¿Qué fue de la saga Heroes of Might and Magic? Auge y caída de un mito de los videojuegos

0

Se trata de una de las sagas fantásticas más famosas de los videojuegos, un icono del rol por turnos, un referente de la estrategia… y sin embargo está de capa caída. Analizamos su historia.

Era el año 1995 y el rol lo estaba petando. Los herederos de los ochenta estaban gestando cosas como Warcraft: Orcs&Humans, Fallout o el sacrosanto Baldur’s Gate (¿Habrá algún artículo de juegos de rol que no mencione este juego?). Y sí, a falta de Warhammer Total War, surgió una estrategia que aunaba gestión, trama y fantasía. Heroes of Might and Magic: A Strategic Quest era simple pero efectivo, y gustó. Como tuvo una buena recepción un año más tarde salió la segunda parte, que también gustó.

Tenemos el artículo en formato vídeo en nuestro canal de Youtube, así que si te gusta puedes verlo aquí y suscribirte a nuestro canal. 

Heroes, el comienzo.

Pero seamos sinceros: de Heroes of Might and Magic II y su expansión The Price of Loyalty nadie se acuerda. Fueron precedentes sí, pero ni todo el mundo tenía un ordenador entonces, ni todo el mundo que tenía un ordenador entonces podía hacer correr ese juego, ni todo el mundo que tenía un ordenador que pudiese hacer correr un juego moderno estaba interesado en ese género. Fue una continuación interesante, sin más.

Nacimiento de un clásico

Pero entonces llegó Heroes of Might and Magic III y la cosa cambió. Cuando hablamos de la tercera parte estamos hablando de un clásico, un título mítico que aún se recuerda con cariño y como una de las mejores propuestas de 1999. Conjuntaba todo: trama, buena banda sonora, mejores opciones que los títulos anteriores y una gran cantidad de razas jugables. Fortaleza, Mazmorra, Castillo, Forja, Torre, Infierno… un montón de opciones que invitaban a pasar horas y horas delante del ordenador. A esto se sumaron dos expansiones: Armageddon’s Blade y The Shadow of Death, que ampliaban la propuesta enormemente. La opción multijugador, que permitía jugar a varios en el mismo ordenador –cosa que parece que se ha olvidado- reunión a miles de grupos de amigos que, compitiendo, buscaban el grial o trataban de aniquilarse entre ellos. Magnífico y fascinante. Y aún conserva una nota de 9’2 en metacritic. En el 2015, visto la caída de la saga, Ubisoft puso en venta una edición HD para recuperar parte de los viejos jugadores y el prestigio perdido (de lo que ya hablaremos más adelante). Pero no gustó porque simplemente era una puesta al día para los nuevos ordenadores y porque los aficionados esperan más de una saga que nunca volvió a brillar tanto como entonces.

Entonces llegó Heroes of Might and Magic IV, junto con las expansiones The Gathering Storm y Winds of War. No nos engañemos: eran títulos correctos. El problema es que venían después del Héroes III y las expectativas eran altísimas. Con un apartado sonoro brutal (esa banda sonora es la mejor de la saga) decidieron apostar por el continuismo sin aportar nada nuevo más que mejor apariencia estética. No gustó y es recordado como un juego de paso.

Con Heroes of Might and Magic V la saga recuperó fuelle. Se trata, junto con la tercera parte, de la mejor propuesta de la saga. Gráficos preciosistas, ciudades en 3D muy trabajadas y una gran cantidad de facciones nunca vista: Infierno, Cielo, Academia, Necrópolis, Fortaleza, Silvanos… a lo que hay que sumar orcos y enanos, que vinieron con las expansiones: Hammers of Fate y Tribes of the East. Gustó, gustó muchísimo y la gente recuperó las expectativas. Se trata de uno de los mejores juegos del 2006.

Comienza la debacle

Y entonces vino el desastre. Para el 2011 anunciaron que resucitarían la saga con la sexta entrega. Promovieron un gran seguimiento en redes del proceso de creación, incluyendo nuevas razas como esos extraños elfos de agua y apostando por el 3D preciosista como en la anterior parte pero con unas ciudades a modo de dibujo con en el Heroes III de 1999. La trama era floja, incompleta y lo peor de todo: aburrida. Habían prometido mucho y sin embargo fue un producto hecho con pereza y sin encanto. Además incluyeron un sistema de registro online y progreso que no gustó a absolutamente a nadie. La cosa no era el juego en sí, era que después del III y el V la sensación de estar ante algo mediocre era enorme. Algo que no corrigieron ni con tres expansiones: Pirates of the Savage Sea Adventure, Danse Macabre y Shades of Darkness… Fue decepcionante y dejó un sabor amargo de ser un sacacuartos. Nada más. Pero lo peor no había llegado.

Might & Magic Heroes VII llegó en el 2015, mal y rápido, tratando de paliar el desastre que había provocado la anterior parte en la saga. Y lo empeoró. Ni con la expansión Trial by Fire del 2016 lograron arreglar nada, por mucho que aportasen enanos, que eso siempre está bien. Gráficos mediocres (aunque el mapa para elegir campaña era interesante, eso sí), historia pobre, pocas facciones, ningún aporte nuevo, bugs…  Si el anterior tenía un 6 en Metacritic, este no llega ni al aprobado: un 4,9. Quizás el problema es que la evolución de un juego como este puede ser limitada, pero la gestión de esta saga es un buen ejemplo de lo que no hay que hacer: tomar por tonto al fan. Le pasó a Assassin’s Creed tras un mediocre Unity y un abobinable Syndicate. A veces hay que tomarse un tiempo para que las cosas respiren, para hacer autocrítica y sobre todo para tomar con ganas, esfuerzo y cariño un producto que en su género cambió la historia de los videojuegos.

¿Qué pasará en el futuro?

Veremos un Heroes of Might and Magic VIII. Seguro. Pero no sabemos cuándo y bajo la firma de qué estudio. Limbic, responsables de los dos últimos, han demostrado no ser muy talentosos a la hora de afrontar los retos que esta saga supone, así que Ubisoft deberá buscar otra pareja de baile en este caso ya que ya ha rescindido el contrato con ellos. Pero ojo, la culpa es de los dos, no sólo del estudio. Y necesitarán tiempo para ver cómo recuperar el apoyo de unos fans que cada vez están más cansados.



el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos al análisis número 9 de Better Call Saul.  Este es el penúltimo episodio de la temporada 4, así que la quinta temporada seguramente la…