InicioVideojuegosResident Evil 7: lo hiciste otra vez, Capcom

Resident Evil 7: lo hiciste otra vez, Capcom

Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez.

¿Qué tal tiempo, estimado Pueblo? Frío, ¿eh? Eso es por vuestra maldad intrínseca: si aceptárais el Bien en vuestros corazones y dejárais de comer galletas Oreo el Todopoderoso os recompensaría con un tiempo más clemente y compatible con la vida. Como somos conscientes de la tendencia que tenéis hacia el pecado qué menos que daros otra alternativa pecaminosa. Por ejemplo, hablaros de Resident Evil 7. Sí, salió hace cinco años, qué pasa. Quien quiera que hable de juegos de hace un mes y que siguen valiendo más de 40 euros que me los pague y mi representante artístico hablará con quien sea.

En esta sacrosanta casa somos muy del Resident Evil. Somos muy de Resident Evil. En su dia nos compramos el Resident Evil 1 para PC sin saber casi de qué iba.Estaba en inglés sin subtítulos en español y el inglés de EGB daba para lo justito. Sin internet ni nada nos costó Dios y ayuda pasárnoslo. Era tanto que cuando abrimos el primer baúl nos cagamos encima pensando que iba a salir algún monstro. Pero disfrutamos de los horrores de la mansión Spencer como niños. Luego jugamos al dos, al tres, al cuatro y, en fin, para que vamos a contar más.

Ya sabemos qué hablar de Resident Evil nos lleva siempre a la misma pelea: que si tal Resident Evil no es un Resident Evil, que si la esencia se perdió no sé dónde, que si Bob Esponja no es una esponja y es una Barbie, etc. Nos hemos visto envueltos en varias de estas peleas, alguna de ellas a cuchillo, alguna de ellas mortal, alguna de ellas real. La verdad es que casi todas las entregas del videojuego han vendido bien, que es lo que le interesa a Capcom ya que coleccionan billetes. En contra de lo que creemos los pobres hay un porcentaje más o menos ridículo de ricos que tienen corazón y que les preocupa que hablemos mal de las cosas que hacen.

Así tras las muchas críticas que recibieron por Resident Evil 6 (aunque ingresaron lo que no está escrito) decidieron que la siguiente entrega sería distinta. Todos nos temimos otra película de Milla Jovovich, pero no. Los primeros trailers dejaban claro que se habían jugado a otros del género: Outlast o Amnesia. Tambien que no veíamos zombis por ningún lado. Que si la cosa ahora será sobrenatural. Que si la perspectiva en primera persona era un sacrilegio. Repetimos, somos del clan que tiene Resident Evil 1, 2 y 3 en su gloriosa caja de PC aún en la estantería, y todo esto me superaba.

Varios años después de que Resident Evil 7 saliera y arrasara en ventas y críticas me decidí a jugarlo al fin. Por no aburrir más a nadie y resumirlo repetiremos lo mil veces dicho sobre el juego: es fantástico y obligado para prácticamente cualquier amante de los videojuegos. La versión algo más larga y con sus peros está más adelante, claro.

De qué va Resident Evil 7

Ya es sabido por todo el mundo que el juego transcurre en el caserón perdido en la mano de Dios de los Baker, familia con inspiración clara en la de La Matanza de Texas. El protagonista irá allí siguiendo la pista de su esposa, desaparecida mucho tiempo atrás. Una vez allí nos enfrentaremos (o huiremos la mayor parte del tiempo) de los integrantes de la familia Baker, asquerosos, sádicos, psicópatas y casi indestructibles.

El gran secreto de lo que pasó con la esposa del protagonista, el origen de la degradación y poderes de los Baker, la conexión con los sucesos del resto de Resident Evil: todo estará allí para encontrarlo. La narrativa japonesa está dulcificada, es decir que no nos enfrentaremos a galimatías argumentales como The Evil Within. Las cosas están más o menos claras al acabar el juego, pero es cierto que nos enteramos del 75% de las cosas en el tercio final del juego, casi de sopetón. Y sí nos entretenemos en leer unos cuantos documentos que no pasan de un folio.

Durante la mayor parte del juego las cosas son muy del “corre Lola corre” y tendremos un objetivo vergonzosamente sencillo, del estilo “escapa de aquí”, “enfréntate al monstruo x”, “deja de pedir al Domino´s Pizza” y cosas así. Es decir, que es complicado perderse. Uno de los grandes aciertos es que han decidido que lo que iba a primar era el ritmo de juego constante, de tal modo que los puzzles son de un sencillo que asusta y los períodos de entreguerras son escasos.

Hay una tensión constante que solo acaba tras alguna batalla con algún jefe y poco más. Pero vamos, no hay nada remotamente enrevesado y la historia está perfectamente contada, en fondo y forma. Tampoco es que sea muy complicada que digamos, pero está bien así: mejor poco bien ejecutado que una obra complejísima que no hay dios que la entienda.

Cómo es jugar a Resident Evil 7

A ello contribuye la vista en primera persona. Desde aquí somos viejunos, del Resident Evil 1 con cuadradotes, como hemos dicho. Nos ha costado hacernos a un videojuego de miedo en primera persona, pero es muy posible que sea lo mejor para este juego. La angustia cuando nos persiguen y tenemos que estar escondiéndonos es infinitamente mejor en primera persona.

Han refinado el concepto de Nemesis del Resident Evil 3 original para hacerlo con menos explosiones y lanzacohetes, siendo inmensamente más sutiles y logrando un equilibrio perfecto entre cosa seria y ridículo. Es decir, han clavado un producto de serie B bien hecho.

Mecánicamente se consigue lo ya logrado en el fantástico remake de Resident Evil 2: el juego es realmente de estrategia y de táctica. En el apartado de estrategia tendremos que administrar los escasos recursos y fabricar o bien munición o bien medicina, y en función de ello jugar de un modo agresivo matando más o regateador esquivando más y curándonos. El resultado de los tiroteos o los regates, la parte táctica, conllevará un replanteamiento de la parte estratégica. Toda esta mecánica y lo medida que está la cantidad de recursos en relación a los desafíos es sencillamente espectacular y muy responsable de las altísimas notas que se ha llevado casi universalmente.

El hecho de ir conociendo a los integrantes de la familia Baker mientras nos buscan y nos persiguen hace que los combates finales contra ellos sean más personales. En otros Resident Evil nos encontramos de primeras con muchos monstruos o bien monstruos sin mente que sólo gritan. Aquí nos han perseguido, matado, amputado cosas y hecho la puñeta durante un buen rato. Los enfrentamientos son con ganas, insultos e intestinos volando. El componente de implicación emocional para que odiemos a los Baker está más que logrado. Son enemigos de los que uno se acuerda años después de haber jugado el juego.

Ellos consiguen que realmente nunca demos confiados las caminatas por los pasillos decrépitos de la mansión. Pasillos y exteriores que son siempre amenazantes, a lo que contribuye en parte una banda sonora que sin ser la mejor del mundo no desentona y no molesta (excepto cuando se ha decidido elegir temas demasiado estridentes en algunos combates).

Lo menos bueno de Resident Evil 7

Lo que sí es más criticable es el ya conocido déficit de variedad de enemigos. Además de los Baker hay una especie de monstruos como de alquitrán que hacen el papel de los zombis de las otras entregas: van para adelante torpemente y te dan un golpazo. Hay otros que corren por el suelo como si fueran lickers y alguna variedad más con más sobrepeso y resistencia. Hacen su función, pero en cuanto acumulamos arsenal y al poco de conocerles ya nos defenderemos aceptablemente bien. Consiguen luego ser un desafío por acumulación, pero poco más.

Es más discutible el peso muy bajo en este Resident Evil 7 de los puzzles. Son pocos, muy sencillos y no representan, salvo quizás uno planteado por uno de los Baker, ningún desafío. Como hemos dicho, está claro que los diseñadores han elegido primar ante todo que el tren de la bruja no pare en ningún momento y que lo prioritario sea la ambientación, la mecánica de acción y el ritmo, en lo cual es excepcional, pero es una pena que haya sido a costa de un nulo desafío en este punto. Un punto positivo que nadie menciona, por cierto, es que el juego ya no te avisa cuándo una llave ya no va a usarse más: allá sabrás tú si la sigues llevando.

También habría en este punto que criticar algo de la narrativa, que sigue en 2022 apoyándose en trozos de diario escritos encontrados por ahí, hojas sueltas impresas y similares. Personalmente no me disgusta: es algo heredado de los primeros Resident Evil y juegos de la época. Pero digamos que la forma de conocer las historias que hay detrás de lo que estamos viviendo debería ir a más. ¿Audios? ¿Hackeos de móviles? No lo sé, la verdad, pero ese punto sigue casi inalterado y es muy posible que tenga difícil solución, más aún si se aspira a un producto de consumo mayoritario.

Acabando Resident Evil 7

Aunque nadie debería engañarse: la sensación del primer Resident Evil de estar con el culo prieto y una escasez inicial de recursos angustiosa está en esta séptima entrega. Con una perspectiva y estética distintas e incluso personajes que nada tienen que ver con los de las seis entregas anteriores han conseguido destilar la esencia de las sensaciones de la primera entrega y devolverla a los tiempos modernos. Capcom nos lo demostró en Resident Evil 2 Remake y lo ha vuelto a hacer. Además de convertir a Resident Evil 7 en un estupendo título para poder entrar a la saga de primeras, quizás por haber tomado lo mejor de otros títulos exitosos del género ya mencionados (Amnesia y Outlast).

Sed felices.

 

 

 

 

 

 

 

Sed felices.

Raúl Sánchez
Raúl Sánchez
Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Crítica de Lou, entretenida y a ratos angustiante película con una gran Allison Janney

Netflix ha estrenado una película que, la verdad, resulta muy entretenida. Hablamos de Lou, protagonizada por Allison Janney (Oscar a la mejor secundaria por...