InicioCómicsReseñas de cómicsReseña de Extremity. Magnífica fantasía postapocalíptica de un gran Daniel Warren Johnson

Reseña de Extremity. Magnífica fantasía postapocalíptica de un gran Daniel Warren Johnson

Como es sabido por todos ECC es la actual propietaria de los derechos de Skybound y parece decida no solo a publicar las novedades que vayan a ir saliendo, si no que también tiene tiempo de recuperar algunas obras selectas de la editorial americana. Este es el caso de Extremity, obra de Daniel Warren Johnson con color de Mike Spicer. Para la ocasión se ha incluido material adicional proporcionado por el autor en exclusiva, lo cual siempre es de agradecer. Y más teniendo en cuenta que Extremity en un cómic que cualquier lector debería tener en su estantería.

Extremity fue el primer “trabajo serio” de Daniel Warren Johnson y a pesar de esa posible inexperiencia, dejó claro que estábamos ante un artista llamado a grandes cosas en el mundo del cómic (por ejemplo, Wonder Woman Tierra muerta). La historia sigue la vida de Thea, hija de Jerome, líder del Clan Roto. Su pueblo vive en una especie de futuro distópico a lo Mad Max con muchos toques de fantasía y ciberpunk. Algunos clanes humanos se asientan en formaciones rocosas flotantes en el cielo erigiéndose como una suerte de señores feudales sobre los páramos arruinados de la superficie. Parece complicado ser feliz, pero la existencia de Thea era completa, siendo una gran artista cuyos dibujos llevan la alegría a todo el mundo. Pero un ataque de un clan rival, los Paznina destruye su hogar llevandose con ellos la vida de su madre y la mano derecha de la joven, acabando con su capacidad de dibujar.

Thea no puede recuperar su arte perdido

 

El odio de Jerome hacia sus enemigos lleva a todo su clan a una loca espiral de venganza a la que no duda en arrastrar a Thea y a Rollo, su otro hijo. La pobre Thea ve sustituida su mano por una prótesis mecánica, ideal para matar, pero no apta para dibujar, intentado plasmar su arte con la mano izquierda, pero con unos resultados bastante pobres para sus aspiraciones. Esa perdida de rumbo en la vida le lleva a someterse totalmente a los deseos de sangre de su padre, mientras que Rollo, un muchacho inteligente y con un don para la tecnología, parece querer escapar de ese “lado oscuro”. Cuando encuentran un viejo robot abandonado Jerome no duda en querer usarlo como arma contra los Paznina mientras que Rollo ve en la máquina un amigo fiel que quiere seguir su camino de “no violencia”.

La historia que Warren Johnson nos presenta es fresca y atractiva y tiene los suficientes giros de guion para mantener el interés del lector. Pero es que además todo lo que rodea al escenario en el cual fluye la trama es muy interesante. Queremos saber más de lo que le ha pasado a este mundo roto, como se ha llegado a una situación sobre la que el autor va dejando pequeñas pistas.

El rico mundo de Extremity

Extremity, que con su título hace un juego de palabras entre los extremos actos que asoman en sus páginas y la extremidad perdida por Thea es, por un lado, una epopeya épica con abundantes escenas de acción descarnada, y por otro, una reflexión llena de humanidad acerca del concepto de venganza —los círculos viciosos que engendra, el horror que puede desencadenar, y lo vacuo de su consecución— tratada con mucho gusto, sin caer en pueriles moralinas.

La mano derecha de Thea ya no sirve para dibujar…

Y si el guion o la ambientación son geniales, que más se puede decir del arte. El dibujo de Warren Johnson, apoyado de forma excepcional por el colorista Mike Spicer, logra no solo reflejar la brutalidad que la trama exige sin ningún tipo de concesión, sino que además consigue hacerlo con un atractivo visual que puede recordar al de artistas como Paul Pope, Geof Darrow o Katsuhiro Ōtomo. La ambientación de la obra ayuda mucho a que Johnson desate todo su arte y nos maraville con su mimo por el detalle y su extraordinaria puesta en escena. Todo un deleite para los ojos que nadie debería perderse. Las criaturas, los escenarios, la tecnología, los personajes, todo brilla en los dibujos un artista en estado de gracia.

Este tomo de 320 páginas en cuidada tapa dura de ECC contiene los 12 números de la serie original y todas las portadas de los números de la edición americana de la colección y de los recopilatorios USA. Además, incluye un cuaderno de bocetos que el autor ha proporcionado en exclusiva para esta edición y donde podemos ver el proceso de creación de un mundo tan rico como el que vemos en sus páginas.

En resumen, Extremity es un cómic fresco, con un mensaje positivo que fluye de manera orgánica con una trama muy entretenida y que cuenta con un acabado visual realmente poderoso y que hace que la historia entre por los ojos del lector. Un cómic muy recomendable.

Juanjo Avilés
Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

2 COMENTARIOS

  1. Aún no he leído nada de DWJ que no me haya dejado flipado (muy bien por destacar el color de Spicer, que lo potencia aún más).
    Me tiré de cabeza a por él cuando lo sacó Planeta solo por hojear las primeras páginas por internet (y por el superprecio por el que lo sacó); no sé si los extras valdrán tanto la pena por la diferencia de precio, pero es una obra para tenerla porque es un CO-MI-CA-ZO.
    Un saludo y buena reseña.

    • Totalmente de acuerdo contigo Manuel, DWJ nunca defrauda, es uno de los autores a seguira hora mismo y este Extremity es uno de los mejores cómic que he leido en los últimos años. En cuanto al precio… también hay que tener en cuenta el contexto en el que estamos, con el encarecimiento del papel, algo a lo que los amantes de los cómics, libros o juegos de mesas vamos a tener que hacer frente al final.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS