritora fue capaz de crear un universo propio, con sus reglas y matices, que desarrolló de forma muy satisfactoria a lo largo de la saga.

A pesar de algunos fallos más anecdóticos que otra cosa (podéis ver algunos muy curiosos en este artículo), Rowling siempre fue fiel a sus propias reglas. Jack Thorne se ha limpiado sus posaderas con ese universo. Su historia no tiene sentido.

En realidad, podría destripar este engendro página por página, tema por tema: lo absurdo del plan, el hecho ridículo de que Cedric pudiera ser un mortífago, la hija de Voldemort (la cosa más vergonzante que jamás haya leído), la relación de Harry con su hijo, que parece sacada de un episodio de Vaca y Pollo por su surrealismo. Pero si hay algo que me molesta por encima de todas estas cosas, y todas me molestan mucho, es la incoherencia.

Harry potter
Ahora esto me da miedo

Desde la primera página a la última, el libro destila falta de sentido. Ya no solo con los libros de Harry Potter, si no consigo mismo. Es evidente que es una obra de teatro (para ello está pensada) y no puede poner el contexto de forma literal. Pero el espectador necesita saber ciertas cosas. Si quieres que me crea que Voldemort tiene una hija, explícame de alguna manera ¿Cuándo se quedó embarazada? ¿Por qué Voldemort no la utilizó como horrocrux? Y aún más ¿Por qué Harry y Albus tiene esa mala relación? ¿De dónde sale?

Epílogo: Crónica de un desastre anunciado

Sabe Dios que podría seguir hasta quedarme sin palabras. Pero no quiero agobiaros con mis quejas. Lo cierto es que, si yo fuera la “madre” del universo de Harry Potter no hubiera permitido esto nunca.

No era necesario. Pero si lo fuera… Existe en internet tanto fandom sobre Harry Potter que es abrumador. De todos los tipos. ¿Quieres leer una historia donde Harry Potter conoce a Naruto? Por qué las hay. ¿Quieres leer un relato erótico de Ron y Viktor Krum? Por qué lo hay. ¿Quieres leer una continuación (no oficial) sobre las aventuras en Hogwarts a través de sus hijos? Vive Dios que las hay. Cientos. Miles. Yo, personalmente, adicta consumidora del fandom de cualquier serie/libro/película que me guste, un tema que da para escribir mil artículos, he leído millones. Algunos maravillosos (os recomiendo la saga de James Potter, escrita por George Norman Lippert y que podéis encontrar aquí). Los hay escritos por chavales de 13 años que son infinitamente mejores a esta basura.

Resultado de imagen de harry potter gifs

¿Mi recomendación? Olvidad que este desastre literario-nuclear ha existido y, si tenéis ganas de leer una continuación de Harry Potter leer fandon. O escribirlo vosotros mismos. Y si lo hacéis, mandármelo. Estaré eternamente agradecida.

Sofia Ricarte
En mis ratos libres soy la Chica Ardilla

2 COMENTARIOS

  1. Excelente crítica ( y análisis?) de este libro. Comparto tu punto de vista completamente. Yo agregaré el mío:
    Darle mágicamente (valga la ironía) una hija a Voldemort me pareció completamente fuera de lugar en esta historia. (sin contar con lo ridículo que suena dentro de su contexto) Es decir, Voldemort siempre se nos presentó como un personaje de grandes rasgos “asexuales” debido a su naturaleza malvada y narcisista. Nunca conoció el amor por lo que en mas de una ocasión se menciona su falta de interés en ese tipo de cosas. ( 6to libro ) Por lo tanto es poco creíble que este haya tenido una hija con Bellatrix y, ENCIMA DE TODO, bajo su consentimiento.
    Si bien es cierto que Bellatrix adoraba a Voldemort y este un poco a ella ( en el 7mo libro se menciona rápidamente que este lanza un gritó cuando Molly Weasley la mata) es imposible que ellos hayan tenido una relación mas allá de “amo y sierva”.
    Lo que digo es que, si tan necesaria era la presencia de Delphi para la historia, podrían haberla puesto como una mortífaga huerfana, tan obsesionada con Voldemort, que buscaría revivirlo PENSANDO que es su padre, punto. Pero convertirla en su hija legítima? Puaj… rebuscado, soso y trillado a mas no poder.

    Ron nunca fue un bromista alegre al estilo Fred y George ( personalidad que inexplicablemente intentaron darle en esta historia) sino todo lo contrario; Era quejumbroso y malgenio aunque de buen corazón. Hecho que lo hacía gracioso, no las payasadas. El escritor de la obra parece haber mal interpretado al personaje y no entendió que Ron no es un personaje gracioso, es un personaje AL QUE LE PASAN COSAS GRACIOSAS que es muy diferente.

    Por lo demás no podría haberlo dicho mejor que tu: Dumbledore, un llorón patético. Harry Potter, una personalidad para nada suya. Hermione… dios, lo que hicieron con ella… en fin. Me encantó tu opinión y en lo personal ojalá nunca adapten esta historia al cine y quede como un “spin-off” de la saga.

    • Hola Saúl:

      Muchas gracias por tu comentario. La verdad es que me hubiera gustado hacer un análisis en profundidad de todo lo que esta mal en esta obra: desde los personajes al argumento; pero hubiera necesitado 8 o 9 artículos.
      Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión, y con tu análisis sobre Ron, quien alcanza la cima de la estupidez en uno de lo capítulos del libro con una lamentable escena donde dice algo así como: “si todos se ponen de pié yo también”… En ese momento casi lloro. Y con respecto a la hija de Voldemort no se que más añadir salvo INCOHERENCIA.

      Después de leer esto, sabiendo que Rowling a legitimado a este engendro, tengo miedo de ver lo que han hecho con “Animales Fantásticos”, que por cierto, ya han anunciado que serán cinco películas….

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Titans (Titanes). Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos, seguidores de Titanes (Titans) a otro capítulo más de esta serie de HBO Max que tan buenos momentos nos está dejando. En este...