IniciocomicsMarvel, ¿por qué nos has abandonado?

Marvel, ¿por qué nos has abandonado?

A modo de introducción

Este artículo nace de la necesidad de explicarme a mi mismo qué siento hoy en día cuando leo un cómic de la nueva y diferente Marvel pero también pretende lanzar al aire unas ideas para que entre todos podamos reflexionar sobre los cómics que leíamos, cómo han cambiado y si merece la pena seguir con ellos. Hay que advertir que nos centraremos en los cómics. El universo Marvel cinematográfico y televisivo queda al margen; lo que si comentaré es la influencia que puedan tener en el universo Marvel de papel, que la tienen.

Pido indulgencia si alguien detecta un error en los datos o en la secuencia cronológica de los acontecimientos ya que, aunque me he ayudado de la wikipedia para confirmar mis dudas, parten de mi memoria y esta puede ser traicionera. Aunque sería más exacto decir que, más que de mi memoria, este artículo parte de mi experiencia como fan de los cómics Marvel, de lo que recuerdo y de las sensaciones que tuve en su momento. Es evidente que faltan datos y que no abarca todo el escenario porque sería imposible sintetizarlo en un artículo pero si creo que se tocan los puntos que para mi, como lector, fueron los más relevantes.

Antes de llegar a la inevitable conclusión, es inevitable también recordar de dónde venimos, lo que hemos leído y porque ahora nos sentimos huérfanos. Por eso este artículo es también una brevísima historia de Marvel desde el punto de vista de un fan, un recorrido por aquellos hechos que marcaron mis lecturas y las de mis contemporáneos. De nuevo disculpad si omito hechos que para otros son más importantes. Seguro que algo me he dejado pero no ha sido con intención sino por incapacidad de abarcarlo todo.

Los años de gloria

Chris Claremont, entonces y ahora
Chris Claremont, entonces y ahora

Los años de gloria de Marvel, para mi y para otros, se sitúan en el pasado siglo XX, entre la segunda mitad de la década de los 70 y principios de los 90. Incluso podemos ponerles una fecha, más o menos precisa: desde mayo de 1975 a diciembre de 1991, es decir desde que Chris Claremont ayuda a Len Wein a guionizar el mítico Giant Size X-Men 1 al X-Men vol. 2 nº 3, en el que Claremont abandona a los personajes de los que se ocupó durante más 15 años.

Giant Size X-Men 1
Giant Size X-Men 1

Durante 17 años, Chris Claremont escribió la colección más vendida de la editorial y marcó la pauta al resto. Sus argumentos y diálogos hicieron que corriésemos al quiosco a comprar el siguiente número. Por si fuera poco, Claremont demostró que conocía bien el oficio: se adaptó a todos los dibujantes que tuvo y escribió sus historias pensando en ellos. Desde las aventuras espaciales de Dave Cockrum a las historias urbanas de Paul Smith.

Sin embargo, la estancia de Claremont en X-Men, si bien puede definir toda una época, no fue el único factor que propició los años de gloria de la editorial. Los X-Men de Claremont coincidieron con dos factores realmente importantes. El primero de ellos fue Star Wars. Marvel tuvo la vista de hacerse con los derechos para continuar las aventuras de Luke Skywalker y compañía allí donde se acababa el Episodio IV y eso salvó a la editorial de la bancarrota. Sin Star Wars, Marvel habría desaparecido hace tiempo.

El otro factor fue la presencia de Jim Shooter como editor en jefe desde 1978 a 1987. A Jim Shooter se le recuerda por muchas cosas y casi todas negativas. Se le acusa de dictador, de imponer su criterio por encima del de los autores, de pensar sólo en vender juguetes y de homófobo, entre otras cosas. Pero todo eso no debería importarnos. Jim Shooter, como editor en jefe y por tanto máximo responsable editorial de Marvel en aquellos momentos, fue el hombre que propició la continuidad de Claremont en X-Men y que puso a Frank Miller a los mandos de Daredevil, que puso a Walter Simmonson en Thor, a Roger Stern en Spiderman y a John Byrne en Los 4 fantásticos. Es verdad que alguno se fue a la competencia cansado de sus modos y de cobrar poco pero hay que darle a Shooter el reconocimiento y el mérito que se merece. Sin él, muchas de las historias que disfrutamos no habrían tenido lugar. Habría habido otras pero no esas.

Jim Shooter, en noviembre de 1980
Jim Shooter, en noviembre de 1980

El principio de la decadencia

Los traidores
Arriba, de izquierda a derecha: Erik Larsen, Rob Liefeld, Todd McFarlane y Marc Silvestri Abajo, de izquierda a derecha: Whilce Portacio, Jim Lee y Jim Valentino

En 1991 Claremont se harta y abandona Marvel. Es el ejemplo de lo que esta pasando. Han dejado de valorar su trabajo, el dibujante Jim Lee pasa por encima de él sin respetar su guión y a la dirección editorial, en manos de Tom DeFalco desde 1987 a 1994, le da igual. Creen que la espectacularidad del dibujo lo es todo y que está por encima de las buenas historias. Algunos fans cortos de luces aplauden la marcha de Claremont y la llegada de Jim Lee, aplauden a Rob Liefeld en X-Force y a Todd McFarlane en Spiderman. El resto somos conscientes de que ha acabado una época y nos agarramos a los restos del naufragio esperando una resurrección milagrosa.

Apenas unos años después, Lee, Liefeld, McFarlane y compañía le dan a Marvel lo que se merece y se van para fundar Image. Marvel se encuentra con que lo apostó todo a esa jugada y le han hecho trampas delante de sus narices. Toca intentar reconducir la situación como buenamente se pueda, con lo que hay a mano. El cargo de editor en jefe pierde importancia y se divide la editorial en oficinas: una para la línea Spiderman a cargo de Bob Budiansky; otra para los X-Men con Bob Harras a la cabeza; otra para Los Vengadores y todo lo cósmico, que queda para Mark Gruenwald; mientras, Bobbie Chase y Carl Potts se ocupan de Marvel Edge y Epic Cómic. Se pierde la sensación de universo cohesionado que había desde la época de Stan Lee y Jack Kirby. Ahora cada uno irá por libre y que cada oficina aguante su vela.

En mi opinión, el que mejor ejemplificaba el escenario en el que nos encontramos fue Bob Harras. Bob Harras pensaba que los X-Men se vendían por si solos, sin importar quien escribiera las historias y dando mayor importancia al dibujo. Pero alguien debía figurar como guionista y, en coherencia con su pensamiento, Harras cogía a los primeros que pasaban por la puerta de su despacho el día que necesitaba a alguien para firmar los guiones de X-Men. El más afortunado fue Scott Lobdell. Nunca sabremos si pasaba por allí buscando la puerta del baño pero le tocó la lotería y a los lectores nos toco sufrir sus guiones, llenos de diálogos insustanciales y vacíos de contenido, excepto en la que fue su mejor creación, Generación X. Hasta los más torpes aciertan a veces.

Claremont y su infame sustituto. La mirada de Lobdell lo dice todo
Claremont y su infame sustituto. La mirada de Lobdell lo dice todo

Como era de esperar. con este desaguisado las ventas iban de capa caída. Para remediarlo, alguien tuvo una brillante idea: recuperar a los autores que se habían ido para fundar su propia compañía, esto es Jim Lee y los demás, y poner en sus manos los personajes más emblemáticos de la editorial, los 4 Fantásticos y Los Vengadores.

La esperanza, como el rayo, golpea

Kurt-Busiek, el hombre que nos devolvió la esperanza
Kurt-Busiek, el hombre que nos devolvió la esperanza

Entre 1996 y 1997, tuvo lugar lo que se conoció como Heroes Reborn. Los 4 fantásticos y los Vengadores fueron transportados a lo que luego supimos que era un universo de bolsillo creado por Franklin Richards y allí revivieron sus orígenes y aventuras. Esto fue lo mejor que le pudo pasar a la editorial, aunque fue de rebote.

Sin sus héroes más importantes y con los mutantes acusados de su desaparición, los héroes urbanos como Daredevil o Spiderman no podían hacer frente a las grandes amenazas, por lo que se necesitaba que alguien ocupase ese lugar. Ese alguien fueron Los Thunderbolts y su aparición marcó el camino a seguir. Su primer número olía a clasicismo intrascendente pero cuando se llegaba a la última página te golpeaba un rayo de esperanza. En una época en la que no había Internet y no sabíamos que existía la palabra spoiler, la sorpresa final era indescriptible. Por primera vez en mucho tiempo queríamos saber que pasaba a continuación gracias a un guión inteligente que para nada pecaba de tramposo, obra de un autor que devolvería a Marvel al buen camino: Kurt Busiek. Con su trabajo, Busiek demostró la importancia de contar con un buen escritor, así como de complementarlo con un buen dibujante, que en su caso fue Mark Bagley. Kurt Busiek demostró que, en un cómic, no debe primar un aspecto sobre otro, guión sobre dibujo o dibujo sobre guión, sino que ambos deben ir de la mano para contar una buena historia. No quiero ni pensar que habría sido de nosotros sin Kurt Busiek.

Thunderbolts 1, la esperanza
Thunderbolts 1, la esperanza

Tras el regreso de los principales héroes de la editorial, Busiek se ocupó de Los Vengadores y Iron Man; Thor quedó en manos de Dan Jurgens, quien hizo un gran trabajo; Capitán América regreso a las manos de Mark Waid. Escritores de primera fila que se unían a dibujantes como George Pérez, Ron Garney y Sean Chen. En un error de cálculo, Los 4 fantásticos se adjudicaron a Scott Lobdell pero hubo un momento de lucidez y no duró más de tres números, tras los cuáles quedaron en manos de… Chris Claremont. Justicia poética.

Sin embargo la situación no era del todo la ideal. El buque insignía, la imagen de la compañía seguía dando bandazos. Spiderman continuaba en manos de escritores que no tenían ni idea de que hacer con el personaje. Ya se había intentado todo: volverlo más oscuro, sustituirlo por un clon, dejar que John Byrne se ocupara de él,… de mal en peor. La salvación llegó otra vez de puro rebote, con la creación de la línea Marvel Knights en 1998, la que se ocuparía de los héroes más urbanos de la compañía, una línea en la que se incluía un cómic que a la postre resultaría lo mejor para Spiderman: el Daredevil de Kevin Smith y Joe Quesada.

La era adulta

JMS, el hombre de apellido impronunciable
JMS, el hombre de apellido impronunciable

En Daredevil, Kevin Smith desarrollaría Diablo Guardían, una historia llena de sorpresas y giros argumentales que rescataba al personaje para el gran público después de una etapa, la de D.G. Chichester y Scott McDaniel, con más pena que gloria. El gran tirón de Smith entre el fandom (Smith es “uno de los nuestros”, un friki de mucho cuidado) ayudó a la colección pero también ayudó su dibujante, Joe Quesada, quien junto a su compañero en la editorial Event Cómics, el entintador Jimmy Palmioti, se ocuparon de la edición de la línea Marvel Knights.

Daredevil, Diablo Guardian
Daredevil, Diablo Guardian

El enorme éxito de esta línea y más en concreto de Daredevil, movió a Marvel a confiar en Quesada y le dío la dirección editorial de toda la compañía, ocupando el cargo de editor en jefe en sustitución de Bob Harras, que había vuelto a abarcarlo todo.

A Joe Quesada también se le ha acusado de todo pero, al igual que a Jim Shooter, hay que darle un reconocimiento y el mérito que se merece. Porque fue Joe Quesada el que se trajo al hombre que salvaría a Spiderman, el antiguo editor de la línea Vértigo de DC, Axel Alonso. Y fue Axel Alonso el que decidió que Spiderman iba a quedar en manos de quien lo llevaría a su edad adulta y escribiría las mejores historias que se han escrito nunca sobre el personaje: Joseph “Joe” Michael Straczynski.

Procedente del mundo de la televisión, el guionista de la serie de televisión Babylon 5, Joe Michael Straczynski, JMS para los amigos, cogió a Spiderman y lo hizo adulto, le hizo enfrentarse a si mismo y ver quien era, lo alejó del Daily Bugle sin renunciar a él y lo puso de profesor de instituto. Escribió el mejor número que se haya escrito jamás de Spiderman sin que salga Spiderman: La conversación (Amazing Spiderman, vol. 2, nº 38), en el que tia May se enfrentaba a Peter y sus mentiras y ambos se perdonaban para poder seguir adelante. Desde su absurda resurrección, nadie sabía que pintaba ese personaje hasta que Straczynski justificó su vuelta en un sólo número. El matrimonio de Peter con Mary Jane por fin parecía un matrimonio; el personaje se integró en Los Vengadores y ya no parecía un adolescente con mallas. Por fin Peter Parker nos había alcanzado.

Es obligado mencionar lo que para algunos supuso un patinazo. Straczynski se atrevió a tratar un tema prácticamente tabú: las relaciones sexuales de Peter Parker con Gwen Stacy. Muchos fans pusieron el grito en el cielo por la forma en que JMS trató a Santa Gwen pero si lo pensamos detenidamente fue muy valiente. Era absurdo continuar pensando que Gwen había muerto virgen. Cuando se narró su muerte era una época más beata en la que no se podía tocar el tema pero, si asumimos que el tiempo Marvel no es igual al tiempo real, llega un punto en que tienes que poder tratar las cosas de acuerdo en el tiempo en el que vives. La solución de Straczynski fue polémica pero había que hacerlo y él se atrevió. Los cobardes que vinieron después decidieron mirar hacia otro lado.

Gwen Stacy según JMS
Gwen Stacy según JMS

Mientras esto pasaba en Spiderman, Joe Quesada, de la mano del editor Bill Jemas, creaba también la Línea Ultimate, que narraría de nuevo la historia de los personajes de la editorial desde un punto de vista totalmente moderno. Mark Millar se ocuparía de Ultimate X-Men y Brian Michael Bendis haría lo propio con Ultimate Spiderman. A pesar de los rumores que apuntaban a que la línea Ultimate sustituiría al universo Marvel tradicional, nada más lejos de la realidad que acabó sucediendo. Millar y Bendis acabarían por ser los encargados de dar un nuevo enfoque al Universo Marvel tradicional.

En 2004 Bendis se hace cargo de Los Vengadores y empieza una auténtica revolución. La etapa de Busiek se había hecho demasiado larga, con una gran saga que apenas tenía su reflejo en el resto de títulos. Tras un breve paso de Geoff Johns por la colección, Bendis destruye por completo a los Vengadores e inicia una serie de ciclos o sagas que interconectarían a todos, absolutamente todos los títulos de la editorial de una forma que no se había visto desde los tiempos de Stan Lee.

Los nuevos vengadores de Bendis
Los nuevos vengadores de Bendis

Asistimos a sagas como Dinastia de M, Civil War, Reino Oscuro, Asedio y La edad heroíca. Los Vengadores se convertirían en el eje central del Universo Marvel hasta el punto de que Spiderman y Lobezno acaban por integrarse plenamente en sus filas. Los lectores estábamos enganchados como nunca y parecía que regresaban los años de gloria de Marvel. Pero al final, la cosa no fue como esperábamos.

Este señor es el gran culpable de que los comics de hoy en dia se puedan leer en menos tiempo de lo que se tarda en hacer de vientre
Este señor es el gran culpable de que los cómics de hoy en día se puedan leer en menos tiempo de lo que se tarda en hacer de vientre

Brian Michael Bendis es un autor con ideas brillantes pero su estilo se impone sobre ellas. Sus tramas se eternizan números y números sin necesidad y sus diálogos ocupan páginas y páginas sin que los personajes digan absolutamente nada interesante pero de esto te das cuenta con el paso del tiempo. Como autor de un producto de consumo de usar y no releer, Bendis es brillante, un auténtico vendedor de humo que dispara las ventas y al que le han surgido imitadores de debajo de las piedras, siendo los más destacados autores como Matt Fraction y Jonathan Hickman, que a la larga resultan mucho peores que Bendis. Mucho más revolucionario y mejor guionista es Mark Millar pero este ha descubierto que es muy bueno en lo suyo y que puede ganar más dinero realizando sus propias historias, quedándose con los derechos de autor y vendiéndolos a Hollywood para ganar más dinero.

Disneylandia

Disney X-Men
Disney X-Men

En 2009, Disney anuncia la compra de Marvel. La editorial ya había demostrado que su división cinematográfica funcionaba y Joe Quesada pasó a desempeñar nuevas funciones dentro del conglomerado, siendo sustituido por Axel Alonso. Lo que en principio me parecía una buena noticia al final me ha descolocado y no se que pensar. ¿Es posible que este sea el mismo editor que hizo adulto a Spiderman? Porque la realidad es que, bajo su batuta, los cómics Marvel de ahora no tienen nada que ver con lo que él editaba anteriormente. Como fan que compra sus cómics y que no tiene acceso a lo que sucede puertas adentro de la compañía tan sólo tengo una explicación y pasa por agarrarme a las teorías que dicen que Marvel ha sido fagocitada por el espíritu de Mickey Mouse.

Hace unos meses, en 2015, Marvel anunció un evento que supondría un reinicio para sus series, Secret Wars. Al final no sabemos si ha sido un reinicio o no porque cada autor ha retomado sus tramas donde las dejaron antes de dicho evento. Lo que si parece, tras leer diversas declaraciones de los autores de All New All Different Marvel, que aparecen, por ejemplo, en la revista Marvel Age, es que hay un esfuerzo para hacernos ver que tras las Secret Wars todo va a ser más molón, superguay y sobre todo divertido, como si lo que había antes fuese aburrido y no interesase a nadie, como si fuese una agonía leer a Claremont, a Miller, a Busiek o a Millar.

Es el espíritu Disney aplicado a los cómics, proveniente de las películas y la televisión: diversión a raudales y chistes en cada viñeta. “Los chistes lo son todo”, dice uno de los personajes de All New All Different Los Nuevos Vengadores nº 1. Las páginas de los cómics Marvel han vuelto a llenarse de adolescentes en un intento de que la juventud que sigue Disney Channel se enganche a lectura: la adolescente Ms. Marvel, el Spider-Man Miles Morales o Nova se han unido a los Vengadores, junto al ahora famoso Iron Man, que cada vez se parece más a Robert Downey Jr., igual que Ojo de Halcón es calcado a Jeremy Renner.

Axel Alonso, máximo responsable del actual desaguisado
Axel Alonso, máximo responsable del actual rumbo de Marvel

La sensación es que se ha perdido el rumbo. Parece que cada serie va por un camino diferente de la otra. Junto a joyas como Sam Wilson: Capitán América o Thor, Diosa del Trueno, tenemos auténticos tostones como La Extraordinaria Patrulla X y auténticos despropósitos como El Asombroso SpidermanSi hay una colección que ejemplifica lo que está pasando, es la de el hombre araña. Como ya señalé en la crítica de la nueva serie, a este Spiderman no lo reconoce ni Steve Ditko. Peter Parker es ahora un millonario inventor que va de sobrado, que es un genio de los negocios y de la tecnología y está rodeado de personajes de nuevo cuño y de otros rescatados del olvido para que la serie resulte lo más políticamente correcta que se pueda.

Un fan de Spiderman en Facebook me comentaba que no estaba de acuerdo con mi crítica y me decía que Spiderman sigue siendo Spiderman sólo que ahora es multimillonario. Es lo mismo que decir que Michael Jackson, al final, seguía siendo Michael Jackson sólo que era blanco cuando resultaba evidente que no era lo mismo Invincible que Thriller. En este caso es lo mismo: aunque el personaje se llame Spiderman no es lo mismo leer este All New All Different El Asombroso Spiderman que el Spiderman de Straczinsky.

El impostor
El impostor

Conclusión

Marvel ya no escribe para mi. Esa es la tremenda conclusión a la que he llegado tras escribir este artículo. Puede que nunca lo hiciera o puede que haya sido yo el que ha cambiado y ve la vida de otra forma pero si creo que, si bien siempre he considerado los cómics como un producto de la cultura popular de rápido consumo y sin vocación de trascender más allá del momento en que fueron publicados, por lo menos autores como Chris Claremont, Frank Miller, John Byrne o Mark Millar, por citar unos pocos, se molestaban en que sus creaciones tuviesen una doble lectura o un transfondo que llegase no sólo al público al que estaban destinados en principio sino a gente que buscaba algo más, que no quería quedarse en las batallas de personajes embutidos en lycra y que pedía un mayor tratamiento de los personajes, referencias culturales, mitología o que se yo, cualquier cosa, algo más. Ahora no dan esa sensación. Algunos cómics de la nueva y diferente Marvel tienen tanta profundidad y complejidad como el mecanismo de un chupete. Por suerte tampoco son todos, hay excepciones.

Mi primera impresión como lector, tras asomarme a los primeros números de All New All Different Marvel, fue que se había retrocedido a la época de Bob Harras como editor jefe, aquella en que se primaban unos aspectos en detrimento de otros y que supuso el inicio de la decadencia tras los años gloriosos pero en realidad no es así. Creo que Marvel está en pleno proceso de renovación, se está reinventando, buscando llegar a un público que tiene acceso a Internet en su casa y en su móvil, que tiene televisión por cable y videoconsolas de última generación, un público que está acostumbrado a la inmediatez, al espectáculo efímero y vacío de contenido. Para llegar a ese público el precio a pagar es sacrificar por el camino a los lectores que llevan toda la vida con ellos, unos lectores que en su mayoría están situados en una franja de edad entre los 35 y los 45 años, los supervivientes de aquel naufragio que tuvo lugar cuando Claremont abandonó el barco.

Es muy difícil que alguien situado en esa franja de edad pueda entender a Kamala Khan, la nueva Ms. Marvel; es muy difícil sentir empatía por Amadeus Cho, el nuevo Hulk, cuando Hulk ya no es una maldición, ya no es aquel cáncer que definió Peter David en su gran etapa; Hulk ya no es Bruce Banner, un hombre perseguido y acosado. Ahora Hulk  es un adolescente, el octavo hombre más inteligente del mundo (o el noveno, porque Peter Parker igual le ha alcanzado) que disfruta siendo Hulk. Hulk ahora es guay y molón y divertido. Se ve que antes no lo era, antes era un muermo sólo apto para carrozas.

Kamala Khan y Spiderman
Kamala Khan y Spiderman

Aún así, aunque seamos plenamente conscientes de eso, podemos seguir leyendo cómics Marvel. Es totalmente legítimo. Todavía se hacen buenos cómics aunque no vayan expresamente dirigidos a nosotros. Podemos leer a Jason Aaron en su gran etapa en Thor; a Charles Soule en Los Inhumanos y en cualquier cosa que haga. Pasa en los cómics y en cualquier obra de género que esté bien hecha pero hay que ser conscientes de lo que se lee: no es lo mismo Divergente, destinada a un público específico y que se escribió pensando en ese público,  que Harry Potter, escrita de forma totalmente diferente. Por si alguien se lo pregunta y no lo ha leído, la saga de Harry Potter es de lo mejor que se haya publicado nunca en el campo de la fantasía, una obra a la que las películas no le hacen justicia.

La paradoja es que, mientras escribo posts como este, Marvel destaca como la editorial más importante del mercado americano. El pasado mes de marzo su cuota de ganancias se sitúa en el en el 37,39%, por encima de la cuota de ganancias de DC, situada en el 26,32%. La cuota de unidades vendidas de Marvel está en el 42,71% frente a la cuota de DC, situada en el 25,94%; la tercera editorial en el ranking es Image Cómics, con un 8,63%. Con estos datos, la diferencia de Marvel con respecto al resto es significativa, como se puede apreciar en los siguientes gráficos.

Ranking mes de marzo
Ranking mes de marzo

Unidades vendidas por las editoriales americanas en el mes de marzo
Unidades vendidas por las editoriales americanas en el mes de marzo

Sin embargo, estas cifras y estos datos lejos de hacerme cambiar de opinión me reafirman en lo que he escrito, que es que Marvel ya no dirige sus historias a alguien como yo, lo que no quita que no tenga su público. Si nos fijamos en los 100 cómics más vendidos en EE.UU. el pasado mes de marzo, Marvel acapara la mayor parte del top ten pero fundamentalmente gracias a las series de Star Wars, series que creo que tienen un gran nivel. Para encontrar las series que a mi me han gustado en el All New All Different Marvel hay que bajar hasta el puesto 19, donde aparece Sam Wilson: Capitán América, seguida de Thor, Las Vengadores y Doctor Extraño, casualmente las que sigo.

Fuente de los datos de ventas: Diamond Comic Distribuitors

Fuente de los datos de ventas: La Casa de El

Espero que, si habéis llegado hasta aquí, el artículo os haya hecho reflexionar o como mínimo que os haya entretenido. Podéis dejar vuestra opinión y vuestras reflexiones en los comentarios. Estoy seguro de que no soy el único que piensa que Marvel le ha abandonado, igual que estoy seguro que hay muchos que están encantados con esta nueva etapa. Un saludo a todos y nos leemos en otros posts.

Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

42 COMENTARIOS

  1. Estoy totalmente de acuerdo con este artículo, y precisamente estuve hablando de todo ello con unos amigos el pasado sábado. Actualmente, en el mundo de los cómics, pasa igual que en los bancos, que se trata mejor al nuevo cliente, el que entra por primera vez a leer o a abrir una cuenta, que al que lleva años leyendo o ingresando dinero. Yo siempre he sido muy de Spiderman, y comencé a devorar sus historias en la extinta y añorada Biblioteca Marvel. De ahí vinieron Las Historias Jamás Contadas, Ultimate Spiderman (aunque nunca me convenció demasiado), Spiderman Blue, Marvel Knights, la etapa de Straczynski, El Mal Que Hacen Los Hombres, y los tomitos de la serie regular. Con la mencionada historia de “Pecados del Pasado” abandoné los cómics, porque para mí, significó una ofensa a la idea que yo tenía de Gwen (acertada o equivocada, era la que tenía). Y con las notícias de que durante 2015-2016 se “rebootearía” el Universo Marvel, decidí acercarme de nuevo a la tienda de cómics, y sigo actualmente El Asombroso Spiderman y Sam Wilson Capitán América. Y sí que es verdad que ambas me parecen entretenidas, con buenos autores y dibujantes, pero debo decir que las sigo más por los personajes en sí, por ver cómo van evolucionando, que por el valor concreto de la actual etapa. En el mercado actual, es complicado que se dé una situación equivalente a la época dorada de los cómics Marvel, ya que según lo veo yo, ahora se ven los cómics más como un complemento de las películas, más que como obras con entidad propia. Pero habrá que seguir con la esperanza que tiempos mejores están por venir. Nuff said!!

    • Gracias por el comentario José María. Estoy de acuerdo, es muy muy complicado que se vuelva a dar una época en Marvel como la que se dio en los 80. Los cómics ya no son un producto independiente con entidad propia sino que forman parte de un conjunto multimedia con el cine, series de televisión, novelas y lo que haga falta. Un ejemplo se da en Star Wars: las cómics y las novelas pasan a explicar todo lo que no contaron en la última película. Un saludo.

  2. Línea arriba, línea abajo, es expresado totalmente mi sentir hacia los comics marvel en la actualidad. Hace unos días, en mi librería habitual, me sorprendí a mi mismo quitando de las colecciones que sigo mensualmente al arácnido, y eso que hace unos años me prometí a mi mismo que si por circunstancias de la vida ya no podía seguir comprando comics con regularidad, al menos la colección de Spiderman nunca la abandonaría; y he aquí que el otro día lo hice. ¿El motivo? El que tu argumentas, ni mas ni menos.
    Y el problema es que no nos enfrentamos a un cambio de rumbo en una colección concreta; cuando eres fan de un personaje eso lo puedes sobrellevar, “aguantas” hasta que de repente llega otro autor y le da un vuelco a la serie y de repente la convierte en interesante e imprescindible. Pero esto, todo lo que enumeras y que en el post de Spiderman quedaba mas condensado pero en esencia decía lo mismo, es toda una línea editorial a seguir (salvo honrosas excepciones) y yo también tengo la sensación de que esto no (ahora mismo) conmigo.
    Ya lo dije en el post de Spiderman: puedo entender y asumir que haya que reciclarse, apostar por nuevas ideas, formas, enfoques, que se quiera captar al nuevo publico potencial; todo eso lo entiendo y lo acepto. Pero supongo que hay una línea intermedia por ahí en medio, “esa” que te permite captar nuevo publico sin perder al antiguo / viejo. Entiendo que es una línea difícil de alcanzar, vale, pero creo que la veo posible.
    Para mi el punto gordo de inflexión es la compra de Marvel por parte de Disney. Era evidente que al final la mano de Mickey Mouse se iba a dejar notar, no iba a ser algo brusco, de golpe y porrazo 2 semanas después de la compra pero al final se ha dejado sentir (y de que forma)
    Yo ya te digo, he abandonado mogollón de colecciones y me he quedado con las 4 que ahora mismo por uno u otro motivo mas me interesan; y ojo, no quiero decir que no me gusten los comics de superherores de tono jovial, alegre, divertido… pero eso lo enfoco a un personaje / colección concreta, no a toda una miriada de colecciones.
    En fin, como en todo, es una etapa y ahora toca vivir esta. Tal vez dentro de 5 años las cosas cambien para bien, creo que a peor (salvo cierre de Marvel) no pueden ir, al menos editorialmente hablando.
    1Saludete y enhorabuena por el artículo 🙂

    • Gracias por pasarte a comentar, Tommy. Esa promesa que dices que hiciste de fidelidad a Spiderman me la hice también en su momento y al final me pasa lo mismo. También pensaba que no, que Disney no influiría pero al final si. Eso lo ves si en algún momento ves sus series en Disney Channel. El otro día de casualidad vi un cacho de Los Vengadores Unidos y Iron Man habla de “el club de calceta de Craneo Rojo”. Estuve a punto de llorar. Un saludo.

      • Perdona pero este último argumento que usas aquí si que no lo puedo pasar.. Claro si te vas a mirar Disney Channel que esperas encontrar¿?, porque esas series están hechas para un determinado target, que es la gente que ve Disney Channel. Pero bueno, también están haciendo otras cosas en Netflix por ejemplo, o ahi ya no se nota la mano de Disney?

        • Las series de Disney Channel basadas en los personajes Marvel no tienen nada de malo en si mismas; están enfocados a un tipo de público concreto, con contenidos, diálogos, etc… adaptados a ellos.
          El problema es cuando ves que el comic en el cual están basadas esas series de Disney Channel empiezan a parecerse demasiado a esas series, cuando ves que Hulk o Spidey dejan de ser Hulk y Spidey para convertirse en una mera caricatura (en el comic, ojo!)
          La historia de Netflix con Daredevil, etc… es diferente: aun basándose en personajes marvel el control creativo del devenir de las historias, el tono, etc… no está en manos de Disney sino de Netflix; como ocurre por ejemplo con los XMen y la Fox; casos similares.
          Pero el problema (en los comics) no está en el tono de las colecciones en si, en si destilan mas o menos humor, etc… el caso de Spiderman mas concretamente, por ejemplo, siempre ha sido un personaje chistoso (aun en sus desgracias) El problema es cuando coges a ese personaje y lo alteras de tal forma que lo único que queda de el es el uniforme rojo y azul y nada mas; no lo haces crecer, avanzar, o cambiar… sino que directamente te lo cargas.
          Ocurrió algo parecido en los 90, cuando todos los personajes tenían que mirarse en el espejo de Lobezno / Punisher (todos cabreados, sombríos, dando hostias antes de hablar y sobrecargados de músculos inexistentes) solo que incluso en esas, seguía quedando algo de los personajes a lo que aferrarse.
          ¿Ahora?
          Ahora algunos personajes (demasiados) no se bien lo que son y / o no logro conectar con lo que sea que tratan de contarme.
          Lo único que tengo claro es que esta vez si, esta vez un “megaeventomarvel” como son las Secret Wars han supuesto un punto de inflexión… pero para mal.
          1Saludete 🙂

        • Comparto lo que ha escrito Tommy. El problema viene cuando esas series de Disney Channel acaban por repercutir en los cómics. Mi impresión es que para Marvel y Disney, lo que importa ahora mismo es atraer a gente que compre sus cómics y para eso se sirven del cine y la televisión. Si tienes un tono en la serie animada, ese tono tiene que darse también en los cómics, no vaya a ser que el recién llegado se espante. Pasa lo mismo con las películas: se estrena Civil War y les falta tiempo para devolver a Steve Rogers a su edad “habitual”, no sea cosa que se espanten cuando vean a Sam Wilson volando con el escudo. Que no quiere decir que vaya a ser un mal cómic, ojo. Pero de entrada es una decisión que parece que viene dada por circunstancias ajenas al cómic. Entre medias, los lectores de toda la vida se pierden por el camino, no les interesan, los suponen enganchados de por vida hagan lo que hagan y creo que, por los comentarios en este post, eso ya no es así.

  3. Ya lo decía un sabio: too old for this shit!
    Tengo 38 tacos y llegar a secret wars ha sido como una revelación, aquí ya no hay ( apenas) lugar para los que llevamos tanto en esto.algo queda por supuesto pero nos iremos a pastos más verdes donde hay mucho que masticar… Ah!y pienso como tu con harry Potter, puedo decir que con pocos libros he disfrutadd como con ellos.obra maestra absoluta!

    • Gracias por el comentarios, Carlos. Los libros de Harry Potter fueron todo un descubrimiento. Hay gente que no lo traga pero creo que se quedaron en las películas. Si lees los libros ves que van evolucionando, madurando y creciendo con el personaje hasta llegar al último, Las reliquias de la muerte, un libro muy oscuro, casi depresivo, con una primera mitad que no tiene nada que ver con el tono distendido de La piedra filosofal. Aún así, cuando los recomiendo, hay quien me mira con mala cara sin haberlos leído siquiera. Me alegra ver que no soy el único que piensa que merecen la pena. Un saludo.

      • Los libros de Harry Potter son muy buenos libros, le pese a quien le pese. Lo único que pasa es que cuando se hace una saga de unos libros todos pensamos que se va a hacer el Señor de los Anillos, un libro excelente del que han versionado unas películas excelentes. Cuando ves Harry Potter en el cine, te esperas que los libros sean similares, y no es así, ya que son mucho mejores que las películas.

  4. Primero fue Star Wars…. Ahora…. Veo que Marvel ya no escribe, ni para ti, amigo Pedro…. ni para sí misma.
    Bienvenidos a Disneylandia!
    Pd: Al César lo que es……. Buen artículo.

    • Gracias por el comentario. Y aún así, en los cómics de Star Wars Marvel lo hace muy bien. Tanto que no me explico como no les dejan a Jason Aaron o a Charles Soule escribir el argumento o incluso guionizar las películas. Y con los dibujantes tiran la casa por la ventana: Cassaday, Larroca, Immonen y el último en llegar, Deodato, es espectacular en la saga “Vader Derribado”. En los cómics de Star Wars tienen las cosas más claras. Tanto que se olvidan de hacer chistes, aunque siempre tienes a C3-PO rondando por ahí. Un saludo.

      • Si tomamos como bueno que Disney tiene mucho que decir en el actual devenir de Marvel, también hay que tener en cuenta que tras la adquisición de esta por parte de la compañia del ratoncito, el cambio o el “toque” Disney en su momento se notó poco o nada.
        Habría que ver que tipos de clausulas tienen esos contratos de compra / venta de compañias y derechos; tal vez George Lucas tuvo buen ojo y dejó todo el legado de Lucas Films en buenas manos (aun siendo en Disney) y tal vez pasara lo propio en Marvel pero recientemente ha habido movimiento en las cúpulas directivas y se ha decidido un cambio de rumbo.
        Y aun con dicho cambio, algunas series (Inhumanos, Thor, como enumeras) no se han visto afectadas (por ahora) por esa “mano Disney”.
        Todo esto es teorizar por teorizar, ojo.
        Al final, bien sea por los designios de Disney o no… el caso es que muchas series Marvel me han defraudado y / o me dejaban vacío; y cuando no hablamos de una o dos colecciones, sino del 70 o 75% del total de series que uno sigue, pues la cosa se pone como para pensárselo seriamente, y empezar a preguntarse que narices ha pasado aquí.
        Yo solo se que en el caso de Spidey (y cito este como ejemplo porque para mi era como una línea roja a no traspasar por mi parte) me han echado a patadas; no lo lograron con la saga del clon, no lo lograron cuando vi que Tia May estaba vivita y coleando tras el (esplendido) Amazing 400, no lo lograron con el Mefistazo… lo lograron ahora cuando transformaron a Peter Parker en un sosias de Tony Stark.
        1Saludete 🙂

  5. Pues yo no estoy de acuerdo, y mucho menos en echarle la culpa a Disney, Marvel era de Disney cuando sacaron el brutal Ojo de Halcón de Fraction y Aja, o los Avengers/New Avengers de Hickman teniendo que destruir universos..
    Ahora mismo el problema con las majors es que los cómics, aunque parezca que están de moda, no se venden tanto como podría parecer (aunque haya mucha gente con camisetas en los cines no van tanto por la tienda), y los derechos de los héroes no son de los autores, aparte que están terriblemente encorsetados por la continuidad, entonces prefieren ir a pastos más verdes, como es Image, crear historias allí y ser los dueños si luego se las llevan al cine, o decidme sino que lo que pasa en Black Science (Remender/Scalera) no podría ser fácilmente una historia de los 4F, la diferencia es que a Remender ahora lo llaman para hacer una serie de TV y se asegura un colchón de dinero para dormir, para muestra Robert Kirkman o Mark Millar.
    En cuanto a la temática de los cómics, hay series y series, he estado leyendo bastante material USA, y por ejemplo la serie de Ultimates me parece que está muy bien, o la The Vision de Tom King (al que han llamado para hacer ahora Batman), también existen cosas como Hellcat y Moon Girl and the Diabolic Dinosaur, que no hay por donde cogerlas al menos que tengas 10 años. La cuestión son los autores que están currando en las series, Mark Waid aunque ahora esté dirigiendo a Spiderman, Nova y Miss Marvel Teens con los Avengers, sigue siendo el tio que escribió el puto Kingdom Come. Jeff Lemire, Bendis, Spencer, Aaron.. son nombres que tienen cierto prestigio y respeto para mi y creo que son capaces de hacer mucho bien..
    Así que yo no creo que se haya acabado, creo que hay personajes que han metido para enganchar a los jovenes y personajes que volveran al redil, porque Spiderman no puede ser por siempre un chaval de 15 años, pero muchos chavales de 15 años quieren leer historias que encuentren contemporaneas a ellos, con su forma de vivir y de relacionarse..

    • Gracias por el comentarios, Hide. Lo de echarle la culpa a Disney es lo que me queda porque si no, no me lo explico. Yo tenía en gran consideración el trabajo de Axel Alonso, no sólo en Marvel sino también en la línea Vertigo de DC y ahora no entiendo que un editor que se caracterizaba por imprimir un determinado carácter a las series en las que trabajaba, tienda a irse al otro extremo. Lo que señalas de que los cómics no se venden tanto como podría parecer lo comparto al cien por cien y por supuesto no creo que se haya acabado pero si que para mi y para otros si supone un punto y aparte que ya veremos si se continúa. Señalas que “muchos chavales de 15 años quieren leer historias que encuentren contemporáneas a ellos, con su forma de vivir y de relacionarse” pero hay muchos, muchos lectores que no están en esa franja de edad y que fueron / fuimos los que tiramos del carro de las ventas antes del cine y la televisión y Disney y a esos lectores esas historias no les llaman. La frase “Kamala Khan esta bien pero no es para mi” se la he oído a más de uno en la librería. Un saludo.

      • Igual Kamala Khan no es para ti, porque es una friki de los videojuegos y de la cultura del pijameo “paki” de 15 años, pero la verdad, mejor eso que no re re re rebootear a Spiderman y que vuelva a tener 15 años. Como bien dices, muchas series siguen por el camino que llevaban pre secret wars, Thor (o Thora) sigue con la misma trama que planteó Aaron. Hay series nuevas y algunas están bien, cuanto hace el doctor Extraño no tiene serie propia¿?, y otras que “no son para mi..” Pero no creo que toda la hornada de nuevas series sean “infantiles”. Como ponen ahi abajo, a Amadeus Cho le mola ser Hulk, porque es un niño con poder y cree que puede controlarlo, pero te apuesto lo que quieras a que en un par de años se va a descontrolar y va a tener que volver Banner a poner orden en el gamma.
        Sobre lo del capi que pones más arriba, en serio alguien creía que Sam Wilson iba a ser el capi para siempre¿?, o que el Mjolnir no va a volver a las manos de Thor? También creíais que Gordon iba a ser el nuevo batman? o que en los 90 Superman iba a morir para siempre¿?.

  6. Yo hablo, de impresiones. Soy un desconocedor del cómic americano actual. Me refugio en el europeo. Último reducto de libertad.

  7. ¿Cómo crees que se sintió un cinéfilo en los años 70 que amaba la ciencia ficción compleja y adulta de 2001 de Kubrick o de Solaris de Tarkovsky cuando vio Star Wars? Pues seguramente dijo: un producto para niños. La misma postura elitista que utilizas en este artículo. De igual modo, lo que tu consideras gran ciencia ficción de Claremont, ¿cómo se veía en comparación a Asimov, Lem, Dick? Pues también se consideraba una infantilización del lector y del público.

    Es cierto que ahora han puesto a muchos niños en Marvel, pero solo en un vistazo superficial puede parecer que ha perdido su interés. Sí, ahora Hulk es un crío y se cree genial haciendo el gamberro, pero también es un chaval con déficit emocional, adicto al gran poder que ha conseguido y que a la mínima no consigue controlarlo. Kamala Khan muestra el enfrentamiento contra el integrismo religioso, contra el racismo en EEUU y la integración de minorías raciales.

    Ha habido cosas muy importantes últimamente en Marvel. Kelly Sue DeConnick reformuló el personaje femenino en comics de superhéroes. Carol Danvers pasó a ser una actriz porno voladora a ser una mujer de verdad, en uno de los comics más frescos, más carismáticos y mejor dibujados de la compañía. El primer Captain Marvel es esplendoroso (luego la propia DeConnick lo estropeó mandándo a Carol al espacio).

    Hablas de Spiderman… Yo estoy ilusionado con este giro de los acontecimientos. Nunca me ha gustado el Spiderman de Slott, y cosas como Spider Island o Superior Spiderman fueron un error, por eso tanto Spider-verse como este último millonario me parecen algo más interesantes. Paralelamente, Peter David está haciendo un gran arco argumental en Spiderman 2099. Slott, por su parte, escribe una serie memorable llamada Silver Surfer, nominada a varios premios Eisner y sin duda hará historia en Marvel.

    Aunque Bendis me ha cabreado mucho en su run de X-Men, me estoy reconciliando con él en su maravilloso Ironman. No comparto nada lo que dices del estilo Bendis. Precisamente esos largos diálogos que matizan infinitamente a los personajes es lo que invita a volver a leer sus comics una y otra vez. Si un comic simplemente cuenta una historia, por muy buena que sea, una vez leída ya llega. Pero en Bendis la historia está al mismo nivel que la descripción de personajes. En X-Men se equivocó, porque tenía demasiados personajes y al final no se avanzaba hacia ninguna parte, pero este Ironman de momento es brillante. Y hablando de X-Men, aunque casi todas las últimas series han sido decepcionantes, el trabajo de Cullen Bunn en Magneto fue apoteósico, uno de los mejores comics de mutantes de las últimas dos décadas.

    ¿Qué decir de Ultimates de Al Ewing? ¿De Scarlet Witch de James Robinson? ¿De Old Man Logan de Bendis con el gran Andrea Sorrentino? Sumemos a todos esos que has dicho. ¿Marvel infantil? Sí, siempre lo ha sido. Siempre ha sido una compañía esencialmente para gente de 13, 14 o 15 años, incluso los vanagloriados (y maravillosos) comics de Claremont. Sí, hubo conflictos entre Marvel y Claremont, pero este volvió en un par de ocasiones a los X-Men y recientemente a un ongoing sin mucho éxito de Nightcrawler. Marvel es infantil, pero hay excepciones y cuando los comics están escritos con talento, son para todas las edades. Es cierto que ahora hay algunos comics escritos para contentar y atraer a un público infantil, pero no todos y muchos, a pesar de ello, tienen interés. Los All-New All-Different Avengers están escritos por Mark Waid, que me parece un gran autor y no es justo desdeñarlo de esa manera.

    No hay que caer en el elitismo fácil. Ni mirar con complejo de superioridad. Es lo que hicieron muchos durante años para marginar precisamente a los Claremont, Miller, Busiek, incluso a los Stan Lee, Jack Kirby, Steve Ditko. Aquello no era literatura, decían. Yo digo que sí lo era. Y lo que hacen ahora mismo en Marvel Mark Waid, Jeff Lemire, Al Ewing, Cullen Bunn, Nick Spencer o G. Willow Wilson también lo es. Simplemente hace falta tener apertura de miras.

    • A mi me encanta el cómic. Me gustan los cómics para todas las edades, los cómics bien hechos pero me los tomo como lo que son: cómics. Disfruto mucho con ellos y me encantan y para nada menosprecio el trabajo de autores como Claremont, Waid, Busiek o Millar, por ejemplo. Dicho esto, no creo que este post sea elitista. No creo se pueda comparar a Kubrick y Tarkovsky con Star Wars, es más no creo que Star Wars sea ciencia ficción. Esta más en la línea de la fantasía espacial, de la space-opera, mezcla de western y edad media con Flash Gordon. Lo dijo George Lucas: Star Wars es mitología para adolescentes. De igual modo ni se me pasa por la cabeza comparar a Claremont con Asimov. No creo que lo hiciese ni el propio Claremont. No creo haber caído ni en el elitismo fácil ni creo que este post tenga complejo de superioridad ni creo que lo que escribían Claremont, Miller, Busiek, Stan Lee, etc fuese literatura. Ni tampoco lo es lo que escriben Waid, Lemire, Ewing, Bunn, Spencer o Willow Wilson. Todos, desde Claremont a Willow Wilson, lo que escriben son cómics, buenos o malos, mejores o peores, pero desde luego no es literatura. Literatura es lo que escribe Vargas Llosa, García Márquez, Pérez Reverte o Juan Manuel de Prada, mejor o peor, como en todo.
      Que Marvel y los cómics estaban dirigidos principalmente a un público adolescente es algo que comparto pero no comparto que fuesen infantiles. Ese sector del público no tiene porque ser tratado de forma infantil. ¿El Daredevil de Miller era infantil? No, para nada. ¿Roger Stern era infantil? Tampoco lo creo. Y una cosa es tener apertura de miras y otra tragarse según que cosas que son infumables.
      Un saludo y gracias por comentar.

      • En EEUU es muy normal que los escritores de comics escriban también novela o guiones televisivos e incluso cinematográficos. Además de comic, se utiliza la palabra graphic novel. Para mi sí es literatura, y lo que se escribe, en cuanto a construcción y calidad, en cuanto a forma y contenido, tiene un valor literario. Los comics son un género literario, como la novela, la poesía, el ensayo… De hecho, en los nuevos comics de Marvel, hay dos trabajos que vienen firmados por escritores sin experiencia en el mundo de la novela gráfica: Ta-Neishi Coates en Black Panther y el dúo Tara Butters y Michele Fazekas en Captain Marvel.
        No creo que nadie trate a nadie de forma infantil, me parece una mirada superficial. Ms Marvel de Willow Wilson no me parece una broma. Y cosas infumables las ha hecho siempre Marvel, comics de relleno que vistos hoy provocan auténtico sonrojo.
        Simplemente es una cuestión generacional. El Daredevil de Miller es tan poco infantil como el Old Man Logan de Bendis. En uno de los últimos números de All-New All-Different Avengers hay una carta de un lector que se queja de la infantilización del comic y el editor le responde que Marvel tiene muchos públicos e intenta crear productos para todos, pero que los comics tienen una óptica determinada y este run de Avengers ha sido creado para ser desenfadado, nada más. También lo eran los segundos Avengers de Bendis tras Dark Reign, mucho más cómicos y ligeros. Va por rachas. Pero si conseguimos saltar la primera impresión, es un comic de muchísima calidad, muy bien escrito, con una gran construcción y desarrollo de personajes, donde importa más la relación entre ellos que hacia dónde se dirija la trama.

  8. Sigo sin entender la insistencia de llamar imitador de Bendis a Hickman cuando en un solo arco decena de números de sus Avengers+NewAvengers escribe cosas mucho más interesantes estableciendo una mitología propia y enriqueciendo la de los Avengers, la forma en que une todas sus etapas en Marvel desde 4F, Secret Warriors, Shield, FF, etc. es magistral para llevarlas a formar organicamente el puzzle de las Secrets Wars.
    Hablas de una Marvel infantil y lo que propuso Hickman con sus etapas tiene de todo menos infantil.

    • Si toda la confusión que montó Hickman en sus cómics es para acabar en las Secret Wars no se yo si valió la pena. Su estilo no es igual al de Bendis, eso esta claro y ya lo respondí en el comentario del post de Guardianes de la galaxia. Pero a mi Hickman no me gusta y no soy el único. Para que te hagas una idea, cuando en la web nos enteramos de que fichaba por DC, el comentario generalizado fue “pobre DC”. El único que salió a defenderlo fue Mario Losada. Hickman sigue el ejemplo de Bendis en cuanto a cómo no deben hacerse las cosas. Un saludo.

      • Precisamente porque no son iguales sus estilos no se le puede llamar imitador…
        Es cierto habrá quien no le guste Hickman y es respetable pero habrá a quienes si…
        La manera es que teje tda su macrohistoria te dice de una persona que sabe su oficio, avanza paso a paso retomando semillas que dejo sembradas en comics anteriores..
        Y no creo que DC lo contrate por malo sino porque necesita de alguien que cuente algo con la magnitud y tono grandilocuente que uso Hickman.
        Y te repito lo puedes acusar de aburrido pero no de infantil

        • No nos liemos. Es verdad que habrá a quien le guste Hickman y también habrá a quien no, eso lo respeto pero como a mi no me gusta y mis escritos reflejan mi opinión, dejame que me manifieste en ese aspecto. Como dije en otro post, yo no creo que lo que escribo tenga que ser el evangelio pero si creo que, cuando escribo, tiene que parecer que me lo creo, que defiendo mis opiniones a muerte porque sino, ¿para que escribo?. Doy por supuesto que eso es evidente. No puedo escribir: “a mi no gusta Hickman pero puede que esté equivocado y pido perdón por eso” porque creo sinceramente que no es la forma correcta de hacerlo. Así que no nos enfademos y menos por Hickman. Pero lo que no he dicho en ningún momento es que Hickman sea infantil. Yo ese calificativo lo usaría más para la Marvel post-Secret Wars, en la que ya no podemos poner a Hickman porque creo que tras Secret Wars no ha escrito nada para Marvel y ahora se va a DC. El punto de inflexión para mi, en esta nueva Marvel, son precisamente las Secret Wars de Hickman. Creo que es a partir de aquí, en las nuevas colecciones, cuando se nota ese cambio. Un saludo.

  9. Buen artículo, creo que MARVEL a perdido su esencia al dejarse en manos de Disney no sólo en los cómics en todas sus presentaciones, y seguro vende más por la cantidad de información que han saturado los medios que por su calidad, un ejemplo claro Hulk y los cambios que acertadamente das.
    MARVEL se puede resumir en chistes, sexo, violencia irracional y adolescencia. No más.

  10. Felicidades, ha sido un gran articulo y es refrescante para la memoria como hace años (incluso, hace unos pocos años) Marvel nos ilusionaba con historias que atrapaban desde el primer numero. Comparto tu pensamiento hasta cierto punto; creo que la mayoría de series actuales están entre regulares a malas, pero siempre hay series -como las que mencionas- que hacen que uno tenga esperanzas.
    Actualmente, son pocas las colecciones que sigo mes a mes, porque han perdido mucho su encanto y mi verdadero refugio en el noveno arte, son las colecciones de años atrás…pero no pierdo la fe haya un golpe y Marvel nos devuelva esos cómics de altura.

    Pd.
    Comparto, también, el sentimiento sobre el Bendis actual; pero el Bendis de hace una década volaba alto en muchas colecciones y espero algún día retome ese rumbo. Le estaré siempre agradecido por la etapa increíble que le dio a Daredevil (como continuidad y el legado que dejo) mi personaje favorito de siempre.

  11. A ver estoy de acuerdo y no, estoy de acuerdo con que en algunas colecciones intentan esconder sus carencias en el guión con el chiste facil, imposibles vengadores, pero hay un material muy interesante como las q tu sigues, sam wilson, vengadores, thor, vengadores, pero hay mas los inhumanos de soule, el hombre hormiga es una apuesta super arriesgada intentando reflejar la vida de un padre separado, spiderwoman y la integración por fin de que las mujeres pueden estar a la altura de los hombres y si hay humor dentro de todo esto, humor de comic y hay q enentender q el humor siempre a formado parte de los comics incluso claremont metia gags en sus obras. Es verdad que hay cosas q si no tienes 10 años no las entiemdes pero creo q ahora mismo marvel hace comics adultos tocando tematicas tabu hace años como la homosexualidad, el hombre de hielo en las series de la patrulla y América chavez en los ultimates, tambien hay q decir q mucha de la apuesta adulta de marvel q se publica en usa no llega aqui y eso es culpa d panini el rondador de claremont ha llegado cadi dos años despues de su publicación el kingping 10 años y es genial y colecciones como escuadron supremo y ultimates llegaran en tomo, karnak no creo ni verla aqui y eso es culpa de panini no de marvel y veremos lo q se publica incluso creo q la propia panini esta apostando por material mas adulto y toda su limea marvel gold y 100% es lectura mas adulta

    • Mateu, una cosa es meter un gag o dos en una historia y otra es meterlo en cada viñeta. A Ibáñez se lo pasamos pero a Slott no. Y no me digas que sacar al Hombre de Hielo del armario, cuando ni él mismo sabía que estaba dentro, es tratar el tema de la homosexualidad. Eso es cumplir con la cuota y ya está.
      Lo de Panini es otro tema. No se si apuestan por material más adulto o no. Lo que si creo es que apuestan más por material de los 70 y los 80 y debe ser por algo. Me gustaría saber que piensan Julian M. Clemente y Alejandro Viturtia de la Marvel actual. Pero lo que piensan de verdad, no lo que comentan en el spot-on y demás. Un saludo y ya hablaremos tu y yo.

      • Bueno, eso que dices que Panini apuestan más por material de los 70-80 es una falacia… los Marvel Deluxe que pillan desde antes de Civil War? y los Marvel Saga? la colección extra superheroes? Si, cada 6 meses sacaban un Omnigold recopilando a Spiderman o los 4F, más tarde con XMen y finalmente con Daredevil, pero si quieres material antiguo tienes que tirar de las Marvel Limited Edition, tiradas de 1500 ejemplares. Te invito a que mires el plan editorial y verás que si, reeditan material antiguo en Golds, pero mucho más material en Deluxes y Marvel Saga, y todo mucho más actual
        Bueno y este mes los tomazos de Miller, que por cierto cambiaron su plan editorial para que los pudiera firmar en el salón de Barcelona y se la metieron doblada los de ECC.

  12. Estoy totalmente de acuerdo con lo que argumentas, aunque por edad (tengo 23 años) no haya podido disfrutar mes a mes con esas historias.

    Yo he crecido leyendo los cómics de mi padre, y actualmente soy yo el que compra los cómics en casa. Compré el primer número de Spiderman y mi decepción no pudo ser más grande, ese no es Peter Parker, podrán llamarlo así, pero no es Peter Parker. Iron Man no es más que una copia de Robert Downey Jr, Hulk ya no sé ni cómo definirlo, quizás porque siempre ha sido mi personaje favorito, pero este Hulk… Me parece algo soso, insulso, más plano que una tabla de planchar, y así con un personaje tras otro salvo muy honrosas excepciones.

    Estuve siguiendo Secret War, arrancó muy bien, pero a partir del tercer número la serie se vuelve aburrida, con un guión que avanza a trompicones que solo se salva por un dibujo magistral. Hacemos un reboot de la editorial para que nada cambie, yo sigo sin entender ese plan que siguieron más allá de anunciarlo a bombo y platillo para engordar las arcas de la editorial.

    Mi sensación es que a día de hoy los cómics no son más que una forma más de promocionar las pelis de Marvel, que para ellos son un mal necesario, y espero equivacarme.

    • Un aplauso Gonzalo, muy bien contado y descrito.
      Lo de Secret Wars ha sido casi patético…El punto de comienzo era magistral, pero todo se vuelve inconexo, y termina de forma precipitada. Al principio lo anunciaban como el mayor evento de la historia de Marvel, al final todo quedo en el evento de la decada (se referirían quizás al año 10). Total que incluso ni para lo que comenta queda la cosa, pues ahora los grupos e historias de los comics no tienen coherencia con las películas, o lo cambiaran todo para que así sea.

  13. Nada nuevo bajo el sol.

    Lo mismo qué ha pasado al cine Marvel o a Star Wars, aunque ahí quisieses decir qué no.

    Disney quiere ventas y merchandising por encima de todo, le da igual la c calidad.
    Toda empresa quierw vender pero a veces hacen equilibrios con la calidad.

    Disney quiere vender, si tiene qué pasarse por el forro personajes, historias, iconos y demás, lo hará.

    Hace productos para todos los públicos, cuántos más mejor, y éso en sus pelis de animación no tiene mayor problema, peri en Marvel y Star Wars, bajas la calidad.

    Por éso hace años me.gustaban por igusl en cambio cada vez me.gusta más DC.

    Si en DC la peli tiene qué ser seria y con vuen trama aunque no puedan vender miles, pues lo hacen así igualmente, y yo, se lo agradezco.

    PD:

    Te recomendaría qué no dijeses qué los fans tienen pocas luces.
    Es una falta de respeto.

    Si a alguien algo le gusta por increíble qué parezca, no deberías decir qué tiene pocas luces.

    • Dos cosas a los dos. Basta ya de tonterías. Cualquier tema sobre esto voy a editar el post de cualquiera de los dos.

      Respecto al punto de aplaudir a Jim Lee hubo gente en la época que se quedo diciendo que viva Jim Lee y que daba igual que se fuera Claremont. Eso es así. Cuando la Patrulla-X dejo de ser la super colección que levantó de la nada Claremont muy muy muy pocos (casi ninguno) dijo que la marcha de Claremont fue buena.

      LA MARCHA DE CLAREMONT FUE HORRIBLE PARA EL MUNDO DEL COMIC EN GENERAL Y LOS QUE APLAUDIERON LA LLEGADA DE JIM LEE (MAS QUE LA MARCHA DE CLAREMONT) CUANDO SE QUEDARON SIN NINGUNO DE LOS DOS SE ARREPINTIERON PARA TODA SU VIDA. La edad dorada del cómic moderno acabó en 1991 y es así.

      • Tranquilo Mario, que no pasa nada. Esto es muy sencillo, si quieres hablar de un tema da tu opinión sobre el mismo, y si puedes intenta justificarlo con datos. Cuando se llega a una discusión puedes incidir en los datos y en los hechos, como por ejemplo que la marcha de Claremont fue un durísimo golpe para los aficionados y una mala decisión, y como dato dejo uno muy revelador: X-Men es el comic más vendido de la historia. Ahora, algunos tienen que comprender que la diferencia entre dar una opinión, discutir sobre un tema, y hacer o buscar un problema en la discusión sobre un tema . Los problemas en una discusión pueden llegar de muchos frentes:

        – El primero puede darse porque uno de los participantes discuta aunque no tenga ni idea de lo que habla, y encima use ejemplos relacionados con otros temas completamente distintos para sentar las bases de su argumento.

        -El segundo viene cuando uno de los participantes falta a respeto de forma constante durante su intervención únicamente porque los demás no piensan igual que él.

        – El tercero sería que uno de los participantes tiene cruzado a otro de los participantes por los motivos que sean, y por inercia le increpa sin parar, buscando hasta el más mínimo resquicio de lo dicho, y a veces incluso tergiversando palabras, para poder tener argumentos contra esa persona.

        – El cuarto podría ser cuando la argumentación de uno de los participantes se vuelve incoherente hasta el punto que dicho participante para justificarse utiliza el universo a su favor con cierto toque de soberbia, como por ejemplo: “Respeto tu opinión pero todo el mundo opina lo contrario”.

        – El quinto y no menos importante, ocurre cuando uno de los participantes esta tan empeñado en albergar la razón, que no atiende a razones ni criterios evidentes.

        En serio, no hagas nada, porque resulta muy muy gracioso ver este tipo de discusiones, y ver también como una persona, que se supone normal y corriente, busca la forma de crear problemas y controversia para su beneplácito. A mi me divierte mucho, leer estas discusiones porque siempre puedes aprender algo, tanto del tema a tratar como del comportamiento de las personas. Estoy hablando en serio, aunque te parezca de broma, no censures por favor. Censura solo los insultos graves y cosas así.

  14. Joe Pedro, antes de nada enhorabuena por ese pedazo de artículo, y por todos los comentarios que has sacado al respecto.
    …Y darte las gracias por no dejarme solo…
    Soy de esos lectores que has metido en la franja de 35-45 , llevo casi 30 años leyendo a Marvel. Después de una patética (es mi manera de pensar) segundas Secret Wars, algunos pedíamos o pensabamos en un reset.
    Un reset para intentar volver a ver un Spiderman con sus problemas juveniles, un Thor en Asgard, un Lobezno buscando su origen, etc.
    Pero nos hemos encontrado todo lo contrario: Unos Vengadores irreconocibles (a cual grupo peor) y politicamente correctos. Unos personajes cambiados para ser “guays”, más todas las pesadillas que has descrito en tu artículo.
    Creo que Marvel se va a cabar su propia tumba con esta línea editorial. Pero no por los comics, sino por el mundo que se ha creado fuera de él.
    Nadie les garantiza el éxito de un Spider – man latino, o de un Thor – mujer. ¿Su fase 3 o 4 en el cine será cambiarlo todo y vender este nuevo concepto? Muy complicado lo veo…Ha costado años hacer que la gente identifique los superhéroes y no mezcle a Batman con Hulk…
    Pero eso ya será otra guerra, porque yo no estaré ahí para leerlos.
    Excelsios, y marvelianos saludos.

    • Gracias por el apoyo. Yo también estoy en esa franja de edad y también pensé, iluso de mi, que nos íbamos a encontrar con lo que hizo DC tras las Crisis en las Tierra Infinitas! ¡Imagina mi inocencia! Pues no, todo lo contrario. Aún así ya he dicho que hay alguna colección que merece la pena, como la de Sam Wilson: Capitán América y la de Thor pero en general la línea editorial va por otro camino. Un saludo.

  15. Buenos días, Pedro

    Enhorabuena por el artículo, muy interesante de leer y en parte me veo bastante reflejado. Yo formo parte de la misma generación criado con la edad de Oro del comic comercial de los 80: Claremont en Xmen, John Byrne en 4F, Simonson en Thor, Miller en DD, Crisis, Dark Knight, Watchmen,… Y aún sigo aquí, lo que ya quiere decir algo.

    La industria actual del comic USA muestra actualmente unos problemas que son los que provocan tu punto de vista. Globalmente los que compramos y estamos aguantando a las editoriales somos lectores “veteranos” que compramos en el canal de las librerías especializadas. Pero la triste realidad es que nosotros solos ya no hacemos rentables a Marvel o a DC. Esta realidad se demuestra con las ventas del previews, en las que difícilmente una serie consigue mantener ventas superiores a los 25.000 ejemplares tras 1 año en las estanterías.

    A mi el concepto de “temporadas” de Marvel no me supone ningún problema, y permite identificar mejor etapas concretas de autores cuya compra me interesa, ya que dejé de comprar hace tiempo a personajes y sigo a autores concretos. Aunque estos relanzamientos ocultan la realidad de que las series no se venden lo suficiente, y deben apoyarse constantemente en nos. 1 que levanten momentáneamente las ventas.

    Por eso la labor de Axel Alonso globalmente me parece super acertada. Dado que sabe que los lectores “veteranos” ya no somos suficientes para mantener la industria, intenta buscar nuevos lectores con gustos diferentes a los nuestros, que busquen sensibilidades diferentes cuando compran un tebeo. Y esos lectores existen, a las ventas de Saga o TWD me remito.

    Y dado que de momento esos soñados nuevos lectores NO ESTÁN (ni creo que se les espera) en las librerías es imprescindible abrir las ventas de comics en el canal digital. Muchas librerías especializadas no son para nada “customer-friendly”, son más bien “zulos” que no invitan la entrada de nuevos clientes, y creo que a medio plazo este canal (y nosotros que compramos en ellas) cada vez van a tener una importancia menor en el global.

    Yo del actual AN-AD de Marvel compro ¿8-10 series?

    Si veo el vaso medio vacío, podría pensar que como no me gustan / no compro el 80% de sus series, Marvel me está puteando. Pero incluso de las series que no me planteo comprar (Ms. Marvel, Chica Ardilla, Mockingbird se me ocurren), al menos a la mayoría sí las veo que intentan tener una personalidad, que no son un cliché repetido y alargado hasta la saciedad, que intentan ofrecer un punto de vista fresco y diferente. Así que yo no las compraré, pero les deseo suerte y ójala encuentren su público, cosa cada vez más difícil.

    Y si veo el vaso medio lleno, 8-10 series es más o menos lo que siempre he comprado, y ahora estoy disfrutando series estupendas como Thor, Capi, Dr. Extraño, etc etc… Así que supongo que Marvel SI sigue ofreciéndome productos que me interesan.

    Lo que es imposible es volver a ese momento idílico de nuestra juventud en la que comprábamos TODO lo que Forum publicaba y la mayoría molaba. Eso se fue, pero hace décadas que se fue, no es algo de ahora y no tiene sentido lamentarnos con el “antes era todo mejor”. Aprovecho para comentar que Claremont para mi siempre tendrá un lugar en mi corazón, pero tendría que haber dejado la serie VARIOS AÑOS ANTES de la llegada de Jim Lee, llevando años con síntomas claros de agotamiento creativo.

    Del Marvel actual, a mi las SECRET WARS de Hickman (y todo el Battleworld) me han encantado. De hecho, me contagió de nuevo el ánsia de volver a leer todos los comics Marvel, algo que hacía décadas que literalmente no me pasaba. Globalmente puntuaría este evento de notable.

    Para mi estaba claro es que al final todo volvería a la normalidad, es un comic Marvel, después de todo. Los que esperábais un reboot realmente creo que os estabais engañando a vosotros mismos, ya que eso en Marvel es imposible e impensable. De hecho, el día que lo hicieran (que no creo que llegue, la verdad), ese día el que abandonará a Marvel seré yo.

    Así que ante tu pregunta “Marvel, ¿porqué nos has abandonado?”, yo diría que la triste respuesta es que Marvel nunca ha dejado de cambiar, somos nosotros y nuestros gustos los que quizá no hayamos evolucionado…

    ¡Buff, perdón por el rollo, se me da muy mal condensar… ¡Saludos y nos leemos por aquí!!

  16. Tras leer este gran artículo y los muchos comentarios veo que Secret Wars ha sido el punto de inflexión para muchos lectores de Marvel “de toda la vida”. En mi caso tengo 48 años y he coleccionado Marvel desde 1974, cuando con 8 años cayó en mis manos uno de los últimos tomitos del V.1 de Vertice de “Los 4F”. Las compras fueron de menos a más a medida que mi nivel adquisitivo aumentaba (de la irrisoria paga semanal a mi primer salario) pasando por Vertice, Surco, Bruguera, Comics Forum (Zinco, en los años gloriosos de DC) y finalmente Panini (añadiendo por supuesto la larga epoca ochentera en que compraba directamente material USA). He vivido pues cada una de las épocas que recorres en este artículo, Pedro, y he disfrutado de las primeras, hasta como bien dices, el infausto día en que Claremont abandonó Marvel y los mutantes y llegaron los all-new all different all-young Image Boys. Coincido contigo en que para “la vieja guardia Marvel” ese fue el punto de inflexión, cuando todo empezó a cambiar. Pese a todo no abandoné el barco y seguí comprando los comics a lo largo de los 90 y con el cambio de siglo, con sus altibajos (saga del clon y pecados familiares entre otros). En la primera década del 2000 empecé a cansarme de DC y los Nuevos 52″ me indicaron claramente que era el momento de abandonar la editorial de Batman y Superman. En cuanto a Marvel, viví entusiasmado de mas a menos la etapa de los macroeventos conectados, desde Civil War hasta Miedo Encarnado (que ya me pareció el canto del cisne), pero nunca me sentí atraido por el universo Ultimate, tal vez porque era un primer indicativo de que Marvel estaba buscando a un nuevo lector y a uno “viejo” como yo, no se le había perdido nada en ese nuevo universo. Prefería seguir centrado en el universo Marvel convencional. Con la llegada de Secret Wars II me ocurrió lo mismo que con los Nuevos 52, la misma sensación, el mismo impulso, LA SEÑAL de que era el momento de abandonar las novedades Marvel, el nuevo e indiferente Marvel que hace años que leía por rutina, porque después de 40 años parecía una traición, un divorcio… Y a nadie le gusta llegar a esas rupturas traumáticas. Ahora, liberado de la Marvel y DC contemporaneas, dedico todo mi tiempo y dinero a esos “tiempos pasados siempre mejores” que los listos de Panini cubren con los tomazos de Marvel Gold o Marvel Heroes. Poco a poco voy renovando material clásico e inolvidable de mi comicoteca que mejora en calidad y presentación, como por ejemplos las colecciones de Los 4F y Vengadores, que solo tenía completas en el pequeño formato en blanco y negro que fue la Biblioteca Marvel. Puede que con los años, Marvel/Disney quiera volver a recuperarnos como lectores, puede que se produzca el milagro y los comics puedan replicar los años dorados con unas historias apasionantes y unos dibujantes espectaculares, puede… no lo se… Tal vez entonces vuelva a comprar las novedades… PUEDE…

    • Gracias por el comentario Emilio. Hay que decir que, en medio de todo este fregado, van y sacan La Visión, un cómic que es de lo mejor del año. A veces parece que todavía hay esperanza. Un saludo.

      • Curioso que lo menciones, tras leer la reseña en Dolmen de La Visión este fin de semana,pensé que tal vez debería comprarlo.

  17. Me descubro ante este artículo porque refleja perfectamente mi sentir respecto al Marvel,no ya actual,sino también el de unos cuantos años atrás.
    Yo tengo 39 años,yo he vivido la etapa buena,la he disfrutado como ninguna otras cosa,y ahora mismo me horrorizo al ver en qué se ha convertido: Los cómics son un producto al servicio de las películas.Punto.No tienen independencia ni entidad propia.Pero es que,hasta eso podría ser perdonable si las historias y la forma de narrar fuera buena,pero es que NO lo es.Con honrosas excepciones,la forma de narrar de los cómics Marvel desde hace tiempo me parece una tomadura de pelo.Pongo como ejemplo al señor Bendis,pero me vale casi cualquier otro: El otro día estaba leyendo uno de sus cómics de UXM y tuve que hacer auténticos esfuerzos para terminarlo;eso no me había pasado nunca….Lo único que me encontraba era:
    -Cosas que se pueden contar en 2 números,las contamos en 6.
    -Como consecuencia,alargamos los números todo lo que podamos,la mayoría de veces con conversaciones intrascendentes en las que no se dice NADA,y viñetas repetidas de los personajes interlocutores.8 viñetas para decir,por ejemplo: “¿De verdad dijiste eso?” Respuesta: “Sí”…Una vergüenza.
    -No hay NADA de acción,o la mínima expresión.Ni una pelea emocionante,ni un momento épico o memorable.
    -Si se trata de un grupo,hay personajes desaparecidos,se olvida de ellos por completo.
    -Los personajes son planísimos,no tienen fondo,te da igual lo que les pase porque no ha conseguido que te importen…
    -No es necesario profundizar en los personajes: Basta con que sean lo más molones y guays posible.Y que hagan muchas cafradas,que sean malotes.
    Y más…

    Lo mínimo que espero cuando me acerco a un comic es que me entretenga.Si ni siquiera consigue eso,mal vamos.Y a mi ya no me entretienen.Es más,me aburren soberanamente.Me cuesta terminarlos.

    Llegué a pensar que era yo el que estaba haciendo algo mal,o que ya no me gustaban los cómics;pero entonces compré el Ragnarok de Simonson,y vi que no era yo,porque lo disfruté como un enano.Difruté de su narrativa,de sus diálogos,de la fuerza de los personajes,de sus dibujos,y si no fuera porque tengo mucho pendiente,lo habría releído.La mayoría de los cómics de ahora no los releo ni pagándome.Y tiene que venir un señor con 70 años para enseñarles a estos lo que es hacer un buen comic.
    Así que me quedé tranquilo al saber que no era cosa mía,y más leyendo este fantástico artículo.Y me he propuesto no leer nada más de lo actual y centrarme en las cosas que me quedan pendientes de épocas más gloriosas donde donde los Claremont,Byrne,Stern,Mantlo,Busiek,Miller,Simonson,Buscema,Adams…tenían un respeto enorme por los personajes y por los lectores,y quizá más libertad para trabajar.Porque NADA de los últimos (muchos) años Marvel le llega a la suela del zapato a los 4F de Byrne,la Patrulla de Claremont,el Spidey de Lee/Romita,el Thor de Simonson o el Daredevil de Miller.
    Los releeré las veces que haga falta.No me cansaré de hacerlo.Porque me encanta el Universo Marvel.Pero no este UM,este me lo cambiaron hace tiempo…
    Gracias por el artículo y por la posibilidad de expresarme al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ESTADO FUTURO #1: Wonder Woman | Joëlle Jones nos presenta un personaje muy atractivo (Incluye vídeo de Youtube)

Estado futuro de DC ya está llegando a nuestras tierras con diferentes tomos para presentarnos lo que está por llegar tras Death Metal. En...

ÚLTIMOS COMENTARIOS