Wonder Women y el profesor Marston: El icónico personaje de DC nació fruto del poliamor

0

Allá por mayo de 2017 se estrenó la mejor película del Universo Cinematográfico de DC. Una cinta fresca, divertida, visualmente impecable y con una protagonista femenina que nació para el papel. Nuestra crítica aquí. Meses más tarde y con el éxito arrollador de Wonder Woman se estrenaba Wonder Women y el profesor Marston,  una película biográfica dramática sobre el psicólogo William Moulton Marston, creador del personaje. Guionizada y dirigida por Angela Robinson, Wonder Women y el profesor Marston está protagonizada por Luke Evans, Rebecca Hall y Bella Heathcote.

El trío protagonista

Una vida para ser trasladada al cine.

Cuando accedemos a ver un biopic es porque esperamos que el personaje ha trascendido, ha hecho algo para que merezca que su vida sea llevada a la pantalla. Recientemente la vida de Joe Shuster ha sido magníficamente llevada al cómic, como magnífica fue la reseña de mi compañero. Podéis leerla aquí. Sin duda las tribulaciones que pasa Shuster son ante todo personales, pero es el creador de Superman y sus dificultades y desgracias giran en torno a dicha creación. En el caso de Marston no podemos decir que Wonder Woman fuese el catalizador de sus problemas, máxime cuando él si se cuidó de agenciarse sus derechos sobre el personaje. No obstante a Hollywood le gusta las grandes historias de superación, así no hace falta ser un Picasso para que te trasladen al cine, vale con que seas un boxeador que tenías a tu familia y a tí mismo famélicos perdidos en época de la gran depresión como ocurre en Cinderella Man, por ejemplo. Como decía una historia de superación. Tampoco es el caso de Marston. William Moulton Marston es una persona inteligente, siempre con la cabeza ocupada, inventor, investigador, profesor e incluso historietista. Sin embargo cuando uno ve la película se da cuenta del motivo del traslado de su vida a la gran pantalla. Hablamos de una persona que rompió los convencionalismos de una América tradicional, familiar, propia de los años cuarenta.

Olive, dando ideas a Marston

El poliamor fue el origen de Wonder Woman.

William Marston es de todo menos el típico profesor de Universidad, psicólogo y teórico del campus universitario femenino de Radcliffe (la cual más tarde se incorporaría a Harvard), sus ocurrencias e ideas siempre tienen en vilo a sus alumnas. Elizabeth, su mujer, no está en el aula como esposa desconfiada, sino que debido a la discriminación de género ella no tenía derecho a plaza propia en la Universidad, así que debe conformarse como profesora ayudanta. Junto a su marido crearon el prototipo de lo que será posteriormente el detector de mentiras, con el fallo de vender la idea y no tener derecho ninguno a la postre, cosa que aprenderá en el futuro cuando cree a la mujer maravilla. Vemos que la relación entre el matrimonio Marston es idílica pero todo cambia cuando entra en escena una alumna, Olive (Bella Heathcote). Pronto surgirá una química muy especial entre los tres que a la postre desafiará los conservadores convencionalismos de la típica familia americana y es que William, Elizabeth y Olive comienzan una relación poliamorosa, basada en el amor, la sinceridad y la confianza entre los tres.

Elizabeth y Olive

Dicha relación fructíficó en varios hijos que fueron criados conjuntamente con aparente normalidad hasta que finalmente son descubiertos por los vecinos y posteriormente denunciados. A partir de aquí todo serán dificultades en la relación. Prefiero que vean la película antes de seguir contando spoilers.

Y nace Wonder Woman.

Fruto de este poliamor nacerá Wonder Woman. Detrás de la creación del personaje hay muchas inquietudes por parte de Marston. El profesor fue creador, como veremos en la película, del DISC, modelo de conducta social y emocional que consta de los siguientes pasos: Dominio, Influencia, Sumisión y Conformidad. Relacionadas dichas conductas Marston las vinculó en el sexo al sadomasoquismo y al bondage. Cuando crea al icónico personaje pone en práctica todas sus inquietudes en el personaje, una superheroína que está basada en la personalidad de sus dos mujeres. Pronto topará con la censura y es que las primeras historietas de Wonder Woman son muy sensuales y transgresoras en una época donde todo estaba controlado. Las aventuras de Wonder Woman fueron tachadas de inmoral por mostrar al personaje en situaciones de tintes sadomasoquistas y bondage, amén de aparecer en situaciones de ataduras con cadenas. Marston, feminista reconocido, se refería a dichas escenas como simbólicas ya que Wonder Woman escapaba siempre de sus ataduras para alcanzar la libertad contra los hombres.

Sin duda alguna William Marston nos ha legado para la posteridad a un personaje icónico, que si bien ha evolucionado, mantiene las características iniciales de su autor. Una superheroína que come en la misma mesa de los dos personajes más importantes de DC, Superman y Batman, con permiso de la Amazona más famosa del mundo.

Un saludo y sed felices.

 



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Saludos una vez más estimadas/os internautas. Como sabéis, o si no lo sabéis os lo digo, la tercera temporada de la serie Daredevil de Netflix…