InicioCineHollywood Confidencial: Cuando Denzel Washington se enfrentó a Quentin Tarantino

Hollywood Confidencial: Cuando Denzel Washington se enfrentó a Quentin Tarantino

Bienvenidos sean todos y todas a esta nueva sección, Hollywood Confidencial, en la que nos vamos a dedicar a sacar los secretos más turbios de la meca del cine. Venimos a ser como el «Confidential», una revista basura que se alimentaba de los cotilleos del Hollywood dorado y que vimos en la película L.A. Confidencial o en las novelas de James Ellroy en las que se basa la película.

Acceso a todos los artículos de Hollywood Confidencial

Cuando Denzel se enfrentó a Quentin.

Es sabido por muchos que Quentin Tarantino saturó su imagen tras Pulp Fiction  y es que lo vimos en todos lados, fuese película o serie, fuese como productor, aparición estelar o por adición de diálogos en alguna película de algún amigo.

En Duerme conmigo (1994) Quentin tiene uno de esos diálogos de metacine que tanto le gusta. Es cuando habla de Top Gun y el subtexto gay que esconde.

En Girl 6 (1996) de Spike Lee, tuvo un breve papel compartiendo cast con Theresa Randle, Isaiah Washington, Spike Lee, John Turturro, Madonna o Ron Silver.

En Alias (2001-2006), la serie de espías de JJ Abrams protagonizada por Jennifer Garner, Tarantino se reservaba el papel de McKenas Cole. El realizador era muy fan de Abrams y la serie y consiguió colarse para la temporada final.

En Desperado (1995) y Abierto hasta el amanecer (1996) ambas de su amigo mexicano Robert Rodriguez, se reserva un papel. En la primera a modo de cameo pero con una escena gloriosa y en la segunda con un papel de protagonista y siendo además el guionista.

Y, por supuesto, no me puedo dejar su aparición estelar en Little Nicky (2000)

En 2005 Quentin dirigió el final de temporada de CSI. El realizador era muy fan de la serie, así que le dieron la oportunidad de dirigir un especial de dos horas con el título «Grave Danger».

Tony Scott y Quentin Tarantino.

Los caminos de ambos directores se encontraron cuando Quentin tan solo era un guionista advenedizo que no encontraba la forma de encontrar financiación para rodar sus guiones. En 1993 se estrena Amor a quemarropa, dirigida por Tony Scott a raiz de un guion de Tarantino y su amigo Roger Avary. Siempre he afirmado que esta película no sería mejor si la hubiese dirigido el propio guionista y es que considero la película de Scott una muy buena cinta, con una escena icónica del cine. Quizás la mejor película del pequeño de los hermanos Scott.

Pese a que Tarantino vio como su historia era alterada, siempre ha aprobado la versión estrenada, aunque también ha comentado que de haberla hecho él, hubiese cambiado el tercer y definitivo acto.

Así que no es de extrañar que Tony Scott, contento con esta película, llamase a Quentin Tarantino para que supervisase y le diese una vuelta al guion de su siguiente película, Marea Roja (1995) y escrito a cuatro manos por Michael Schiffer y Richard P. Henrick. La labor de Quentin fue retocar algunos diálogos. Su mano se nota en demasía aunque no esté acreditado. Así podríamos jugárnosla y decir que la escena de la discusión inicial sobre películas de submarinos es idea suya. Y por supuesto los diálogos  en torno a los cómics de “Silver Surfer” y la serie original de “Star Trek“, donde Denzel se nos descubría como un gran conocedor de la cultura popular.

El choque entre Denzel y Quentin a raíz del lenguaje malsonante del segundo.

Pero detrás de esos diálogos relativos a la cultura porpular latía un problema que llevó al Denzel a encararse con el guionista no acreditado, Quentin Tarantino. Un día el realizador de Érase una vez en… Hollywood se presentó en el plató para ver la filmación de sus páginas. Entonces Denzel Washington fue hacia él y le acusó de racista por el uso continuado en dichas páginas de la palabra ‘Nigger’, forma despectiva para referirse a los negros.

Tarantino, al parecer, pidió llevar la conversación fuera del plató, pero a Denzel ya no lo paraba nadie por lo que allí mismo le espetó retando a Tarantino a tener esa discusión en público. Parece ser que Quentin borró esas palabras malsonantes y dio media vuelta.

Denzel cuenta que estuvieron 10 años sin hablarse hasta que en 2002 hicieron las paces. El actor llamó a Tarantino y le dijo: “Mira, te pido disculpas. Solo tienes que dejarlo pasar. ¿Vas a andar con eso el resto de tu vida?” “Parecía aliviado”, decía el actor en una entrevista.

Fijarse si ya está olvidado que en 2012 la hija de Denzel, Katia, trabajó en Django Desencadenado de Tarantino como asistente de producción.

Quentin Tarantino

Si os ha gustado este cotilleo preparaos que vendrán muchos más, ya tenemos a nuestros fisgones buscando en las cloacas de Hollywood nuevos charcos de mierda donde se meten nuestros actores y directores favoritos.

Un saludo desde Hollywood Confidencial.

Carlos María Porras Castaños
Carlos María Porras Castañoshttps://despojosdelahistoria.wordpress.com/
Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS