InicioCineLas 10 mejores películas de Bond, James Bond (por lo menos para...

Las 10 mejores películas de Bond, James Bond (por lo menos para mí)

En esta web nos gustan mucho las listas. Quien más, quien menos se ha lanzado a hacer una. En esta ocasión, cuando estamos cerca de cumplir un año desde el primer aplazamiento de la última película de James Bond, vamos a tirarnos a la piscina y a elaborar una lista casi imposible: las 10 mejores películas de James Bond.

Antes de meternos en el fregado, un par de advertencias. La primera es que esta lista, como todas las listas, es personal y subjetiva. La segunda es que Bond, James Bond, es hijo del tiempo en que se estrena cada película. No es lo mismo una de Sean Connery que una de Daniel Craig porque cada una responde a una época diferente. Para sobrevivir, James tuvo que adaptarse. Ponerlas todas en el mismo saco y medirlas por el mismo rasero es muy complicado, casi imposible.

Así pués, ¿cuál ha sido el criterio? Pues en primer lugar el gusto personal. O sea el mio. ¿no he dicho ya que todas las listas son personales y subjetivas? Esto no es la Santa Biblia, amigos. El segundo es que cada película sea lo más fiel posible al personaje, sin estridencias, sin tonterias. Cachivaches los justos, así que nada de coches invisibles o submarinos, que la línea entre lo cool y lo ridículo es muy fina.

Y en tercer lugar, y lo más importante, que ver la película hoy en día no cause vergüenza ajena, como sucede con Moonraker, que ya os digo que es una porquería y la peor película de James Bond de todos los tiempos. Ahora si, de peor a mejor, este es el listado. Al lío.

10.  Octopussy

Empezamos con el Bond más ochentero. No es una maravilla y Bond se viste de payaso, dando argumentos a quien dice que ya era una caricatura de si mismo pero ocupa el décimo puesto de mi lista (repito: es mia) porque es que nunca me canso de verla. Pocos cachivaches; Maud Adams, la chica Bond más guapa de todos los tiempos (tanto que es la única que ha repetido tres veces) y un Roger Moore en su punto óptimo de ironía, cinismo y socarronería. Octopussy es puro espectáculo bondiano y el Bond que mejor define los 80. Ah, y una canción maravillosa, consecuencia de juntar a John Barry con Tim Rice (La bella y la bestia, Aladdin, El rey león y Jesucristo Superstar)

9. Spectre

El Bond de Daniel Craig supone un intento de redefinir completamente el personaje. En la segunda película dirigida por Sam Mendes, se completa esa integración de modernidad y elementos clásicos con la introducción oficial de Spectre, la organización criminal que llevaba al Bond de Connery por el camino de la amargura. Igualmente, tenemos un nuevo M, una nueva Moneypenny y el pasado de Bond que regresa para atormentarle. El problema de Spectre es que luchaba con el recuerdo de su inmediata antecesora y eso era imposible de superar. Por lo demás, estamos ante el último Bond por el momento y sin duda es el Bond que nos merecemos.

8. Al servicio secreto de su majestad

Puesto 8 para el Bond más injustamente infravalorado de todos los tiempos. A George Lazenby le tocó bailar con las más fea, o lo que es lo mismo sustituir a Sean Connery. Un marrón que debía comerse alguién y le tocó a él. En contra de la opinión general, si Lazenby no siguió fue porque a él no le dió la gana ya que los productores le ofrecieron firmar por siete películas. Al margen del actor, Al servicio secreto de su majestad es una película a la que el tiempo ha puesto en su lugar, una película sólida, más seria de lo que serían sus sucesoras y una de las más fieles adaptaciones de las novelas de Ian Fleming.

7. Desde Rusia con amor

La segunda película de Sean Connery como James Bond está dentro de los parámetros de contención y seriedad que comentábamos con respecto a la anterior. Su argumento es bastante simple pero juega con ese factor de confusión y engaño que debe caracterizar el género del espionaje. Todos contra todos, engañándose entre ellos y de cabeza en lo que todos saben que es una trampa. Connery está más cómodo en su papel y la película huye del estereotipo de la amenaza china y nuclear de Dr. No, una película que hoy en día, si no fuese porque es el debut del personaje, resulta algo ridícula. De villano, un gran Robert Shaw de rubio platino.

6. Goldfinger

¡Herejía! ¿Pero cómo se atreve este mamarracho a poner Goldfinger en sexta posición y no encabezando el top, como hacen en Rotten Tomatoes? Pues si. Me atrevo y más. Y a Rotten Tomatoes que les den, que atreverse a darle un 60% de críticas positivas a Moonraker es no tener vergüenza. Goldfinger es una gran película, la culpable de confirmar los parámetros por los que se moverá el personaje (esos títulos de crédito, esa canción, esas chicas bond) con mejor ritmo que sus antecesoras pero vista hoy en día tiene elementos algo trasnochados, por mucho Aston Martin que tenga. Al mismo tiempo, algunos de esos parámetros (los gadgets, los villanos extrafalarios) con el tiempo desembocarán en un “todo vale” que generará momentos bochornosos en otras películas, por lo que también es culpable de eso y lo paga con el sexto puesto.

5. Sólo para sus ojos

Después de perpetrar Moonraker a toda prisa para aprovechar la estela de Star Wars, la franquicía ofreció una de las mejores películas de la saga y sin duda la mejor de la etapa de Roger Moore. Obviaremos que retratan Madrid y España como si fuese una república bananera (aunque últimamente no vamos mal encaminados, no) y nos quedaremos con que Sólo para sus ojos es una sobria historia que se deja de artefactos y tonterias con la venganza como eje central. Y con la confirmación de que las mejores canciones de la saga se las quedó Roger Moore, dando aquí su mejor versión del personaje. La canción For your eyes only, interpretada por Sheena Easton, fue escrita por Mike Leeson y Bill Conti, autor de la mítica banda sonora de Rocky.

4. Goldeneye

James Bond llevaba unos años a la deriva. Timothy Dalton fue un gran James Bond pero las dos películas que le tocaron en suerte estaban ancladas en una época que había pasado hacía tiempo, desembocando en el sopor absoluto. Hasta que llegó Pierce Brosnan, que había nacido para el personaje. Ningún Bond ha corrido con tanto estilo como el Bond de Pierce Brosnan. Goldeneye introduce a Bond en una nueva era. Ahí está Brosnan, un Sean Bean que iniciaría su propia tradición de palmarla en cada cinta en la que interviene, Famke Janssen como viilana aficionada al masoquismo, la primera aparición de Judi Dench como M (quien crea que no ha sido la mejor M de la historia, que abandone ahora mismo este post), Tina Turner en el tema principal compuesto por Bono y The Edge (en aquellos años no se podía ser más moderno que U2) y un director, Martin Campbell, que marcó el tono por las que se debían guiar las películas siguientes. Tanto, tanto lo marcó que años después fue llamado para rescatar (otra vez) a Bond en el enésimo reinicio del personaje. Y una secuencia de abertura que os juro que cuando acabó, la gente se pusó a aplaudir en el cine. Y aun no habían salido los créditos.

3. Casino Royale

Otra vez Martin Campbell al rescate en la dirección. ¡Y qué rescate! La elección de Daniel Craig para sustituir a Brosnan fue muy polémica. ¿Quién es este tipo? Pero si es feo. Pero si parece un camionero. Si, pero no me cansaré de repetirlo: Daniel Craig es el mejor Bond de todos los tiempos. Duro, implacable y a la vez sensible, a Craig le ha tocado, en conjunto, las mejores películas de la saga (con excepción de Quantum of Solace). Personalmente, no esperaba mucho y salí del cine entusiasmado. Teníamos Bond para rato. Y con Mads Mikkelsen que se inauguraba como villano y que protagonizaba las mejores escenas de un villano Bond hasta la fecha. Ya me diréis que villano había conseguido tocarlos los huevos a Bond como lo hizo Le Chiffre. Casino Royale inició la saga Bond Begins para redifinir, una vez más, el personaje y la franquicia.

2. Nunca digas nunca jamás

No es un Bond “oficial” pero este remake encubierto de Operación Trueno es una de las mejores películas de James Bond. Estrenada en 1983, el mismo año que Octopussy, supuso el regreso de Sean Connery al papel, aunque fuese con peluquín, y la constatación de que Irvin Kershner (si, el de El Imperio contraataca) era un director en estado de gracia a principios de los 80.

Si el Casino Royale de Craig es una especie de Bond Begins, este es el Bond más crepuscular, el que ya no está para según que trotes, el que se ve obligado a ir a un balneario para ponerse a punto. Por si hay dudas de la importancia de este Bond, el director Christopher Nolan (quién dice que siempre había querido hacer una de Bond) no ha tenido empacho en plagiar algunos aspectos en Tenet, transformando a Klaus Maria Brandauer en Kenneth Branagh (barco incluido) y a Kim Basinger en Elizabeth Debicki, aunque era imposible que el pasmado de John David Washington fuese un emulo de Sean Connery. Quien más cerca estuvo fue Robert Pattinson (¿quiás en el futuro?). Nunca digas nunca jamás bien podría ser el punto final de la franquicia y no pasaría nada.

Por cierto, que el video anterior no se reproduce aquí porque en Youtube son una panda de mojigatos y como casi se le ve una teta de refilón a Barbara Carrera y Bond acaricia un culo, han decidido que no, que los tiernos infantes que nos leen no pueden verlo o se quedaran ciegos, así que aquí va otro con la secuencia de apertura.

1 . Skyfall

Un peliculón. Eso es lo que es Skyfall. Una película que si no fuese de la franquicia Bond sería igualmente maravillosa. Héroes caidos, villanos carismáticos (Javier Bardem pasará a la historia de la franquicia como uno de sus mejores villanos, si no el mejor), el pasado que regresa, acción a raudales y una muerte como no se había visto en ninguna película de Bond, ni siquiera cuando muere su mujer en Al servicio secreto de su majestad. La puesta en escena de Sam Mendes sorprende por su elegancia y por su efectividad, viniendo de un director que era cualquier cosa menos un director “jamesbondiano”. Intentarían repetir la jugada con Spectre pero ya no fue lo mismo. Skyfall recaudó una auténtica burrada: más de 1000 millones de dolares, siendo la primera y única película de la franquicia en superar esa cifra. Con ella concluye la redefinición del personaje (Spectre es más bien un epílogo a Skyfall) a la espera de si algún día podríamos ver el final de su etapa en Sin tiempo para morir. Ese día ya ha llegado. Sed felices.

Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

5 COMENTARIOS

  1. ¡Hola de nuevo, Pedro! Veo que seguimos afilando los dientes de cara al estreno de “No time for die”. Espero verla la semana que viene. Efectivamente, este tipo de listas es totalmente subjetivo, así que nadie puede decir si está bien o mal, ya que para gustos los colores. Por ejemplo a mí Moonraker no me desagrada, jaja, es más, hasta la llegada al espacio me gusta. Esa persecución de los perros asesinos de Drax da escalofríos. Fue la primera peli Bond que vi en pantalla grande. Tengo la colección completa y cuando las veo lo hago en orden cronológico, sin saltarme ninguna, ya que unas más otras menos, todas tienen algo que me gusta. Comentaré mis favoritas por etapas largas según cada actor. De las de Connery mi preferida es “Goldfinger”. De las de Roger Moore es “Solo para tus ojos”. De Pierce Brosnan, “Golden Eye”. Y de Craig, aunque “Skyfall” es un peliculón, por motivos personales me quedo con “Casino Royal”. Por cierto, espero que las próximas películas sigan manteniendo la esencia de Bond y no entren demasiado en las modas de lo políticamente correcto. Si cambian en exceso la esencia del personaje hasta desvirtuarlo, preferiría que le cambiaran el nombre y el número, 008 o lo que quieran, en principio seguiría yendo a verlas y me chocaría menos a que pongan un Bond que poco tiene que ver con Bond. Ya veremos dentro de algún año. ¡Saludos mezclados, no agitados!

    • Hola Jama_Wan. Bufff! Moonraker. Tengo todo el pack de Roger Moore y es espantosa. No tiene ni pies ni cabeza. El guión es horrendo. No sabes cómo van de un punto a otro y algunas escenas, como la de Venecia, parece que están ahí sólo pra justificar los gadgets. Lo único que salvaría es la escena esa que comentas, la de los perros. Es una película que cuando la vi en el cine (que creo que más o menos tenemos la misma edad) me flipó. Era mi favorita pero ahora me doy cuenta de que es un churro. El otro día leí otra lista, la de El país, y en lo único en lo que coincidíamos era en que Moonraker era la peor. En fin, ya veremos que nos depara Sin tiempo para morir. Si puedo, voy hoy. Ya os contaré. Gracias por pasarte por aquí.

      • ¡Hola, Pedro! Y… ¡de nada! Gracias a ti por contestar. Es eso, los gustos y preferencias son totalmente subjetivos. Aspectos técnicos sobre fotografía, guión, etc, se pueden tratar con algo más de objetividad, pero las preferencias personales ya dependen de cada uno. Pues fíjate que “Moonraker” tiene en IMDb un 6.3 y “Nunca digas nunca jamás” 6.2. Como decía, para gustos los colores. Los gadgets a mí me hacen gracia, siempre que no sean demasiado increíbles, es parte de la cultura Bond en cine y no iba a ser Bond (o mejor dicho Q) menos que Batman:-D Sí que es cierto que con la edad cambia mucho el criterio. Por ejemplo yo salí flipando del cine cuando vi “Supersonicman” y ya de adulto la volví a ver por curiosidad (o intenté verla) y flipé también, pero de lo mala que era, jaja. Mi primera peli Bond en cine fue Moonraker, pero mi primera película en general en el cine fue Star Wars (una nueva esperanza), “ahí es ná” y así he salido, jaja. ¡Saludos!

  2. Buenas, para mi Moonraker no es ni de las peores, ni de las mejores, sino un término medio, la que para mi es la peor sin duda es El Hombre de la pistola de oro, que si le quitas el gran villano que tiene se queda en nada. Por otro lado no sabría decir por orden las 10 mejores, si puedo decir que hasta ahora la que más me ha gustado es Casino Royale y las que más me han gustado de cada Bond. De Connery, las que más me gustaron fueron Desde Rusia con Amor, Goldfinger y Sólo se vive dos veces, destacando la segunda. De Moore, además de las que mencionas, Octopussy y Sólo para sus ojos, me gusto bastante, diría que fue la que más me gusto de él, La espía que me amo. De Dalton la que más me gusto de las que hizo fue Alta tensión, aunque la otra también estuvo muy bien. De Brosnan Goldeneye, que fue la que más me gustó de él y El mañana nunca muere. Y de Craig, además de Casino Royale, a la espera de ver Sin Tiempo para morir, la de Skyfall y también me gusto la de Al Servicio Secreto de su majestad de Lazenby, saludos.

    • Hola Sergio. Todos los gustos son respetables. Yo las he puesto por orden porque no me quedaba otra. Eso sí, os invito a ver otra vez Moonraker si no la habéis visto hace poco. Es cómo volver a ver Mazinger Z, una decepción. Precisamente hoy un amigo me decía que su favorita era Moonraker y porque estábamos de cañas porque si no igual deja de ser mi amigo. Y encima he pagado yo. Gracias por el comentario y por leernos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS