Robert De Niro defiende a Anna Paquin de las acusaciones de grupos feministas por su papel en El irlandés.

2

Sin lugar a dudas, la película más comentada de estos últimas semanas de 2019, con permiso de Joker, es El Irlandés. Otra vez Netflix está dando de qué hablar. Si bien la mayor polémica de la última película de Martin Scorsese se centra en el CGI usado para rejuvenecer a los casi octogenarios protagonistas, El Irlandés tampoco se ha librado de acusaciones de grupos feministas de Estados Unidos, que se quejan de la “escasa” aportación femenina en la película.

Crítica de El irlandés en Lascosasquenoshacenfelices

Estos ataques se han centrado en la aparición de Anna Paquin, el rostro femenino más reconocido de la película, que interpretada a la hija de De Niro en un papel con nula presencia en cuanto a diálogos se refiere.

Las acusaciones han llegado al punto de sugerir que Netflix ordenó a Scorsese incluir a Paquin por ser una actriz conocida que diera algo de lustre a un reparto femenino prácticamente ausente.

Las críticas mencionadas han provocado la reacción de Anna Paquin, que ha desmentido totalmente que su papel fuera impuesto por Netflix y que, incluso, tuvo que hacer un casting para obtener el papel.

Nope, nobody was doing any “ordering”. I auditioned for the privilege of joining the incredible cast of .@TheIrishmanFilm and I’m incredibly proud to get to be a part of this film.

No, nadie recibió ninguna orden. Tuve una audición por el privilegio de unirme al increíble reparto de El irlandés y estoy muy orgullosa de ser parte de la película.

Por otro lado, el mismísimo Robert De Niro ha salido en defensa del papel de Paquin.

She was very powerful and that’s what it was. Maybe in other scenes there could’ve been some interaction between Frank and her possibly, but that’s how it was done. She’s terrific and it resonates.

Ella era muy poderosa y eso es lo que era. Tal vez en otras escenas podría haber alguna interacción entre Frank y ella posiblemente, pero así fue como se hizo. Ella es genial.

En mi opinión, hay gente que le gusta ver arder las redes. El decir que el reparto femenino de El Irlandés carece de importancia es una verdadera absurdez. No hace falta ser un gurú del cine para entender que menos, muchas veces, es más. El Irlandés es cine de gángster y, como tal, los protagonistas suelen ser hombres porque era así realmente. Pero es más, es que el papel de Paquin es absolutamente fundamental en el último tercio de la película. No por tener más líneas de guión se es más importante. De hecho, la película de Scorsese es la más crepuscular de todas cuanto se han hecho sobre la mafia precisamente porque el mayor castigo que se le inflige al protagonista no es la cárcel, un disparo o una determinada tortura física. Es el desprecio, la muda vergüenza que esboza el rostro de una Anna Paquin que, con pocos gestos, deja constancia de lo que opina sobre su padre. Un papel breve y magnífico que da voz a las familias de seres tan despreciables como carismáticos.



Loading...

el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

2 comentarios

  1. Muy buen artículo. Totalmente de acuerdo contigo. Como dijo Juanma Bajo Ulloa, la censura se ha perfeccionado al punto de que ahora el verdadero censor es el ciudadano (en este caso, las feministas fundamentalistas). Basta de corrección política imponiéndoles a guionistas y directores qué temas deben abordar y de qué forma. ¿Se irá a terminar esta moda insoportable en algún momento? De no ser así, vamos hacia la muerte del cine.
    Un saludo, Fernando

    • Fernando Vílchez el

      Muchas gracias por tu comentario, Rodolfo. De ahora en adelante, será imposible librarse de opiniones y comentarios sin fundamento precisamente porque cualquier persona tiene los medios para realizarlos. La cuestión estará en ser capaz de separar los que merecen consideración y los que no. Un saludo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos una semana más, o en este caso una semana menos. Todos estamos aquí por lo que estamos y esto está a punto de empezar…