One Piece 928, la historia de la cortesana

0

Bienvenidos una vez más, fieles adeptos de Oda, a un nuevo análisis de One Piece. En esta ocasión, del capítulo 928 del manga. Nos alejamos bastante de la trama principal para contar una historia, la historia de Komurasaki, la prostituta. Poco más nos encontramos en este capítulo, por lo que el análisis de hoy será bastante breve. Comencemos.

Pequeño Deus Ex en la prisión

De nuevo tenemos a Luffy picando piedra y al anciano al que Luffy ayudó previamente dándole las gracias por todo. Nada demasiado relevante, hasta que aparece el ninja Raizo, sin levantar absolutamente ninguna sospecha aun estando en el medio del patio de prisioneros (aunque para eso es ninja, supongo). Pero lo que nos choca bastante por el camino que toma esta rama del arco, es que Raizo tiene la llave para liberar a Luffy y así poder escapar. En principio consiguió robarla también con sus habilidades, lo cual en parte es interesante pero en parte rompe completamente con lo que yo, al menos, esperaba de esta subtrama. Que se vaya a liberar Luffy tan fácilmente me resulta poco original y sencillamente, una pequeña cagada dentro del arco, algo que podría haberse aprovechado mucho mejor. Ahora solo falta ver como consigue escapar de la cárcel, espero que no decepcione.

El ninja obeso

En la viñeta siguiente aparece Caribou, que no se a vosotros, pero a mi me resulta uno de los personajes más incordio de todo One Piece. Vaya donde vaya y aparezca donde aparezca, sobra. Intenta hacer equipo con Luffy por medio de sus triquiñuelas pero el mugiwara pasa de él completamente.

Pesadilla de tipo

A continuación aparece Eustass Kid, que explica cómo perdió el brazo: nada más y nada menos que enfrentándose contra Shanks. También nos dice que desafió a Big Mom y perdió algo contra ella, quizás a un subordinado. Tras esto, él y Luffy discuten de nuevo, en este caso sobre quién derrotará a Kaido. Lo que no saben es que para hacerlo van a tener que aliarse en algún momento y hacerlo juntos.

 

La historia de la cortesana

Poco hay que añadir a la bien detallada historia que Oda nos brinda. No es un origen como tal, pero nos muestra perfectamente cómo es la prostituta, en qué bando podríamos definitivamente encasillarla (no exenta de posible futura redención, por supuesto). Es una mentirosa, una traidora, una aprovechada sin corazón, que dejó arruinado a un hombre por medio de un grandísimo engaño jugando con sus sentimientos. Tenemos que añadir también, no nos olvidemos, que ese hombre fue su dueño en algún momento, y supongo que arruinar la vida de la persona que te tiene esclavizada es una de las opciones más jugosas que pudo haber tenido. Pero a pesar de ello, la tal Komurasaki me da bastante grima, es soberbia, arrogante y creída a más no poder. Y no se si me equivoco, pero creo que va a resultar un personaje bastante molesto durante todo el arco.

Repelencia

Uy, como pase lo que estoy pensando…

Tama pregunta a Momonosuke acerca de su hermana, pero él no quiere hablar de ese tema. Aún así nos desvela lo que tiene planeado, lo que cree y en lo que confía: en caso de que su hermana esté viva tiene ahora 26 años, y como nunca conoció a nadie que dijera verla morir (ya que muchos sí vieron morir a su madre), Momo confía en que esté viva. Pero para no levantar sospechas y caer en alguna trampa del Shogun, quiere esperar a buscarla cuando éste y Kaido hayan sido derrotados. No sé por qué pero al poner esto después de la aparición y la historia de la cortesana, y relacionando cabos (los orígenes míseros que suelen tener las prostitutas y la edad sobretodo) me hacen pensar que Komurasaki es en realidad Hiyori, la hermana de Momonosuke.

Y hasta aquí el análisis de esta semana, nos vemos en el 928, en el ínterin, sed felices.



el autor

Soy, entre otras cosas, estudiante, cinéfilo, músico y lector; escribo sobre lo que me gusta y también tengo twitter @maffdecine

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Scott Snyder regresa a Batman para contarnos el enfrentamiento del Caballero Oscuro contra su más macabra contrapartida: El Batman que ríe. En este artículo vamos…