Reseña de El cuarto mundo de Jack Kirby, vol. 2

2

La editorial ECC continua con la que es la obra más personal de Jack Kirby: El Cuarto Mundo. Ya os hablamos del primer volumen y ahora vamos a asomarnos a lo que nos trae El Cuarto Mundo de Jack Kirby vol. 2. El material incluido en este segundo tomo comprende Superman’s Pal Jimmy Olsen núms. 141-145 USA, The Forever People núms. 4-6 USA, The New Gods núms. 4-6 USA y Mister Miracle núms. 4-6 USA.

Guerra en todos los frentes

El rostro de Orion

¿Qué podemos esperar de estos números? Pues la continuación del vol. 1 a todos los niveles. Estamos ante un Jack Kirby en pleno apogeo de su etapa como creador completo, su dibujo sigue brillando a un nivel altísimo, la puesta en escena es inmejorable y nos sigue sorprendiendo a cada número con la introducción de nuevos conceptos y personajes mientras narra la gran guerra entre dioses que tiene lugar en nuestro planeta. En este sentido, es muy interesante la introducción que realiza otro grande de la industria del cómic y que también ha destacado por sus historias acerca de dioses, antiguos y nuevos. Nos referimos a Walter Simonson, que continuó la obra de Kirby en la serie Orion a lo largo de 25 números. Simonson señala que cada una de las series que formaban El Cuarto Mundo destaca un aspecto de esa guerra cósmica entre dioses.. Así por ejemplo, en Los nuevos dioses se nos mostraría esa guerra en todos los frentes, siendo el grueso de la narración bélica propiamente dicha, la más cruda y descarnada; en Los jovenes eternos asistiríamos a una visión de la guerra más aventurera, propia de los jóvenes que dan título a la serie; Jimmy Olsen mostraría los efectos de esa guerra en los inocentes terrícolas que pueblan el mundo de batalla de los dioses; y finalmente Mr. Milagro nos mostraría al objetor de conciencia que huye de ese enfrentamiento y que, a pesar de todo, se ve arrastrado a él. Las cuatro series forman un todo, aunque cada uno tendrá su preferida.

Para quedarse pasmado

Marcando las tintas

Otro aspecto novedoso que podemos encontrar en este número es la llegada de un nuevo entintador en tres de las cuatro series. Mientras Vince Colleta se mantiene en Jimmy Olsen por imposición editorial, al resto de las series llega Mike Royer por petición expresa de Kirby. Y se nota. El entintado de Royer se ve adecuado al dibujo de Kirby, con unas lineas más finas que respetan en todo momento el trazo del dibujante; por contraposición, el de Colleta se ve más grueso, por llamarlo de alguna forma, más basto. A lo largo de su carrera, Colleta se llevó críticas por ser capaz de borrar aquello que consideraba que podía retrasarle en las fechas de entrega, por lo que se entiende que Kirby luchase por tener otro profesional entintando sus lápìces, de los que, por cierto, podemos ver una muestra en el tomo. Las páginas finales incluyen reproducciones de láminas originales a lápiz con su correspondiente referencia en el tomo, para que podamos compararla.  Esto también nos permite comprobar que, efectivamente, a Kirby le borraban el rostro de Superman para que pareciese “menos kirby” y más canónico, siendo dibujantes como Neal Adams los que le enmendaban la plana.

Si señor, con un par

Este segundo tomo de El cuarto mundo de Jack Kirby sigue en la línea del anterior. Nuevos personajes llegan a sus páginas. Así están Big Barda, el Barón Vundabar, Kalibak, las Furias,… atención especial a Funky Flashman, en quien muchos han visto una parodia de Stan “The Man” Lee y una forma de El Rey de ajustar cuentas con quien le había menospreciado en La Casa de las Ideas (aunque la verdad es que en DC tampoco es que lo respetasen demasiado). Viñetas espectaculares, conceptos asombrosos, diversión a raudales y unos cómics que son historia. Como diría Raúl Sánchez, ¿qué más queréis en vuestras vidas? Pues que lleguen los siguientes volúmenes. Un saludo. Sed felices.

 



el autor

Toda la vida leyendo cómics. Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

2 comentarios

  1. Raúl Sánchez el

    Lo tengo aún por leer. Pero me lo compraría otra vez si no lo tuviera por este post.

    La imagen “para quedarse pasmado” es un puñetazo en la cara. No era el más dotado ni el que mejor se manejaba anatómicamente (no tenía esa técnica casi divina de Buscema), pero qué capacidad para transmitir grandeza, maravilla y sorpresa tenía. Casi inigualable.

    • Pedro Pérez S. el

      Gracias por el comentario. Y eso que el escaneado no es muy bueno, que digamos. No está tomado de esta edición. Es verdad que impacta. Empieza con Metrón volando y al pasar la página te encuentras con esto. Y así muchas más. Anatómicamente Buscema era perfecto pero en cuanto a expresión y puesta en escena, Kirby era la hostia. Un saludo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Quedan pocas fechas para el estreno de Spiderman Homecoming en Estados Unidos y algunas más para su estreno en España, y ya nos estamos preguntando…