InicioCómicsReseña Edición de lujo de Promethea volumen 1 de Alan Moore

Reseña Edición de lujo de Promethea volumen 1 de Alan Moore

Os doy la bienvenida a todos los amantes del mundo del cómic a esta nueva reseña de una obra de ese guionista con cierto parecido a un profesor de Howarts. De la mano de ECC tenemos esta edición de lujo de la que tengo el placer de hablar en este artículo.

Os dejo este enlace para más reseñas de cómics de nuestra web

Promethea de Alan Moore y el artista J. H. Williams III nos va a trasladar a un 1999 algo más futurista y anacrónico del que hemos vivido nosotros. De la mano de Sophie Bangs, una universitaria, que vive y estudia en Nueva York conoceremos a Promethea, un personaje de la historia de la literatura algo olvidado.

Esta historia vio la luz por primera vez en 1999 bajo el sello American’s Best Comic que, con el tiempo, acabó fagocitado por Vértigo.

Sophie descubrirá que este ente puede ser invocado por medio de la creatividad y pronto se convertirá en la encarnación de esta Promethea, conocerá a las que lo fueron anteriormente y dará sus primeros pasos en el mundo de la magia.

Junto a la protagonista viajaremos por la dimensión de la imaginación llamada la Inmateria mientras vamos asimilando este presente con aire de futuro en el que vive esta universitaria.

Promethea no ha tomado un nuevo anfitrión por amor al arte (perdón por el chiste malo) sino porque las fuerzas de la oscuridad se ciernen de nuevo sobre el mundo. Sí, estamos ante un planteamiento nada original, pero este guionista sabe sacar partido de cualquier idea y he de reconocer que aquí lo hace.

Alan Moore sabe crear personajes potentes y eso lo ha demostrado en muchas de sus obras, solo basta con leer ‘V de Vendetta’ para saber a lo que me refiero y aquí también nos conquista con secundarios muy de actualidad como el Gorila Llorica atribulado con sus problemas del primer mundo que nos muestra la superficialidad de la sociedad.

Promethea es, en resumen, una historia de origen clásico en la que la protagonista descubre sus poderes y va madurando conforme avanza la trama. Lo grande de este cómic es que su creador consigue tratar dicho argumento, tan manido, de una forma tan interesante que llegamos a olvidar que eso lo hemos leído antes en muchos otros lugares.  Sin ir más lejos: el origen de cualquier superhéroe que se nos pueda pasar por la cabeza; eso sí, con una gran dosis de misticismo y magia.

Si hay algo que podría definir a esta obra es la experimentación, lo cual se nota, sobre todo, en su apartado gráfico, en el que podríamos decir que cada página es una pequeña obra de arte. Aquí la estructura clásica de los cómics casi brilla por su ausencia y da paso a un despliegue visual apabullante.

J.H. Williams III realiza un trabajo que no deja indiferente y tira de preciosismo para que cada página sea un deleite para los ojos del lector y la historia crezca alrededor de sus trazos. La plasmación perfecta para este relato espiritual de Alan Moore que nadie debe dejar pasar.

Conclusión

Promethea es una historia que no es novedosa pero que sabe darle un toque especial a lo que nos cuenta y eso la hace ser una obra imprescindible. ¡Es Alan Moore, ese tipo sabe lo que hace!

Como es ya un clásico dentro de la obra de este autor, vamos a tener varias capas e interpretaciones dentro de esta lectura que la enriquecen más aún.

Las aventuras de Sophie Bangs os van a enganchar desde la primera página y creo que es una compra que no va a defraudar a nadie y que ha envejecido muy bien.

La edición de lujo tiene un acabado increíble y consigue que este título destaque en cualquier estantería. Un gran trabajo por parte de la editorial que hará las delicias de los coleccionistas y los fans de los cómics.

Seguir alabando a J. H. Williams III es innecesario, así que os insto a que os hagáis con este tomo y disfrutéis de todas y cada una de sus páginas.

Aquí os dejo el enlace a la página donde podéis haceros con Promethea y su portada:

Promethea

Un saludo desde el sótano de la Batcueva.

Juanma Martín
Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS