Las continuas referencias sexuales y bromas subidas de tono en Piratas del Caribe

1

Los niños ven una cosa y los adultos otra, algo muy común en las películas de Disney. En el caso de Piratas del Caribe las referencias sexuales son continuas, especialmente con Jack Sparrow. El capitán no es sólo lo mejor y más divertido de las películas sino también, básicamente, un adolescente pervertido. Bromas sobre el buen funcionamiento de su “brújula”, lo grande que es su “nave” o una competición sobre quién tiene el “catalejo” más grande son habituales en la saga de piratas.

Ahora que la quinta entrega de Piratas del Caribe está al caer es momento de repasar la saga, y nosotros lo vamos a hacer desde un punto de vista muy particular. ¿Os acordáis cuando en Frozen el montañero Kristoff pregunta a la princesa Anna que qué pie calza Hans y ella dice “el tamaño no importa”? ¿O cuando Shrek y Asno ven el enorme castillo de su enemigo, que es muy bajito, y reflexionan “estará tratando de compensar algo”? ¿O cuando en Hércules el héroe está charlando y dice “creía que el problema de Edipo era otro”? Un niño no ve nada raro ahí pero un adulto sabe que estamos hablando de la leyenda griega sobre un tipo que tenía relaciones sexuales con su madre…

En Piratas del Caribe la tónica es la misma. Vamos en orden:

Piratas del Caribe: La Maldición de la Perla Negra

Prácticamente al principio de la película nos encontramos con algunas referencias, aunque son bastante suaves y disimuladas en comparación con las secuelas. En primer lugar podemos destacar cuando Jack Sparrow rescata a Elizabeth de ahogarse en el mar, liberándola de un corsé que oprime su respiración.

– Jamás se me habría ocurrido
– Se nota que no has estado en Singapur

Al parecer en Singapur, uno de los mayores puertos del mundo también en la época, la prostitución es algo habitual, y por tanto también quitar el corsé a las mujeres. Recordemos que en la tercera entrega visitan esta ciudad y cuando mencionan el nombre del capitán unas concubinas locales sueltan una risa disimulada. Por lo que sí, Jack, como buen pirata, solicita estos servicios. Algo en lo que profundizaremos más adelante. De hecho en la cuarta película menciona que acabó en un convento creyendo que era un burdel. Y en la primera, entre las muchas acusaciones que le llevan a la horca, está el hacerse pasar por un sacerdote. Quizás este episodio esté relacionado.

Más tarde cuando Jack Sparrow le pide a Elizabeth que le devuelva sus bienes y le equipe con ellos le pide que trate “sus bienes” con cuidado.

– Cuidado con el género (La traducción literal sería: “cuidado con mis bienes”)

Si sois muy mal pensados en el siguiente diálogo puede que hagáis una lectura un poco diferente sobre las consecuencias de tener o no tener una mujer a bordo.

– Es de mal fario llevar una mujer a bordo, señor.
– Sería mucho peor no llevarla

Piratas del Caribe: El Cofre del Hombre Muerto

Vamos de menos a más. En los primeros minutos Will Turner y Sparrow visitan a Tía Dalma. El Capitán recibe el apoyo de Gibbs, su contramaestre, que no parece entender la preocupación real del antihéroe.

– Protegeré tus espaldas
– Es lo de adelante lo que me preocupa

Después Jack aclara que en ese lugar nadie conoce a nadie y Tía Dalma recibe a Will de la siguiente manera… como si se tratase de otro tipo de local.

– ¿Qué servicio puedo darte?

Más tarde, en la Perla Negra, Elizabeth Swann trata de seducir a Sparrow en una escena con mucha tensión sexual.

– No podéis resistiros. Estáis deseando saber qué se siente.

Elizabeth pone en duda el funcionamiento de la brújula (guiño, guiño) del capitán, algo que le ofende.

– ¿Por qué no funciona vuestra brújula?
– Mi brújula funciona perfectamente.

Este diálogo se cierra con el siguiente plano. ¿Sutil, verdad?

Piratas del Caribe: En el Fin del Mundo

En la tercera entrega de la saga vemos una competición ver quién tiene el “catalejo” más grande. Si Barbossa o Sparrow. Al principio Jack se retira decepcionado pero a mitad de la película recupera su hombría.

Competición por ver quién lo tiene más grande

Más tarde, en la reunión de los Señores de la Piratería, el Capitán Barbossa decide finalizar una pelea mostrando “sus bolas”. Atención a los siguientes planos.

Jack: ¿Otorgar sus bendiciones a quién? ¿A ti?

Finalmente, cuando termina la película, Sparrow presume del tamaño de la Perla Negra con dos mujeres, aunque no parece que esté hablando precisamente de su nave. Los siguientes diálogos sobre a quién montará primero son cuanto menos malinterpretables.

– Es cierto. Tiene tendencia a escorar a babor y alguna vez ha ahuyentado a más de una jovencita, pero os prometo que no va a decepcionar.
– ¿Es eso? (al ver una barca y no la perla negra)
– No es muy grande
– ¡Mi nave es impresionante, esplendorosa, enormérrima!

– De cerca se ve más grande
– Jack, prometiste que nos montarías en ella.
– Ha dicho que me montaría a mí primero.
(De fondo se oye que dicen que puede montar a las dos)

Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas

En la cuarta entrega podemos encontrar unas cuantas referencias más. Al principio de la película, cuando introducen a la pirata Angélica, interpretada por Penélope Cruz, abordan las habilidades “sociales” de la protagonista.

– Tú me traicionaste, me sedujiste y me utilizaste. Yo lo desconocía todo del trato con los hombres.
– Tus técnicas eran muy depuradas para alguien a quien supuestamente corrompí.

A mitad de película tienen una conversación en cubierta a la luz de las velas. Jack la espera con otro plano muy sutil. El diálogo también trata sobre su “primer encuentro”.

– Vino, música y unas velas. Ya hemos recorrido este camino antes, Jack.
– Sí, es verdad. Lo recuerdo bien. Vueltas, giros, rotaciones, espirales, contorsiones… incesantes contorsiones. ¿Te acuerdas de Santa Dominica?
– La Martinica, en Santa Dominica intenté matarte.
– Da lo mismo.
– Algo poco apropiado para una primera vez.
– ¿Fue la primera? Siempre he querido saberlo.

Posteriormente, tras un desencuentro dialéctico con los malos vemos que hay determinada “postura” recibe la aprobación de Jack cuando el predicador salva a la sirena.

Jack: Yo apoyo la postura del misionero

Después, en la jungla, Jack sorprende a la protagonista amenazándola con su espada. Su reacción también tiene un doble sentido y el Capitán pilla la broma a juzgar por su reacción.

Angélica: ¿Por qué nunca podemos encontrarnos sin que me apuntes con algo?

Piratas del Caribe: La Venganza de Salazar (spoiler sacado del avance promocional)

– ¿Cómo te gustaría morir, pirata? ¿Ahorcado, fusilado o un invento nuevo: la guillotina?
– ¿Guillotina? Suena francés… ¡Me encanta el francés! ¿Sabías que inventaron la mayonesa? No puede ser tan malo si es francés.

En fin, esto ha sido todo por ahora. Espero no haberos producido el efecto del “cristal roto” del que hablan en Cómo conocía a vuestra madre y ahora, cada vez que veáis la película os fijéis en estas cosas. En cualquier caso si encontráis alguna otra referencia o si en La Venganza de Salazar veis algo igual de descarado no olvidéis comentárnoslo. Un saludo.

Por último añado lo que a este redactor le parece lo más sexy de toda la saga: un pirata zombie, tuerto, feo y vestido de mujer. Cada cual tiene sus gustos.



el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

1 comentario

  1. Gabriel A. Escobar S. el

    Hombre, muy buen articulo ya había olvidado muchos de esos diálogos y situaciones, tiene más que merecidas cada una de las bofetadas que recibe durante toda la saga jajajaja.
    Un saludo

Deja tu comentario