InicioCineRegreso al presente: películas que trascurren en 2018

Regreso al presente: películas que trascurren en 2018

El 21 de octubre de 2015 fue una cita significativa para los fans de la saga Regreso al futuro. La expectación que suscitó esta fecha me evocó al año 1000 cuando Europa entera esperaba el fin del mundo. Aunque los motivos eran bien diferentes. El 2015 era el año al que Martin McFly viajaba con el DeLorean. La saga dirigida por Robert Zemeckis nos presentaba un futuro bastante distinto al que en realidad nos pudimos encontrar 30 años más tarde. Sin embargo, las comparaciones fueron inevitables. ¿En qué había acertado Zemeckis y en que había errado? Incluso se rodaron documentales al respecto comparando la tecnología actual con la de la película.

Sin embargo, aunque no hayan despertado tanta expectación, existen un sin fin de películas ambientadas en un futuro próximo. Pero eso ya es pasado. Volvamos al presente, donde varios universos paralelos, igual que en Fringe, se comunican unos con otros a través de una sala. En nuestro caso, una sala de cine.

Rollerball (1975)

La primera película es un extraño experimento dirigido por Norman Jewison. La historia gira en torno a una estrella del rollerball, un deporte inventado en el que unos patinadores agrupados en dos equipos compiten para marcar tantos con una bola metálica en unas porterías imantadas.

Jonathan E. es una leyenda dentro de este extraño y violento deporte que todavía no ha pensado en su retirada. Sin embargo, las corporaciones que conforman la liga de rollerball se sienten amenazadas ante su popularidad y le sugieren que se retire. Jonathan se niega y esto provocará que su equipo, los Houston Energy Corporation decida usar métodos más “convincentes”.

Bueno, está claro que el guionista William Harrison se equivocó de deporte, pero no iba tan mal encaminado. Hoy en día el fútbol tiene una trascendencia mediática enorme. A las grandes estrellas como Messi y Cristiano se les dedican a diario reportajes sobre el último coche que han comprado, o esa espinilla tan fea que les ha salido en la punta de la nariz. También han desembarcado en las grandes ligas, millonarios y grandes corporaciones que han adquirido muchos de los clubes.

Si estos dos futuros alternativos convergen tal vez veamos algún día a Florentino Pérez pidiéndole a Cristiano que cuelgue las botas.

Terminator salvation (2009)

En esta película, el futuro que nos prometió Kyle Reese en Terminator (1984) ha llegado. Skynet ha tomado conciencia de si misma y se ha revelado contra la humanidad. Las máquinas van ganando la guerra, mientras los seres humanos intentan resistir a duras penas en condiciones muy duras. Skynet intenta vencer infiltrándose entre los humanos y, para ellos desarrollara los primeros robots con tejido vivo. John Connor liderará a la resistencia en la lucha contra las máquinas y esta vez contará con la ayuda de un extraño experimento de Skynet, un robot con corazón.

La mayoría estaréis pensando que esta mundo paralelo no tiene nada que ver con el nuestro, pero no es así. Obviamente, las máquinas no se han revelado (todavía), pero no debe de faltar mucho. De momento ya nos controlan mentalmente y de ahí a la rebelión solo hay un paso. ¿Cuánto tiempo puedes pasarte sin mirar el móvil, jugar con la consola o usar tu portátil? Skynet ya monitoriza tu vida, ahora solo le queda ponerse a los mandos.

Los sistemas de conducción automatizada de vehículos ya están muy avanzados. Los exoesqueletos con fines civiles y militares también. Todavía es pronto, pero llegará el día en que las máquinas circulen solas por las calles y los soldados sean mitad hombres, mitad máquinas.

Brick mansions (2014)

Este fue el primer film póstumo de Paul Walker, al que seguiría unos meses después Fast & Furious 7. Ambientada en Detroit. En realidad es una remake de la película francesa Distrito 13 que transcurría en París y que estaba ambientada en 2013.

En esta revisión, Luc Besson que ejerce como productor y guionista traslada la acción a Detroit. Nos muestra una ciudad decadente en la que las grandes mansiones de ladrillo ahora dan refugio a grupos de delincuentes. La policía que no sabe como terminar con ellos, construye un muro a su alrededor para contenerlos. El capo de la droga, secuestra a la novia de Lino  (David Belle), Damian (Paul Walker) acepta su ayuda para desmantelar la trama que pretende acabar con ciudad.

Bueno es una película entretenida en la que hay mucha acción, tiros y más tiros. Al estar rodada en 2014 a nivel tecnológico hay grandes diferencias con nuestro 2018, pero es curioso como trata el tema de la droga y la decadencia de la ciudad de Detroit.

Se ha aprovechado la decadencia de esta ciudad norteamericana que ha perdido un 60% de su población desde 1950 para plantearnos un mundo casi apocalíptico, como ya hiciera Paul Verhoeven en Robocop. Aunque parezca una situación exagerada, ¿no os resulta familiar eso de levantar muros? Citaré una frase de cierto presidente norteamericano y veréis como Brick mansions no os parece algo tan irreral:

“Cuando México nos manda gente, no nos mandan a los mejores. Nos mandan gente con un montón de problemas, que nos traen drogas, crimen, violadores…”.

Iron sky (2012)

Esta es una coproducción finalandés-germano-australiana de ciencia-ficción humorística. Los nazis tras ser derrotados en 1945 huyen primero a la Antártida y más tarde fundan una colonia en la cara oculta de la Luna. Allí construirán una flota espacial para atacar a la Tierra. 2018 es el momento perfecto para contraatacar y lanzan su flota con el objetivo de conseguir lo que sus predecesores no consiguieron. Comenzará entonces una batalla por el dominio del planeta el ejercito nazi y el de Estados Unidos.

Es un locurón de película. Muy divertida y tiene todos los ingredientes necesarios para elaborar un buen blockbuster: acción, efectos especiales, humor y nazis. ¿Qué más se puede pedir? Cuatro años más tarde tendría una secuela con títulada Iron sky: The coming race.  Y aunque parecía que no podía ofrecer nada nuevo, incorporó dinosaurios a la historia.

Bien, en este caso cualquier parecido con la realidad es pura coincidencia. Aunque si queremos tomárnoslo desde el punto de vista simbólico, podríamos esgrimir que es una metáfora sobre el nuevo auge de los partidos de ultra derecha y de ideología fascista en Europa. Por ejemplo, en Austria  la coalición de Gobierno con la ultraderecha dispondrá de una  mayoría en el Parlamento con 113 de los 183 escaños.

 

Ex colaborador de la web
Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

2 COMENTARIOS

  1. Interesante articulo! No conocia la de Iron Sky, que locura de argumento! Tiene pinta de ser muy divertida, como tu señalas.

    Disculpa, tengo una duda: a que pelicula titulada Marathon Man te refieres? La que yo he visto es de 1976, esta protagonizada por Dustin Hoffman y Laurence Olivier, y la accion transcurre en los años 70, no esta ambientada en el futuro.
    Gracias y un saludo!

    • ¡Tienes razón amigo! Algunos plomos se me fundieron mientras escribía el artículo 😀 Ya lo he rectificado. Gracias por comentarme el error.

      Sí desde luego que Iron Sky es muy divertida, tengo ganas de ver la dos, a ver si mantiene el nivel.
      Un saludo!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS