Reseña de Iron Man: Hipervelocidad. Una sensación de velocidad por Adam Warrren y Brian Denham

2

Introducción

Como lector de Iron Man tengo que admitir que cada vez que alguien me pregunta qué puede leer del vengador dorado, que sea fiel al personaje y no se alargue demasiado, lo primero que me suele venir a la mente es la serie limitada Iron Man: Hypervelocity, escrita y dibujada por Adam Warren. Iron Man: Hipervelocidad fue publicada por Panini en Julio de 2008.

Todo lo que hace interesante a Iron Man

Los seis cómics de Iron Man: Hipervelocidad, en los que Tony Stark se ve envuelto en batallas con una sociedad mecánica rebelde y un ejército de asesinos encapuchados mientras prueba una nueva armadura, recoge, en mi opinión, todo lo que hace o debería hacer interesante a Iron Man:

  • En primer lugar, multitud de ideas para conducir la historia y darle una atmósfera futurista que configura un mundo fascinante. Algunas de ellas más realistas -sobre alta tecnología, armamento, física e informática, pero con un giro que las hace futuristas y espectaculares- y otras directamente surrealistas, de ciencia ficción. Todo ello, con un cierto toque cyberpunk. Así, por ejemplo, Warren nos deja algunas lecciones de física (la fórmula de la energía cinética, efecto doppler…) para dotar de mayor verosimilitud a los diálogos, asimismo se adentra en inteligencia artificial, mundos virtuales, virus con consciencia… Tenemos a Tony Stark creando su propio Service Pack, Tony Stark 2.0. Esta nueva versión se encuentra dentro de su armadura. La versión en carne y hueso es, por tanto, Tony Stark 1.0. En líneas generales, todo cuanto Iron Man: Hypervelocity contiene –héroes, villanos, localizaciones, poderes– está empapado de visionarias ocurrencias. Además hay algunas pinceladas de reflexión sobre la condición humana,  contadas de forma ágil y divertida, por lo que se integran a la perfección con el resto sin cansar al lector.
  • En segundo lugar, la historia nos presenta un Tony magnífico, como persona y como héroe. Estamos ante un personaje polifacético (playboy, empresario, ingeniero, filántropo, héroe) pero llevado a su extremo más accesible y  entretenido. Como persona es divertido, inteligente, astuto, creativo… Cualidades que le permiten,  como héroe, hacer un uso original de las posibilidades y capacidades de su armadura. Los villanos también están a la altura, representando dos formas de hacer frente a Iron Man. Uno es la fuerza bruta militar. Otro es un virus informático que hace de enemigo manipulador y sagaz.

La sensación de velocidad

A lo anteriormente mencionado, habría que añadir otro elemento característico de este tebeo, que aquí se plasma a la perfección y es seña de identidad del personaje, cuando se maneja bien. Hablo de la sensación de velocidad. Se trata de una historia eléctrica, cinética (palabra que aparece mas de una vez en la miniserie) y terriblemente acelerada. Un cómic de acción pura. Además, la historia está narrada en tiempo real, lo que hace que esa sensación de velocidad aumente. El entintador y portadista, Brian Denham, en la búsqueda de esa energía cinética, hace que en algunas viñetas el trazo sea sucio, lleno de líneas, para crear esa sensación de velocidad.

Valoración final: Una apuesta segura

Da la casualidad que algunos de los temas que apasionan a Warren, la acción, la tecnología de vanguardia y las bellas mujeres, son también elementos propios de las aventuras de Iron Man, por lo que se podía aventurar que elegir a este autor para un proyecto del cabeza de lata era una apuesta segura que vaticinaba un buen cómic. La verdad es que no defrauda.

Nos encontramos con un cómic en el que el ritmo de la historia es el idóneo para lo que se está contando. Es rápido y lleno de energía. Se inicia de una forma ágil y directa, con una fantástica sorpresa que sirve de premisa, su desarrollo está lleno de elementos interesantes y el desenlace es frenético, con aún más sorpresas y un final a la altura. Si ha todo esto le sumamos que el tratamiento del personaje es impecable, tenemos una de las mejores historias de Iron Man. Una bofetada a los que dicen que este personaje es soso en las viñetas y, por tanto, solo digno de disfrutarse en la gran pantalla.

No se ha reeditado, como pasa con casi todo lo de Iron Man en España, porque este personaje no gusta demasiado en nuestro país, así que tal vez sea algo complicado hacerse con él, lo que hará aún más satisfactoria su lectura. Todavía no he conocido a nadie que, tras haberlo leído, no le haya gustado.

Nos leemos en otros posts de Las cosas que nos hacen felices.

 

 



el autor

Friki del Cómic en particular y de la Cultura Pop en General, Administrador y Bloguero de Las Cosas que nos hacen felices. Licenciado en Filosofía, Máster en Gestión Cultural. Diplomatura en desarrollo WordPress, Social Media Manager, Community Manager, Content Manager y Bloguero de una Institución Cultural Universitaria y miembro fundador del blog de Cultura Pop DYNAMIC CULTURE (www.dynamicculture.es). Cursos de S.E.O., Analítica Web, Community Manager y Marketing de Contenidos. Siempre aprendiendo y tratando de encontrar mi lugar en la vida, intentando disfrutar con lo que hago para que merezca la pena.

2 comentarios

  1. José Carlos García el

    Saludos Adrián. Efectivamente, al menos en mi caso cuando me recomendaste esta miniserie y la leí, me gustó. Ya sabes que Iron Man es de mis personajes favoritos, tanto en cine como en las viñetas, y me apena un poco el poco prestigio del que goza en nuestro país, correlativo a las bajas ventas que ha tenido. La gente se cree que sólo es interesante cuando está con Los Vengadores, pero nada más lejos de la realidad, Tony Stark tiene muchas historias buenas, y ésta es una de ellas desde luego. Altamente recomendable. ¡Hasta otra!

    • Adrián De La Fuente Lucena el

      Hola José Carlos. ¡Muchas Gracias por tu comentario!

      Me alegra que te haya gustado. Casi se podría decir que Hipervelocidad es uno de los grandes proyectos contemporáneos de Iron Man injustamente olvidados. También están los cómics digitales de Al Ewing. Pero esos no van a salir. ):

      Iron Man no gusta en España. Eso es un hecho. Pero no es cierto que sea más interesante con Los Vengadores. Ese es el típico argumento de quien no le gusta el personaje. Ahora se argumenta que ya no es aburrido porque lo hace Rober Downey Jr., pero, aún aceptando eso, hay cosas del personaje que se ha perdido por el camino. Aparte que muchos de los que dicen eso luego sólo ven las pelis y siguen sin leer nada de Iron Man, a pesar de que ahora sus tebeos se pliegan a las películas.

      Luego están los que afirman que iron Man sólo tiene una etapa buena: La primera etapa Michelinie & Layton. Otro Error. Iron Man tiene tres etapas buenas y varias series limitadas recomendables, entre ellas esta. Aparte de una fuerte presencia en la animación. ¡A ver cuantos personajes icónicos del cómic americano pueden presumir de tener tres etapas buenas! 🙂

      Lo que si es cierto es que es un personaje algo complejo que no siempre ha tenido los equipos creativos apropiados.

      Un abrazo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos amigos y amigas una semana más a Fase Extra, nuestra sección sobre noticias del mundo de los videojuegos. Estamos en pleno verano, y vaya…